Crisis de Identidad

Siempre que realizo una entrevista de trabajo, o cuando tengo un estudiante en prácticas, formulo al interesado la siguiente pregunta:

-¿Qué es la fisioterapia?

-¿Perdón?

-Usted es fisioterapeuta o estudiante de fisioterapia y quiere trabajar en este centro ¿no?

-Sí…

-Usted sabrá entonces qué es la fisioterapia.

-¿Eh? Sí, claro..

-Muy bien. Dígame entonces qué es la Fisioterapia

La varianza que encuentro en las respuestas, sólo es comparable a la enorme incertidumbre que existe en el colectivo sobre qué es la profesión.

Dígamoslo claro: literalmente, los fisioterapeutas no tenemos nada claro lo que somos: “tratamiento y prevención de lesiones y enfermedades con agentes físicos”, “tratamientos manuales y aparatología en condiciones de discapacidad”, “es un tipo de terapia natural”, “es un método de tratamiento integral”,  son sólo algunas de las respuestas comunes realizadas por los propios profesionales cuando se les pregunta por su profesión.

Esta cuestión, aparentemente banal (saber conceptualizar la profesión) es sin embargo un aspecto fundamental para comprender muchas de las limitaciones y carencias a las que se enfrenta la fisioterapia.

¿Por qué los fisioterapeutas somos incapaces de comunicarnos entre nosotros? ¿Cómo es posible que dos fisioterapeutas no sean capaces, sobre un mismo paciente, de entender la historia clínica del otro?  ¿Por qué abrazamos con tanta facilidad los más peregrinos métodos de moda? ¿Por qué no puede existir un sustrato común sobre las distintas corrientes de fisioterapia? ¿Hasta qué punto la falta de identidad nos hace rehenes del mercado? ¿Hasta qué punto nuestra carencia de identidad basal como profesión nos hace abrazar acríticamente cualquier propuesta mercantil de especialización? ¿Somos concientes de que la varianza en las metodologías está impregnada por la cultura de dónde éstas provienen? ¿Somos concientes de que la falta de identidad implica que no tengamos límites de actuación? ¿Hasta dónde queremos o podemos abarcar? ¿Somos conscientes de qué manera también esta falta de identidad nos está desgastando de manera sangrante en la lucha contra el intrusismo profesional?  ¿y cómo puede estar afectando a nuestras relaciones con otros profesionales sanitarios, intereses corporativos a parte?

A lo largo de este blog, intentaré argumentar por qué la falta de identidad profesional puede suponer un lastre para el avance de la fisioterapia y cómo nos afecta en nuestro propio desarrollo profesional de una manera multisistémica, tanto en nuestra praxis cotidiana, como en nuestras relaciones con otros profesionales sanitarios en particular y con la sociedad a la que nos debemos en general.

Haremos un repaso de la Historia y las distintas definiciones de fisioterapia y descubriremos por qué la conceptualización del sigo XX, vigentemente oficialista, está ya desfasada y qué implicaciones esto conlleva. Finalmente, propondremos una nueva definición más acorde con las necesidades contemporáneas, para conceptualizar y realizar una definición más nítida de la misión y visión de una Fisioterapia que tiene que ser mucho más competitiva y eficaz ante los retos laborales, profesionales y científicos que le aguardan en el siglo XXI.

Anuncios

304 pensamientos en “Crisis de Identidad

  1. Es una pregunta que me formulo con frecuencia. Creo que esa crisis de identidad nos es propia a todos y cada uno de nosotros. Y creo que es importante de vez en cuando contextualizarse, reforzar nuestra identidad, tener claro quiénes somos y hacia dónde queremos dirigirnos. De hecho, como tú, pienso que la mayoría de nuestros problemas como colectivo, vienen dados a consecuencia de esa falta de identidad, individual, y obviamente grupal.

    Todos los apodos (osteópata, rgp-ista, mezierista…) y las “rivalidades” grupales no son si no una estrategia comercial. Si nos sintieramos parte del colectivo “fisioterapeuta”, no necesitaríamos buscar un “clan” con el que sentirnos identificados.

    Las modas, corrientes, tendencias, han existido y existirán. Tiempo atrás el músculo dominaba la función. Era el protagonista de nuestros abordajes hasta que la articulación lo relegó a un discreto segundo término. Luego llegaron los nervios, las fascias… y ahora le toca el turno al cerebro. Parece que hay algo más que biomecánica. Ahora toca integrar conocimientos. Como siempre, pasaremos (estamos pasando) por una fase un tanto “radical” y posteriormente deberemos integrar los distintos aspectos para reconceptualizar la fisioterapia.

    Por suerte hay mucha gente que lleva mucho tiempo allanando el camino. Es interesante saber que investigadores de la talla de Patrick Wall ya daban un papel protagonista a la fisioterapia en el abordaje del dolor. Te mandaré un artículo que nos facilitó Zusman.

    Ahora espero impaciente no solo la definición que creo que vas a poner, si no la tuya propia.

    Un abrazo!

  2. Para no prometer muchas entradas lo has cogido con ganas. Me has contagiado de ese espíritu en mi última entrada, en donde te he enlazado.

    Alégranos con un poquito de esa incapacidad de síntesis.

    Un abrazo, maestro.

  3. Soy Samuel del Blog de rehabilitación que mira al futuro.

    Me alegro de verte por aquí, después de haberte leído en diferentes foros con tus puntos de vista racionales, sensatos y precisos. Me parece genial que te apuntes a los blogs, trataré de enlazarte con algunas iniciativas de reunir a los blogueros de la fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia y medicina física-rehabilitación.

    Sobre el tema que escribes te doy la razón. Alguno puede pensar que al ser médico rehabilitador aplaudo cualquier crítica a la fisioterapia sin más, pero no es el caso. Me gusta la crítica constructiva y el consejo a un amigo del tipo: “si bebes no conduzcas, o por tu bien deja de consumir tantas drogas”. Esa es mi crítica hacia la fisioterapia aveces también, y coindido contigo. Cuando quieres a un amigo también te opones a algunas de sus deseos y actos porque piensas que es por su bien.

    ¿Por qué hay tantos métodos conceptos y técnicas en fisioterapia?
    http://rehabilitacionblog.com/2010/09/por-que-hay-tantos-metodos-conceptos.html

    La variedad de métodos, conceptos, técnicas y “fenómenos” en fisioterapia es tremenda. La mezcla con corrientes diversas de osteopatía (aveces enfrentadas y críticas entre sí, otras veces enfrentadas al conocimiento general de la medicina o a la propia fisioterapia, y muchas veces consideradas obsoletas por osteópatas de otros países) son otro gran problema.

    Muchos fisioterapeutas no han tenido ningún complejo en mezclar la fisioterapia con homeopatía, acupuntura, terapia herbal y otras o con fisioestética, masajes por placer y exotismos orientales. Sin embargo levantan su rabia contra cualquier terpeuta alternativo que, haciendo las mismas cosas que hacen ellos sin pudor se parezca remotamente a un fisioterapeuta. Y no se cortan en criticar a médicos metidos a alternativos que terminan haciendo terapias como las que ellos mismos hacen: acupuntura, reiki. Critican la paja del ojo ajeno pero consideran que en su ojo solo está SU VIGA y de nadie más.
    Al final algunos puntos de vista han llevado a la desconfianza por parte de otros profesionales sanitarios hacia los fisioterapeutas y a que muchos fisioterapeutas vean enemigos por todas partes y al final haya incluso demandas o intercambios de medias verdades en prensa (con terapeutas ocupacionales, con médicos rehabilitadores…) Y la conspiranoia final: todos los demás profesionales de la sanidad y los terapeutas alternativos son enemigos de la fisioterapia, ignoran lo que es la fisioterapia, la limitan en su expansión hacia todos lados. Todos lo hacen peor de lo que lo haría un fisioterapeuta en su campo, y todo el campo es fisioterapia.

  4. Me alegro que te hayas animado a crear un blog, así podremos tener un lugar concreto donde seguir aprendiendo de tus sabios consejos.
    Este fin de semana me han pedido colaborar en un experto de terapia manual para hablar de dolor crónico. Ha sido un poco triste ver la falta de interes del personal: pocas preguntas, apenas 3 personas copiaban referencias y bibliografia……¿y las técnicas, cuando vienen? Vivimos tiempos dificiles, mucha confusión, mucho letargo. Después de presentarles casos clínicos, e incluso realizar un tratamiento a una fisioterapeuta alumna, todo el planteamiento expuesto basado en el razonamiento clínico, pedagogia neurobiologia, control motor, exposición gradual, imágenes motoras, reeducación física, terapia de espejo, salud representacional…..me quedé con un sabor agridulce: la nueva fisioterapia gusta pero lo ven demasiado elaborado, planteamientos que exigen mucha dedicación ¿?.
    Esta claro que si no tenemos claro lo que somos, a donde vamos y que es lo que hemos dejado atras, no vamos a cambiar nada. Nos sentimos un poco en tierra de nadie, ni a nivel institucional nos sentimos reconocidos, ni tampoco entre el gremio uno encuentra la sintonia.
    Es una suerte tener ahora esta variedad de blogs de fisioterapeutas con inquietudes, con ganas de cambio, con ganas de dignificar y llenar de sentido la profesión. ¡Animo con este blog! Procuraré colaborar siempre que pueda.
    Por cierto, si podeis pasarme el artículo de Zusman, me fué imposible viajar hasta Valencia, y seguro que es interesante.
    Un abrazo desde Graná,

  5. Querido Villovi:

    Efectivamente, es como tú bien dices. Iré desgranando todos estos asuntos a ver si encontramos un marco lógico de partida, desde el cual intentar conceptualizar la profesión desde una perspectiva contemporánea. No creo que sea un trabajo de una sola persona, así que cuento contigo para realizar una propuesta conjunta desde aquí.

    Un abrazo!

  6. Elefante: mil gracias por enlazarme. Tu excelente bitácora ya cuenta desde hace tiempo con excelentes entradas de corte epistemológico que me sirven de guía y referencia.
    Cuento contigo también para esta tarea de actualización profesional.
    Un abrazo!

  7. Dr Samuel Franco,

    en primer lugar le agradezco su visita; es encomiable el interés que demuestra usted por temas relacionados con la fisioterapia: ojalá muchos de sus colegas demostrasen la misma inquietud.

    La fisioterapia española lleva aparejada diversos lastres. No obstante, hay que tener en cuenta su corta trayectoria: a pesar de los errores, creo que el resultado es salvable. Téngase en cuenta que hace apenas 30 años era una especialidad de enfermería. Muchos fueron los que le han querido poner palos en la rueda, y como es público y notorio, me temo que la Sociedad de su especialidad no se ha quedado precisamente corta en tal menester en varias ocasiones a lo largo de estos años.
    Ahora la fisioterapia española es una profesión sanitaria, con Área de Conocimiento propia en la Universidad, un título de Grado y la posibilidad de ampliarse a Máster Oficial y Doctorado.

    Por otra parte, las distintas corrientes de la fisioterapia también han enriquecido la currícula de los RyMF: no hay más que ver el último plan de formación MIR recientemente aprobado hace pocos años.

    Con todo, no le quito la razón: aunque se ha avanzado mucho, quedan aún al descubierto muchas carencias. Como se ha explicado, en Fisioterapia queda mucho por separar entre el grano y la paja. Existen muchas limitaciones y muchos absurdos. Soy de los que opinan que hay que aspirar a la excelencia, así que de eso va este blog.
    Sea usted bienvenido a este diálogo, si quiere, en donde con humildad pero con determinación y argumentos, algunos nos estamos proponiendo refundar la conceptualización de la fisioterapia. Su punto de vista será sin duda, sumamente valioso.

    Un abrazo

    • En la formación de los médicos residentes de rehabilitación y medicina física se ha incluído formación en manipulaciones o “medicina manual”. Es cierto.
      Para mí esa es una de las competencias del fisio, quizá la que más determine lo que es la fisioterapia para muchos fisios . En algún foro (creo que del Colegio andaluz de fisioterapia) leí que eso les parecía intrusismo y algo atroz que los médicos rehabilitadores tuvieramos formación en terapias manuales. La formación se concentraría en un mes de rotación (20 días x 7 horas) en un servicio donde se hiciera “medicina manual”. Les parecía muy poco, son 140 horas de práctica solo. Para después trasladarla a la clínica habitual el resto de años de la residencia.

      Hace poco estaba leyendo un capítulo del anticuado libro de tratamiento por masaje manipulación e inyección de Cyriax. Se titulaba precisamente: ¿quien debe hacer las manipulaciones? Él era médico como sabeis. Planteaba que las debían hacer los fisioterapeutas, pero que los médicos debían conocerlas y hacerlas también a modo de exploración y prueba de tratamiento; para después derivar al fisio sabiendo qué se le va a hacer y compartiendo los resultados que se han tenido con las manipulaciones previas. Desaconseja y critica absolutamente la quiropráctica y la osteopatía. Y también otra corriente de terapia manual de su época (que además ha resurgido en algunos países) que se llamaba Naprapatía.
      http://en.wikipedia.org/wiki/Naprapathy
      (¿Qué pasa con osteópatas? ¿qué pasa con quiroprácticos?)
      Para mí en España estarían duplicando a la profesión del fisioterapeuta añadiendo su enfoque particular a terapias manuales que pertenecen a la fisioterapia, y tan solo dejaría la excepción de los médicos que debemos conocer algo de esas terapias pero por el bien de la relación con los fisios, por la comprensión mútua por una mejor coordinación cuando es necesario, por el bien del paciente.
      Personalmente no tengo interés en poner una consulta privada y hacer manipulaciones, ni tampoco en aumentar el número de consultas poniendome a hacer yo mismo manipulaciones en la Seguridad Social.

      No sé si muchos fisios conocen la SEMOOYM
      http://www.semooym.org/
      Sociedad Española de Medicina Ortopédica, Osteopática y Manual.
      Probablemente le encuentren muchas pegas
      El nombre es de lo más curioso porque incluye “osteopática”. Pero si tenemos en cuenta la figura de los osteópatas norteamericanos que son igual a los médicos en competencias y hacen una osteopatía muy distinta de la que se enseña en España podría ser comprensible. Yo no sé cómo se relacionan ellos con fisios. Creo que hay de todo, y que algunos trabajan sin fisioterapeuta haciendo sus propios tratamientos y desde luego que solapando competencias en la manipulación. Otros tienen privadas junto con fisios.

      Algunos son más discutibles:
      http://www.medicinamanual.com/
      Ya te conté mi opinión de la homotoxicología. Es una forma de homeopatía que cree en tóxicos que la mayoría de las veces no se detectan en pruebas bioquímicas de laboratorio.
      http://es.wikipedia.org/wiki/Homotoxicología

      Para mí la que cuenta Cyriax hace 30 años sería la opción correcta que incluíria formación en manipulaciones para médicos: las manipulaciones las hace el fisio, pero el médico sabe cuando están indicadas y puede hacer la primera para valorar qué resultados tendrá a modo diagnóstico y de evaluación: para derivar después al fisio, lógicamente. Probablemente el fisio, que hará más y repetirá más veces en el mismo paciente, tendrá más práctica y pueda enseñar al médico también. Pienso que esa formación puede traer comprensión, confianza y complicidad a un buen támden médico-fisio.
      Sin embargo también hay interés económico en hacer ese tipo de terapias, algunos médicos que las hacen tienen privada y la formación para todos los residentes de rehabilitación también es un cosa jugosa, cursos, másters etc. La evidencia científica dice que sí tienen su efecto positivo para dolores de raquis. Si los médicos no las conocieramos estaríamos haciendolo mal. Pero por otro lado quien pretenda tratar de quitar esa competencia a la fisioterapia lo estaría haciendo mal también. Y mucho peor si son osteóptas o quiroprácticos. Sobre estos, como decía Cyriax hace ya décadas el mayor problema es el por qué hacen las manipulaciones y las teorías que les llevan a hacerlas. Me explico: puedes hacer una manipulación correctamente y tener resultados muy buenos pensando que estás restableciendo el flujo arterial o descomprimiendo nervios, o pensando que estás recolocando el disco o lo que sea. De hecho la técnica manual del osteópata puede ser muy buena, lo malo es la teoría. Si tu teoría es correcta; por ejemplo, piensas que estas recolocando el disco o descomprimiendo las interapofisarias y es correcto, es más probable que tu tratamiento funcione. Pero si piensas que estas descomprimiendo el flujo de la inteligencia innata (como muchos quiroprácticos) o corrigiendo una subluxación vertebral, es más probable que no aciertes a hacerlo bien.

      Pienso que el hecho de conocer las terapias manuales puede hacer que rehabilitadores y fisios nos entendamos mejor. Lo que consigue que los médicos conozcamos estas terapias pienso que es más una complicidad con los fisioterapeutas que las hacen bien que otra cosa. Por lo general el médico rehabilitador no va a quedarse con todo el tratamiento del paciente sino que una vez valorado que las terapias manuales le van bien lo va a derivar a un fisio de su confianza que las haga bien y del que probablemente también ha aprendido y conoce sus resultados.

      Personalmente no creo que los pocos médicos rehabilitadores que hacen medicina manual en la Seguridad Social puedan ser una competencia para la fisioterapia, al final también derivan al paciente al fisio y si alguno de los fisios sabe hacer manipulaciones delegará en él. En la privada son muy poquitos los médicos que haen manipulaciones. (estos sí, tienen un interés personal). Algunos médicos que hacen terapias manuales en la privada no son especialistas en rehabilitación, hay algunos que me dan miedo por lo que hacen, algunos de sus pacientes vienen después a la consulta. Una compañera ha denunciado varias veces a uno, pero por “formalismos”: no estar colegiado, anunciarse como especialista en rehabilitación sin serlo y cosas así. Entrar a juicio por terapias ineficaces o con riesgo para el paciente es otra cosa.

      Y sí, desde luego que lo avances en fisioterapia y la investigación en fisioterapia pueden traer mejoras a la especialidad de rehabilitación. Si algo funciona y se demuestra que lo hace hay que incorporarlo al arsenal terapeútico médico (aunque quien lo aplique sea el fisio) hay que conocerlo, solicitarlo cuando está indicado, y saber qué esperas cuando envías al paciente a fisioterapia. Sin no sabes nada de manipulaciones difícilmente solicitarás ese tratamiento o se te ocurrirá que le paciente pude beneficiarse de ese tratamiento.

      • Este es el programa de formación de los médicos especialistas en rehabilitación y medicina física por si alguien quiere consultarlo. En la página 2 incluye una tabla de las rotaciones con 1 mes de medicina ortopédica y manual. Se hace el 2º año de residencia. Muchos residentes no cumplen ese programa. Aveces supone pasar 6 meses en una ciudad distinta a la que estás haciendo la residencia, pagando dos alquileres o buscándote la vida. Tambíen se incluyen otros 2 meses de formación en rehabilitación vertebral.

        http://www.msps.es/profesionales/formacion/docs/programaMedFisRehabilitacion.pdf

        En realidad no se sabe si la medicina manual es una aportación de los fisos a la medicina, un plagio de la osteopatía o de la quiropráctica (ellos lo dicen así) o si la propia fisioterapia nace también de los médicos que hacían masajes y manipulaciones siglos antes. La manipulación se inventó y se olvidó varias veces o tuvo repercusión local en diferentes sitios para después perderse. Sé que hubo médicos que hacían algo parecido a manipulaciones hace siglos y que muchos médicos han contribuído, la osteopatía ha aportado métodos y la fisioterapia desde luego es la profesión que está desarrollando más las terapias manuales. A mí la verdad no me importa quien lo inventa, solo si funciona. (y sí, estudio la historia también, pero puede ser fácilmente reintterpretada a gusto de cada uno). Para mí los progresos de la fisioterapia lo son también de la rehabilitación porque considero que el fisio es también profesional de la rehabilitación, todas las herramientas que la fisioterapia tenga serán también las de mi equipo.

      • Estimado Dr Franco,

        La Medicina Manual es una corriente que merece todo mi respeto. Es la propuesta dada desde la Medicina oficialista a la temática de la disfunción segmentaria y sus implicaciones orgánicas y funcionales. Podríamos decir que en Europa arranca desde el Dr Mennell, pero ya en el XIX una autoridad como Paget aconsejaba a sus colegas no despreciar y hasta estudiar las técnicas de los algebristas de la época para intentar sistematizarlas después de pasarla por el tamiz de la práctica médica. Después de Mennell vino su hijo y después Cyriax. Actualmente tradición de la Medicina Manual constinúa; tienes en Suiza por ejemplo el caso de Dvorak.

        En una palabra: la Medicina Manual no es un invento de ayer. Es una corriente alentada por la historia, con sus pros y contras, pero con una identidad propia.

        ¿Mi opinión? Estoy ENCANTADISIMO de que exista esta corriente. Ojalá más médicos se preocupasen de cultivarla: esto redundaría en beneficio de la Terapia Manual en general. Personalmente creo que el plan MIR vuestro da una formación caquéxica sobre el tema, pero si sirve de acicate para estimular intelectualmente a médicos a ahondar en su estudio y desarrollarla, yo la daría por válida.

        Medicina Manipulativa, Fisioterapia Manipulativa, Osteopatía, Quiropráctica…son todos vecinos de frontera sobre el estudio de unos aspectos comunes. Unos dan una visión propia y genuina de los mismos (Osteopatía y Quiropráctica) y los otros, históricamente posteriores, aportan una visión desde el ángulo de la Medicina o de la Fisioterapia.
        Que los médicos abracen la Terapia Manual debería ser motivo de gozo y celebración para todos, pues la Medicina, a pesar de sus limitaciones, nos garantiza que los estudios que presentasen estarían más liberados de sesgos atávicos y supersticiones. En una palabra, aportarían CIENCIA (con todos sus defectos, sí), pero ciencia al fin y al cabo.

        Así que para mí, de intrusismo, nada. Intrusismo es ejerzan y aún dicten sentencia sobre el asunto profesiones ni cualificadas, si sanitarias. Así que siempre que esto no suponga un boicot o limitación para la Fisioterapia (caso del ínclito Robert Maigne, en Francia), doy por bueno el advenimiento de la Medicina Manual. Un saludo

  8. Estimado Fisiograná:

    Muchas gracias por seguir el blog. Sé bienvenido tú también.
    Lo que comentas sobre el dolor crónico es cierto y aunque yo soy un apasionado sobre el tema, comprendo el escepticismo “periferalista” de algunos compañeros.

    En el tema del dolor crónico y fisioterapia me temo que también hay bastante que separar entre paja y grano. No porque no sea válido, ni mucho menos, sino debido a uno de los procesos erróneos de inmadurez metacognitiva muy típico del razonamiento de los fisioterapeutas, que es el pensamiento dualista.
    Hablaremos también profusamente de este tema cuando toque.

    Un abrazo y encantado de tenerte por aquí.

  9. Oceano Mar. me alegra sobremanera tu desembarco en la blogosfera. En mi condición de neurólogo desarraigado agradezco la compañía de viaje en este apasionante universo de la biología de un fisiólogo sensato, inquieto y generoso como tú. En mi opinión, cualquier disciplina sanitaria debe entender el organismo, conocerlo, ponerse en su pellejo y en su entraña y, desde esa empatía con la vida real de los tejidos y el modo cómo son representados en el órgano virtual del cerebro, tratar de ayudar a su gestión.

    He andado de cambios en el blog propio (de blogger a wordpress) y he tardado en incorporarte a mis recomendaciones. Lo hago ahora con mucho gusto e ilusión. Estoy convencido de que aportará mucho desde muchos ángulos.

    Suerte y un abrazo

  10. Estimado Dr Arturo, te agradezco mucho tus palabras. Eres guía y referente para muchos de nosotros y la constancia lucidez de tus ensayos siempre son un acicate para replantearnos cosas y seguir creciendo.

    Personalmente no tengo ninguna duda de que, parafraseando la ortodoxia de Khun, la revolución de la ciencia de la fisioterapia viene de la mano del nuevo paradigma que se substancia en las neurociencias. De eso hablaremos también por aquí, y no creo que exagere cuando digo que has contribuido y sigues haciéndolo y mucho a enriquecer desde este prisma a nuestra profesión. A cada curso que voy, me encuentro cada vez con más gente que sigue “el blog de Arturo”. Eso es genial, no te puedes hacer una idea de la gente que te sigue. Gracias por lo que nos aportas y también por tu comentario aquí. No prometo muchas entradas por cuestión de tiempo, pero haremos lo posible para aportar ideas y espacios para la reflexión, que ya no es poco.

    Un abrazo!

  11. Saludos a todos!!. Creo que estamos sufriendo lo mismo que sufrió la medicina hace años…lo que han sufrido los profesionales que poco a poco han ido adquiriendo nuevos conocimientos que requieren una diferenciación dentro de un conocimiento común…Estamos empezando a ver profesionales de la fisioterapia especializados en distintos campos, y que por lo tanto, tienen dificultad a la hora de expresarse con otros compañeros que tienen otra especialización.

    Si le preguntas a un fisio que es la fisioterapia, que es un ultrasonido, un movimiento de cinesiterapia activa, un punto trigger, etc. más o menos todos sabrán contestar de manera que el conjunto de las distintas aportaciones no varíe mucho en su significado.

    Ahora bien, si le preguntamos a un fisio que trabaja con niños con parálisis que es una lesión en FRS de C5, seguramente no sepa nada, al igual que preguntarle a fisio que trabaja con técnicas manipulativas (osteopatía o Maitland) por la mejor forma de protocolizar el tratamiento de un niño con ataxia cerebelosa, o si le preguntamos a un fisio especializado en inducción miofascial y otro especializado en neurobiología del dolor sobre lo que es un punto triggers ambos tendrán una opinión distinta pero que, sin descartar a la otra es capaz de enriquecerla.

    Creo que no nos entendemos por que cada vez estamos más especializados…lo que pasa es que lo estamos en demasiadas cosas sin tener una meta concreta, y como dice Sam, hay demasiadas especializaciones, pero con el tiempo todo queda en su lugar… solo hace falta darnos un poco de tiempo.

    Todo esto cambiaría, creo yo, si la fisioterapia empezase a especializarse, al igual que la medicina, la abogacía, la ingeniería, etc. …Antes, no hace mucho, nuestros abuelos iban al médico, ahora van al traumatólogo, neumólogo, cardiólogo, etc… Seguro que un neurocirujano no tiene el mismo diálogo que un reumatólogo, pero comparten unos conocimientos básicos que les permiten hablar pero con ciertas limitaciones. Ahora bien si juntas a un grupo de reumatólogos, compartirán criterios y nomenclaturas, y con el tiempo los pacientes podrán saber si deben ir a uno u a otro. Actualmente a un paciente con bronquitis crónica no se le ocurre ir al Traumatólogo…por que con el tiempo han ido aprendiendo al igual que anteriormente fueron haciéndolo los propios médicos, buscando una especialización.

    Es cierto que en este proceso son muchas las escuelas y profesionales que ofrecen “curso panaceas” y “terapias inmejorables”, pero no por ello tenemos que juzgar a todo un gremio de compañeros, de jóvenes fisios, que a diferencia de nosotros, ya tienen todo mucho más “mascado” y en breve sabrán por donde quieren ir, hacia que especialización quieren dirijirse. No podemos juzgarlos por tener 20 o 21 años y no tener las cosas claras…lo mismo nos ocurrió a nosotros, pero poco a poco, con tiempo fuimos aprendiendo, experimentando y asentando conocimientos.

    Estamos sufriendo la “pérdida de identidad” propia de profesionales que luchan, muchas veces sin saberlo, por una mayor especialización y con ello una mejor especificidad.

    Es solo una opinión, bastante optimista, por dar un voto de confianza a esos jóvenes fisios inexpertos que con tiempo serán los grandes fisios del mañana.

    Un abrazo!!. PERDON POR EXTENDERME TANTO!!

  12. Estimado David Carrascosa: muy agradecido por tu comentario y tu aportación a este blog. Sé bienvenido.
    Decía Ortega en su Rebelión de las Masas, que uno de los problemas de la ciencia era la especialización. Vivimos en compartimentos estancos, sin tener tener conocimiento de lo que pasa a nuestro lado y perdemos la perspectiva del todo. En este sentido, decía, mucha especialización equivale a ignorancia.
    No obstante, considero que la identidad debe ser como una argamasa que aglutine a todos los especialistas de una misma profesión, independientemente de su especialización. Un cardiólogo, un nefrólogo y un neurólogo son diferentes, pero todos entienden una analítica, al menos a nivel somero. Ergo, un traumatólogo entiende el parte quirúrgico de otro traumatólogo, aunque discrepe de él. En fisioterapia, sin cambiar de “especialidad”, hablando sólo de trauma, por ejemplo, un fisio-rpgista no entiende la historia clínica de, por ejemplo, un fisio-osteópata. Vaya, las cadenas de la RPG ya son diferentes de las de Busquet.

    La falta de identidad común y basal a la que aludo, hace referencia a un hecho singular, a saber, que cada fisioterapeuta, al carecer de ella, abraza la identidad de la formación de postgrado que elige, con mayor o menor fortuna para especializarse. Así es como tenemos osteóptas, RPGistas o Terapeutas Bobath. No advierto nada nuevo si digo que no pocos compañeros especializados en estas disciplinas reniegan de la fisioterapia y se “sienten” esa nueva profesión.
    Visto desde este punto de vista, decir que los fisioterapeutas construimos nuestra identidad profesional en torno a intereses crematísticos de academias privadas de formación no es faltar a la verdad. o Y una profesión que no sabe qué es, porque es tantas cosas como profesionales hay en ella, dificilmente puede realizar una política profesional y corporativa común.
    Uno de los objetivos de este blog es señalar con el dedo a esta anomalía y argumentar está en la génesis de muchos de los lastres de nuestra profesión: baja calidad formativa en el pregrado, derroche de energía en la lucha contra el intrusismo, acientifismo y dogmatismo, pobre capacidad de razonamiento y espíritu crítico y confusión con respecto a nuestras funciones en relación con las de otros profesionales sanitarios.

    No pretendo tener razón, pero lo intentaré argumentar de manera razonada. También desde un punto de vista crítico pero positivo, porque no se pretende otra cosa que elevar el nivel de capacidad crítica y reflexión desde dentro de la profesión para construirla y avanzar.

    Un abrazo

  13. Pingback: EL CONFLICTO INTERPROFESIONAL

  14. Una cosa que he visto y que me parece triste es la ficha de fisioterapia. Me parece triste que el único lugar donde el fisioterapeuta anote sus observaciones (me refiero a la sanidad pública) lo haga a lapiz. Y lo hace a lápiz porque después de preguntar borra lo que había anotado si no tiene mucho sentido. Debería ser obligatorio dejar por escrito qué pruebas de exploración se han hecho, cual es el resultado y qué hicieron pensar en ese momento. Además de que debería se obligatorio en el razonamiento clínico de fisioterapia empezar por lo básico, lo normal, lo de todos, lo que entiende el traumatólogo, el médico rehabilitador y cualquiera. Me refiero que no tiene sentido hacer pruebas neurodinámicas si primero no se ha hecho un balance articular, una valoración de la fuerza, una simple palpación y las cuatro pruebas ortopédicas que son comunes. En la valoración de fisioterapia hay cierta tendencia al barroquismo de una única escuela y a olvidar que los resultados deben ser comunicados, registrados, compartidos con otros.

    Me niego a que un fisioterapeuta pueda juzgar y criticar una historia clínica escrita por mí, considerar mi exploración anticuada por no seguir a su escuela teórica; para después no ser capaz más que de escribir una línea a lápiz en una ficha y después borrarla.

  15. Rehabilitador: sea bienvenido al blog. Coincido con usted en que es necesario un criterio de mínimos. Es importante que lo busquen ustedes (médicos, fisioterapeutas…) en su servicio por el propio bien de sus pacientes, que es a quien deben toda su actuación.

    Es cierto lo que señala usted cuando habla de que se abusa en fisioterapia a veces de cierto barroquismo. No voy a ser yo quien le niegue la mayor. El barroquismo es suntuoso e ineficaz sino se sustenta en una exploración fundamentada en la clínica del paciente. Ahora bien, esto no es óbice para que también vea usted la otra cara de la moneda: no es barroquismo la adopción metódica en la exploración de ciertas pruebas que sólo por no ser “las clásicas” aportan información rigurosa del estado del paciente. En el caso concreto que usted menciona, a mí por ejemplo me resulta sorprendente que la gran mayoría de facultativos desconozcan y sepan interpretar de manera correcta las pruebas neurodinámicas para saber discretizar si un Jones por ejemplo (prueba clásica) nos habla realmente de un problema local en G/H o si detrás de él se encubre (como ocurre en tantas ocasiones) algún componente de mecanosensibilidad del tejido nervioso (que es de lo único que informan los test neurodinámicos). Luego no entendemos por qué no mejoran algunos hombros con inflitraciones, aunque clínica y hasta ecográficamente exista cierto componente inflamatorio. Es sólo un ejemplo.

    Es necesario en fin, una mayor colaboración y un esfuerzo para hacernos entender entre todos.
    Coincido con usted en que debería ser obligatorio dejar por escrito las pruebas de exploración realizadas, su resultado y justificar qué hicieron pensar en ellas en ese momento. En una palabra: un mínimo de profesionalidad. Naturalmente, bidireccional.
    Muchas gracias por su aportación y bienvenido al blog. Un saludo

    • Lo de la neurodinámica era solo un ejemplo. A lo que voy es a que resulta muy molesto no poder compartir una exploración con otro profesional porque le parece que algo sencillo como un balance articular y de fuerza muscular y una palpación está obsoleto y que los diagnósticos clásicos de tendinosis, bursitis etc.. están limitados y no sirven y en su lugar se llene la boca con conceptos teóricos complejos y pruebas exploratorias del último método o concepto que ha estudiado. Una vez estudiado un método todas las patologías vistas deben encajar en la fisiopatología y teoría propias de ese método, o en las teorías de la corriente de osteopatía (por ejemplo) que esa persona haya estudiado. Además, para colmo, mientras aplica el tratamiento prescrito con desdén el fisio con esa mentalidad empieza a elucubrar según su teoría, piensa que el tratamiento va a ir mal, que el diagnóstico es pueril (y muchas veces lo es) hace sus valoraciones, pero no escribe nada, no comenta nada, tan solo va minando en el paciente la confianza en el traumatólogo, el rehabilitador, el médico de cabecera. Ese fisio cree saber algo que todos ignoran, pero no lo comunica hasta el final. Cuando el paciente va mal, él ya lo sabía. Si va bien no dice nada. Pero si va mal, él ya lo sabía. Y lo sabía gracias a su test exploratorio sin validación científica de sensibilidad y especificidad. Con su teoría fisiopatológica no demostrada o de la que se han encontrado pruebas de que es errónea. Pero como no hay nada escrito nadie puede saber si tenía razón o no.

    • A mi me enseñaron que un examen debía ser sistemático, estar validado, ser reproducible por otros y consistente con el conocimiento científico general para permitir una mejor comunicación interprofesional y con el paciente. Esto además permite sistematizar los diagnósticos, clasificar y hacer investigación de los resultados. Si miras la historia de la medicina (y seguro que lo has hecho) en el nacimiento de los hospitales y del modelo médico consiste en que a un grupo de pacientes con un conjunto de síntomas en común se les diagnostica de una misma enfermedad o síndrome (y desde luego cualquier médico sabe que la misma enfermedad es distinta en cada persona y no como suelen criticar quienes beben de las corrientes alternativas del diagnóstico personalizado) Gracias a eso se consiguieron identificar la causa de muchas de esas enfermedades y después la cura. Sin embargo en fisioterapia la clasificación diagnóstica no es única y consensuada. Cada escuela tiene la suya, cada fisio o bien tiene la suya propia o bien simplemente es un vendido que obedece . No hace falta nada más que ver un solo caso clínico (incluso en un foro en internet) y comprobar cómo los consejos puden variar de un fisioterapeuta a otro. Aveces incluso hasta cuestiones pseudocientíficas. Me sorprende muchísimo. Antes de plantearse que pueda tener una de las aburridas, frecuentes y comunes patologías que los médicos diagnosticamos aquí y en China ya se busca un diagnóstico preciso según una corriente osteopática. Por un dolor en una rodilla un fisioterapeuta puede decirte que hay una disfunción diafragmática y sacarte diagramas de relación de raices nerviosas y fascias. Otro busca una mala alineación esquelética y otro acortamientos musculares de una cadena u otra. Es demencial. Si no comulgas con su criterio puedes ser tachado de retrógrado, obsoleto, anticuado. Me encantaría que pusieran sus diagnósticos por escrito. A mi consulta acuden pacientes que han ido a fisioterapeutas (y no a terapeutas alternativos ni magos) donde les han dicho de todo. Desde luego sé que los pacientes tergiversan y entienden mal. Pero desde luego saben que es raro que si te duele el hombro te “soben” el cráneo y por detrás de las orejas, te pongan una bolita con una tirita en las mismas orejas, te tomen el pulso durante diez minutos y te pongan agujas en la rodilla. Me encantaría ver el razonamiento clínico que han seguido esos fisios por escrito. Los pacientes cuentan que tienen pinzamientos, nudos, subluxaciones… y aseguran que su fisio se lo ha dicho tal cual. Pienso que alguien debería poner orden en todo esto. Y sin embargo en algunas escuelas de fisioterapia los propios profesores organizan cursos de reiki, de nutrición ortomolecular o simplemente explican teorías del dolor como si fueran nuevos dogmas sin explicar que no son más que teorías, elucubraciones o incluso simples improvisaciones muy inspiradas utilizando palabras esdrújulas como neuromeníngueo o inmunohistoquímico.

  16. Muchas gracias por tu contestación, se nota que eres un gran comunicador. Me has hecho pensar en la necesidad de conceptos básicos, y voy a seguir haciéndolo…te doy las gracias!!. Visitaré tu blog de forma frecuente y lo pondré en mi blog en la sección de amigos…Estoy seguro de que gracias a tus aportaciones disfrutaré y seguiré aprendiendo. Un saludo

  17. Rehabilitador: comparto muchas de las inquietudes y objecciones que te suscitan algunas doctrinas, teorías y aplicaciones que conforman la torre de Babel fisioterápica pero echo en falta la autocrítica de la Rehabilitación oficial, políticamente correcta. Soy neurólogo, interesado en el dolor. Las nuevas “teorías del dolor” están asentadas en lo que la Neurociencia aporta. Lamentablemente no se han incorporado al discurso y práctica oficial de los médicos y la mayoría de los textos siguen conteniendo conceptos básicos erróneos sobre neurofisiología de la percepción de dolor y lagunas inaceptables. Creo que cada profesional debe hacer un esfuerzo de actualización que debiera incluir un exigente trabajo de buscar vigas, además de en ojos ajenos, en los propios.

    Saludos

  18. Estimado Arturo, las teorías pienso que hay que valorarlas por lo que son: teorías. Son simplemente abstraciones y conjeturas hasta que no están demostradas. Así yo no hablaría de Teoría de la Evolución sino simplemente de la Evolución: ha dejado de se una teoría.

  19. Estimado Arturo, las teorías pienso que hay que valorarlas por lo que son: teorías. Son simplemente abstraciones y conjeturas hasta que no están demostradas. Así yo no hablaría de Teoría de la Evolución sino simplemente de la Evolución: ha dejado de se una teoría. ¿A qué teoría del dolor se refiere Dr Goicoechea? ¿Qué consecuencias prácticas tiene realmente el cambio de teoría en la aplicación de tratamientos antiálgicos? ¿Explica la teoría donde poner las manos, cuanta fuerza hacer, hacia donde mover? Me temo que no.

    No sé a qué libro se refiere exactamente para decir que no están incorporadas las nuevas teorías a los textos o que no se han incorporado a la práctica oficial. Realmente en rehabilitación lo que nos sobran son teorías. Tenemos a los teóricos que opinan que en rehabilitación neurológica hay que estimular los reflejos, tenemos a los que opinan que hay que inhibir los reflejos. Hay mucha teoría, y en la práctica, para el dolor hay prácticamente los mismos medios físicos que hace 30 años. El calor es el mismo, la electricidad no ha cambiado, las microondas y luz infrarroja siguen siendo las mismas y los ultrasonidos siguen comportandose igual con los tejidos que cuando se inventaron. Eso sí, tenemos muchas teorías sobre como debe utilizar las manos el fisioterapeuta. Y ahí, la verdad, cada vez más en mis prescripción, conociendo a los fisioterapeutas con los que trabajo les expongo: te suguiero esto y esto en cuanto a terapias físicas, pero el resto, “según criterio, conocimientos, experiencia y disponibilidad”. Sé que no van a hacer daño con las técnicas que conocen, pero podrían hacerlo si les pido que apliquen algo que no saben hacer bien y me empeño en ello. Pienso que la pérdida de identidad tiene que ver mucho con la organización de complejas teorías que llevan a muchísmos tratamientos manuales que no son ni más ni menos que caricias en la dirección del pelo, eso sí, muy elaboradas en pases de manos y posturas y en explicaciones de por qué se hace esto o lo otro. He asistido a explicaciones en francés traducidas después al español sobre por qué al poner una mano encima de un hombro el terapeuta abría los dedos. La explicación teórica de cómo mover un hombro duraba una hora con cada detalle, el curso entero duraba días, todo eran prácticas donde se mezclaban explicaciones teóricas basadas en teorías neurofisiológicas, bioinmunolígicas, fasciomiotelúricas y energético-chavacasnas, complejas, sutiles detalles anatómicos que como el músculo de tello unían el escroto con el cuell, y grandes nombres de la medicina y la fisioterapia para amalgamar todo ello. La pérdida de identidad es para mí un tremendo barroquismo de explicaciones y a una diversificación de modos de actuar con las terapias manuales que llega a tener un método por persona (Cada uno mezcla lo que aprende en varios cursos porque “le funciona” o bien sigue un método a rajatabla pero ese mismo método ha cambiado con su desarrollo y los herederos del método, poseedores de un instituto exclusivo donde se enseña consideran una cadena muscular ahora un ejercicio válido, después una mera caricatura. Intentan patentar el aplauso, cambiarle de nombre al signo de Lasegue para cobrar un curso donde explicarlo lleve una tarde entera, conseguir que el fisioterapeuta que salga de allí ya no se considere nunca más fisioterapeuta sino osteótapa craneovisceral, y siempre, siempre, buscando la idea de que no es parte de la medicina, que la medicina está anticuada, obsoleta, que no sigue la moda, ni, lo que es peor, que no sigue las últimas teorías de “la ciencia” Y ahí, al decir ciencia deberían decir la fé de mi dogma. Tengo muchas vigas para la rehabilitación médica, claro que sí. Las comentaré cuando sea oportuno. Pienso, sin embargo, que para la fisioterapia estar a la última de las teorías y montar un método complejo según una teoría es parte de su perdición, partición, divergencia y absoluta crisis de identidad. Le rogaría a Océano-mar que nos diera algunas lecciones de epistemología: ¿por qué sabemos lo que sabemos? ¿Cómo hemos llegado a saberlo? ¿Por qué hay cosas que creemos saber y sin embargo solo hemos dado por sentadas que son así? ¿Qué justifica y qué invalida algunas teorías? ¿Por qué tantos fisioterapeutas se aferran a teorías de la osteopatía que los propios osteópatas de otros países han rechazado? ¿Por qué tantos fisioterapeutas están dispuestos a aceptar una teoría simplemente por el hecho de que es nueva y por qué utilizan su conocimiento para tratar de hacer ver que la medicina está anticuada?

  20. Rehabilitador:

    Por partes y por la ídem que me toca, por alusiones. En primer lugar y por buscar con usted un consenso de mínimos, de acuerdo con que sobra todo el barroquismo si no se ha hecho antes un simple balance muscular, articular o neural. La navaja de Ockham siempre corta por el lado más sensato y sí que es cierto que algunos fisioterapeutas -sobre todo de ciertas corrientes- gustan de pensar en cebras antes que caballos cuando escuchan trotar.

    A partir de ahí, le traslado la pelota también a su tejado. Tomando sus palabras, cuántas veces las mismas, frecuentes y aburridas patologías que diagnostican ustedes y a las que pautan los mismos, frecuentes y aburridos tratamientos acaban igual: con el mismo, frecuente y aburrido resultado: fracaso estrepitoso.
    Ejemplo. Repita conmigo cuántas “tendinitis” de supra se pautan al día siguiendo criterio de Rehabilitación con láser, US y rueda de hombro. Las consultas de fisioterapia privadas están llenas de fracasos rebotados por el diagnóstico y la pauta de rehabilitación en la primera intención, eso es una realidad clínica incontestable, se lo aseguro. Y si salen para adelante, no será precisamente por reproducir esa pauta.

    Enfóquelo de esta manera: cuántos rehabilitadores se podrían ganar el pan con su propio criterio sino estuvieran bajo el amparo de la Seguridad Social o seguros/mútuas de salud. No conozco ninguno.

    Creo que la autocrítica debería ser bidireccional: yo soy de los que creo que el fisioterapeuta y Rehabilitador pueden coexistir allí donde cohabitan. Sólo falta comunicación y humildad por ambas partes. Se vive en compartimentos estancos. Y lo que hace falta es simplemente menos ego personal y más pensar en el paciente.

    En segundo lugar, las nociones, que no lecciones de epistemología aplicada a nuestra disciplina llegarán. Su percepción de la corriente osteópatica como única en nuestro pensamiento es correcta sólo parcialmente, pero no del todo. La imbricación de la osteopatía en la fisioterapia en el caso de España es un hecho singular en nuestro entorno y obedece a condicionantes socio-históricos que, a mi juicio, si bien en un momento inicial se entendió como un hecho simbiótico, ahora cursa con excesos que no le voy a negar. Hay que entender por qué esto ocurre y qué repercusiones tiene. Se hablará de esto y mucho en este blog, créame.
    No obstante, de la misma manera que no toda golondrina hace verano, no toda la fisioterapia musculoesquelética ni es osteopatía ni adolece de sus defectos.

    Reciba un cordial saludo y muchas gracias por su punto de vista, que nos enriquece a todos.

  21. Si una enfermera recibe la orden de un médico de inyectar 100 miligramos de adrenalina a un paciente (absurdo y mortal) tiene no solo el derecho sino también la obligación de comunicarle al médico sus dudas sobre la dosis y negarse a hacerlo. Si el médico persiste puede consultar con sus superiores y desde luego buscar bibliografía que apoye sus criterio. Lo mismo pasa con un fisioterapeuta. Si le pautan para una tendinopatía de hombro láser, US y rueda de hombro podría plantear sus dudas al médico que lo ha prescrito. De todas formas me parece una prescripción muy mala para que la haya hecho un médico especilista en rehabilitación. La rueda de hombro, aunque sigue estando instalada en la mayoría de los gimnasios está practicamente erradicada y pienso que cualquier rehabilitador prescribiría . Pienso que se confunde al médico especialista en rehabilitación y medicina física con el médico prescriptor de fisioterapia. Este prescriptor muchas veces, sobre todo en las mútuas, es un reumatólogo, un traumatólogo, un médico de familia o un médico si especialidad. En las mútuas, muchas veces el médico prescriptor y el fisioterapeuta no se ven las caras. Pienso que es totalmente distinto de la relacción que puede haber un servicio de rehabilitación público. En el mío los fisioterapeutas entran con frecuencia a la consulta o me piden que pase a ver alguna cosa a la sala de fisioterapia o yo mismo paso por allí entre consultas. Los tratamientos pueden consensuarse insitu y en tiempo real si hay alguna duda (generalmente hay dudas con casos más coplicados: amputados, lesiones medulares, hemiplejias) Para el resto sí, los diagnósticos son aburridos y los tratamientos repetitivos, tenemos muchas lumbociáticas muy similares, epicondilitis, cervicalgias, tendinopatías de hombro. Lo que me parece absurdo es tratar de embellecer el diagnóstico con detalles absurdos que llevan a tratamientos absurdos. Por desgracia debido a la lista de espera muchos pacientes han pasado primero por clínicas privadas donde les han dado diagnósticos muy curiosos y les han hecho tratamientos más curiosos aún. Algunos pacientes con un aburrido diagnóstico de tendinitis de supraespinoso (o tendinosis, si se quiere ser más correcto) acuden preocupados porque, con sus 44 años les han hablado de la posibilidad de una dismetría en extremidades inferiores con escoliosis (que le han dicho puede corregirse con ejercicios !!!!) un mal apoyo plantar que puede corregirse con plantillas especiales. Exigen que le pida una RMN como le ha sugerido su fisio tras hacerle 5 ecografías de hombro seguidas, le han puesto Microondas, TENS, Ultrasonidos, unas pegatinas con bolita imantadas en las orejas, agujas de acupuntura… y le han hecho “masajes” en hombro, cuello, columna dorsal y y manipulaciones craneales o masaje Champi Ayurveda (vaya ustéd a saber), ventosas y reflexología podal. ¡¡¡Por una aburrida tendinitis de hombro!!!!

    El paciente llega a la Seguridad Social y protesta: él es especial, no puede tener una patología común como todos los demás, tiene que tener algo mucho más especial, algo como todas esas teorías que le ha contado su fisio. Se resiste a que su cuerpo pueda ser aburrido, común y frecuente con tendencia a quedar en la media y en la estadística fría. Su tratamiento no puede consistir en hacer unos ejercicios con calor, a él le tienen que hacer algo, no enseñar a hacer algo por sí mismo. La cosa es así, en la Seguridad Social diagnosticamos “”artrosis en la rodilla”” tome parecetamol, si va a un sitio privado pagando le dirán que tiene “”gonartrosis con deformidad en varo y mayor afectacción del compartimento interno y articulación femoropatelar y desgarro de menisco interno””” (lo que es la artrosis de rodilla más común, vamos) y tomará Xumadol (paractamol esfervescente en sobres) le pondrán una plantilla, le recomendarán una cremita y le pincharán ozono intraarticular (todos estos últimos tratamientos con evidencia de ser totalmente inefectivos; si va a un fisio iluminado con todo tipo de teorías lo que tendrá es un problema postural, puntos miofasciales, subluxaciones en vértebras cervicales, desequilibrio del Qi en el punto Zuzanli, una memoria del dolor que hay que liberar somatoemocionalmente poniendo las manos detrás de las orejas y un bajo consumo de Zinc en la dieta según su idea ortomolecular de la nutrición. A eso es a lo que yo llamo una crisis de identidad.

    Aquí te dejo un par de ejemplos:
    http://www.aquabells.es/piercing.html
    http://osteopatialeon.com/Jesus.swf

    Por el mismo precio te hacen fisioterapia, osteopatía, te ponen un piercing, te peinan para tu boda o te hacen reflexología podal la depilación o unos rayos UV. Es lo que llaman independencia profesional.

    Está genial que un fisioterapeuta siga las últimas teorias de neurobiología del dolor, pero me pregunto, ¿como cambia eso su programa terapeútico en la práctica?

    • Experiencia personal en un servicio de rehabilitación en un hospital público gallego, que cuenta con un médico especialista en rehabilitación (de gran prestigio en su especialidad) y dos fisioterapeutas: todo dolor de hombro es diagnosticado de “síndrome subacromial”, a menos que exista además una luxación de alguna articulación del complejo. Tratamiento pautado y exigido por el médico para TODOS los pacientes con “síndrome subacromial”: 15 minutos de poleas (arriba brazo, abajo brazo), 15 de rotaciones internas y externas delante de un espejo, otros 15 de escalera de dedos y otros 15 minutos más de subir y bajar una pica. Resultado: a las 2 semanas es paciente está igual o peor y la respuesta del médico en revisión es: “la fisioterapia no puede hacer nada más por usted. Las opciones que quedan son infiltración u operación quirúrgica” Textual. Mis otras experiencias con otros médicos de la misma especialidad (4 más) podrían describirse de un modo similar, pero sin duda alguna, este es el peor de todos. Ni traumas ni reumas.
      Buenas noches.

      • Y “atendíamos” a cinco de estos pacientes al mismo tiempo, además de un paciente con secuelas de ACV y un par de prótesis de rodilla. Todo ello en una hora. 40 pacientes o más en una mañana. La explicación del jefe de servicio es que “esto es un servicio público y hacemos una labor social”. Los masajes, a la privada y no aplicábamos electroterapia de ningún tipo por exigencia del mismo facultativo.

  22. Rehabilitador: hasta ahora no he visto ningún resquicio de autocrítica o algún intento de buscar un consenso. Sólo habla de lo que le interesa y elude lo que no es de su agrado. Aún así, su punto de vista creo que ha quedado claro. No voy a volver a repetirme en lo que estoy de acuerdo con usted y es necesario ir superando en fisioterapia, que es el aciencifismo. No obstante, usted toma la parte por el todo, no todos los fisioterapeutas ni todos los centros de fisioterapia son como los que usted enlaza.

    Sobre lo que dice de “una aburrida tendinitis de hombro”, demuestra usted muy poca empatía por el enfermo que tiene delante. Sea cual sea el problema, tenemos en frente un ser humano doliente con más o menos discapacidad. Evidentemente que hay grados de patología, pero a lo mejor una tendinopatía de hombro puede provocar una gran discapacidad en un sujeto que necesite, por ejemplo, su brazo para trabajar.

    Creo que los enfermos nos exigen la misma atención, sean lesionados medulares, afectados de dolor crónico o incluso en el caso de “una aburrida tendinitis de hombro”. Piense que quizá detrás de estas actitudes, quizá encuentre usted el menosprecio en general siente la población por los de su especialidad, como tantas y tantas veces refieren en consulta.

    Un saludo.

  23. En mi opinión la crisis de identidad de la fisioterapia nace en parte de que para saber quienes son han mirado mucho lo que no son. Los fisioterapeutas no son médicos. Por eso tienen la necesidad de oponerse a los médicos, ya que buscan su autonomía profesional. Para eso crean su propia jerga profesional pero fragmentada en escuelas distintas. Para eso niegan teorías fisiopatológicas de la medicina sin ser fisiologos y sin haber hecho estudios experimentales de base, solo porque les cuadra con su idea preconcebida del proceso de enfermar (parten de la idea, del axioma y después itentan que todo lo demás cuadre, pero difícilmente cogen un micoscopio, un electromiógrafo o pruebas de imagen para ver si cuadran con su teoría. Les encanta recoger teorías novedosas o nuevas para poder mostrar ante los médicos lo que son: no médicos. Es una identidad por negación. Muchos fisioterapeutas piensan que han estudiado una anatomía diferente de la de los médicos, que la fisiología de fisioterapia no es la misma, ni tiene que ser la misma que la de los médicos. Que los diagnósticos médicos son distintos de los suyos y tienen que serlo. Muchos siguen en cosas similares: da igual que por imagen Rx RMN no se puedan percibir las “subluxaciones”, tienen que estar ahí y por eso los médicos se equivocan. Da igal que se falle al demostrar con pruebas objetivas la movilidad de las suturas craneales, “a mi me funciona y por lo tanto se mueve”. Pero chico, mira, que se rieran de Galileo y después tuviera razón no significa que haya que darle la razón a cualquiera que cause risa. Galileo tenía datos objetivos de sus teorías, muchos fisioterapeutas se soportan en el dogma y el aforismo para las suyas, sobre todo en su afiliación con osteopatía anticuada y obsoleta o con nuevas terapias acogidas sin la suficiente crítica cientíica (es fácil inventar una teoría, un método y dar cursos para fisioterapeutas si tienes contactos). Lea por ejemplo las bases teóricas del Método POLD, un método de fisioterapia por el que muchos fisios pagan cursos caros: http://www.pold.es/
    “””””Su realización se basa en la utilización de una movilización pasiva mediante un nuevo concepto “la Inducción Rítmica Resonante”, que lleva a los tejidos a un estado de “Plasticidad somática”, en donde es posible aplicar unas maniobras de “inducción Biomecánica” para la restauración biomecánica y regeneración tisular.”””””” Después de leer la explicación mire un vídeo de cómo se hace. Si habla con un fisio afín al método y salta que la medicina anticuada no comprende el concepto de la Inducción Rítmica Resonante porque la fisiopatología que estudiamos los médicos está obsoleta; ¿lloraría o reiría?

    Los osteópatas han tratado siempre de no ser médicos y de esa manera los fisioterapeutas han tratado de afianzar su identidad en la no medicina. Así se asume por ejemplo la osteopatía craneosacral: lea esto: http://ptjournal.apta.org/content/82/11/1146.long “””Craniosacral Therapy Is Not Medicine””””” El autor concluye: “””””we believe that craniosacral therapy/cranial osteopathy should be removed from all medical and allied health curricula””””” piden eliminar la formación en osteopatía craneal de todos los currículums y planes de estudio médicos, osteopáticos y de fisioterapia. Sin embargo en España es uno de los motivos por los que los fisioterapeutas defienden que los médicos estamos obsoletos. Puedes contestar también con una revisión sistemática sobre osteopatía craneo-sacral: http://www.chspr.ubc.ca/node/373 No funciona y es definitivo. Y sin embargo en su búsqueda de una identidad no médica muchos fisioterapeutas abrazarán la centenaria teoría de la respiración primaria, que es como si un médico se aferrase a la teoría hipocrática de los 4 humores (bilis negra, bilis, flema y sangre).

    En su búsqueda de identidad como NO médico muchos fisioterapeutas abrazan palabras como holístico, nos llaman alopáticos, se defienden como auténticamente hipocráticos porque son los “únicos” que cumplen el principio de Primum Non Nocere. No dudan en defencer que valoran al paciente como un todo con espíritu mientras los médicos obtusos solo vemos un órgano o una enfermdad sin la persona que hay detrás. Asimilan para sí todo lo atribuible a terapias alternativas, utilizan el efecto placebo con maestría de brujos y presumiendo de ello. Consideran a todos los médicos invasivos quirúrgico-carniceros o farmaceuticamente comprados para tener efectos secundarios y no sanar. Muchos se definen como lo que no son y como lo que no quieren ser, y lo que no quieren ser es una infantiloide crítica de la medicina. La fisioterapia se vende como una alternativa a la medicina. El médico te operaría o te intoxicaría con fármacos que cronifican tus dolencias, pero el fisio solo con medios naturales te cura para siempre.

    Desde luego la formación cientifica de muchos médicos es pobre y muchos también hacen terapias alternativas sin bases científicas o se obcecan en tratamientos ineficaces por ser malos médicos. Desde luego. Muchos rehabilitadores están anticuados en sus prescripciones también. Pero esa búsqueda de la identidad de la fisioterapia por oposición a la medicina “alopática” es un punto en el que se muestra lo perdidos que están algunos.

    ¿Qué tal una clínica de fisioterapia y acupuntura? http://clinicashens.es/

    ¿Qué tal esta otra de fisioterapia y homeopatía? http://www.centrodefisioterapiafranciscofuentes.es/especialistas-en-fisioterapia-y-homeopatia_54268.html

    Lo mismo encontrarás con fisioterapia y reiki, fisioterapia y cualquier otra cosa: TODO ES BUENO PARA LA FISIOTERAPIA si NO ES medicina. Otros dirán que no son tan alternativos, pero les dará igual si el kinesiotaping tiene o no evidencias de eficacia para lo que lo quieran aplicar (Y puede valer para todo si tienes fé en él).

    ¿Qué le parece la fisioterapia para el paciente psiquiátrico?
    http://externos.uma.es/psiqfis/ ¿Puede el masaje aliviar la depresión ? (Solo y con aromaterapia, tienes bibliografía en pub med)

    ¿O la fisioterapia en veterinaria?
    http://fisioanimal.blogspot.com/

    ¿La fisioestética?
    http://www.fisioestetica.net/

    ¿La fisioterapia como masajes por placer estilo SPA?

    Todas son fisioterapia también. Añade a la definición de fisioterapia “personas y animales”, “curar, aliviar, estar más guapo, más feliz y sentir placer” además de utilizar médios manuales y físicos todos los medios “alternativos, energéticos, sin evidencia o novedosos”

    Todo ello lleva a una gran crisis de identidad en lo que lo único claro que parecen tener es lo que no son.

  24. En mi opinión la crisis de identidad de la fisioterapia nace en parte de que para saber quienes son han mirado mucho lo que no son. Los fisioterapeutas no son médicos. Por eso tienen la necesidad de oponerse a los médicos, ya que buscan su autonomía profesional. Para eso crean su propia jerga profesional pero fragmentada en escuelas distintas. Para eso niegan teorías fisiopatológicas de la medicina sin ser fisiologos y sin haber hecho estudios experimentales de base, solo porque les cuadra con su idea preconcebida del proceso de enfermar (parten de la idea, del axioma y después itentan que todo lo demás cuadre, pero difícilmente cogen un micoscopio, un electromiógrafo o pruebas de imagen para ver si cuadran con su teoría. Les encanta recoger teorías novedosas o nuevas para poder mostrar ante los médicos lo que son: no médicos. Es una identidad por negación. Muchos fisioterapeutas piensan que han estudiado una anatomía diferente de la de los médicos, que la fisiología de fisioterapia no es la misma, ni tiene que ser la misma que la de los médicos. Que los diagnósticos médicos son distintos de los suyos y tienen que serlo. Muchos siguen en cosas similares: da igual que por imagen Rx RMN no se puedan percibir las “subluxaciones”, tienen que estar ahí y por eso los médicos se equivocan. Da igal que se falle al demostrar con pruebas objetivas la movilidad de las suturas craneales, “a mi me funciona y por lo tanto se mueve”. Pero chico, mira, que se rieran de Galileo y después tuviera razón no significa que haya que darle la razón a cualquiera que cause risa. Galileo tenía datos objetivos de sus teorías, muchos fisioterapeutas se soportan en el dogma y el aforismo para las suyas, sobre todo en su afiliación con osteopatía anticuada y obsoleta o con nuevas terapias acogidas sin la suficiente crítica cientíica (es fácil inventar una teoría, un método y dar cursos para fisioterapeutas si tienes contactos). Lea por ejemplo las bases teóricas del Método POLD, un método de fisioterapia por el que muchos fisios pagan cursos caros: http://www.pold.es/
    “””””Su realización se basa en la utilización de una movilización pasiva mediante un nuevo concepto “la Inducción Rítmica Resonante”, que lleva a los tejidos a un estado de “Plasticidad somática”, en donde es posible aplicar unas maniobras de “inducción Biomecánica” para la restauración biomecánica y regeneración tisular.”””””” Después de leer la explicación mire un vídeo de cómo se hace. Si habla con un fisio afín al método y salta que la medicina anticuada no comprende el concepto de la Inducción Rítmica Resonante porque la fisiopatología que estudiamos los médicos está obsoleta; ¿lloraría o reiría?

  25. Autocrítica:
    Muchos de mis compañeros rehabilitadores están dormidos en los laureles. Puesto que ya tienen su plaza fija nada les lleva a innovar o hacer una unidad especializada. Cobrarán lo mismo viendo simplemente algias y haciendo absurdas fichas donde solo pone “dolor aquí, microondas, ejercicios y tens” cientos de fichas iguales. En realidad deberían esforzarse por hacer unidades de diferentes patologías especializadas: respiratorio, cardio, neuro, medulares, suelo pélvico. Los fisioterapeutas también ganarían ya que tendrían más trabajo también y harían falta más plazas. Los pacientes ganarían, por ejemplo la rehabilitación cardíaca alarga la vida, demostrado, la fsioterapia respiratoria bien hecha y bien indicada evita complicaciones. La administracion tambíen ganaría ya que ahorraría con tratamientosmás baratos que los de las complicaciones que se pueden evitar. Además la mayoría de los rehabilitadores muestran un temor, infundado o no en que el poder de los fisioterapeutas en primaria pueda suponer un problema para ellos. Esto lleva a minar inicaitivas bien planteadas de prevención en atención primaria llevada por fisioterapeutas. Y se hace porque la fisioterapia desea no contar con los médicos rehabilitadores. Pienso que el temor delos médicos reahabilitadores sí tiene su fundamento ya que desde la fisioterapia se ataca a todos los médicos rehabilitadores como colectivo en lugar de centrarse en algunos que están de más para los propios médicos rehabilitadores (muchos respiramos aliviados con la jubilación de algún dinosaurio). El temor tiene fundamento para el rehabilitador que se dedica solo a hacer fichas de fisioterapia con información irrelevante o que el fisioterapeuta ya sabe y que fundamenta todo su trabajo en eso. (Todos tenemos nuestra parte de rutina, pero centrar todo el trabajo en esa rutina es demencial)
    El propio sistema de salud tiene unas normas en las que está prohibido innovar, prohibido trabajar más si eso va a suponer un gasto adicional y prohibido cambiar nada. Para un médico rehabilitador que parte de un servicio donde falta de todo hacer una unidad especializada choca con los propios compañeros que plantean que no funcionará (solo pido que los que piensen que no funcionará no nos molesten a los que lo estamos intentando) choca con el exceso de trabajo ya que dedicar un día a la semana a respiratorio, cardio, niños o neuro no quita que se sigan viendo todas las algias que se hubieran visto a lo largo de la semana. Choca contra la gerencia que ve que buscar pacientes que antes no reclamaban atención es un gasto (llamativo en el caso de la terapia del suelo pélvico: mejor dejenló sin tratar) y choca con los fisioterapeutas del servicio que no ven cómo tener que formarse ahora en algo especializado para trabajar más y conseguir que se acepte una plaza de fisioterapeuta extra puede beneficiarles personalmente. Muchos dicen que hay que hacerlo, pero defienden que sean otros quienes lo hagan. Finalmente el enfrentamiento entre rehabilitadores y fisioterapeutas lastra toda posibilidad de avance. Muchos fisioterapeutas quieren trabajar directamente con los traumatologos, los neumólogos, cardiólogos, neurológoso etcc porque no encuentran un punto común por el que luchar en los médicos rehabilitadores. Y porque encuentran también médicos rehabilitadores que no quieren trabajar más haciendo lo que se debería: unidades especializadas, formación continuada conjunta médicos-fisios que garantice un lenguaje común, toma decisiones y protocolización compartida, reuniones de servicio conjuntas con casos clínicos complejos para debatir. Revisión conjunta de literatura científica y decisiones consensuadas según el conocimiento científico actual.

    Cualquier crítica de un médico rehabilitador hacia la fisioterapia, aunque sea constructiva es tomada por un ataque directo a todo lo que es la fisioterapia. Cualquier enfrentamiento, incluso cuando se trata de beneficiar a la fisioterapia es tomado por un ataque a la fisioterapia (imagina, propuse que hubiera fisioterapeutas por las tardes y los sábados por la mañana para pacientes geriátricos y respiratorio, los médicos del servicio estaban de acuerdo en venir una tarde cada uno, pero los fisioterapeutas solo querían horario de mañana, incluso cuando les tocaban dos tardes al mes, habría libranzas y podían pedirse dos fisioterapeutas más para el servicio. Les llamé vagos y ciegos ante su propio beneficio, no hay buena acción que se quede sin su castigo. Me contestaron que soy un dictador por pedirles más trabajo, darles más trabajo y conseguir más puestos de trabajo para fisioterapeutas. Bien, la fisioterapia es mi amiga, está borracha y quiere conducir a casa, voy a darle unas tortas y decirle que va en dirección equivocada, pero es porque la quiero. De veras.

  26. Rehabilitador:

    Ha dejado usted constancia de muchas cosas por aquí. Por buscar un consenso, le vuelvo a repetir que estoy de acuerdo en la necesidad de una fisioterapia científica. No obstante, soy bastante optimista en este punto: estamos mucho mejor que hace diez años y en diez más la cosa estará mejor en este particular. El punto flaco de la profesión es también su mayor vitud: ser un colectivo joven le permite evolucionar sin arrastrar lastres demasiado pesados.

    Argumenta usted que la identidad de la fisioterapia española se fundamenta en la negación de la medicina. Ése es uno de los elementos, pero no el único, de los que estuvieron presentes en el crisol germinal de la profesión hace 30 años, con lo cual ofrece usted una visión certera sólo en parte del asunto. Como se argumentará en su debido momento en este blog, la presencia de este elemento identitario en concreto obedeció a un criterio de causa mayor, el de supervivencia, precisamente debido al ataque hostil y sin cuartel al que fue sometida por sociedades como las que representa su especialidad. Si usted pensara en comprender a las personas antes que juzgarlas, quizá caería también en la cuenta de que, si bien ese componente de alejamiento de la medicina oficialista no es la mejor de las posturas, si ha sido la humanamente más inevitable.
    No obstante, aunque aquí en España adquiere tintes especiales, la de fisioterapia-medicina es una pugna común en varios países desde el momento en que la de fisioterapeuta es una raza extraña: por un lado es agente sanitario autónomo con criterio y Área de conocimiento en la Universidad propia (por ejemplo, no existe en la universidad española el área de conocimiento de “rehabilitación”) y sin embargo no es un médico. Compréndalo: el conflicto de intereses, una vez más, es inevitable.

    Insiste usted en confundir la osteopatía con la fisioterapia. Le vuelvo a repetir: no confunda la parte por el todo. Si bien es cierto que es una corriente de pensamiento mayoritaria dentro de una de las especialidades de la profesión, ni es la única ni todos los fisioterapeutas se identifican con ella.

    Se agradecen su comentarios y aportaciones. No obstante, observo cierto paternalismo cuando habla de que la fisioterapia es una amiga borracha a la que hay que reconducir (?). Con todo el respeto, me permito sugerir que sería prioritario que, antes de conducirnos ustedes a nosotros, asegúrense de hacerlo primero con las derivas, egos, miopías y apoltronamientos característicos de su propia especie. El día que en la blogosfera, por ejemplo, existan varios blogs críticos con la MFyR (en un sentido constructivo) escritos por sus propios especialistas, ese día comprenderemos que algo se mueve en ese mundo.

    Y desde ahí, entonces, sí, trabajen con nosotros codo con codo para mejorar la excelencia en terapia y medicina física por el bien de lo único que nos debería importar en última instancia, que es el paciente en particular y la sociedad a las que nos debemos en general.

    Un saludo cordial.

  27. Yo tengo un blog, y he criticado aspectos de mi especialidad, la rehabilitación.

    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2009/01/crtica-de-la-rehabilitacin-pura-y-dura.html

    Sin embargo te cuento algunas cosas, los médicos rehabilitadores somos pocos, unos 1800 tal vez en España, nos conocemos bastante:
    tras criticar que la SERMEF apoyaba un master de homotoxicología (una especie de homeopatía) recibí unos mensajes anónimos diciendo: “””tú no eres nadie, no tienes plaza fija y es mejor que te quedes calladito porque hay personas muy importantes para la rehabilitación en esto. Te lo dice un amigo. “””
    Efectivamente no tengo plaza fija y el tribunal que me calificará estará formado por compañeros médicos rehabilitadores en OPES con lectura de examen oral.

    En otra ocasión miembros de la la ISPMR ¨(International Society of Physical Medicine and Rehabilitation) me escribieron para advertirme de que se planteaban emprender acciones legales contra mí. Una asociación internacional con miles de miembros contra un médico rehabilitador que escribe un blog.

    En foros privados para médicos rehabilitadores mi postura es bastante crítica muchas veces pese a las advertencias. (Algunos amigos también me escriben para decirme que cómo me atrevo a decir y escribir algunas cosas) No mido en absoluto mis palabras, aunque me reservo el derecho a equivocarme y me excuso en que aveces hay que exagerar un poco para que se perciba una realidad. Mis críticas han sido muy concretas como la de la propuesta de que los médicos jubilados estubieran invitados a los congresos sin pagar. La experiencia es respetable, tiene mucho que aportar, pero convertir un congreso científico en una reunión de jubilados es tirar por tierra el futuro y centrarse en el pasado. Gran parte de mi blog es una crítica ante la pasividad y la innovilidad, la falta de empeje hacia el progreso y la ausencia de visión innovadora de muchos médicos rehabilitadores. Pero a la vez un estímulo para mostrar lo que hay lo que se puede hacer, defenciendo el equipo multidisciplinar y la cooperación:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/08/un-equipo-multidisciplinar-espanol-en.html

    Me gustaría saber en qué piensas que la SERMEF ha atacado a la fisioterapia. Con ejemplos concretos, por favor. Tal vez mi memoria no llega tan lejos o ignoro el pasado más remoto. Pienso que historicamente muchos médicos rehabilitadores tuvieron su papel en la creacción de cursos de fisioterapia para enfermerái y en la creacción de la propia fisioterapia como carrera universitaria, pero tal vez hemso estudiado una historia diferente. Para algunos médicos rehabilitadores con canas la fisioterapia es como un hijo que quiere matar a su padre, para otros es un compañero que desea apuñalarte y otros la representan como un copiloto que quiere agarrar el volante y a la vez mirar el mapa. Desde mi punto de vista la actitud de la SERMEF frente a las organizaciones de fisioterapeutas ha sido más bien defensiva. Si estas organizaciones de fisioterapeutas dicen “los médicos rehabilitadores deberían desaparecer” la respuesta es: No, no queremos desaparecer, no podemos desaparecer y no hay otra razón para desaparecer nada más que los deseos de algunos fisioterapeutas.
    Si dicen: “competencias de los médicos rehabilitadores deberían ser de los fisioterapeutas, la respuesta es: No, justiica eso ¿Por qué? La respuesta suele ser que por el bien del paciente. el mismo argumento puede decirse en dirección contraria: por el bien del paciente también lo hacemos nosotros. ¿Quien lo hace mejor? ¿Por qué hay que pelear por quien lo hace mejor cuando se puede hacer juntos?
    Si dicen: los médicos rehabilitadores lo hacen mal, los fisioterapeutas lo podriamos hacer mucho mejor, la respuesta es “demuestra eso, ¿por qué piensas eso? Nos hemos formado para hacer lo que hacemos. Aquí se suele tomar como ejemplo al peor médico rehabilitador frente al mejor fisioterapeuta para mostrar el argumento: lo hacemos mal todos y todos los médicos rehabilitadores deberíamos olvidar lo que nos ha costado llegar hasta aqui y dedicar otros 5 años de nuestra vida a formarnos para hacer otra especialidad, para la nuestra los fisioterapeutas ya se sobran.
    Si dicen “el trabajo de los médicos rehabilitadores es ineficiente y sobra” la respuesta es: No, fundamenta eso. Y aquí está mi crítica para mis compañeros: hay cosas en las que los fisioterapeutas teneís razón, no es necesario un médico rehabilitador para rellenar fichas de fisioterapia para algias simples en todos los casos, pero sí somos imprescindibles para la atención integral a las personas con discapacidad dentro de equipos multidisciplinares con fisioterapeutas. Además de que de forma autónoma podemos resolver bastantes cosas sin fisioterapeutas. ¿Es esto ofensivo para la fisiotearpia?
    Y tras comentarios en prensa del estilo de “los fisioterapeutas están secuestrados por los médicos rehabilitadores la respuesta es: “nosotros no hemos secuestrado a nadie”. Lo contrario sería decir: los fisioterapeutas tienen razón, nuestro trabajo no sirve para nada, hemso estudiado más años pero eso no significa nada, en realidad sabemos menso y lo hacemos peor, tenemos que quitarnos de lado porque estamos haciendo daño a los pacientes con nuestra sola presencia, Pretendíamos trabajar juntos con los fisioterapeutas pero hemos perdido el tiempo y nuestro título oficial solo sirve para encender un fuego.

    Todas esas respuestas son tomadas como ataques a la fisiotearpia, pero son en realidad defensas frente a ataques de la fisioterapia hacia los médicos rehabilitadores. Ante la propuesta de la creacción de un área de conocimiento de rehabilitacion en la universidad presentada a los políticos, los fisioterapeutas del CGCF dicen No, y argumentan que no hay investigación en rehabilitación con investigadores de prestigio, que no hay un núcleo de conocimiento y que no hay una tradicción histórica sobre rehabilitación.

    Investigación: http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/primeros-pasos-en-investigacion-para.html

    Conjunto de conocimientos:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/el-area-de-conocimiento-de-la.html
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/el-area-de-conocimiento-de-la_22.html
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/area-de-conocimiento-de-la.html
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/el-area-de-conocimiento-de-la_26.html
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/area-de-conocimiento-de-la.html

    Historia:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2009/01/historia-de-la-rehabilitacin-en-imgenes.html

    Ante la propuesta de la SERMEF de que los servicios de rehabilitación necesitan apliar el número de médicos y fisioterapeutas el CGCF dice que hay que aumentar el número de fisioterapeutas respecto al de médicos rehabilitadores. Básicamente la SERMEF plantea avanzar juntos respetando competencias y el CGCF argumenta que los médicos rehabilitadores cedamos competencias a los fisioterapeutas, nos quitemos de enmedio, nos dediquemos a otra cosa y que no cabemos juntos por la misma puerta. Solo últimamente se ha planteado la posibilidad de trabajar juntos por causas comunes. Eso sí, se ha tomado como que os médicos rehabilitadores entierran el hacha de guerra o algo así pero que los fisioterapeutas nunca han roto un plato y les han estado castigando. Muchas veces he leído que los males de la fisioterapia son todos culpa de los médicos rehabilitadores, desde el paro, a la falta de evidencia científica, pasando por el intrusismo o los sueldos bajos. No consigo ver las causas. En foros de fisioterapia he leído como se argumentaba que en otros países no existían médicos rehabilitadores.
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2008/12/asociaciones-de-medicina-fsica-y.html
    o que la especialidad la había creado Franco como modelo dictatorial y se mantenía esa estructura.

    Lo que yo veo es esto: los médicos rehabilitadores queremos trabajar con fisioterapeutas que sepan pero que no pretendan suplantarnos y eliminarnos del equipo. Muchos fisioterapeutas en nombre de su autonomía profesional quieren trabajar en todo sin la presencia de médicos, especialmente sin médicos rehabilitadores. ¿Simplemente existir como profesión ya es un insulto para la fisioterapia? ¿Qué papel tiene para la mayoría de los fisioterapeutas el médico rehabilitador? ¿Cual es la sugerencia? Desaparecer haciendo chas, suicidarse en masa, repetir el MIR para trabajar de otra cosa, abolir la especialidad (en algunas escuelas de fisioerapia incluso recogieron firmas para pedir esto) ¿Cual es el modelo de médico rehabilitador con el que sí podrían trabajar los fisioterapeutas? ¿El modelo ausente, el modelo muerto, el modelo mudo?. He leído algún blog en el que un fisioterapeuta defendía la utilidad de trabajar juntos médicos rehabilitadores y fisioterapeutas: ¡¡¡le llamaban falso y traidor en los comentarios!!!

    Volviendo al tema de la crisis de identidad. No hay nada que una más que tener un enemigo común. En este caso muchos fisioterapeutas que no llegan a entenderse entre ellos sí se ponen de acuerdo en que el enemigo es el médico rehabilitador. El chivo expiatorio en el que se terminan todos los males de la fisioterapia sin tener que mirar qué parte de culpa pueden tener los propios fisioterapeutas.

    • Dr Samuel Franco,

      Plantea usted aquí temas que se alejan un poco de la línea argumental de esta entrada, pero que sin duda son importantes. Como ya le dije en otras ocasiones, para mí la controversia MFyR vs FT es básicamente un problema generacional: simplemente se trata de dos generaciones que se odian y de manera irreversible; supongo que el odio está justificado en los dos casos, pues me constan agresiones concretas de uno y otro bando. Como me pide ejemplos, le recuerdo la sentencia de 1984 (o era 85?) donde la Justicia falló a favor de los FT contra una demanda de los MFyR para que en todos los centros privados de FT hubiera un médico especialista. Para que me entienda, es como si ahora los psiquiatras piden que tiene que trabajar un especialista en todas las consultas de psicología de España. Un atentado en toda regla contra la autonomía profesional inédito en todo el mundo.
      ¿Más? A muchos FT les duele cómo MFyR favorecen impunemente el intrusismo en nuestra profesión (véase vuestro ilustre colega Dr Vázquez Gallego) sin que la SERMEF se espante, precisamente. ¿Otra? Cuando la APUMEFYR intentó por todos los medios boicotear el Libro Blanco de FT en el Título de Grado…

      Podíamos seguir así eternamente. Y no se lo niego, en los dos sentidos. Es la lucha de los dos gañanes de Goya, machacándose el uno al otro ¿Avanzaremos así? No creo. ¿Tiene remedio? Sólo la jubilación de estas generaciones dejará que entre aire fresco…

      ¿Mi opinión? Claro que yo creo que los MFyR son necesarios. Tenga en cuenta una cosa: sólo el 20% de los FT españoles trabajan dentro del sistema de SS. Así que prácticamente 8 de cada 10 FT jamás en su vida se va a encontrar de manera directa con un MFyR en su vida laboral. Repita conmigo: ocho de cada diez. Con lo cual, para nosotros como colectivo, la disputa con los MFyR es importante en tanto que tema institucional y político, pero en lo laboral y a efectos prácticos afecta a un porcentaje muy pequeño de compañeros. Un tema menor, si se quiere.

      Desde un punto de vista práctico, los MFyR son importantes en la SS para la FT fundamentalmente por una cosa: suponen un filtro para FT. ALGUIEN tiene que hacer esa labor y decidir quien es subsidiario de FT y quien no.
      Además, los MFyR tienen sentido en la gestión de discapacidad de pacientes complejos (ej, medulares, amputados) dentro del equipo multidisciplinar.

      De la misma manera, en mi opinión, los MFyR -salvo por su labor de filtro- no tienen tanto sentido cuando acaban actuando como un intermediario entre otro especialista (cirujano, médico de familia, neumólogo, cardiólogo) y otro profesional (p.ej, fisioterapeuta). Si un profesional es un intermediario, sobra.

      Deben uds entender una concepto. Una cosa es prescribir “fisioterapia” y otra muy distinta es pensar que el fisioterapeuta es un títere de esa prescripción. No, mire usted el fisioterapeuta es un profesional autónomo con criterio propio, no un simple recadero. Usted prescriba “fisioterapia”, señale indicaciones, contraindicaciones, red flags, etc del caso y ya el fisioterapeuta sabe qué hacer. Y en cualquier caso, si tiene alguna duda, pueden comentar ENTRE LOS DOS el tratamiento.

      Le aseguro que si actúan así, no tendrán el menor problema con los FT y los FT encontrarán en uds un valioso apoyo en quien consultar.

      Ya le dije antes que la nuestra de fisioterapeutas es una raza extraña. No somos médicos, pero sí tenemos área de conocimiento, criterio, actuación autónoma y potestad terapéutica. Estamos en un limbo curioso. Un poco también como los psicólogos. De la misma manera, uds también son una extraña raza. Son médicos, sí, pero no operan, muchas veces otros especialistas les imponen sus diagnósticos y la prescripción; por otra parte, dependen de terapeutas como los FT o los TO que reivindican su autonomía. Están ustedes también un poco en un limbo, Dr Franco y uds también tienen que ocuparse y preocuparse cual es el papel que les queda reservado en el siglo XXI.

      Espero que cuando las generaciones de “popes” se jubilen, las nuevas puedan buscar puentes de encuentro entre ambas disciplinas. Yo así lo espero y ése y no otro es mi deseo.

      Un saludo

  28. Mi marítimo amigo, no he pretendido ser paternalista al comparar a la fisioterapia con una amiga borracha a la que no dejas coger el coche. No me considero superior a mis amigos, ni cuando están borrachos. Los amigos son nuestros iguales. Quien llama a la fisioterapia “su hermana menor” es precisamente la osteopatía, lealó aquí: http://www.fisioterapeutes.com/comunicacio/mitjans/2010/maig/16052010_elmundo.pdf Lo que le digo, cualquier sugerencia, crítica constructiva o incluso oportunidad de desarrollo para la fisioterapia que venga de un médico rehabilitador es directamente tomada por sospechosa. Un simple comentario ya se considera un ataque, incluso las buenas acciones reciben su castigo.

    En realidad la mayoría de especialidades médicas también dependen en sus actuaciones de otros profesionales. En general los tratamientos los aporta enfermería en las especialidades médicas hospitalarias o los dispensa el farmaceútico en ambulatorio (imagine la autonomía total del farmaceútico con poder de prescripción y diagnóstico: sería el fin de la mayoría de los médicos), en fin, no es comparable .
    La enfermería se ha buscado su hueco junto a la medicina de una forma simbiótica y beneficiosa para ambos colectivos y para el paciente (aunque también algunas especialidades tienen sus puntos enfermería-medicina). Enfermería tiene sus especialidades también, podrían tomar el modelo de trabajo, tesón y dedicación con el que han conseguido estas cosas sin tener que ir descalificando a los médicos: no hace falta demostrar que los médicos lo hacen mal para reivindicar una competencia y ese no es el argumento válido para reivindicar que se le ceda a tu propio colectivo. Los rehabilitadores siempre nos hemos quejado de ese argumento de los fisios: “queremos hacerlo nosotros porque vosotros lo haceís mal”. Hay muchas más especialidades médicas en las que no hay cirugía. Ningún especialista médico impone un diagnóstico a otro especialista, si no concuerdan podemos modificarlo a nuestro criterio; no es así como funciona.Tampoco los tratamientos, cuando un trauma, reuma, neuroólogo o médico de familia nos sugiere un tratamiento, o incluso cuando lo escribe en un informe la última palabra sigue siendo nuestra. De todas formas yo también puedo hacer una interconsulta a trauma, por ejemplo y decir que opino que hay que operar, pero el traumatólogo decide y por tanto es de tontos decirle al paciente qué es lo que le hará otro especialista (el paciente sufre si los profesionales que le atienden no están de acuerdo). No es bueno que un especialista médico le diga a otro todo lo que tiene que hacer, tan solo le pides que valore si hay que operar y ellos te deben pedir que valores si hay que dar o no dar rehabilitación y qué tipo. Y de la misma manera la prescripción de fisioterapia pienso que es lo suficientemente abierta como para que el fisioterapeuta pueda incluir muchas cosas de su propia elección. De hecho mis fichas terminan siempre con la frase: “el resto a tu criterio” y no tengo ningún problema en añadir cosas que me sugieran ni los fisios con los que trabajo dudan en entrar a mi consulta para decirme que van a dejar de hacer algo puesto en la ficha para hacer otra cosa, si me parece bien: y se llega a un acuerdo o voy al gimnasio a ver in situ el por qué del cambio. De hecho los protocolos de actuación en patologías comunes se han hecho conjuntamente. La relación con los fisioterapeutas donde trabajo y con los de primaria relacionados es muy buena, pero he trabajado en la pública con un fisioterapeuta del cual hubo que solicitar que lo despidieran. Directamente su actitud era esta y sus palabras así: “no tengo por qué hablar contigo, no deberías estar aquí, tu profesión no deberia existir y no tengo por qué obedecerte ni escucharte”. Teniendo en cuenta que lo que estaba haciendo era simplemente lo que le daba la gana, utilizando la lista de espera para conseguir pacientes para su privada y recursos de la Seguridad Social para metera a pacientes amigos suyos por las tardes; incluso se atrevió a utilizar recetas y sello de un compañero médico para darle recetas a un paciente. Todo esto es un delito grave, se mire como se mire, pero actuar contra un solo fisioterapeuta es tomado como un ataque a toda la Fisioterapia . Asi son las cosas, no hay razonamiento alguno sobre el bien y el mal, solo ideas preconcebidas.

    Estoy de acuerdo en lo que se va diciendo por aquí. 50.000 fisioterapeutas en España. El 80-85 % en la privada
    1700 médicos rehabilitadores, el 90% en la pública. Trabajar en la pública en especializada supone trabajar con médicos rehabilitadores. Si hay a quien no le gusta que se meta allí. Y desde luego que el 10% de médicos rehabilitdores de la privada (tal vez alguno más tiene pública y privada a la vez) no podemos ser responsables de todo el intrusismo que tiene la fisioterapia, aunque me mencione un ejemplo. Tampoco podemos ser responsables del paro, de la competencia desleal o de las tarifas bajas. Muchas críticas a los médicos rehabilitadores vienen de fisios que nunca han trabajado con uno, han trabajado tal vez con médicos que hacían su prescripción de fisioterapia pero no eran especialistas en rehabilitación (eso es algo muy distinto a un médico rehabilitador y no deberían confundirlo) Sin embargo los médicos rehabilitadores somos un colectivo que hemos servido de enemigo común sobre el que buscar una identidad. Casi se ha buscado una definición del fisioterapeuta como “aquel profesional sanitario que odia al médico rehabilitador porque nadie puede decirle que es lo que debe hacer”. De hecho incluso parte de la identidad es: “El fisioterapeuta no es médico pero ningún médico puede decirle nada porque tiene conocimientos suficientes para no necesitar a nadie por muy especialista que sea”.

    Estoy de acuerdo con lo de ENTRE LOS DOS. De hecho el simil del piloto y el copiloto me sirve. Me da igual quien me diga que conduce, el fisio o el rehabilitador. Lo que no se puede hacer es querer conducir y mirar el mapa a la vez: cada uno en su sitio: piloto y copiloto deben poder entenderse en un mismo idioma. El piloto también sabe de mapas y el copiloto también sabe conducir, pero también saben que esa parte se le da mejor al otro y le dejan hacer. Eso sí, ambos deben tener confianza en los conocimientos y criterios del otro porque van en el mismo coche. No ví que el libro blanco de fisioterapia dijera nada parecido. No creo que se tratara de boicotearlo sino de que las partes donde se decía que el fisoterapeuta era supuestamente el único profesional capacitado para pilotar y copilotar en un rally mencionaran más el equipo multidisciplinar y alguna voluntad de trabajar en conjunto con otros profesionales cuando sea necesario. (Tendría que releerlo para buscar os párrafos en los que, opino, se atribuían al fisioterapeuta competencias médicas y se obviaba la existencia de otros profesionales) De todas formas un libro blanco se va construyendo paso a paso, tiene por qué salir adelante en un primer intento, las colectivos relacionados tienen derecho de opinión. Una sola palabra en una frase de una ley o de un documento ministerial puede cambiar por completo las competencias de un colectivo profesional y los límites son necesarios. (Los ingenieros de estructuras pueden diseñar naves industriales pero no pueden diseñar casas, para eso están los arquitectos. Es posible que sepan, pero darles esa competencia pone en riesgo a otro colectivo preofesional y les pone a competir por el mismo trabajo. Los fisioterapeutas no han aceptado que sus competencia profesionales pudieran tener un límite y han considerado un ataque lo que es una defensa. ¿Qué opinarían los fisioterapeutas si a los auxiliares de clínica les dieran la competencia de aplicar terapias físicas como TENS y ultrasonidos? Es la misma sensación que tenemos los médicos cuando los fisioterapeutas piden poder recetar fármacos, poder solicitar radiografías y otras pruebas de imagen, y ser autónomos para el diagnóstico. El único rasgo que nos quedaría como colectivo sería la cirugía y ni eso. Los podólogos también quieren esa competencia en España. Y también encontrará fisioterapeutas que defienden una fisioterapia invasiva donde incluso se llegan a hacer liberaciones tendinosas con aguja percutánea (algo que incluso los traumatólogos especialistas en mano consideran difícil y les lleva tiemp aprender) Pienso que la fisioterapia se ha salido de su propia identidad a la hora de luchar por conseguir más cosas y crecer. ¿En qué parte de la definición de fisioterapia entra prescribir fármacos o utilizar técnicas invasivas?

    Sobre las diferencias entre países pienso que se ha mentido mucho. Parece como si en otros países el fisioterapeuta fuera mucho más considerado que en España, tuviera todas las competencias de un médico sin perder su identidad, mejor sueldo, más trabajo e incluso mejores resultados. Se ha mentido mucho en esto a muchos fisioterapeutas que consideran que en España su profesión está fatal y fuera está genial. Juzgan por la idea de uno ó dos compañeros, hablan de oídas, o por la opinión de alguien que viene a reclutar fisioterapeutas para llevárselos fuera. El mayor respeto al fisioterapeuta de otros países viene una vez más de la ciencia. Y me alegro de que estemos de acuerdo con eso. España es el país de Europa que menos consulta la base de datos de fisioterapia basada en la evidencia PeDRO. Ese es un dato preocupante. Eso sí, no se tome a mal que sea un médico rehabilitador quien se lo diga. Respeto la ciencia y el trabajo bien hecho. Para cualquier trabajo se valora la capacidad de trabajar en equipo, ¿es un plus para un fisioterapeuta la capacidad de trabajar de forma autónoma? ¿No debería haber más preparación para amoldarse a ambas realidades: autonomía y trabajo multidisciplinar? ¿Acaso no son ambas realidades parte de la identidad del fisioterapeuta y de casi cualquier otro profesional sanitario?

  29. No estoy de acuerdo en esperar a la jubilación para llegar a un entendimiento entre ambos colectivos. Si no somos capaces de ponernos de acuerdo entre unos pocos, lo harán nuestros sucesores? Creo que ambos tienen razones de peso para enfadarse o alegrarse por su situación, y tenemos que ser capaces de empatizar en la medida de lo posible.
    Creo que es importante no generalizar en ambos sentidos, y aprovechar la posibilidad que nos brinda este blog para entendernos entre nosotros.

    Tenemos un diálogo entre varios fisios, dos rehabilitadores y un neurólogo con las suficientes inquietudes como para haber llegado hasta aquí y es una gran oportunidad para sacar algo en claro.
    Un niño que acaba de nacer te puede dar la lección más importante de tu vida, pero hay que estar atento para que no se escape la ocasión, pues nunca sabes quién te va a dar la próxima. Aprendamos pues los unos de los otros, que seguro que salimos todos ganando, especialmente el paciente.
    Y este blog es una preciosa oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva no?

  30. Rehabilitador:

    Le tomo su frase literalmente, a saber:

    “No es bueno que un especialista médico le diga a otro todo lo que tiene que hacer, tan solo le pides que valore si hay que operar y ellos te deben pedir que valores si hay que dar o no dar rehabilitación y qué tipo.”

    Salvando las lógicas distancias, si uds tuviesen la misma consideración con los FTs, se ha acabado el problema. Caput.

    Habla ud. de enfermería. No es un modelo a seguir para nosotros, principalmente porque me habla usted del colectivo que posiblemente tenga más fuerza en cualquier centro hospitalario. Nuestra presencia ahí es testimonal, desgraciadamente. Vaya, en cualquier hospital hay más pinches de cocina que fisioterapeuta.

    Y tampoco es extrapolable el modelo de enfermería a FT porque no son profesiones equiparables. La autonomía del profesional de enfermería es diferente a la del FT. El profesional de enfermería tiene su diagnóstico enfermero y su historia clínica, pero es muy diferente al nuestro. Entiéndaseme bien, sin ningún tipo de agravio comparativo con ellos, que no se trata de eso, básicamente, el FT tiene un potencial terapéutico del que carece el profesional enfermero. Enfermería, igual que muchas especialidades médicas, es una raza común en el sentido que “encaja bien” dentro del sistema, roces personales que son inevitables al margen. A muchos médicos les encantaría que los FT fueran como los enfermeros simplemente porque así son “más sumisos” a la orden médica. Raza común. Pero ya se lo dije, la FT es prescipción médica, sí, pero el FT es a la vez un terapeuta autónomo a la vez, en criterio diagnóstico (dx de fisioterapia, que nada tiene que ver ni excluye al dx médico ) y plan terapéutico.
    Nosotros, al igual que ustedes, somos una raza extraña. Es lo que hay.

    Lo que me comenta de su compañero FT es lamentable: imbéciles los hay en todos lados y en la FT, como en cualquier finca, abundan.

    Se agradecen sus críticas constructivas y yo personalmente tomo nota. Como le digo, se trata de buscar la excelencia en terapias físicas y ahí debemos todos los profesionales implicados ir de la mano.

    Un abrazo.

  31. Rehabilitador
    La “teoría del dolor” de la que habla el Dr. Goicoechea no es más que aplicar en clínica el conocimiento que la neurociencia ha aportado acerca de la fisiología del dolor. El Dr. puede que especule con ALGUNA idea, pero lo hace sobre una base científica absolutamente sólida, de la cual carece la medicina (y la fisioterapia) al no haber actualizado conceptos básicos sobre dolor.
    Coincidirá conmigo en que no han ido a la par las medidas analgésicas y el conocimiento sobre fisiología de dolor. Los pacientes con dolor crónico y con síntomas sin explicación médica obtienen muchos beneficios con estas “teorías”. Le recomiendo el libro “Explicando el dolor” de Lorimer Moseley y David Butler, está escrito para pacientes, pero creo que su lectura es recomendable para todos los profesionales de la salud.

  32. Me encanta lo que dices Maimai sobre la posibilidad de llegar a algo bueno entre todos aquí. Se trata de aprender con el debate comprendiendo mejor las posturas del otro.

    Por mi parte ya hay algunas conclusiones :
    La ciencia es lo que aporta respeto a la fisioterapia. Fuera de la ciencia todo ese respeto se diluye.. Abrazar para la fisioterapia corrientes de terapias alternativas y discursos típicos de esas corrientes alternativas no favorece en nada al respeto para la fisioterapia. Para mí es un error que el fisioterapeuta se considere “holístico” frente a la medicina “alopática”, la fisioterapia que me vale es la basada en la ciencia y pronto los fisioterapeutas españoles también aportarán conocimiento a esa ciencia nuestra (ciencia solo hay una, la evidencia sirve para todos). Deseo que sean aportaciones de calidad en tesis y publicaciones no sesgadas, con buena bibliografía y métodos correctos, sin el infantilismo de querer demostrar lo que me conviene sesgando la bibliografía, falseando los resultados, con sesgo la selección de pacientes u otras malas ciencias. Si se demuestra que algo no funciona es posible que también haya que dejar de hacerlo pese a que ya hayamos realizado es curso caro y largo correspondiente (¿Cuantos cirujanos nohan tenido que abandonar una técnica quirúrgica después de años con ella cuando surge algo mejor?) si esto de ser más científicos se hace bien el respeto estará ganado. Además es un punto en el que trabajar en conjunto (investigación multidisciplinar ya, por favor. Y es que hay mucho Juan Palomo: investigación de fisioterapeutas para fisioterapeutas sin contar con la literatura que no sea de fisioterapeutas; pero es mejor un Equipo A que un equipo con 5 M.A. Barracus. Para investigar, para ayudar a un paciente con un problema difícil y para ver la realidad (no seamos como los del cuento del elefante, yo estoy tocando mi pata, ¿qué teneís entre las manos vosotros?.
    La fisioterapia no puede dar la espalda a la medicina porque nace de ella, la medicina aportó los conocimientos de base la fisioterapia, es la misma anatomía, misma fisiología, mismos métodos de exploración, indicaciones quirúrgicas, contraindicaciones de terapias y otras. Las bases son los mismos libros y conocimientos, la singularidad del fisioterapueta es su mayor capacidad para aplicar terapias físicas, manuales y por el movimiento. En el resto: diagnóstico, indicaciones; el conocimiento es compartido, y es mejor que así sea. Sería mucho peor que la medicina ignorara las terapias físicas y la cinesiterapia por completo; en este sentido los médicos que más sabemos sobre ello somos los médicos especialistas en rehabilitación,es por eso, y solo por eso, por lo que nuestra relación con la fisioteapia es más estrecha. En ese sentido las relaciones por ejemplo con la osteopatía están bien cuando se trata de la osteopatía cercana a la ciencia y que también tiende a converger con la medicina en algunos países. Sin embargo la osteopatía que sigue siendo beligerante con la medicina y se opone a aceptar avances del siglo XXI es un lastre para la fisioterapia. El fisioterapeuta debe saber hasta donde puede llegar y cuando remitir al paciente al médico sin sentir que por ello ha perdido algo; Igual el médico, cualquier médico, debe conocer cuando puede ser útil la fisioterapia; más todavía los médicos rehabilitadores donde ese conocimiento es la base de nuestra identidad. Eso permite coordinar actosmédicos con actos de fisioterapia. Pese a la autonomía profesional el fisioterapeuta no puede ser una isla dentro de las profesiones sanitarias ya que la salud del paciente requiere el enfoque médico tanto como el enfoque de la fisitoterapia o de otros profesionales cuando es necesario. Un paciente diagnosticado y tratado solamente por un fisioterapeuta puede no estar en las mejores manos según su dolencia; la consulta al médico y las pruebas adicionales médicas son imprescindibles en muchos casos (por ejemplo en lumbalgias simples se puede no hacer radiografías ni nada más que fisioterapia y analgésicos durante las primeras semanas, pero después hay que tomar otras medidas para descartar patologías más graves. Pienso que el fisioterapeuta no debería tratar de suplantar al médico en ciertas funciones o retrasar la consulta médica pensando que la fisioterapia se basta frente a fármacos y cirugía siempre. El mejor es el tratamiento en el que confluyen los mejores recursos disponibles para cada patología, no el que favorece a un colectivo profesional.

    (Pienso en los enfrentamientos entre psicoanalístas de la úlcera de estómago y quienes habían descubierto cómo tratarla con antibióticos, o en cómo algunos cirujanos expertos en tratamiento quirúrgico de la úlcera de estómago tardaron en asumir que el mejor tratamiento era primero el conservador: hubo cirujanos que se negaron a asumirlo, y ahora el descubrimiento es premio Nobel ). En 1982, Barry J. Marshall y J. Robin Warren demostraron que la principal causa de la úlcera péptica y la gastritis era una bacteria, ‘Helicobacter pylori’
    Gran parte de la comunidad médica criticó sus investigaciones y Marshall tuvo que inocularse la bacteria para demostrar el hallazgo.
    Algunos psicólogos y psicoanalistas se enfrentaron a demandas por seguir pretendiendo tratar a sus pacientes con tratamientos de ineficacia demostrada. En 1982, cuando presentaron sus investigacionesBarry y Marshall, se consideraba que el estrés y el estilo de vida eran las causas de la úlcera y algunas personas llevaban décadas de psicoanálisis. (Y muchos psicólogos decían: “a mi me funciona”) ¿Qué pasa si demostramos que Bobath no sirve o que la terapia craneosacral no funciona? (las pongo como ejemplos, no sé la verdad) ¿Seremos capaces de anteponer la ciencia a nuestros intereses? Necesito una fisioterapia capaz de asumir los nuevos conocimientos y capaz de comunicarse con otros profesionales en los mismos términos (sin necesidad de una jerga única, propia e incomprensible para los médicos).

    ¿Cual es la definición final de fisioterapia Océano? ¿Qué hay que contestar para conseguir el trabajo?

  33. Dr Franco:

    suscribo casi punto por punto todos sus postulados. Creo en una fisioterapia contemporánea, esto es, científica, imbricada y con apoyos en la medicina oficial (no es una terapia “alternativa”), autónoma pero no aislada. Substanciada y con identidad propia, pero a la vez con capacidad de relación externa constructiva. Con un campo de actuación propio, pero también con límites bien marcados.

    Le conmino si quiere a que escribamos aquí un “Libro de Estilo” de las relaciones entre MFyR y FT. Como bien dice Maimai, no tenemos que esperar a que se jubilen nuestros respectivos dinosaurios.

    La definición va para largo; aún tenemos que ensayar y debatir muchas cosas. Pero llegará.

    Un abrazo

  34. En otros países el médico rehabilitador como figura no existe como aquí lo entendemos. Es más, en otros países es el fisioterapeuta el que hace tanto la recepción inicial, y el diagnóstico diferencial y si lo cree conveniente y respaldado por su criterio, pide pruebas diagnósticas, y si tras su evaluación (incluyendo tratamiento o no), cree que el paciente necesita más investigación, lo deriva al especialista que corresponde, el cual si primero el paciente no ha pasado por el fisioterapeuta ni lo atiende. O si le llega directo al médico, a veces se manda al fisio para diagnóstico diferencial.

    Esa fisioterapia también es fisioterapia, el problema no es la fisioterapia ni la identidad sino cómo se ha “interpretado” o “encalomado” en nuestro sistema.

    Aparecimos como friegacuerpos y ponedores de aparatos, y gracias a las nuevas tecnologías y la posibilidad de conocer otras formas de fisioterapia intentamos evolucionar.

    Como en todas las facetas de la vida, los buitres abundan cuando hay carroña. Carroña que se fomenta desde la Universidades, creando profesionales con conocimientos justos para ser Diplomados, pero con los insuficientes para que los buitres puedan tenerlos en sus cursos de formación. Y justamente esos buitres, crean otras especies de carroña, prometiendo la curación divina tratando cosas que ni se saben si existen o si dejan de existir. Eso pueden ser medios físicos pero no es fisioterapia.

    Como dadores de tratamientos, deberíamos hacer una exploración y dagnóstico diferencial. Si resulta que la tendinitis de hombro que me llega, tras explorarlo resulta que es un dolor referido del cuello, da igual lo que haga en el hombro, no funciona.

    La fisioterapia no tiene ninguna crisis de identidad, la tienes los que t`ras la palabra fisioterapia se encuentran que son carroña o se han pervertido por haber seguido la estela de los buitres.

    El conflicto (si lo hay) entre médicos rehabilitadores y fisios es simplemente una lucha jerárquica. Por eso jamás habrá consenso. (No trabajao ni he trabajado con rehabilitadores y no tengo ni buen ni mal concepto).

    Pero si se dedican a poner enlaces, no lo hagan de forma sesgada, en fisioterapia hay mucha evidencia de lo que parece que funciona y de lo que parece que no funciona.

    Y lo que parece que funciona, debe basarse en un diagnóstico fisioterápico si voy a aplicar fisioterapia o de cualquier otra índole.

    Hace poco salió una revisión donde la´cauda equina tenía hasta 16 definiciones diferentes. En otro, la ciática no tiene un consenso en cuanto a la definición.

    Parece que los criterios quirúrgicos para una hernia discal están claros, pero se lo pasan por el forro los médicos.

    Todos tenemos ovejas negras, pero tambié todos tenemos cosas buenas.

    Utilizar el arsenal disponible para meter dedos en la llaga en vez de reforzarnos en nuestras cosas buenas solo trae distanciamiento.

    Humildad, diálogo y sobre todo respeto. Y si alguien se sale de esto, entonces indiferencia.

    Creo que océano pretende dar una visión de por qué parece que tengamos una crisis de identidad. No afirma que tengamos crisis de identidad, porque la fisioterapia está delimitada. El hecho de que los fisios puedan atender un abanico enorme de pacientes no la hace peor, sino más rica. Tan importante es el que rehabilita a un paciente tras una hernia discal operada, como el que ayuda al transplantado a respirar y fortalecer.

    Nuestro profesión es tan rica como cualquier otra, pero también desconocida. Aquí en España claro, en otros sitios son respetados. Pero aquí todo llega y llegará. La ciencia está de nuestro lado, también.

    • Arco:

      Hablo de crisis de identidad cuando constato que muy pocos fisioterapeutas saben definir su profesión; no puede haber una identidad clara cuando no se tiene claro ni el concepto, ni el campo de actuación ni los límites. La fisioterapia abarca muchos campos, sí, pero ¿es competencia nuestra la nutrición ortomolecular? ah ¿hasta qué punto nos podemos “meter” en lo “psicosomático”? ¿Cuál es, por ejemplo, la ocupación principal de un fisioterapeuta en campo ortopédico? ¿Realizar un diagnóstico y un plan de tto en base a las respuestas a determinadas demandas de carga mecánica? ¿valorar desequilibrios tisulares? ¿buscar traumas emocionales “enquistados” en las fascias? Para todas estas respuestas, tienes legiones de compañeros. ¿Existe una identidad común más allá de un título expedido por el MEC? En otras palabras, ¿cómo puede decirse que existe una identidad común cuando es muy difícil que dos fisioterapeutas de la misma especialidad entiendan sus respectivas historias clínicas, sólo porque se han especializado en “métodos diferentes”?

      Me temo que el tema histórico, Arco, es más complejo que decir que venimos de fregar espaldas a aprender gracias a la web. Precisamente en ese análisis es donde se pueden destilar las causas de lo que yo denomino, “crisis de identidad”. Si quieres es cuestión de semántica. ¿Le llamamos “despiste general”?

      Es sólo una opinión personal.

      Un abrazo!

      • Sabes amigo océano a lo que me refiero cuando escribo lo que escribo.

        Lo ortomolecular, ni lo nombro.

        Lo psicosomático no sé lo que es. Es lo que llaman ahora dolor en ausencia de daño, o lo que el Dr Gordon Wadell decía que eran signos no organicos y que posteriormente Fishbain demostró que no eran atribuibles a problemas no orgánicos.
        O son las famosas yellow flags, que todo personal que trabaje con pacientes debería reconocer y saber hasta qué punto influyen. La educación del paciente en su problema es una forma de modificr esas yeloww flags. Pero la educación del paciente viene por nuestra evaluación (o la del médico) para saber si realmente hay daño y/o disfunción.

        Si al final de nuestra evaluación somática, encontramos factores psicos, que son un problema en sí, deberímos remitirlo a quien corresponda.

        Los fisios tenemos un trabajo muy definido, pero alterado por evdentemente las manos oscuras, que tienen sus propios intereses (llamemos pecuniarios).

        Un formado en Maitland no tiene por qué entender una historia de un Cyriax, pero un Maitland debería entender la de u Maitland y la de un Cyriax la de un Cyriax.

        Evidentemente hay abordajes diferentes para un mismo problema, y eso no es malo. Lo malo es que se excluyan en vez de coger lo de uno y lo de otro. (lo bueno claro). Pero eso significa violación de intereses y de nuevo, todo al garete.

        Un abrazo, enredador de la pradera oceánica, ja ja ja

  35. Está claro que debemos entendernos por el bien del paciente. Tratamos de hacer una “separación de bienes” meridianamente clara, una distribución equitativa de las competencias, de las razones, de los derechos…..y al igual que pasa en las separaciones matrimoniales (no os asustéis, no creo que la relación Rehabilitador-Fisio tenga que llegar ahí :))con los hijos, los pacientes se manejan como bienes mostrencos al servicio de esta lucha de poder; nuestra responsabilidad son nuestros pacientes, y nuestra razón de ser y nuestra identidad depende de la existencia de la persona que requiere nuestro servicio. No perdamos la perspectiva, existimos porque existen ellos. Así que creo que este es nuestro nexo de unión: el paciente. Solo si nos preocupa a ambas partes restablecer su salud realmente, encontraremos caminos de encuentro, seguro que se encuentran.
    Quisiera añadir una reflexión que observo en los médicos rehabilitadores: el aislamiento al que son sometidos por el resto de especialidades. En mi hospital, los médicos rehabilitadores son ninguneados por traumatólogos, neurólogos…los tratan como un puro trámite, un filtro para llegar al fisioterapeuta. Esta realidad no la ha creado la crítica negativa de los fisios sino mas bien la pasividad de un colectivo, que acomodados en el pleno empleo, han pensado que no tenían que complicarse la vida y exponerse ante sus propios compañeros de otras especialidades. Ha sido un error grande, porque en la mayoría de los hospitales los médicos rehabilitadores no se han hecho valer, no han defendido su papel en el equipo multidisciplinar, en el trabajo interservicios, y han centrado sus esfuerzos en afianzar su identidad frente a los fisios……craso error, el problema está en su descredito en los propios compañeros. Enfrentándose a los fisios, lo único que consiguen es instalarse en la incomprensión: no son comprendidos por arriba (gerencia, director médico..) y entre sus iguales (facultativos), ni tampoco -según concepto jerárquico dominante en su gremio-, “por abajo” por los fisios.
    Creo en el trabajo en equipo, porque es lo mejor para el paciente. Coincido en casi todo lo que habéis dicho, debe haber unos mínimos que sólo se consiguen si se hacen sesiones clínicas conjuntas, si existe un diálogo fluido y flexible por ambas partes, y si tratamos de ser autocríticos actualizando nuestras intervenciones con la evidencia existente. En mi servicio estamos incluyendo los nuevos enfoques de tratamiento en el dolor crónico (educación en neurobiología, terapia de espejo, exposición gradual…) por el empeño de algunos fisios que hemos propuesto protocolos concretos de actuación y la inquietud de algunas rehabilitadoras por el tema. Por supuesto, ni todos los fisios, ni todos lo rehabilitadores están por la labor, pero lo importante es crear estos puntos de encuentro donde poder seguir evolucionando profesionalmente y enriqueciéndonos mutuamente los que lo queremos así, que al final, todo el que llega nuevo al servicio se pueda subir al tren.
    Coincido también en que debemos salir de la ambigüedad con la que evaluamos e intervenimos. Para ello es necesario tener un lenguaje común, comprensible por cualquier fisioterapeuta y por cualquier profesional que vea la historia clínica del paciente. Debemos cumplir debidamente el concepto de “LEX ARTIS” (reglas de oficio), debiéndose observar como eje central de nuestra labor el DEBER OBJETIVO DE CUIDADOS, es decir la obligación de informar de todo el proceso asistencial realizado tras recibir la hoja de derivación para tratamiento de fisioterapia ( por cierto, NO se llama ficha de fisioterapia, ni ficha de tratamiento!): Historia clínica de fisioterapia donde conste diagnóstico de fisioterapia, evaluación fisioterapéutica, modelos de intervención, tratamiento aplicado, hoja de evolución y la entrega al final del informe al alta. En mi hospital esto se hace de forma rutinaria, aunque no todos los fisios cumplimentan todos los informes, pero lo básico, historia clínica de fisioterapia y evolución, lo hacen todos. Además esta informatizado de forma que cualquier profesional pueda ver en qué consiste nuestra atención, de forma que los médicos rehabilitadores, por ejemplo, pueden ver con claridad qué tratamiento he aplicado y la evolución del paciente. Nos quejamos que los demás no tienen ni idea de lo que hacemos: escribamos, e informemos para que nos conozcan mejor. En el último número de la revista del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucia, se nos recuerda que “La inexcusable inobservancia de esta , de este deber de cuidado, exigible objetivamente y sobre todo en una actividad que puede ser fuente de riesgo para el ciudadano, de este criterio valorativo, es lo que califica dicho acto profesional conforme o no con la técnica o proceder habitualmente requerido; y es su ausencia, lo que ocasionalmente puede dar lugar a las anteriormente referidas reclamaciones tanto por vía civil como penal.”
    Quisiera recordaros que existen instrumentos que nos ayudan a unificar terminología y lenguaje. Sirva de ejemplo la ‘Guía de Actos Fisioterápicos’, que ha publicado el Colegio de fisios de Andalucía: una clasificación de intervenciones en Fisioterapia comparable con otros documentos de similar interés elaborados por la American Physical Therapy Association (APTA) o la Australian Physiotherapy Association (APA). Esta guía es un compendio que comprende la clasificación de los actos de fisioterapia, de forma que al igual que las clasificaciones de enfermería NIC y NOC, nosotros podamos codificar nuestras intervenciones. Esto nos ayuda a tener una terminología común entre fisios, y por ende con los demás profesionales que participan en la rehabilitación integral del paciente. Os paso la dirección: http://www.colfisio.org/php/codigos.php

    • Fisiograná:

      Muy agradecido por tu aportación a este debate. Me parece de gran interés que comentes lo que vives de primera mano en tu hospital. Así mismo, es estupendo el enlace de la guía de actos de fisioterapia. Un buen paso para buscar un lenguaje común.

      Muchas gracias y un saludo!

    • Fisiograná, estoy de acuerdo en la segunda parte de lo que dices de la necesidad de un lenguaje común y una historia escrita compartida. Me alegro de que en tu servicio trabajeís en conjunto para hacer algo nuevo. En la Seguridad Social aveces las reglas incluyen no innovar, no hacer nada nuevo, limitarse a seguir un paradigma.. La dotación de los servicios de rehabilitación muchas veces se ha quedado estancada y no se le han dado recursos. Eso sí, el volumen de pacientes que llegan a rehabilitación es un porcentaje enorme del total de pacientes de un hospital. Pero se soluciona con el mínimo coste posible.

      Hay muchas especialidades que están apartadas de las demás: microbilogía, análisis clínicos, medicina preventiva, o que tienen malas relaciones con otras con las que deben trabajar: los traumas son unos brutos para los internistas, los psiquiatras unos tocapelotas para los traumas y viceversa cuando los ancianos se desorientan por la noche. Aveces el anestessita es un jeta para el cirujano y así entre muchas más. Primaria se considera menos que otras especialidades de forma injusta aveces etc…

      En lo de las relaciones de la especialidad de rehabilitación con otros especialistas tenemos el problema de lo poco conocidos que son los medios físicos y la propia fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia por los médicos generales y especialistas varios. Verás a intensivistas que piden que venga el fisio a hacer clapping (y esa es su única noción de fisioterapia respiratoria, con mucho que el clappling tenga muy poca utilidad), lo ponen así en la ficha: interconsulta a fisioterapia para tratamiento con clapping, y no interconsulta a rehabilitación médica para valorar tratamiento respiratorio) e incluso neurólogos nuevos que al llegar a la planta te dicen: ya le hemos dado la pelotita para la mano. También reumatólogos o traumatólogos que en sus hojas de interconsulta proponen el tratamiento de rehabilitación con cosas absurdas y no indicadas, o que simplemente opinan que el fisioterapeuta “tiene que moverlo ya”, y lo mandan al fisioterapeuta “a que lo muevan”.
      La mayoría de los compañeros médicos no distinguen a un fisioterapeuta de un médico rehabilitador (a una compañera la llamaron la Doctora Fisioterapeuta en la revista del Colegio de Médicos) ni saben la diferencia entre osteópata, quiropráctico, quiromasajista y masajista deportivo con todo lo anterior. Después de años en la facultad juntos, hacer guardias de urgencias juntos una residente de anestesia me preguntó si los cuatro años de formación de la especialidad de rehabilitación consistían en aprender a hacer masajes, y si ya sabía lo suficiente para hacerle uno. Una solución para arreglar este problema sería que la asignatura de rehabilitación y terapeútica física no fuera una optativa en medicina (En la mayoría de los programas de la carrera de medicina es una asignatura optativa o una asignatura de pocos créditos, una “maría”) y que todos los médicos supieran más de las indicaciónes de la fisioterapia y la terapeútica física, logopedia, terapia ocupacional …. Para eso se propuso la creacción de un área de conocimiento de la rehabilitación en las facultades de medicina o de ciencias de la salud. Sería fabuloso que en cada asignatura de patología médica hubiera un tema de tratamiento fisioterápico, terapia ocupacional y logopedia cuando corresponda. Incluso que algunas de esas clases para médicos las dieran fisioterapeutas, TO etc.. explicando lo que pueden hacer con las patologías de esa especialidad (tenemos asignaturas de neumo, cardio, pediatría, trauma, casi todas las especialidades tienen una asignatura correspondiente, la asignatura de rehabilitación y terapeútica física es muy floja.
      ¿Quien se opuso a la creacción de un área de conocimiento de rehabilitación y a potenciar la formación de todos los médicos en terapias físicas? EL CGCF, Consejo General de Colegios de Fisioterapia. Parece que no les gusta la idea de que los médicos sepan algo de fisioterapia,terapias físicas, vamos, rehabilitación en general (llamaló como quieras). Tanto quejarse de que no se les conoce y después zancadilla. Tal vez se querían vengar de la Apumefyr (Asociación de Profesores Universitarios de Medicina Fisica y Rehabilitación). Lo genialsería un departamento único universitario de Rehabilitación que uniera áreas de saber de diferentes carreras, que englobase todas las profesiones ,pero hay egos y hay temas de la propia universidad que limitan el conocimiento al metro cuadrado de cada departamento.

      De todas formas el argumento en dirección contraria no les funcionó y no tuvieron problema en ganar legalmente una demanda de los terapeutas ocupacionales por el hecho de que hubiera formación en ergoterapia y terapia ocpuacional para fisios. Lo lógico es que las profesiones que se solapan se puedan comprender compartiendo al menos los conocimientos básicos. El CGCF pensó que si los médicos sabían algo de fisioterapia y terapias físicas tal vez querrían después mandar a los fisios, mejor que no sepan nada, que piensen que todo son masajes y pases secretos de manos.

      Pienso que en esta lucha idiota aveces el CGCF se escupe a sus propios pies, terminará caminando sobre barro. Entre los que nos representan a cada uno hay un odio visceral y un rencor que viene de… no sé, ¿una demanda de 1985? ¿un conflicto sobre quien daba qué asignatura en la escuela de fisioterapia en 1980?

      Océano sacó el tema de que la rehabilitación médica no tiene un área de saber propia en la Universidad. No, depende del Departamento de Radiología y Medicina física. Hace mucho tiempo todos los aparatos electrónicos estaban en este departamento, pero la radiología (rx, RMN, TAC,..) progresó tanto que la parte de medicina física (electroterapia, mecanoterapia..) quedó reducida a poco. La Universidad no ha sido muy rápida en hacer los cambios oportunos.

      Hay que conocer para querer. Y el caso es que el mismo problema de que muchos médicos no saben de fisioterapia viene de que muchos médicos no saben de rehabilitación y medicina física. Les engañan facilmente, verás a médicos acudir a quiromasajistas y otros sin saber qué tipo de profesional es, creyéndose patrañas.
      También verás a muchos médicos (reumas, traumas) utilizando la derivación a rehabilitación como una forma de librarse del paciente ((somos el último escalón en la atención (( prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación son los cuatro pilares.)) Muchas de las patologías que tratamos son incurables, crónicas. El niño con parálisis cerebral sigue teniendola, el dolor por artrosis o fibromialgia vuelve al poco tiempo etc…

      — Los especialistas en Medicina Física y Rehabilitación somos, deberiamos ser, más un nexo entre otros médicos y los fisioterapeutas. Sin embargo la actitud de algunos fisioterapeutas tampoco ayuda:

      Un ejemplo : un grupo de fisioterapeutas proponía trabajar directamente con los neumólogos e intensivistas en un congreso de rehabilitación respiratoria, justificaban la necesidad de la fisioterapia respiratoria utilizando evidencia cientifica y artículos sobre fisioterapia respiratoria, todo muy correcto. Estos médicos (UCI, neumo) no sabían nada de fisioterapia respiratoria, lo confesaban, pero estaban abiertos a trabajar como fuera porque no se estaba haciendo bien en sus centros. a los fisios les daba igual que no supieran: ¡¡mejor!! Resulta que los artículos que citaban estaban escritos por médicos rehabilitadores allí presentes que estaban escuchando todo con gran sorpresa. Utilizan conocimientos que ellos han ayudado a crear con su trabajo para tratar de eliminar su propio trabajo y puentearles. Genial.

  36. Arco, utiliza argumentos veraces, lo que dices no es cierto y puedes buscar información para comprobarlo por tí mismo. Puedes creer lo que quieras, tal vez te lo han contado, pero probablemente será una fantasía. La rehabilitación médica existe en la gran mayoría de países desarrollados como especialidad y el trabajo que realizan los médicos especialistas en rehabilitación es muy similar en todos esos países.

    Arco dijo:

    “””””En otros países el médico rehabilitador como figura no existe como aquí lo entendemos””””””

    La semana pasada se celebró el congreso internacional de rehabilitación y medicina física en Puerto Rico. ¿Piensas que los médicos rehabilitadores no tenemos de primera mano información de cómo es la rehabilitación médica en el resto de países? Mañana me voy a un congreso inernacional de rehabilitación también donde hablaré con colegas de todo el mundo. Me sorprende ver cómo interprentan la realidad muchos fisioterapeutas, lo he oído en jornadas nacionales de fisioterapia donde he asistido. Acude un fisioterapeuta francés, belga o australiano y cuenta todo un mundo de maravillas sobre la fisioterapia en su país que después son exageradas boca a boca y de oídas hasta el punto de que al cuarto interlocutor la historia es que en otros países es el médico el que le pregunta al fisioterapeuta porque el médico no sabe nada de nada y es tonto. Es el fisio el que decide todo él solo, gana el doble, resuelve más patologías con más eficiencia y todos le admiran y respetan. No es para tanto. Sí hay diferencias en otros países en cuanto al uso que hace la gente de los servicios privados de fisioterapia y en la calidad científica de la fisioterapia que se aplica.

    Revisa el enlace de la Asociación Internacional de Medicina Física y Rehabilitación:
    http://www.isprm.org/

    O mira la web del último congreso internacional. Por cierto, algunos fisioterapeutas de otros países también asisten a este congreso e incluso dan charlas allí para médicos (eso es respeto de verdad, si escuchas el trabajo de alguien es porque piensas que merece la pena):
    http://www.isprm2011.org/

    No te dejes llevar por el entusiasmo y la típica falacia que se repite otra vez como un mantra entre muchos fisios: “en otros países la fisioterapia es mejor” “En otros países los médicos rehabilitadores no existen o no son como los de aquí”

    Se oyó mucho cuando se pretendía ampliar la receta de fármacos a los fisioterapeutas que en otros países los fisioterapeutas podía recetar. Bien, si quieres te paso un informe sobre la legislación en esa materia en toda Europa. Si fuera fisio y oyese que todos los fisioterapeutas europeos tienen una competencia probablemente lucharía por tenerla también, pero pienso que primero hay que comprobar si es verdad eso que he oído; pienso que todos podemos cotejar la información que oímos.
    Mira, este es un enlace a la sección de rehabilitación de la asociación de médicos especialistas de la Unión Europea. Ante cualquier duda sobre competencias de los médicos rehabilitadores en otros países la SERMEF consulta directamente con organismos europeos como este:
    http://www.euro-prm.org/en/

    Se miente mucho sobre la figura del médico rehabilitador en otros países y las fabulosas atribuciones del fisioterapeuta allí. En gran parte la fisioterapia es mejor en otros países porque:

    -Hay menos fisioterapeutas porque hay regulación del número de plazas en la universidad. Un exceso de fisioterapeutas formados aumenta la oferta, baja los precios, hace que muchos se tengan que buscar otros negocios (Como poner piercing, hacer reiki, peluquería, herbolario y fisioterapia en un mismo centro)

    -En los países donde la fisiotearpia es mejor hay departamentos de rehabilitación en la universidad que aglutinan a logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y médicos rehabilitadores trabajando juntos. Incluso podrás ver revistas de investigación sobre terapias físicas, rehabilitación, fisioterapia (llámalo como quieras) en la que los autores son una mezcla multidisciplinar .

    En conclusión: la fisioterapia es mejor donde los fisioterapeutas trabajan mejor en equipo, hacen más ciencia, tienen menos paro (el paro obliga a inventar fórmulas novedosas y aveces poco éticas para sacar el negocio adelante como puede ser recurrír a terapias poco científicas)

    No dudo de que en algún lugar se haya decidido actuar como cuentas, remitiendo algias simples primero a fisioterapia. No me parece mal. Una lumbalgia de 3 semanas de evolución no tiene indicado pedir ni una radiografía y el primer tratamiento es conservador e incluye fisioterapia, pero también analgésicos. Son formas de organizarse para tratar patologías comunes que probablemente no deberían llegar al especialista a no ser que se hubieran agotado los recursos terapeúticos o que se tratara de una lumbalgia inflamatoria (reumatología) o que tuviera características atípicas que hubiera que estudiar. Sin embargo. Se trata de una cuestión de organización de la fisioterapia en atención primaria donde los protocolos se deben decidir entre todos los especialistas implicados y que además precisan de una fisioterapia de primaria con menos listas de espera y más recursos.
    Algunos problemas de la fisioterpia-rehabilitación son los problemas de la organización sanitaria pública entre atención primaria y especializada, pienso que nada que ver con las personas.

    También te cuento algo en plan autocrítica: hay médicos que opinan que tener mucha lista de espera y muchos pacientes es positivo para la especialidad. Pongamos a un especialista en otorrino que aceptase todas las interconsultas por catarros simples. En 5 minutos despacha a un paciente y puede ver a muchos, pero el día que le llega un tumor necesita mucho más tiempo para el paciente. En la estadística te cuentan por paciente visto. En rehabilitación puedes ver 5 lumbalgias o atender a un lesionado medular, la genencia verá 5 a 1, y además el que ve solo un paciente me genera más gasto. Hay médicos especialistas que valoran ver patología común y fácil. Verás a traumatólogos que la mitad de su vida huyen de la fibromialgia, la osteoporosis y las tendinitis y la otra mitad de su vida las consideran su jubiliación (es más fácil ver 10 tendinitis que seguir la evolución de una malformación ortopédica congénita grave) “Es de donde yo como” te dirán esos especialistas. Por eso no están muchas veces de acuerdo en dejar que las patologías comunes y menos graves se queden simplemente en primaria donde el médico de familia y el fisioterapeuta pueden atenderlas bien. Por otra parte el médico de primaria también tenderá a hacer medicina defensiva consultando por lumbalgias, tendinopatías etc que no deberian llegar al traumatólogo ni al reumatólogo ni al especialista en rehablitación. El paciente también lo demanda demasiadas veces: quiere al especialista. Por otra parte la fisioterapia en atención primaria deja bastante que desear. Un solo fisio, en un espacio pequeño y con una lista de espera enorme que o se mata o no llega a tratar a suficientes pacientes por lo que a algunos solo les llega para poner US y TENS y no para hacer terapias personalizadas utilizando sus manos (¿me explico?) Sin embargo para potenciar la fisioterapia de atención primaria los médicos rehabilitadores también necesitamos algo: estar seguros de que el médico de primaria y el fisioterapeuta de primaria saben quien es el especialista médico con el que consultar a continuación si el tratamiento no funciona. Necesitamos saber que se va a respetar nuestro lugar como especialistas de consulta. Conozco a fisios de primaria que ven la consulta al especialista de rehabiltiacion como una mancha en su orgullo y solo quieren saber algo del traumatólogo El traumatólogo no debería ser la primera opción de consulta en patología no traumática, no quirúrgica y con un tratamiento físico no ortopédico (es cirujano y especialista en ortopedia). El reumatólogo no debería ser la primera consulta si no se sospecha patología inflamatoria, autoinmune (es especialista en eso).
    Esa es la razón de ser de un especialista, saber más de algo que quien da la atención inicial y tener algunos recursos más. El conocimiento desde luego es libre, puedes estudiar y saber tanto como un especialista, pero se debe conocer cual es tu puesto si estás en primaria. Me horroriza ver cómo algunas patologías nuncan llegan a rehabilitación y se quedan en primaria mientras que la rehabilitación y fisioterapia especializadas están saturadas de patología que no debería haber salido del primer nivel de atención: médico de primaria y fisioterapeuta de primaria. ¿Qué sentido tiene eso?

    No tengo ningún problema con que el fisioterapeuta sea primer escalón de consulta en algunas patologías o que el médico de primaria lo derive directamente allí. Lo que tengo un problema es en la definición de las patologías que sí deberían consultar con un especialista en rehabilitación antes. ¿Dejarías a un fisioterapeuta como primera consulta y única si tu padre tuviera un ICTUS, una lesión medular, tu hijo parálisis cerebral, o sufrieras una amputación? ¿Qué me dices del seguimieno de la recuperación de fracturas y heridas? ¿Solo un fisioterapetua para hacer tratamientos del suelo pélvico, readaptación del paciente infartado o con EPOC? Pienso que no y esa es la razón de ser de la especialidad de medicina física y rehabilitación.
    Además en cuanto a dolor debes tener en cuenta el funcionamiento de las unidades del dolor con equipos de médicos rehabilitadores, anestesistas, traumatólogos y fisioterapeutas (sí, también). Toda esa atención especializada no la puede aportar un fisioterapeuta solo que se monta su consulta en un piso de forma autónoma. Hay que saber a donde se puede llegar de esa manera y donde hace falta un equipo. Y eso es lo que me da miedo de la fisioterapia, que mientras todo va bien retiene al paciente, cuando no termina de mejorar lo sigue reteniendo una temporada. Necesito confiar en que el criterio para derivar al médico del fisioterapeuta es válido y que sabe a quien debe consultar. Pienso que el hecho de que muchos fisioterapeutas le den la espalda al médico rehabilitador o por orgullo o un rencor heredado no lo consideren su alidado en el tratamiento del paciente pone en peligro una buena atención.

    • Dr Franco,

      Personalmente no trabajo en el ámbito hospitalario; sin embargo, me parece muy sensato lo que dices. Creo que mucha de lo que ud denomina “algia simple” podría atenderse en AP por FT sin intermediación de MRyR; de la misma manera, no tengo la menor duda de que, para otro tipo de patología más compleja (medulares, etc) es necesaria la figura de un especialista que coordine y referencie todo el equipo. Tal especialista bien debe ser el MFyR.

      Un saludo

      • No es corriente leer eso en la opinión de un fisioterapeuta. De hecho cuando alguno a comentado en su blog que opina que se puede trabajar bien con un médico rehabilitador ha habido comentarios de “traidor”. Creo que está contado lo de la escuela donde se organizó una recogida de firmas entre los alumnos para pedir que se eliminara la especialidad de rehabilitación de los planes formativos. Me encantaría leer desde el CGCF algún documento en el que planteasen cómo trabajar de forma multidisciplinar. ¿Cómo sería ese libro de estilo de relaciones profesionales entre MFR y FT? Tal vez podría ser motivo para una entrada de nuestros blogs. Aunque no suele ser mi tema de bloguear.

    • Estimado Dr Franco:

      Reino Unido. Los pacientes acuden directamente al fisio el cual hace diagnostico y tratamiento y si es necesario pruebas de imagen, y con la formación correspondiente infiltraciones incluso intraarticulares.

      Como ve, si en Reino Unido existe el rehabilitador, no existe tal y como aquí lo entendemos, con lo que es una lástima que haya escrito tanto, para que le de datos que puede confirmar usted mismo, y veraces (he trabajado en hospital de NHS y la información es totalmente veraz).

      Y no se sulfure hombre, que yo defiendo la fisioterapia, no critico al médico rehabilitador. Como le digo, nunca he tenido que trabajar con uno, y por lo tanto ni me incordian ni me dejan de incordiar.

      Saludos

      • British Society of Rehabilitation Medicine
        http://www.bsrm.co.uk/

        Lo veo más claro, lo que pasa con los fisioterapeutas españoles es que quieren ser fisioterapeutas ingleses para unas cosas, belgas para otras cosas y franceses para las que interese. Además para que la fisioterapia tenga más identidad y goce de mayor respeto necesita hacer cosas que no son fisioterapia y que también hacen los médicos. Vamos que la crisis de identidad de la fisioterapia es que en realidad los fisioterapeutas españoles quieren ser médicos o ingleses.

        ¿Qué formación es la que permite a los fisioterapeutas ingleses poner infiltraciones intrararticulares? Jamás había oído nada parecido. Bueno sí, he leído sobre un enfermero y fisioterapeuta de Costa de Marfíl que a falta de cirujano hacía amputaciones a heridos por minas antipersona. Básicamente hacía “fisioterapia quirúrgica” y se le respetaba mucho por ello. Aunque en vez de llamarle fisioterapeuta le llamaban “el cirujano”. Aunque lo lógico es que le llamaran fisioterapeuta y que sus competencias fueran inmediatamente trasferidas a todos los fisioterapeutas del mundo (no así sus conocimientos, que no se pueden trasnferir).

        No sé qué leyes permiten en Inglaterra a un fisioterapeuta hacer infiltraciones intraarticulares (¿Con qué fármaco?, por cierto) ¿Dentro del Sistema Nacional de Salud?
        Hay muchos fisioterapeutas que hacen cosas que no están reguladas legalmente. Que las hagan no significa que la ley reconozca esa actividad. Y el seguro no te protege si te metes en cosas que no son tu competencia.

        Arco, lo que me parece fatal es la mentira.
        Te explico. Cuando se trataba de conseguir que los fisioterapeutas españoles pudieran recetar fármacos se dijo que en el resto de Europa los fisioterapeuats recetaban fármacos, o al menos que lo hacían en “la mayoría de los países europeos” porque allí se respetaba más a los fisioterapeutas. A través del Physical and Rehabilitation Medicine Section and board of the European Union of Medical Specialist (La más importante asociación europea de médicos especialistas se revisaron las normativas sobre prescripción de fármacos por fisioterapeutas en toda Europa. Bien, solo en Inglaterra los fisioterapeutas recetaban fármacos. Solo después de un master… en homeopatía. Y solo fármacos homeopáticos. En Inglaterra el NHS financiaba tratamientos de homeopatía. Ampliando a la prescripción de productos ortoprotésicos en toda Europa solo podían prescribir productos de este tipo en Francia, de toda Europa solo en Francia. Y tan solo bastones ingleses y sillas de ruedas para uso inferior a un mes y siempre y cuando no contradijeran ninguna prescripción médica.

        Para mí eso no son “LA MAYORÍA DE LOS PAÍSES” ni “EN EL RESTO DE EUROPA”. Por eso me parece una mentira absoluta hacer creer a los fisioterapeutas españoles que en el resto de Europa o en el resto del mundo los fisioterapeutas cobran el triple, trabajan la mitad, hacen cosas mucho más importantes que en España,tienen competencias que aquí algún tipo de complot les niega, y los médicos les preguntan a ellos siempre porque saben más de TODO, absolutamente de TODO, los médicos rehabilitadores no existen o no trabajan nunca con fisioterapeutas porque “allí” son autónomos. Pienso que la imagen que se da de los fisioterapeutas de otros países en España está muy distorsinada por intereses. Se coje la excepción en un país como la norma. Y se trata de que esa supuesta norma se aplique también en España.

        La mayoría de los procedimientos médicos se pueden aprender rápidamente. Se puede aprender a operar de apendicitis en un par de meses y a recetar cada fármaco con seguridad en unos pocos minutos. Podrías hacer cursos para fisioterapeutas de cada trocito de la medicina que quisieras y la gran mayoría de fisioterapeutas serían capaces de aprender cada procedimiento médico y ponerlo en práctica. Sin embargo no estarían haciendo fisioterapia sino minimedicina o porciones de medicina. La crisis de identidad sería no ser fisioterapeutas sino intentar ser médicos, actuar como los médicos, hacer cosas que también hacen los médicos, ser más iguales que los médicos.

        Ten en cuenta otras cosas sobre Inglaterra: la osteopatía y la quiropráctica están reconocida como carrera y profesión sanitaria. Los fisioterapeutas no tienen nada que hacer contra eso y tienen que competir con estos profesionales también. En España no. En muchos países los osteópatas pueden hacer después cualquier especialidad médica igual que los médicos y por tanto pueden infiltrar, incluso infiltraciones intraarticulares, recetar fármacos e incluso hacer cirugía. Puedes ser fisioterapeuta, hacer después tus 5 años de osteopatía y tus 5 años de especialidad y ser así fisioterapetua, osteópata y especialista en traumatología. rehabilitación o ginecología. Eso sí, una vez llegados a este punto ser fisioterapeuta es lo que menos importa. ¿No me estarás hablando de un fisioterapeuta inglés con 5 años de osteopatía y un master en aparato locomotor? La legislación inglesa es distinta, pero solo con la carrera de fisioterapia no se pueden hacer las técnicas de infiltracion que me dices.

      • Lo veo más claro: los fisioterapeutas españoles lo que necesitan es ser ingleses. O tal vez lo que necesitan es hacer procedimientos médicos, que también hacen los médicos, que no son terapias físicas ni manuales, utilizan fármacos y son invasivos para tener más reconocimiento por sus … ¿terapias físicas y manuales?.

      • Sigamos hasta el infinito:
        En otros países, en el resto de Europa, en el resto del Mundo, los médicos no existen, solo existen los fisioterapeutas. Los fisioterapeutas de allí son mucho más listos y con su carrera ya saben todo lo que necesitan, además de que la oferta de cursos es mucho mayor y hay especialidades de fisioterapia en todo y para todo. Los fisioterapeutas cobran el doble en todo el mundo, y pueden hacer todas las terapias médicas que quieran o que les gusten, aveces tienen que hacer un cursillito de nada pero bueno. Allí hacen muchisimos cursos super avanzados y tienen más eviencia científica. ¡En otros países del mundo a los fisioterapeutas les respetan mucho más porque allí las mismas terapias de aquí son mucho más avanzadas y mucho más efectivas!. Vamos, en otros países con una sola sesión de fisioterapia ya vuelven a andar los pacientes paralíticos. Y a nadie se le ocurre consultar con el médico: van directamente para todo a un fisioterapeuta. En otros países como los fisioterapeutas tienen tesis doctoral, son doctores y tienen un despacho y ya no tienen que arremangarse para trabajar ni ponerse de rodillas delante de un paciente porque solo imponiendo sus manos y con su sabiduría ya curan sin necesidad de ultasonidos ni corrientes ni nada de nada, o se dedican solo a dar cursos y no tienen que pasar horas moviendo un brazo o una pierna y teniendo la bendita paciencia de ayudar a caminar a un abuelo. Los fisioterapeutas de otros países tratan solo a bailarinas que se han hecho pupa y a futbolistas que se recuperan en dos dias, pagan el triple e idolatran a su fisio por encima del médico siempre; y cuando tienen que hacer fisioterapia respiratoria sus esputos infectados no huelen porque son mocos europeos.

      • Pienso que crear falsas espectativas a los estudiantes de fisioterapia es un problema. La fisioterapia tiene sus indicaciones, pero también sus limitaciones. Muchas veces no cura, solo alivia. Toda la medicina moderna tiene esa limitación también: sigue habiendo patologías incurables. Hay que saber hasta donde se puede llegar con fisitoterapia, con técnicas manuales y medidas físicas. Si no puedes hacer que el paciente mejore con estas cosas pasaló a otro profesional con otros recursos o suma la fisioterapia a los tratamientos que hacen otros profesionales en equipo. Pretender que el fisioterapeuta sin contar con nadie sea capaz de tratarlo todo es una falsa espectativa que crea descontentos. Una falsa espectativa es pretender que el fisioterapeuta va a hacerse rico. Los médicos tampoco nos hacemos ricos. Nuestro sueldo es mayor porque se valoran los años de formación en exclusiva. Pienso que la espectativa de unos grandes ingresos tras solo 3 años de formación y simplemente haciendo masajes a deportistas es una falsa espectativa que ha creado muchos descontentos enntre fisioterapeutas. La mayoría de los fisioterapeutas trabajan enla privada, allí la competencia es feroz y las prácticas utilizadas no son simpre demasiado éticas. En la privada se compite contra todos los especialistas con alguna autonomía y también con todos los intrusos. La realidad el fisitoerapeuta autónomo es esa lucha por conseguir clientes haciendo lo que sea. Muchos no lo consiguen. Hay fisioterapuetas que ponen piercing o que se dedican a la fisio estética con masajes reductores de la celulitis. Sobre las infiltraciones y la fisiotearia: la mayoría de los fisioterapeutas abominan de las infiltraciones,y de cualquier otro tratamiento que ellos no aplican. Si los fisioterapuetas pudieran infiltrar desde luego tendrian otra técnica que vender y más ingresos. En realidad en la pública, donde todos los pacientes consultan con un médico que también puede infiltrar el hecho de que lo haga también el fisio solo duplica competencias o elimina al médico de la ecuacción (que es lo que muchos fisios buscan. ¿Después de dar a los fisios la competencia de infiltrar habría que quitarsela a los médicos para evitar la competencia desleal o podríamos compartirla?) En la privada lo que haría es que muchos fisios dejaran de considerar las infiltraciones como algo diabólico, algo que “solo quita el dolor pero no las causas”, que “no tiene un enfoque holístico”. Muchos pacientes que veo tienen ideas así de las infiltraciones que les ha trasmitido su fisio, curiosamente. Hay muchas cosas así que suelen decir algunos fisios de las técnicas que o bien ono entienden o bien les han casusado algún problema (pacientes que mejoran instantaneamente con una infiltración tras semanas de tratamiento de fisioterapia que fracasa, o pacientes que estan muy mal pese a haber sido infiltrados o que tal vez fueron infiltrados porque estaban muy mal, y como los efectos son pasajeros siguen estando mal… y no se curan pese al tratamiento de fisioterapia, y hay que culpar a alguien: el culpable es la infiltración, y el médico, lógico. El paciente además está de acuerdo porque también necesita culpar a alguien. Si los fisios pudieran infiltrar la infiltración sería un tratamiento dabuten, supereficaz y megademostrado y enseguida habría cursos de técnias de infiltración para fisios para aprender una técnica que no se enseña en las escuelas de fisioterapia. Seguramente habría un cambio de concepto increíble desde ser muy malas a ser “una técnicas más de fisioterapia con fabulosos resultados”.

  37. Pues para mí la fisioterapia se define como el camino que debería seguir el paciente para librarse de los fisios.
    Absolutamente de acuerdo en que no hay nada más maravilloso que darse cuenta de lo equivocado que está uno y poder deshacerse de algo que no vale para nada.
    Como dice Fisiograná, nos queda una gran labor de comunicación con los demás profesionales, gracias por el enlace!
    No creo que un culo pueda ocupar dos asientos, por lo que es de agradecer que haya más posaderas dispuestas a llenar las sillas libres de la medicina. Ya me gustaría a mi trabajar con más profesionales y aprender unos de otros, tendremos que ampliar el negocio…

  38. Samfrado: Lo que propones lo veo un poco utópico actualmente, pero comparto contigo este deseo de que en la formación universitaria de medicina se incluyera una asignatura no optativa de rehabilitación y que los distintos profesionales que participamos en la rehabilitación integral del paciente pudieramos dar a conocer en qué consiste nuestra labor.
    La figura del médico rehabilitador creo que está suficientemente justificada como persona que coordina todo el proceso de fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, psicólogo (el gran olvidado)….en pacientes con grandes discapacidades. Cuando existen pacientes cuya patología no requiere esta coordinación multidisciplinar, creo que no es necesaria su presencia, y esto lo digo desde mi experiencia, puesto que la comunicación entre el facultativo especialista de sala o de consulta es más rápida, el paciente tiene menos demora y tu sabes que realmente a veces es irrisorio el peregrinaje en consulta donde tienen que soportar la compleja lista de espera del rehabilitador cuando su atención va a consistir sólo en atención fisioterapéutica. Algo así como lo que planteabas para Atención Primaria, se podría hacer en Especializada. Un paciente intervenido de artroplastia de rodilla, podría verlo el médico rehabilitador para valorar si necesita dispositivos de apoyo, si requiere una interconsulta para fisioterapia a domicilio, si requiere la atención del Neumólogo, o si necesita la visita del especialista en Salud Mental si se ha desorientado con motivo del ingreso; pero si el proceso se desarrolla con normalidad, basta que se solicite a través de la hoja de derivación la atención fisioterapéutica y creo que no es necesaria gastar más recursos desde consulta de Rehabilitación. El fisioterapeuta sabe identificar complicaciones y posibles necesidades ortopédicas….y si existiesen se podría derivar de nuevo a consulta. El alta pienso que en la mayoría de los procesos que vemos podríamos darla nosotros, sin necesidad de dejar al paciente en un ”limbo” de incertidumbre desde que el fisioterapeuta termina su intervención hasta que es dado de alta en consulta. Habría que sentarse juntos y protocolizar las patologías susceptibles de este modo de actuación, repito juntos. El problema es que la mayoría de los hospitales no existe logopedia, ni terapia ocupacional, solo fisioterapia y esto hace que se confunda la figura del Médico Rehabilitador.
    No obstante, creo que contigo no tendría mucho problema en llegar a acuerdos porque veo interés por clarificar metodología y no jerarquías o poderes. Espero tu opinión.
    Un saludo,

  39. Gracias Fisiograná. Precisamente se trataría de eso, de clarificar los procesos de derivación en la sanidad pública y coordinar primaria y especializada. Algunos problemas de la fisioterapia y rehabilitación en la sanidad pública son comunes a las relaciones primaria-especializada que se dan con muchas especialidades, pero agravadas por que ya no es solo entre médicos de primeraia y médicos de especializada sino que también hay fisios de primaria y de especializada: 4 agentes con diversidad de opiniones y posturas. En general tantas opiniones como agujeros del culo, todas desagradables para los demás y de las que no se puede hablar en la hora de la cena. Muchos pacientes con dolor no traumático, no quirúrgico van al traumatólogo como primera consulta. Esperan mucho para que el traumatólogo les diga que no hay operación para su dolor y que todos los analgésicos que puede recetar también los puede recetar el médico de cabecera, inlcuso pedir la resonancia. Aveces el siguiente especialista de consulta es el reumatólogo. Hay muchos reumatologos viendo artrosis simples, primarias y sin más tratamiento por su parte má que recetar algún protector del cartílago y ajustar la medicación analgésica (que también puede recetar el médico de primaria). Si además hay una irradiación ciática o braquialgia es posible que el paciente haya sido derivado también a neurocirugía (donde si no hay signos de alerta le dirán que lo suyo no es quirúrgico) Finalmente desde alguno de ellos el paciente llega ya cronificado al médico rehabilitador y al fisioterapeuta. Desde el CGCFE se vende que es el escalón del médico rehabilitador el que sobra. en realidad lo que sobran son malos hábitos de derivación desde atención primaria y malos hábitos en la población: por cualquier cosa (incluso la más sencilla y común) como pago tengo derecho a una resonancia magnética y a que me vea un especialista médico en aparato locomotor. No se conformarán con una derivación directa a fisioterapia de primaria si allí el tratamiento recibido no es de gran calidad. No se conformarán con que su tratamiento se hacer ejercicio si solo se lo dice el médico de AP y el fisio de primaria. Además muchos médicos con privada han vendido esa necesidad de consultar con un especialista por cualquier patología, igual que muchos fisios desde la privada han vendido la idea de que todo se puede tratar con masajes y técnicas pasivas y agradables. Se ha creado un monstruo. Cuando he debatido con fisioterapeutas sobre derivación directa a fisioterapia y consulta con médicos ante las dudas me he encontrado con dos cosas que me han dado realmente miedo por su temeridad y por su arrogancia: la primera era que no necesitaban consultar con ningún médico nunca porque eran profesionales absolutamente independientes. Yo lo soy, y no dudo en recomendar a pacientes ir a podólogos, psicólogos y otros, incluso si no los hay en la Seguridad Social. La otra era que jamás consultarían con médicos rehabilitadores porque no teníamos nada que ellos no tuvieran. Que solamente consultarían con traumatólogos y otros especialistas. Pienso que el médico rehabilitador es el mejor especialista médico para que un fisioterapeuta le consulte sobre un tratamiento de fisioterapia cuando no ha tenido buenos resultados. Me parece intolerable la postura de muchos fisioterapeutas anti-médico rehabilitador. Pienso que hacen falta fisios con capacidad de trabajo en equipo, especialmente trabajo en equipo con médicos rehabilitadores. Cosas que me han dicho como “yo ni siquiera miro las fichas del médico rehabilitador” hacen que piense que es imposible trabajar con algunas personas.

    • Estimado Dr Franco:

      Me ha contestado muchas cosas que yo jamás ni he exaltado ni he apoyado, como el tema de la osteopatía, o de que tengamos que infiltrar, ni precribir fármacos. Yo personalmente creo que eso no es de mi incumbencia.

      Lo único que yo erre que erre es que como fisioterapeuta, para hacer mi trabajo (aplicar un tratamiento), necesito hacer una evaluación (la que sea que sepa o haya aprendido dentro de mi formación de fisio o postgrado), para aplicar el tratamiento adecuado, y que una etuqieta de tendinitis bicipital aplicar US y Onda corta, pues la verdad no me facilita mi trabajo. Punto.

      Las inflitraciones intraarticulares de las que le hablo, y he presenciado en directo constan de un anestésico más corticoides. Sin embargo para prescribir ´medicamentos, remitían al paciente al médico, o valía una petición del terapeuta por teléfono con el médico del propio centro.

      Volveré con el nombre exacto de la formación que como fisioterapeutas les permite hacer dichas infiltraciones, pero era algo como un máster en Orthopedy. Pero le daré el nombre completo.

      Me da igual lo que hagan los fisios de otros países, no quiero ser como ellos, quiero que como fisio en España pueda hacer mi trabajo, y que con el paso de los años, las cosas han cambiado mucho y tenemos evidencia de lo que funciona. Y afortunadamente (y desgraciadamente), para que pueda aplicar lo fisioterápico necesito que el médico me lo prescriba, pero si el médico no lo conoce pues no lo hace.

      De qué me sirve que e médico me mande un hombro infiltrado 3 veces para hacerle fisioterapia. Que me lo mande antes a ver si no hace falta infiltrarlo.

      Y hablo de diálogo, no de jerarquías, que como siempre le repito es donde está la madre del cordero.

      Yo no me siento identificado con los que se hacen llamar representantes de los fisioterapeutas, ni en el consejo ni en mi propio colegio.

      Como individuo transmito y comparto mis inquietudes, nada más y doy mi punto de vista de cómo me gustarían que fueran las cosas para ser más independiente, no para ser mejor que otras profesiones sanitarias ni pasar por encima o por debajo o por detrás. Simplemente ir a mi bola. Y eso, no es posible, y eso hace que evolucionemos muy despacio, y hace que no odamos justificar nuestra presencia en muchos sitios, y hace que hayan intrusistas, y hace que todo esto cree lo que parece ser llamamos una crisis de identidad, que realmente no lo es, sino que es un uso indiscriminado de la palabra fisioterapia para justificar nuestros fines, lucrativos o de poder.

      Le sigo recomendando Dr que no se sulfure, que se lo tome con calma, y que entienda que las palabras escritas jamás po´drán cambiar el valor de una buena charla dnde todos estos temas que llevan días de transmisión e interpretación no nos durarían más de 2 cervezas.

      Un saludo

  40. La cosa es así en la crisis de identidad de la fisioterapia: Si el fisioterapeuta fuera pescadero (vendedor de pescado) consideraría que el hecho de que no le dejen vender carne es un agravio a su profesión que le hacen los carniceros y que ellos también tienen derecho a vender verduras según la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones del Mercado. Eso sí, ni el carnicero ni el verdulero pueden vender siquiera caracoles y el pato al ser un ave acuática es también “pescado” como el melón de agua y la pera de agua. Cualquiera que tiene una caña de pescar sería un intrusista (joer, tengo miedo de hacerle un masaje a mi novio en la playa silbando una canción no sea que llegue alguien de la AEF y de la SGAE y me multen por partida doble). La venta de pescado enlatado en grandes superficies una aberración que empeora el estado nutrional de la población (lo hacen por la salud de los clientes, no por que perjudique el negocio, que conste: de hecho la solucción es que solo los pescaderso puedan vender conservas). La forma de conseguir más respeto para el negocio de la pescadería sería poder vender embutidos o eliminar la carne como alternativa a la adquisición de proteínas limitando el número de puestos del mercado y aumentando el número de pescaderías por el bien de los clientes al mejorar su alimentación (sin ningún interés por el propio negocio). Como ejemplo de la imperiosa necesidad de ampliar el negocio hablarían de una tienda en Rotterdan donde venden carne, pescado y verdura en el mismo puesto, y de un pescadero que además hace psicoterapia piropeando a sus pacietes deprimidas. Se quejarían de que la gente les confunera con meros despachadores de peces, sobre todo sardinas y masajes (¡Tambien venden marisco, congelado y fresco!) Pero a la vez reventarían el precio de las sardinas montando pescarerías donde solo y exclusivamente se vendieran estos pequeños peces-masajes. Otros pescaderos sin embargo pondrían puestos de venta de todo a cien con llaveros luminosos, plataformas de teletienda y técnicas orientales, mientras se quejan de lo poco conocido y respetado que es la venta de pescado como negocio ya que en países y culturas como Japón, Noruega y los esquimales la gente se come el pescado crudo o en grandes cantidades. Total, que la culpa no es de los pescaderos, sino de los clientes que no son esquimales y tienen mucha aficción al chuletón.

  41. Estoy tranquilo Arco, incluso digo cosas bromeando que no se pueden captar por escrito. Con dos cervezas probablemente cambiaríamos de tema para que fuera divertido y nos llevaríamos bien. He sacado temas que tú no habías mencionado, es verdad. Pero empezaste comentando que en otros países los médicos rehabilitadores no eran como en España. Ese es un argumento que se ha utilizado mucho desde la fisioterapia , desde sus reprensentantes (aunque no te sientas reconocido) para justificar que el culpable de todos los males de la fisioterapia en España somos los médicos rehabilitadores y quitar toda responsabilidad de los propios fisioterapeutas. Por otra parte pienso que se han utilizado argumentos del estilo de “en otros países los fisioterapeutas…” de forma falaz, exagerada y sumamente interesada para justificar aspiraciones que no tenían sentido. Se ha tratado de hacer creer a los fisioterapeutas que necesitan ser más libres y poder hacer más cosas legalmente para tener una mejor fisioterapia. ¿Donde está realmente la falta de libertad? Nunca me he negado a que un fisio añada al tratamiento que yo he prescrito las cosas que considere o que quite cosas. Tan solo quiero que me lo comenten primero para ponernos de acuerdo, y saber qué le están haciendo en realidad a un paciente. Me parece fatal que el fisio simplemente decida hacer menos de lo que yo he prescrito porque no tiene tiempo o no le parece bien. Si no le parece bien quiero que me lo diga y me lo justifique. Si me convence nunca volveré a pedirle que haga un tratamiento que ya me ha enseñado que no es el adecuado. Me encanta saber qué fisios tienen algún talento especial o conocimientos extra, cursos de métodos etc para pedirles un tratamiento más completo para un paciente concreto que comentamos juntos. No me opongo a que el fisio vea pacientes por su cuenta ni que se le deriven directamente ciertas patologías en primaria. Pero en especializada yo también soy responsable de los pacientes y quiero saber qué se les hace, ponerlo por escrito y firmarlo también con mi nombre. (legalmente soy responsable igual que el fisio que lo aplica).

    • Trabajo en primaria como fisioterapeuta. Hay dos médicos rehabilitadores que pasan consulta en mi unidad de AP. No permiten que vea a nadie directamente desde el médico de familia, ni siquiera enseñar unos ejercicios propioceptivos para el tobillo tras esguince recidivante. No, el paciente tiene que pasar por el médico rehabilitador para absolutamente todo. Eso sí, cuando para por su consulta me lo manda preferente por riesgo de cronificación. No puedo ver una epicondilalgia que me mande el médico de familia directamente, en fase subaguda, porque no hay evidencia cientifica. Eso sí, tras pasar por la consulta de rehabilitación, la epicondilagia va a fisioterapia. Yo no quiero que los rehabilitadores desaparezcan de la faz de la Tierra ni mucho menos, pero hay cosas que son de sentido común. Déjemosnos de egos por ambas partes y pensemos en el paciente, nada más.

  42. Me dices que nunca has trabajado con ningún médico rehabilitador. Bien. Los fisios que trabajan conmigo no tienen que llamar con teléfono para decirme que opinan que tal vez el paciente necesita algún fármaco o que se le ha acabado el que tenía. Simplemente entran por la puerta de la consulta o me lo dicen, o lo tienen anotado para cuando salgo a ver como van las cosas en el gimnasio. Tampoco necesitan poner infiltraciones porque en el mismo pasillo, a menos de 10 metros del gimnasio estoy yo que sí las pongo y puedo hacerlo en el acto en cualquier momento. No necesitan que le ficha que yo hago diga qué tratamientos pueden hacer o no, francamente: son orientativas y absolutamente abiertas a debate y las que son un poco diferentes de lo habitual las comentamos primero y las modifico según sus comentarios (tan solo están ahí para que figure qué se le ha hecho al paciente por escrito). Simplemente al comentar los pacientes me sugieren cosas que yo no he puesto o me comentan que han probado algo un par de días y está yendo bien y yo lo anoto en la ficha y probablemente lo escriba la siguiente vez que vea a un paciente similar: pacientes similares llevan tratamientos similares con los matices que libremente decida su fisio. Se llama trabajo en equipo y no impide que el fisio haga su trabajo y su valoración, y que la comparta conmigo,desde luego. Lo que no hacen es centrarse de forma ortodoxa en un método o intentar terapias pseudocientíficas, y tampocoo son como otros fisios con los que también he trabajado y que se jactandose de no leer las fichas de los médicos y que jamás hablaban con nosotros por su iniciativa, solo si te dirigías a ellos tú, aunque contaban a todos sus compañeros los errores que creían haber visto y lo mal que trabajabamos todos los médicos. Llega a tus oídos que en los vestuarios fulanito o fulanita comentan que te has equivocado y que metes la pata constantemente y un día vas y le dices: oye, explicamé en qué me he equivocado y por qué me tengo que enterar por el propio paciente o por otros compañeros en lugar de por tu propia boca, porque pienso que el paciente se merece que no se comentan errores con él. ¿Qué es lo que piensas que yo he hecho mal?

    Lo que sí hacen los fisios con los que trabajo es obligarme a sacar libros y revistas para comprobar si hay algún conocimiento nuevo sobre las técnicas que aplican o para que si les refuto algo que ellos defienden les muestre de donde he sacado la información. (Y gracias a esto hemos encontrado cómo libros de fisioterapia y libros de medicina física y rehabilitación daban consejos contradictorios de temas concretos para algunas patologías con lo que revisar la bibliografía en la que se basaban ha sido la única forma de llegar a un consenso Otras veces se ha decidido un tratamiento u otro según la preferencia del fisio sin más porque no hay conocimientos suficientes para poder saber si algo funciona realmente o no. Como nunca has trabajado con un médico rehabilitador que sepa algo de fisioterapia tal vez has tenido que trabajar con médicos que se ceñian a una ficha sin saber muy bien lo que realmentete hacía, no lo sé,pero no es así como se trabaja cuando se hace bien. No todos los médicos que hacen de prescriptores de fisioterapia son médicos rehabilitadores. Fundamentalmente en las mútuas suelen tener a médicos de primaria, traumas y reumatólogos. Pienso que es un error confundir a todo médico prescriptor con un médico especialista en rehabilitación y pensar que el hecho de que haya una prescripción médica limita por completo al fisio en sus decisiones, valoración y juicio propio. No trato de imponer mi criterio, trato de que estemos de acuerdo en que el tratamiento que se hace es el mejor que podemos ofrecer y que las partes que no hace el fisio y yo sí, suman y no entran encontradicción con lo que ellos hacen. Mi parte: ortesis, toxina botulínica, analgésicos, infiltraciones. Las pruebas de imagen las pido yo, pero los resultados son compartidos y las radiografías e informes RMN las comentamos (cuando es necesario) El viernes mismo pedí una porque una paciente en vez de mejorar empeoraba y una de las fisios estaba preocupada y pensaba que debía haber alguna lesión más. Yo estoy por la mejor organización de derivaciones a primaria y porque los fisioterapeutas puedan ver algunas patologías sin necesidad de contar con un médico especialista, y por el trabajo respetuoso en especializada. Pero necesito poder confiar en que los fisios sabrán a quien consultar cuando las cosas vayan mal (Esa postura de algunos fisios de no consultar con un médico para no dañar su orgullo y autonomía perjudica al paciente). También necesito que no se reclamen competencias que no tienen nada que ver con la fisioterapia argumentando que los fisioterapeutas lo harán mejor que los médicos, que en “la mayoría” de los países es así, o que necesitan hacerlo para no depender de los médicos, especialmente de los rehabilitadores. Muchos fisioterapeutas nos harían desaparecer si pudieran y no tienen ningún problema en decirlo en voz alta o por escrito. Esto es un ataque contra mi profesión a la que pienso que en fisioterapia se culpa de muchos males que no son responsabilidad nuestra. (No conozco a ningún médico rehabilitador que quiera eliminar a los fisioterapeutas o que no esté dispuesto a trabajar con fisioterapeutas pero sí de alrevés). Dentro de la crisis de identidad yo incluíria el problema de “ser autonomo en todo” frente al “trabajo en equipo”. Pienso que es un problema esa búsqueda de una identidad propia con un lenguaje diferente, una jerga profesional separada de la de otros profesionales sanitarios que impide que podamos entendernos entre nosotros.
    Alguna vez los fisios con los que trabajo se han quejado de que no les llegan pacientes con diagnósticos como los que ven en algún curso de forma que puedan tratarlos acorde a como han aprendido en esos cursos. Finalmente hemos tenido que reconocer que ninguno de nosotros somos capaces de distingir y encontrar esos exóticos diagnósticos de fisioterapia en un conjunto enorme de lumbalgias mecánicas simples. Una patología tan frecuente como esa tiene cientos de enfoques según escuelas distintas en fisioterapia. Una vez en un curso práctico para fisioterapeutas una valoración de fisitoerapia para una lumbalgia con un paciente presente allí se alargó durante más de una hora mientras el profesor del curso mostraba cientos de sutiles movimientos asociados o animaba a palpar cosas que yo no podía sentir con mis manos (la explicación era bien clara, solo podían sentirlo fisioterapeutas entrenados que hubieran desarrollado una sensibilidad exquisita y era una capacidad vetada a los obtusos médicos alopáticos. Como quien puede ver fantasmas o percibir a los espíritus). Bien, el conocimiento no sirve de nada si no se puede compartir. Y pienso que mucho conocimiento de la fisioterapia se pierde por ese problema. Incluso en una ocasión me expulsaron de un curso porque no era fisioterapeuta. Algo que desde luego intenté arreglar haciendo, por orgullo, las asignaturas que no me convalidaban con la carrera de medicina y que me separaban de tener también el título de fisioterapeuta. No he podido aún, pero que probablemente acabaré haciendo.

    • Estimado Dr Franco

      Déjeme que me cite a mí mismo para que quede claro lo que he dicho “En otros países el médico rehabilitador como figura no existe como aquí lo entendemos”. Es decir, hay países donde el médico rehabilitador existe, pero el fisio no está sujeto a su prescripción para realizar su trabajo, y le he nombrado por ejemplo el Reino Unido, donde no quiero decir que el fisio sea más ni el médico sea menos o que no exista, sino que hay variabilidad en la concepción de su figura.

      Con esto no estoy negando al médico, sino dando validez a ambos, porque de esa forma igualmente podríamos trabajar igual y en equipo. No creo en los equipos en tanto y en cuanto está compuesto por individuos, y eso al final siempre trae conflictos (o casi siempre para no ser tan tajante). Creo en el trabajo de cada uno, y yo no quiero infiltrar, ni mucho menos, quiero poder tener la tranquilidad de mandar un paciente a infiltrar al médico y que este por ser fisio no me ponga en duda diciendo cosas como “qué se ha creído este”, exactamente de lo mismo que se queja usted de cuando un fisio hace menos, o más o diferente a lo que usted ordena.

      El diálogo sin duda es la solución pero desde la medicina el diálog está sujeto a la jerarquía, y de esa forma por mucho que hablemos, jamás habrá un consenso, porque no cambiará absolutamente nada.

      Y no cambiará, porque tal y como está establecido, hay mucha gente que se beneficia, y si se cambia, serán otros, pero entonces los que ahora son los beneficiados dicen que para qué van a perder lo que tienen en favor de otros, que acabarán haciendo lo mismo.

      Esto no tiene solución, se lo aseguro. En un país donde los fisios estamos ubicados en colegios regionales, y por lo tanto habrán como 17 colegios diferentes con sus visiones diferentes, si no nos ponemos de acuerdo entre nosotros, qué vamos a hacer con otros gremios.

      Yo lo que me gustaría es como le he dicho poder optar a colaborar con el médico si lo necesito y viceversa, pero de tú a tú. Yo no voy a entrar a si usted ha diagnosticado una tendinitis del bíceps y se dice tendinopatía o tendinosis, con esos dilemas terminológicos no hacemos más que confundirnos nosotros y los pacientes. Yo quiero poder trabajar de forma independiente, dentro de mi campo que es la aplicación de medios físicos, nada más. No quiero hacer dietas, diagnosticar cáncer, mandar vitaminas, no, quiero hacer fisioterapia y cualquier método aplicará de forma diferente los mismos conceptos básicos (terapia manual, que va desde la osteopatía al masaje), póngale el nombre que quiera.

      Lo que usted nombra del curso con el paciente lumbar, es uno de los motivos por los que mi curriculum de formación posgrado es tan pobre, porque esto es un circo, donde cualquier mindundi, con 25 o 30 años de edad se pone a lanzar información aprovechando la poca formación que los fisios recibimos en la Universidad. Y por mucho que digan que está cambiando, ni de coña, esto no lo cambia nadie porque la red es tan grande y se ha agarado a las universidades con fuerza y ahora son imparables.

      Océano que es una persona inteligentísima y que admiro y quiero con lo poco que hemos compartido, sabe que con el tema de la crisis de identidad está dando leña a un lado en concreto. Todos sabemos qué es la fisioterapia, solo que la fisioterapia que aquí se ha enseñado y se sigue enseñando era “un abordaje” con toques afrancesados, donde el tratamiento prima, pero el problema es que hemos descubierto otra vertiente de la fisioterapia donde lo que prima es la historia clínica y la exploración, donde un método no se valora con el otro sino que busaca su influencia consigo mismo. Si encuentro un dolor x y en la exploración encuentro n déficit y, y creo que es la causa, cuando trate y x debe mejorar, y si no mi hipótesis era errónea.

      Y las 2 formas diferentes de aplicarlo, siguen siendo fisioterapia y competencia del fisioterapeuta. Y estas 2 formas pueden ser aplicadas con y sin presencia del médico, puesto que en mi historia mi obligación es la de detectar si es un problema que entra dentro de mi campo o se necesita más valoración, y para eso antes no estábamos preparados y ahora empezamos a estarlo, y por eso pedimos más libertad, pero por méritos propios y en ningún caso porque ustedes tengan que desparecer. A los que ustedes molestan, los motivos no son fisioterapéuticos.

      Un abrazo, y con la cerveza podremos hablar de esto, que le aseguro puede ser entusiasmante.

      • A ver cómo me contestas a esto:
        En otros países los fisioterapeutas compiten con otros profesionales con formación reconocida universitaria y que están dentro de las profesiones sanitarias de sus legislaciones. En otros países los osteóptas, quiroprácticos e incluso los terapeutas deportivos compiten con los fisioterapeutas por los mismos pacientes. Además de que la medina manual está más desarrollada y se practica más que en España, y no solo la hacen médicos rehabilitadores sino médicos de todo tipo interesados en ella. Tal vez si miramos a otros países haya que mirar también alguna cosa como la suerte que tienen los fisioterapeutas españoles del “retraso” o supuesto retraso en aceptar otras profesiones. Esto viene a cuento de la futura posible legislación sobre la quiropráctica (una corriente sanadora de la que estoy completamente en contra).¿No será que aveces vemos de otros países solo lo que nos interesa e ignoramos lo demás?

  43. Definitivamente no puede uno despitarse uno ni un momento en este blog. Más de un mes desde que se inició el debate y aún sigue vivo. Es un buen síntoma.

    Estoy de acuerdo con Samuel que un enemigo común une mucho, pero yo no diría que el enemigo seáis vosotros. El intrusismo es lo que más piña hace entre fisioterapeutas.

    Se han dicho muchas cosas. Intentaré comentar algunas.
    Tal vez no haya tantos rehabilitadores que sepan mucho sobre fisioterapia, seguramente nosotros podríamos contar historias parecidas a las de Samuel pero invirtiendo el nombre en la tropelía. Yo he llegado a oír llamarnos “fisioterroristas”. No creo que sea compatible la prescripción facultativa de muchos rehabilitadores, (en cuyo grupo no tienes porque sentirte incluido) con la forma de trabajar en la fisioterpia privada. Pero cuidado, no estoy diciendo que todo lo que se haga en la privada esté yo de acuerdo. Muchos de los de por aquí compartimos criterio sobre lo que no deberíamos hacer los fisioterapeutas y sobre lo que directamente no debería ni existir como pseudociencia, así que no vuelvas a compararnos, por favor, porque esa práctica se da en más colectivos, como por ejemplo, los médico-rehabilitadores y nosotros no estamos metiendo el dedo en el ojo. Se trata de llegar a consenso y ya ha quedado claro que en ambas partes hay actuaciones que no compartimos ninguna de las dos partes.

    Estoy de acuerdo con Océano que nosotros no somos los únicos que deben ponerse las pilas. Como ya sabes, muchas sociedades médicas pretenden prescindir y ya lo están haciendo, de la figura del rehabilitador. Puesto que hay clínicas de fisioterapia que trabajan con sociedades y aplican tratamientos sin prescripción del rehabilitador, todos se empiezan a preguntar cual es la razón de pagar un intermediario si pueden prescindir de él. Una cuestión meramente económica, como el hecho de paguen la mitad por sesión que hace unos años y se estén cargan la mitad de centros que por mucho volumen de pacientes que vean, dando servicios de mierda, no ven rentabilidad y tienen qué cerrar. O directamente las sociedades deciden que te van a pagar X, veas el número de pacientes que veas. Así te las ventiles. El resultado una vez más es un pésimo servicio de rehabilitación para el paciente, y cada vez peor. Este es el presente de la rehabilitación privada y su futuro no es nada halagüeño. Pero seguimos desviándonos del debate.

    Para mí sí hay una crisis de identidad, porque falta por delimitar qué es competencia del fisioterapeuta y qué no lo es. De momento todo vale, y no es beneficioso para nadie.

    Los fisioterapeutas no queremos ser médicos. No te empeñes en repetirlo. A mi me encanta mi profesión, y no la hice porque pretendiese ganar mucho ni porque solo tuviese que estudiar 3 años. Si mi vocación hubiese sido medicina la hubiese estudiado. De hecho si sumase todas las horas de posgrado que he hecho no distaría mucho de una carrera de medicina, te lo aseguro.

    Tampoco renegamos de la medicina ni de la ciencia. Podemos críticar algunos aspectos médicos con los que no estemos de acuerdo, nada más, pero ya te digo que gente que habla mal de los otros la hay en ambos bandos. Hay mucho médico que dice: “yo no creo en los fisios” como si fuesemos una opción religiosa.

    Estoy de acuerdo con Arco en que la prescripción de fisioterapia que hacen muchos rehabilitadores (y no otras especialidades) en ocasiones no aporta absolutamente nada, pero comprende que resulte algo violento decirle a alguien eso. Por supuesto eso no justifica que le escupas toda nuestra mierda al paciente. Pero desgraciadamente, eso se hace bidireccionalmente, te lo puedo asegurar porque es lo que me llega a mi, seguramente tu puedas confirmar el otro lado, como ya has hecho.

    Pero todo esto no es nada nuevo, ya lo sabemos, lo que no termino de ver es que aporta a este debate. Posturas equivocadas las hay en ambas direcciones. Lo que hace falta es que nosotros no demostremos tener esas posturas. Yo sé derivar cuando procede, de la misma forma que espero que me deriven a mi, y no espero oír del paciente que le han dicho aquello del “yo no creo en los fisios”

    Tal vez no conozcas ningún médico rehabilitador que quiera eliminar a los fisioterapeutas, pero seguramanete conozcas rehabilitadores que pretenden reducirnos a auxiliares de clínica, aplicar US y barrer antes de cerrar y que nos olvidemos de la exploración y el diagnóstico fisioterápico. Que recordemos la jerarquía y en qué lugar estamos nosotros.

    Ser autónomo y trabajar en equipo son cosas completamente distintas. No sigas mezclándolas por favor. Yo soy autónomo y trabajo en equipo, al igual que tú.

    Agradezco el debate con la presencia de rehabilitadores, pero no hace falta ser picajosos. La identidad pasa por definir quien soy, y quien no soy, y de la misma forma que no abrazamos la la pseudociencia, tampoco abrazamos la medicina, pero no porque renegemos de ella (medicina), simplemente porque no es nuestra competencia. Esa reconceptualización de la profesión es la idea de este blog. Creo que se entiende la postura.

    • El tema de la formación termina siendo una chorrada para ver quien la tiene más larga (la formación) sin embargo hay algunas cosas que pienso que hay que aclarar:
      Los médicos también hacemos cursos, no solo la carrera de medicina. Los cursos de los médicos rehabilitadores están enfocados hacia la evidencia científica, la actualización de conocimientos el diagnóstico y la prescripción. Sigo siendo un patoso que no sabría donde están los botones de una máquina de ultrasonidos y un torpe con la manos para aplicar una técnica manual de la que conozco las bases teóricas e indicaciones. Pienso que son las cosas que corresponden al fisio (además de otras más) y aunque las conozca no puedo sustituir a un fisio en ellas. Sin embargo en las demás cosas, las que sí me competen, mi formación no es solo la carrera y los cuatro años de la especialidad incluidas sus guardias de 17 ó 24 horas. Pero bien, lo que te digo, terminaría siendo una cosa estúpida de ver quien tiene más larga la formación.

      Yo nunca he oído a ningún médico rehabilitador decir que no crea en los fisios. Sí he oído e incluso he dicho y lo digo porque lo sé (porque hay estudios sobre ello) y no porque lo crea, que un masaje semanal en un fisio privado no es el mejor tratamiento para una lumbalgia crónica. Eso no es dejar de creer en los fisios ni en la fisioterapia. Tampoco creo en una fisioterapia de primaria donde a un paciente se le hayan aplicado ultrasonidos sin otra técnica más, como monoterapia. Con el tema de los masajes para mí el problema es que el propio paciente lo demanda y muchos fisios privados por cuenta propia lo ofrecen e incluso es el tipo de pacientes que buscan. (Otras veces puede ser que el paciente confunde cualquier técnica manual en su espalda con un masaje). Asi no es no creer en los fisios, pero sí preguntar ¿qué le han hecho? He encontrado pacientes a los que su fisio privado por un dolor en un hombro les han puesto bolitas de metal diminutas pegadas en las orejas y les han estado “masajeando” el cráneo. (Me hubiera gustado ver un informe de ese fisio con su “auriculoterapia” y “terapia craneal”) Desde luego que hay médicos que tambíen se pasan al lado oscuro de la fuerza y me producen la misma sensación, pero el fisioterismo pienso que es más numeroso y está más extendido.
      Es cierto que la propia SERMEF avaló un curso de homotoxicología, (una forma de homeopatía) pero el aval de escuelas de fisioterapia y colegios y asociaciones de fisioterapeutas da cursos de pseudociencias es tremendo. Pienso que es parte del problema del descarrilamenito de muchos fisios.

      Lo de las mútuas prescinciendo de médicos rehabilitadores y pagando 5 euros la sesión de fisioterapia me parece atroz. Tal vez debería ser una batalla donde trabajar y luchar juntos. La ley terminó diciendo que cualquier médico puede remitir a un paciente a fisioterapia (de acuerdo) pero también hacen prescripción de terapias físicas o le dicen al fisio lo que debe hacer. Ahí es donde he visto las mayores aberraciones, porque la . realidad es que el conocimiento de fisioterapia y medicina física de la mayoríade los médicos es muy pobre. Yo ahí veo un problema gordo. Además con 5 euros la sesión se obliga a trabajar mal, los resultados son peores y con malos resultados no justificas mayor inversión. (Una auténtica pescadilla que se muerde la cola en este mar océnao) Pienso que es la forma de trabajar de estos sitios la que empeora las cosas, porque muchas veces el fisio no ve jamás al médico que le deriva a los pacientes. Esto va a dificultar una mínima comunicación y comprensión. (Por otra parte son médicos que cobran también 6 euros por consulta y también ven a más pacientes de lo que es posible si se hace bien). ¿Te has enterado del posible cierre de la Mutua de Tarrasa? Malos augurios, sopla un cierzo traicionero y algunos arrian velas en mitad de esta tempestad del océano-mar.

      Parece que por cada médico rehabilitador fisioterrorista habrá varios fisioteralistos (así es como alguna vez se les llama) Sería el fisio que sabe algo pero ignora una parte aún más importante pero aún asi discute o planta cara al médico con sus conocimientos (bien o mal fundados).
      Si tienes tiempo enviamé algún ejemplo de fisioterrorismo médico, especialmente de médicos rehabilitadores. Tal vez no sea el lugar aquí, si no tienes mi e-mail mandamelós aquí rehabilitacion2.0@gmail.com Me gusta conocer los errores para no cometerlos.
      Algunos errores, eso sí, son problemas de comunicación o criterios basados en un dogma por alguna de las partes. Los más tontos para mí son los que surgen de un médico rehabiliatdor Vojtista con un fisio Bobathista. Es como debatir sobre el sexo de los ángeles.

      En fin, disculpa que me extienda y me desvíe. No te acuso a tí ni a Océano de ninguna de las cosas que digo sobre pseudociencias y fisioterapia o conflictos promovidos por colegios y asociaciones. Simplemente comento que los hay y que para mí forman parte de la identidad poliédrica de la fisioterapia.

  44. “””Si mi vocación hubiese sido medicina la hubiese estudiado. De hecho si sumase todas las horas de posgrado que he hecho no distaría mucho de una carrera de medicina, te lo aseguro.””

    Elefante, comentabas lo que entrecomillo arriba.
    Te comento. La mayoría de los fisioterapeutas han estudiado con notas de selectividad muy buenas y podrían haber hecho perfectamente medicina, telecomunicaciones o lo que hubieran querido. No dudo de inteligencia y capacidad. Tan solo de que para muchos se les queda pequeña la profesión que han elegido, quieren crecer, tienen capacidad intelectual para hacerlo y pienso que en su descontento intentan cambiar su profesión para que se parezca cada vez más a la de médico.
    Lo que sí me parece mal es que si alguien tiene vocación de copiloto de avión después se empeñe en querer tomar los mandos diciendo que el piloto, que se ha formado para ello, lo hace mal. Eso sí lo veo entre los fisioterapeutas a la hora de querer apliar competencias sin valorar si esas competencias ya están en otra profesión. Si se cumplieran todas las espectativas planteadas por diferentes colectivos de fisioterapeutas directamente un fisio podría diagnosticar cualquier tipo de patología, sobre todo si se ha especializado en esa parte: neumo, cardio, neuro, infantil o la que fuera. La especialización se haría vía FIR igual que la vía MIR y cobrando. Un fisio podría recetar fármacos, pedir radiografías, RMN, TAC etc, además un fisio podría hacer EMG, ecografías y otras. El fisio haría, interconsultas a médicos especialistas o a fisioterapeutas especialistas mejor, y lo único que lo diferenciaría de un médico sería que algunos médicos aún tendrían la cirugía como competencia exclusiva, aunque los fisios harían además de técnica de aguja seca tenotomías percutáneas e incluso algunas cosilas de cirugía menor.

    Ningún médico rehabilitador que yo conozca defiende seriamente la idea de sustituir a los fisios por auxiliares de clínica. Solo se dice como advertencia y comparación. Igual que algunos fisios defienden que sustituir a los médicos rehabilitadores por fisioterapeutas sería más barato sin cambiar resultados podríamos decir que para técnicas sencillas como poner ultrasonidos, TENS, microondas, onda corta etc.. podría hacerlo más barato un auxiliar de clínica con los mismos resultados y tras un breve cursillo. Muchos fisioterapeutas aborrecen este tipo de terapias físicas. Tienen razones científicas para ello ya que no son más que electroplacebos para muchas patologías y hay una enorme falta de evidencia. Sin embargo aplicar estas terapias conociendo las máquinas, dosis etc.. fué una de las razones del nacimiento de la fisioterapia. Fisioterapia que ahora mira hacia otro sitio. Otra cuestión, que no deja de ser una especie de amenaza sale de aquí: si propones a algunos fisioterapeutas hacer sesiones con grupos de pacientes con ejercicios para hombro o columna lumbar es posible que te digan que eso no es fisioterapia, que eso es ser monitora de aerobic. Bien, tenemos mucísimas lumbalgias, sabemos que el ejercicio sirve para tratarlas: si tú no quieres hacerlo entonces quiero una monitora de aerobic. O, mucho mejor, un licenciado en ciencias del deporte. Sin embargo eso haría que se tuviera que introducir un profesional más en la Ley de ordenación de profesiones sanitarias. Para los amantes de la falacia “La fisioterapia es distinta en otros países” hay que comentar que en algunos, como Suiza, existe la figura del “Terapeuta deportivo” con su carrera distinta de fisioterapia y distinta de la licenciatura en ciencias del deporte. No es descabellado. Yo por mi parte preferiría fisioterapeutas, peo fisioterapeutas flexibles en su forma de trabajar y dispuestos a cambiar según conocimientos científicos (Aunque sean estudios que no gusten como que el ejercicio en grupo para lumbalgias es más eficaz y barato que otros enfoques)
    He oído los argumentos de otros fisioterroristas para solicitar que la fisioterapia respiratoria sea cosa de enfermeria. La cuestión es que se han encontrado que en sus hospitales ningún fisioterapetua quiere trabajar por las tardes y los sábados y domingos. La fisioterapia respiratoria de pacientes UCI hace necesario esta forma de tratamiento. Así, mientras ponen el grito en el cielo por que sea enfermería quien lo haga lo único que piden es que contraten a fisios para hacerlo, pero no ellos que ya tienen su plaza ganada en condiciones de 8 a 3. Si les preguntas a esos médicos te dirán que preferirían que fueran fisios quienes se encargaran pero que no hay recursos para contratar a más en las condiciones que piden los fisios. Sin embargo si encuentran interés y formación en el personal de enfermería.

    Eso es el “fisioterrorismo” de los médicos rehabilitadores. Me parece que la mayoría de los casos son más cosas del tipo: “”si tú no quieres trabajar conmigo, de la forma que los conocimientos científicos nos sugieren me obligarás a buscar a un profesional que sí lo haga””

    Otros fisioterroristas médicos rehabilitadores están en la rehabilitación infantil. Allí algunos compañeros fueron denunciados por colegios de fisioterapeutas porque enseñaban a los padres a tratar a los niños. No solo ellos, también los fisios que trabajaban allí. Algunos pusieron el grito en el cielo: trataban a los niños solo una vez cada 15 días, una sola sesión, pero era en realidad para enseñar a los padres. Puedes llamarlo intrusismo, o también realismo. La mayoría de los padres de niños con parálisis cerebral no podían desplazarse al centro mañana y tarde, o vivían demasiado lejos incluso de la ciudad. Ojalá hubiera fisioterapeutas en todos los pueblos y todos los padres pudieran pagarse dos sesiones diaria de fisioterapia para su niño con parálisis cerebral. Peo no es así y la Seguridad Social no puede pagar eso. Asi, como los recursos son limitados en lugar de haceer una tarta y partirla en seis porciones dejando que los demás mueran de hambre se enseña a todos a cocer su propio pan. Puro intrusismo y fisioterrorismo.

    Si hay algunos médicos rehabilitadores que en sus privadas no tienen fisios, pero son una excepción absoluta ya que prácticamente el 85% de los médicos rehabilitadores estamos en la Seguridad Social y el 15% restante están la gran mayoría en mútuas y hospitales concertados. Es decir, el ejemplo de médico rehabilitador que trabaje sin fisios es puramente anecdótico.

    • Pues yo no conozco ningún fisioterapeuta que diga lo de los monitores de aerobic. En todo caso imagino que no querrán hacer grupos de pacientes muy numerosos y heterogeneos que impidan centrarse en cada cada paciente. También conozco muchos fisioterapeutas que trabajan de tarde, por turnos rotatorios, unos días de mañana y otros de tarde (yo por ejemplo), y no sólo de 8 a 3. Si me apuras, hasta conozco a alguna fisioterapeuta que sale de su hospital de la planta de neuro a las 5 de la tarde y más (desde las 8, claro). Por supuesto que también los hay que trabajan de 9 a 2, cuando el horario es de 8 a 3, pero eso es generalizado, no sólo en fisioterapia.

  45. Otra cuestión sobre la formación, que no pasa ningún examen lógico y que es un argumento de muchos fisioterapeutas es ese de:
    “””De hecho si sumase todas las horas de posgrado que he hecho no distaría mucho de una carrera de medicina, te lo aseguro.””

    Algunos fisios lo utilizan para demostrar que están más preparados que los médicos para algunas competencias.
    Es simplemente falaz porque, igual que otros colectivos profesionales, los médicos también hacemos cursos de formación después de la carrera. No soy un gran ejemplo pero tengo mis cursos de doctorado, suficiencia investigadora, 400 créditos avalados por la Comisión Nacional de Formación Continuada, además de otros cursos universitarios en biomecánica, ergonomía, tecnología y discapacidad, prótesis y ortesis. También me falta un curso para terminar mi segunda carrera (licenciatura en lengua inglesa). Practicamente nigún residente de rehabilitación termina sin haber hecho un curso de evidencia científica en rehabilitación, uno de actualización en prótesis y ortesis, otro de electroterapia etc.. La mayoría tienen un master en discapacidad, en dolor, neurociencias u otros. Incluso algunos compañeros hacen la carrera de logopedia, terapia ocupacional o fisioterapia. Otros hacen una segunda especialidad como medicina del trabajo, medicina deportiva, hidrología, o ya tenían una especialidad médica previa antes de la de rehabilitación, sobre todo familia, pero también cirugía general y reumatología.

    Otra gran exageración, repetida por muchos fisios amantes de comparaciones tontas es que a los médicos los cursos nos los pagan los laboratorios farmacéuticos. Bien, es cierto que muchos cursos sí puedes conseguir financiarlos con un laboratorio. Sin embargo por mi parte me he pagado bastantes cursos de 300, 600 euros. Cada año invierto varios cientos de euros en libros y revistas científicas. Hace poco un laboratorio me pagó 900 euros de una inscripción, pero el curso era en el extrajero y me he gastado otros 1500 en hoteles, avión etc.. simplemente gracias a los laboratorios he ampliado mis posibilidades. La mayoría de mis compañeros más jóvenes hacen cosas similares.

    Algunos médicos rehabilitadores más raros para mí invierten su dinero en estudiar medicina tradicional China (incluso en China) o tienen títulos como monitor de Pilates, Tai Chi y cosas similares. Estos son una rareza, pero también los hay. También varios tienen sus 5 años de osteopatía (y a pesar de todo critican la osteopatía que se enseña en España y su falta de rigor científico)

    En cuanto a cursos de formación. para fisios, y volviendo a la crisis de identidad. Es cierto que también ha cursos para médicos de terapias pseudocientíficas, pero en el caso de la fisioterapia arrasan. He visto incluso uno de fisica cuantica como justificación del mecanismo de acción de las terapias manuales.Además hay algunos cursos para fisioterapeutas que me parecen un poco fuera de lugar: se trata de cursos que al ampliar conocimientos, que siempre está bien, hacen creer al fisio que con eso deberían tener también una competencia más. Así por ejemplo si haces un curso de nutrición para fisioterapeutas, está bien ampliar conocimientos, pero está mal creer que ya por eso los licenciados en dietética y nutrición no tienen ningún papel porque la nutrición es cosa de fisios. Si haces un curso de ergoterpia para fisios no debes olvidar que el terapeuta ocupacional es el auténtico ergoterapeuta. El conocimiento está bien y permite solucionar cosas cuando hay falta de recursos, pero olvida a otros profesionales. En el caso del diagnóstico fisioterápico, pensar que con un curso de 30 horas se alcanza la capacidad suficiente me parece increíble. La capacidad de diagnóstico no se adquiere solo con unos cursos. Nisiquiera con la carrera de medicin se consigue. Es algo que surge de la práctica mezclada con conocimientos teóricos previos, Yo estoy a favor de que el fisio haga sus balances articulares y musculares, sus pruebas neurológicas, de estabilidad ligamentosa… todas las exploraciones que quiera con sus manos. Lo que pediría es que esas exploraciones estuvieran por escrito, que se compartieran (me parece muy chocante cuando un fisio le dice al paciente que necesita que le haga yo un informe por escrito pero yo jamás veo un papel suyo) Además lo importante es que esa exploración sea consistente con el conocimiento científico y repetible. Es decir, que dos fisioterapeutas al explorar al mismo paciente encuentren las mismas cosas. Además de que, como el objeto de estudio es el mismo, las pruebas de exploración y el conocimiento en el que se basan tambíen sean parte de la exploración médica y no algo completamente ajeno a la exploración médica. Me explico: en una ocasión un fisio defendía que podía hacer la prueba de Lasegue de formas distintas que le daban una orientación sobre si la patología estaba en la raíz L3, L4, ó L5- Al decirle que para mí esa prueba no servía para eso la respuesta fué que es que yo era médico y los médicos no sabíamos eso. En otra ocasión tambíen me dijeron que si no era capaz de palpar y sentir una especie de latido meníngueo palpando un cráneo era porque mis manos no estaban entrenadas y no tenía sensibilidad suficiente. Lo que yo querría es que las contribuciones al diagnóstico y pruebas de exploración que hicieran fisioterapeutas fueran válidas. Si lo son se incluíran tambíen en la exploración médica del aparato locomotor y neurológico. Y sería genial que hubiera más contribuciones provenientes de fisioterapeutas a la propia medicina. Al fin y al cabo repito que el objeto de estudio para todos es el mismo, el cuerpo humano y sus patologías. Y por eso no puede haber una patología médica y otra patología fisioterápica, y pruebas de exploración diagnóstica que sirvan solo al fisio pero no al médico. (sí puede haber pruebas para valorar diferentes variantes de un tratamiento manual que no tendrán interés para el diagnóstico médico pero sí para un correcta aplicación del tratamiento fisioteràpico, pero aún así deben ser poder comprendidas por médicos con formación en el mismo campo (neuro-locomotor y dolor en especial). Incluso podólogos y odontólogos mantienen un vocabulario que los médicos podemos entender y desde luego las diferentes especialidades médicas nos entendemos en el mismo lenguaje. Pienso que eso es lo que le falta a la fisioterapia, el lenguaje común. En parte pienso que surge de una necesidad de ser diferentes, de crear una jerga propia, incluso propia para cada método, concepto o escuela. Para mí es cierta la frase de que el conocimiento solo tiene valor si se comparte. ¿No es un poco obstracista la forma en la que algunas escuelas o “institutos” de un método de fisioterapia guardan para sí mismos un conocimiento exclusivo cubriéndolo de su propia jerga?

  46. Supongo que no puedes evitar el telón de fondo de las jerarquías al hablar. Sobre la competición de quien la tiene más larga comparto la absurdez de la misma, pero reconoce que tiendes al descredito porque das por hecho que tenemos menos formación. No me siento acomplejado frente a un médico porque no me tengo que comparar con él, sencillamente. Muchos no nos conocen y algunos se sorprenden Y si, el objeto de estudio es el mismo, pero no nos enseñan las mismas cosas aunque la antomía, fisiología … sean las mismas. Lo cual no quita que nuestra formación en la carrera no sea mejorable, pero ese es otro tema.

    Dentro de la formación de posgrado yo he tenido la suerte de no equivocarme demasiado, y aunque de alguno sales inevitablemente desencatado, con el tiempo cada vez te aportan menos y les sacas menos provecho. No creo que se exagere con la formación gratis para médicos. Ya me gustaría a mi. Lo de menos al final es el avión, el alojamiento y las dietas…

    Mi jefe cuando voy a hacer un curso me pregunta qué aparataje voy a aprender a utilizar o qué técnica me van a enseñar que sea exclusiva y sirva para vender más fisioterapia. Les cuesta entender que invierta un dinero en aprender algo que no va a mejorar mis ingresos.

    No pretendo demostrar que estoy más preparado que los médicos para algunas competencias. Eso es absolutamente estúpido. Yo tengo mis competencias y no quiero otras. Ahora bien, las que tengo no necesito demostrar que estoy capacitado. Sencillamente me pertenecen. El problema es que te amparas en los años de formación para argumentar que el fisio debe hacer lo que se le diga porque no tiene los conocimientos suficientes. Y eso, amigo mío, si que es una falacia.

    Creo que en el fondo aún no lleváis del todo bien la autonomía del fisioterapeuta, que es como funcionamos en la privada la mayoría. A mi la analogía del piloto no me convence. Algunos fisioterapeutas pilotamos solos y no nos estrellamos. No es “vocación de copiloto” Ni tampoco queremos sustituir a nadie, pero que se ampliase la formación oficial más años en fisioterapia si me parece positivo. A pesar de que tengamos ya master y doctorado, sigo echando en falta una especie de especialización, pero repito que no para sustituir a nadie. Ese no es el objetivo pero te doy la razón en que a muchos se nos quedó corta la formación.

    La idea del rehabilitador como figura que deriva a la especialidad correspondiente (logopedia, TO, fisioterapia…) con anotaciones u orientaciones (y no imposiciones) me parece buena. Eso es trabajo en equipo, como entre otras especialidades.

    No conozco a ningún fisio que reniegue del ejercicio terapeútico, pero tampoco me extrañaría. Desde luego no todos tienen que dedicarse a ejercicio en grupo, pero hay un sector importante dentro de la fisio que exclusivamente hace eso, y más propio de la fisioterapia no se me ocurre nada.

    Lo de fisioterroristas no se si se ha entendido bien. Eso es la concepción que tenía alguno por ahí sobre los fisioterapeutas, y todo lo arreglaba vendiendole un CD al paciente con ejercicios domiciliarios. Todos los fisios eramos “fisioterroristas”.

    O aquello, de “no se preocupe que cuando el fisio la trate va a estar mirando al techo”. Hay tantas tonterías que uno ya no sabe si reir o llorar. Lo deplorable de todo esto, más que pensarlo, es contárselo al paciente, aunque esto último era de un trauma y esa es otra “guerra” distinta.

    Yo también creo que la fisioterapia es distinta en otros países. No me parece un despropósito decirlo. De hecho, lo raro sería que fuese igual. Casi hay tantas diferencias como países.
    http://jotasociety.blogspot.com/2011/04/el-retraso-de-la-fisioterapia.html

    Esto se podría alargar hasta el infinito, pero haciendo un intento de acercar posturas te diré que estoy de acuerdo contigo en que la valoración del fisioterapeuta debe constar por escrito y además debe ser entendible por cualquier otro profesional. El lenguaje debe consensuarse. Para mi no todo vale. Es una carrera por diferenciarse de los demás porque mi método es el mejor. Esos son los intereses “crematísticos” (toma ya) de las escuelas de posgrado, NO los intereses de la fisioterapia.

  47. Bueno, si no te gusta la analogía del pilogo y copiloto dale la vuelta. Digamos que el piloto es el fisio y para muchas cosas puede volar solo en su avioneta. Pero cuando se trata de un avión más grande lleva al copiloto que es el médico rehabilitador e incluso puede haber una torreta de disparo en la cola con otro profesional. Discutir sobre el itinerario que el rehabilitador conoce bien o intentar mirar el mapa y sujetar los mandos a la vez puede ser un desastre. Cada uno tiene su función deben confiar mútuamente ya que si se la pegan se la pegan juntos. Cada uno tenemos nuestra formación diferente y hay asuntos para los que el fisioterapeuta tiene más formación, en particular para asuntos prácticos de la aplicación de la terapia, que es la base de la fisioterapia: aplicar las terapias. Puedes ampliarlo y para aplicar esa terapia mejor hay que hacer una valoración y pensar por uno mismo, no solo obedecer y punto. Los médicos la mayoría de las veces no sabemos manejar las máquinas de electroterapia y tampoco tenemos práctica usando nuestras manos para tratar. Sin embargo sí tenemos muchísima más formación diagnóstica y de exploración física. Decir lo contrario es contar 3+2 y que al fisio le salgan 10 y 4+2 y que para el médico le salgan 2.

    Sobre la formación. El curso del que te he hablado el laboratorio pagó 900 euros, yo me gasté 1800 entre avión, hotel y comidas. A eso es a lo que voy. El laboratorio ayuda, pero muchos cursos también se los paga el médico. Las rotaciones durante la residencia por ejemplo: si te vas dos meses a otra ciudad te pagas dos alquileres a la vez o te mudas por completo, y busca quien te alquile un piso para dos meses. (Durante los 4 años de residencia viví en Valladolid, Madrid, Valencia… todo eso lo pagas tú, aunque tengas sueldo como residente) Quiro decir: la formación es dura para todos, no solo es que los fisios lo tengan peor y a los médicos nos la regalen. Lo que sí veo es que en la oferta de cursos para fisioterapeutas, incluso los apoyados por escuelas, colegios de fisios etc hay una gran abundancia de pseudociencias y de métodos donde lo que interesa probablemente es alargar todo lo posible el curso para que cueste más y ganar más dinero (Intereses crematísticos y validez científica de crematorio) . Muchas veces los profesores de la escuela están en el ajo. Es impresionante la cantidad de fisios que tienen que recurrir a vender pseudociencias por temas de mercado: fisioterapia y medicina china, fisioterapia y homeopatía o que siguen cursos abiertamente enfrentados al conocimiento médico. He visto algunos: “los médicos piensan que los huesos del cráneo no se mueven pero nosotros sabemos que sí”. A eso es a lo que voy, a la calidad de los cursos, y sobre todo al enfrentamiento abierto con lo que consideramos ciencia. O aún peor, a la imitación de lo que es ciencia: se citan artículos pero se ignoran otros deliberadamente, se falsea dando apariencia de ciencia lo que no lo es.. Aunque creo que estamos de acuerdo en ese problema, pienso que es gran parte del problema de la fisioterapia: distinguir lo que es ciencia de lo que no lo es y considerarse ciencia o simplemente arte.

    No es la autonomía del fisioterapeuta lo que llevo mal. Lo que llevo mal son las declaraciones de algunos representantes del colectivo de fisioterapeutas como la de que “los fisioterapeutas están secuestrados por el médico rehabilitador” o la de que “los fisioterapeutas de la pública trabajan bajo la ineficaz y obsoleta dictadura de los médicos rehabilitadores”. Ni soy un dictador, ni tengo secuestrado a nadie, ni estoy obsoleto ni mi profesión es ineficaz. Muchos fisioterapeutas aplauden declaraciones como esas o consideran que defenderse de un insulto como ese es atacar a la fisioterapia. En la lucha por conseguir competencias no valía con demostrar que se saben hacer bien las cosas, representantes del colectivo de fisioterapeutas se empeñan en decir que los médicos rehabilitadores lo hacemos mal. Eso es un ataque y un insulto a mi profesión. Repito que no es la autonomía del fisioterapeuta la que me parece mal. Lo que me parece mal es que se empiece diciendo que nuestra formación es igual, o que incluso la del fisio es superior y que simplemente los médicos rehabilitadores sobramos y no sabemos hacerlo. Y me parece mal que en el afán de crecimiento de la profesión no se dialogue sobre las competencias de cada profesión con argumentos veraces. Me explico: me parece falaz decir que los médicos rehabilitadores no sabemos hacer aquello para lo que nos hemos formado. Me parece falaz recurrir a otros países para justificar lo que quieren cuando se utilizan medias verdades o abiertas mentiras (la de la prescripción de fármacos por fisios en otros países es una mentira, pero muchos la han creído). Me parece que muy mal tiene que estar la fisioterapia para tener que reclamar su gran importancia en técnicas y competencias que no son propias de la profesión (como quien dice: los fisioterapeutas de otros países pueden infiltrar y pedir pruebas de imagen) Para mí poder infiltrar y pedir pruebas de imagen no es algo que defina la profesión del fisioterapeuta y a la fisioterapia y como crisis de identidad diría que es un problema necesitar ser más y hacer más para sentirse respetado. . Sobre todo si se necesita hacer más con competencias de otras profesiones (peor aún cuando el argumento es el de que esas otras profesiones que sí tenemos esas competencias supuestamente lo hacemos mal). Si no te puedes sentir respetado por lo que te es propio y único, por las competencias que te definen, entonces vas mal, te has equivocado de profesión. Por otro lado la fisioterapia era de una manera cuando se empezó a estudiar y la mayoría de los fisioterapeutas desean cambiarla y ampliarla. ¿No es eso no estar de acuerdo con la profesión que se eligió en un principio? No cocozco a ninguna otra profesión que luche tanto por crecer y cambiar. Para ello se dice por un lado que los médicos rehabilitadores no tenemos la formación suficiente para prescribir fisitoerapia y a la vez que los fisioterapeutas sí tienen la formación suficiente para prescribir fármacos (por ejemplo). Y ahí comienza la chorrada de ponerse a medir la formación a ver quien la tiene más larga. Se dice por un lado que todo es intrusismo contra la fisioterapia pero a la vez se intenta hacer creer a la profesión peleando por competencias que no tenía antes y arrebatándoselas a otras profesiones. Parece que parte de la identidad de la fisioterapia es no estar agusto consigo mismo tal y como se es y ver enemigos por todos lados.

  48. He respondido también en el enlace del blog que me pones sobre historia de la fisioterapia con ese análisis de la situación de la fisioterapia en otros países.

    El problema de la historia es que puedes interpretarla. Asi por ejemplo cuando se dan las fechas del nacimiento de la fisioterapia en España y en otros países pienso que se han tomado fechas que convienen a cosas diferentes. Para unos tal vez sea un orgullo reclamar unas raíces muy antiguas en sus países de origen, mencionando los primeros cursos para sobadores-masajistas, gimnastas terapeúticos y técnicos de galvanismo como orígenes de la fisioterapia. Todo ello fueron cursos impartidos por médicos para profesionales no sanitarios, y son parte del origen de la fisiotearpia. Tambíen la fisioterapia es la respuesta médica al progreso de la osteopatía y la quiropráctica (que también tienen más de cien años en muchos países y cuya historia también hay que tener en cuenta para entender la fisioterapia) . En España se ha buscado todo lo contrario, se ha tratado de retrasar al máximo el nacimiento de la fisioterapia para indicar lo anticuados que estamos. En realidad se han ignorado algunas cosas. Por ejemplo se ha ignorado que en 1954 se fundó la Sociedad Española de Fisioterapia Reeducativa y Reeducación Funcional. Todos los fundadores era médicos, pero hacían ellos mismos “fisioterapia” y trabajaban con ayudantes a los que ellos mismos formaban y llamaron “ayudantes de fisioterapia” , también se apoyaron en en personal de enfermería a quienes formaron en el uso de corrientes electricas terapeúticas y otras cosas que forman parte del nacimiento de la fisioterapia.. Estos médicos habían viajado y habian visto cómo eran las cosas en otros países. Importaron el concepto de fisioterapia a España. Y terminaron por conseguir una formación para enfermería en técnicas de fsioterapia. Es cierto que tuvieron un concepto servil y jerárquico de la fisioterapia, pero fueron los que la trajeron al mundo, todavía pequeña e inmadura para ser una profesión autónoma. Tambíen hay quye tener en cuenta que nosotros no tuvimos un oeste americano con pocos médicos que favoreciera el nacimiento de la nada de la quiropráctica y la osteopatía. (En EEUU cualquiera con un título de medicina europeo podía fundar su propia facultad de medicina en casa y enseñar a 4 ó 5 alumnos. O tambíen inventarse algo nuevo como la osteopatía y ser uno de los pocos universitarios en un estado recién nacido) La fisioterapia fué también la respuesta médica al crecimiento de la osteopatía.
    Sin embargo en la historia de la fisioterapia ignorarán totalmente a estos médicos españoles pioneros porque no interesa mostrar un nacimiento de la fisioterapia unido al de la medicina física y rehabilitación. Y en el análisis de la fisioterapia en otros países ignorarán por completo la competencia de osteótapas y quiroprácticos. Para mí son profesiones unidas desde su nacimiento: medicina FYR y fisioterapia; con relaciones curiosas con quiros y osteópatas. Y no es ningún descrédito para la fisioterapia nacer de la medicina, ni quiere decir que ello vaya a limitar su madurez ni desarrollo como profesión autónoma. Esa que algunos buscan en España uniéndose a la osteopatía y alejandose de la medicina. Ni el retraso es tanto ya que hoy día se ha igualado a Europa la formación de 4 años con master y posibilidad de tesis doctoral. El retraso viene para mí de otra cosa y es la concepción científica de la fisioterapia o esos cursos que no nos gustan a ninguno de los dos. La relacción con pseudociencias en la que coincidimos y otras. La falta de conocimientos de inglés. Falta de formación en metodología científica o en epistemología (saber cómo sabemos lo que sabemos) Algo que permita distinguir lo que creemos de lo que sabemos y lo que nos cuentan como dogma de aquello de lo que se pueden mostrar pruebas experimentales.

    Te cuento otra historieta. Me pasaron una tesis doctoral de un fisioterapeuta, tesis en osteopatía. Era sobre plagiocefalia y tratamiento con terapia craneal. Mostraba que se podía tratar la deformidad del cráneo con terapia craneal. Eso sí, había que aplicarla 4 veces al día 7 días a la semana durante 2 meses o algo así. Algo incómodo y caro a no ser que el fisio viva en casa con el niño. Concluía que el tratamiento era eficaz y que había que aplicarlo ya y generalizarlo inmediatamente. Incluso comentaba que el hecho de que no se aplicase, tenía que ver con la ignorancia médica de la osteopatia craneal. Parte de la bibliografía estaba en francés y en alemán y sospecho que el doctorando no sabía esos idiomas. Parte estaba en revistas de pseudociencias. Pero lo que más me chocó es que se ignoraba por completo y no se citaba el tratamiento médico habitual con ortesis y su eficacia. Es una ortesis-casco que cuesta menos de 100 euros y es efectiva en el 98% de los casos. Pienso que solo eso invalida por completo la idea de un tratamiento manual alternativo práctico para la plagiocefalia. Simplemente seria una curiosidad y una alternativa para, no sé, alergicos al foam de la ortesis. Para mí la tesis seria un suspenso por el hecho de ignorar algo así en la discusión. Pero si lo digo yo sería un ataque contra la fisioterapia. Una pataleta por el hecho de que un fisio tenga una tesis. Un intento de impedir el progreso de la fisioterapia. No se va a valorar el argumento científico porque la razón no importa, solo el sentimiento: “este cabrón médico rehabilitador querría suspender la tesis de uno de los nuestros”

    Tal vez pronto sea profesor universitario en la escuela de fisioterapia. Supuestamente voy a ayudar con los trabajos de investigación. Los profesores actuales tienen que ajustarse al nuevo programa de estudios que incluye algo de investigación: inglés, busqueda bibliográfica y metodología. Exigiré calidad. Quiero una fisioterapia con calidad científica. ¿Si no doy aprobado general es porque soy un enemigo de la fisioterapia? ¿Lo soy simplemente por el hecho de ser médico rehabilitador? La tasa des suspensos en las asignaturas que dan mis compañeras médicos en la escuela es mayor que la de las asignaturas impartidas por fisios. ¿Son peores profesores o es que exigen más? ¿Tengo algo que decir sobre la calidad de la fisioterapia o debería callarme por el hecho de que no soy fisio? A mí lo que me gustaria es que a los alumnos no les colaran facilmente una de energías místicas o una de “eficacia aprobada” en la teletienda o porque lo usa un deportista famoso”. Y la necesidad de pruebas para decir cosas como: los huesos del cráneo y la pelvis se mueven , las meninges están unidas a la fascia.. y todo eso es verdad aunque los médicos lo negueís. Si me muestras pruebas convincentes cambiaré de idea: eso es ciencia. ¿Qué hay de ciencia en la fisioterapia que tenemos en España? ¿Por qué España es el país que menos consulta la base de Fisioterapia Basada en la Evidencia PEDro pero a la vez uno de los países donde más se reclama “respeto para la fisioterapia” y aumento de competencias?

  49. Estimados Elefante y Samfrado, he estado leyendo con atención vuestros comentarios. Creo que todos en el fondo adolecemos de un particularimo avanzado, en el sentido más orteguiano de la palabra: la creencia de que las partes ya no conforman el todo, sino que son en realidad el todo y deciden funcionar de manera independiente, sin tener en cuenta las demás. Creo que fisioterapeutas y MFyR padecemos de una enorme carencia de empatía con la contraparte.

    Sabéis mi opinión: poco se puede esperar de los popes de nuestras disciplinas. Ya Ortega demostró que, cuando el particularismo es tan avanzado, la acción directa (lucha) es la única opción. Y ella estamos, por parte de nuestras respectivas instituciones. La esperanza de un entendimiento está en nosotros, los que venimos detrás. Creo honestamente que actitudes como las del Dr Franco desmitifican a ojos de muchos Fts la imagen del MFyR carpetovetónico e intolerante que se enseña en las Escuelas y aunque no estemos de acuerdo en todo, vaya por delante mi enhorabuena por su actitud.

    Aún así, una cosa debe quedar clara y es la autonomía del FT y en medio en el que se desenvuelve. Repito, hasta un 80% de los FTs españoles se mueve en el ámbito privado. Aquí las reglas de jungla son distintas a las que hay bajo el cobijo de la administración. Esto no es óbice para que no se exija excelencia profesional, pero indudablemente son otros códigos.

    En este sentido, la mayor parte de los FTs españoles se jubilará sin haber trabajado de manera directa jamás con un MFyR. Ningún FT con 2 dedos de frente debería dudar del papel de este especialista en el manejo y gestión de patología compleja hospitalaria, siempre que respete a su vez la autonomía del fisioterapeuta. Cuando se pide solicitación de pruebas, entiendo que se refiere no a Especializada, sino en casos particulares como la privada o incluso de AP y es por un motivo eminentemente práctico: para reducir gasto y tiempo de espera al paciente. En este sentido, es de perogullo que toda figura sanitaria -sea médico o paramédico- que actúe como mero intermediario sólo por puro atavismo en los tiempos que corren tiene el riesgo de desaparecer. A eso creo yo se le llama optimización de recursos. Nada más. Si los FTs por ejemplo en UK tienen esas competencias, será por una optimización de los recursos del sistema de NHS. Nada más.

    Dr Franco: nada que objetar a tus críticas del estudio de la terapia craneal. 100% de acuerdo contigo. Hace tres años me “enfrenté” dialécticamente en un congreso a un ponente fisioterapeuta que expuso un tratamiento manual carísimo y durante muchos años, para corregir deformidades craneomandubulares que se corrigen actualmente con una simple ortodoncia. Penoso.

    Un abrazo a los dos.

  50. No soy tan filósofo como Océano, pero me gustaría Samfrado, que no se convirtiera esto en un a ver quién la tiene más larga (la formación).

    Comparto su incredulidad y rechazo a lo que usted llama tesis doctorales en osteopatía, pero para su información, eso no tiene nada que ver con una tesis. Es otra cosa dentro de la formación de los osteópatas, para conseguir el D.O., y que carece de toda validez científica.

    Lo que me gustaría que comprendiera, y creo que va cogiendo el rollo, es que como dice océano, los que estamos fuera de la pública, vemos más prescindible para el desarrollo de nuestra labor la presencia de un rehabilitador. Por otro lado que los que dicen ser nuestros representantes, no los sentimos así, y que la fisioterapia no es osteopatía.

    Por eso, le quiero decir que espero que cuando exija a esos uturos alumnos una excelencia en su formación e investigación, lo haga de la misma forma que usted se exige a usted mismo todos los días, que les pida el mismo compromiso que usted se exige a usted y a su colectivo, y que no por tener un conocimiento sesgado de nuestra profesión, vengan a pagar justos por pecadores.

    Un abrazo

  51. No pienso ser malo con los alumnos ni nada parecido. Tan solo tendré que exigir un mínimo de calidad científica. Eso significa revisar algunos artículos en inglés y saber comentarlos. Al menos.

    No confundo osteopatía con fisioterapia, pero el fisioterapeuta con formación en osteopatía en España o con una formación en un método muy concreto es el que más choca con la medicina, y pienso también que el que más choca con la propia fisioterapia. Suelen decir cosas como que la fisioterapia clásica hace daño, no respeta la biomecánica y cosas así, mientras que su método sí. Particularmente los métodos de las antípodas están hechos por fisioterapeutas-osteóptas, pero con una calidad científica muy distinta de la osteopatía que se enseña en España. (todo eso de los médicos cerrados que no aceptamos que el cráneo se mueve, que las meninges están pegadas a la fascia y que la pelvis y el cráneo están relacionados, que se puede afectar a la fascia y por tanto a las meninges y al sistema nervioso através de tiras de colores pegadas sobre la piel. Todo eso viene de una gran carencia en formación científica y un gran gusto por lo novedoso y la moda y por un sistema de valoración de la calidad muy distinto al de la medicina.
    He hablado mucho de osteopatía porque a falta e mejores especializacione en fisioterapia es algo que muchos fisios están haciendo sin tener en cuenta que la osteopatía craneal es una estupidez que ya no se enseña en muchos lugares, que la osteopatía visceral carece de evidencia científica y que de los diferentes enfoques de osteopatía estrucutural menos de la mitad tienen alguna validación científica. Además de que tan solo hay evidencias de que funcione para unas patologías concretas y a corto-medio plazo, pero sí hay evidencia de que no funciona para otras muchas patologías que pretenden tratar con ella.

    Pero sobre todo he hablado de osteopatía porque se ha tratado de conseguir el mismo grado de autonomia que tienen los osteópatas de muchos países, que lo tienen por se osteópatas y no por ser fisios. Así algunos fisios-osteópatas que dan cursos en España hablan de competencias que tienen y se piensa que es por su título de fisioterapia. No es así, es por su título de osteópata. Me gustaría saber qué pasó al final con los ingleses.
    Los fisios españoles mirando al extranjero han cogido solo lo que les gusta y han olvidado que en muchos países compiten con quiroprácticos y osteópatas con formación universitaria reconocida. Mientas, en España la única, mínima competencia legal es la de los médicos que hacen medicina manual. Tal vez, proximamente también la de los quiroprácticos (un gran error).

    En EEUU, por ejemplo, un osteópata puede acceder a las mismas especializaciones y competencias que un médico. Exactamente las mismas, aunque las faculdades de osteopatía están peor valoradas en el ranking respecto a las de medicina cuando se trata de conseguir una plaza de especialización en un hospital. La diferencia entre un MD (Medical Doctor) y un OD (Osteopatical Doctor) es simplemente que el OD ha estudiado la parte más científica de la osteopatía y la utiliza en conjunto con el resto de recursos de la medicina.

    La ampliación de formación, competencias y especialización de fisioterapeutas en España, unida a una mayor autonomía iría camino de convertirse en algo similar.
    Si cojemos otras profesiones autónomas vemos por ejemplo que:
    Los podólogos tienen una formación de 3 años que ahora pasa a 4. Pueden hacer cirugía menor ambulatoria, pero no poner tornillos y agujas, para operar por ejemplo, un juanete. Pero se comparan con EEUU donde con 5 años de formación y 2 de especilización pueden hacer cirugía del pié y operar juanetes. Algunos en EEUU se han atrevido con tobillos y los traumatólogos los han denunciado. En España hay títulos no oficiales de cirugía del pié y hay podólogos que operan juanetes. Alguno tiene incluso condena de carcel por ello. Lo que importa aquí es el dinero. Un trauma está preparado para quitar tumores, operar columna, fracturas complejas, poner prótesis etc.. pero muchas veces en la privada gana más dinero con operaciones simples y fáciles como la de Hallus Valgus (juanetes). El podólogo compite ofreciendo un servicio más barato. Menos tiempo de formación es menos coste del profesional.

    El odontólogo. Previamente había una especialidad médica de estomatología. Con la conversrión del técnico dental en odontólogo, una carrera de 5 años el médico estomatólogo desapareció progresivamente. Se dejaron de formar especialistas y los que quedaban simplemente han esperado hasta la jubiliación para que su especialidad desparezca.
    Algunos fisios han pedido lo mismo para la especialidad de rehabilitación y medicina física.
    El problema es que el odontólogo tiene un área de acción: la boca. Definida y limitada. El cirujano maxilofacial puede tener algo que ver, pero se pueden poner límites claros.
    La rehabilitación médica y la fisioterapia no tienen esos límites tan claros. Están en varios aparatos y sistemas y en todos los grupos de edades. (Hay especialidades médicas que se limitan a un aparato: neumo, cardio, digestivo, nefro, urología, y otras que se limitan a un grupo de edad pediatría, geriatría (o condición: anciano frágil)) RHB está en todos los ámbitos. Fisioterapia está en todos los ámbitos:
    fisioterapia del suelo pélvico– urología, ginecología
    fisioterapia respiratoria– neumología
    fisioterapia cardiáca– cardiología
    fisioterapia neurológica– neurología
    fisioterapia del aparato locomotor– reumatología, traumatología
    Se trataría de una carrera de fisioterapia de 4-5 años con 3-4 de especialización. Muy similar a los médicos con 6 años de carrera y 4 ó 5 de especialización.

    Cuando se pide diagnostico, pedir pruebas de imagen, hacer pruebas de imagen como EMG, Ecografía (el neurofisiologo es el médico especialista en hacer EMG, el radiólogo en hacer Ecografías e interpretar otras prubas de imagen) recetar fármacos etcc. Si se cumplieran todas las espectativas lo que tendrías es un minimédico, no un fisioterapeuta. El fisioterapeuta especializado en cardiología con capacidad para pedir pruebas de imagen y hacer las suyas, diagnosticar y recetar fármacos tiene como única diferencia con el cardiólogo que además puede hacer fisioterapia cardiáca. Y así en cada especialización potencial de fisioterapia.
    Por eso autonomía y especialización chocan. Y también se entra en una guerra de competencias contra la medicia.

    Hay cosas fáciles, cosas que puede tratar el fisio solo y donde se puede protocolizar que una lumbalgia pase directamente al fisio y si no mejora ya (da igual quien lo haga) se le pida una radiografía y una consulta médica para descartar otras patologías. (algunos fisios quieren lleverlo al extremo de que ellos lo llevan hasta el final, hasta que si hace falta cirugía ellos lo derivan al cirujano. Bien, el problema es el mismo que con el juanete y el podologo. Es más fácil, es verdad, puedes hacerlo, es verdad, pero es mi trabajo, vivo de ello, y lo que me harías sería una competencia desleal.

    Básicamente, trasladado a la fisioterapia consistiría en que alguien planteara que para disminuir costes todos esos tratamientos fáciles de fisioterapia que consisten en encender un TENS, una lámpara de infrarrojos, o poner US los harian auxiliares de clínica. No digo que yo lo defienda, digo que la sensación para mí, cuando me dicen que las partes más fáciles de mi trabajo las hará el fisio y que cada vez podria ir cogiendo más partes me sienta igual. Me quedo sin trabajo, me ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí y aumenta la competencia por el mismo trabajo. Para colmo el CGCF y otros representantes del colectivo de fisioterapeutas defienden que nosotros lo hacemos mal y ellos mejor.

    Puede que haya médicos rehabilitadores demasiado acostumbrados a hacer solo una triste prescripción de terapias físicas y ejercicios para algias sencillas como fascitis, epicondilitis, cervicalgias, lumbalcias etc.. Nosotros, igual que los traumas, los neumos etc.. estamos formados para otras patologías no tan frecuentes y más complejas: amputados, lesionados medulars, ACVA, etc y capacitados para la superespecialización en rehabilitción neurológica, cardiáca, respiratoria, infantil etc. con patologías complejas donde sí hay que coordinar actos médicos, intervención fisioterapica, logopédica, de terapia ocupacional, protetización, etc..

    Básicamente el CGCFE se ha equivocado en su forma de luchar. Se han dedicado a atacar y debilitar a la especialidad de rehabilitación cuando precisamente cuanto más fuerte sea más oportunidades tendrá la fisioterapia de ser más respetada, comprendida y de desarrollarse a su vez. Empezando por la mejor formación sobre fisioterapia para todos los médicos, para evitar que esos que hacen las veces de prescriptores en mutuas y no son especialistas en rehabilitación lo hagan mal. Después haciendo servicios donde se atienda de verdad a las personas con discapacidad (que son nuestra razón de ser como especialidad, y no las algias simples) Donde se puedan desarrollar superespecializaciones como la rehabilitación del suelo pélvico, la cardiaca, las unidades del dolor con rehabilitación internvencionista (infiltraciones, implantación de neuroestimuladoresy bombas de infusióin contínua… Todas esas superespecializaciones de rehabilitación llevan de la mano una especialización de fisioterapeutas y un aumento del número de fisios en la pública. También haría que los médicos rehabilitadores estuvieramos más dispuestos a dejar para los fisios como primera consulta los casos de algias simples ya que tendríamos otras posibilidades de desarrollo profesional que no fueran desaparecer o irnos al paro. Olvidaté de que los médicos rehabilitadores nos pongamos de acuerdo para suicidarnos colectivamente para que la fisioterapia tenga un campo de acción libre, no pasará eso, nos cuesta ponernos de acuerdo y no somos tan altruistas. Se conseguría mayor respeto para la fisioterapia y mayores posibilidades de investigación. (En eso tengo experiencia y quien opina que la presencia de médicos en las escuelas de fisioterapia impiden la investigación están equivocados, la investigación multidisciplinar siempre es mejor que aquella en la que cada miembro del equipo no aporta un conocimiento o habilidades distintas respecto a otro. En el equipo en el que yo trabajé había telecos, ingenieros sup, ingenieros técnicos, fisios, terapeutas ocpuacionales y licenciados en ciencias del deporte, además colaborabamos con expertos en márkting, diseño industrial y otras cuestiones. En el IBV los fisios y médicos trabajan con físicos e ingenieros también en investigación biomecánica. En los propios proyectos europesos, nacionales o regionales se pide que participen distintos departamentos, empresas etcc de distintos países, regiones o entidades (según el nivel de la investigación) y prácticamente no hay buena investigación que se haga desde un solo departamento de una universidad: la cooperación es la norma y la presencia de diferentes profesionales en los equipos imprescincible)

    Piensa que dejar para la fisioterpia algunas competencias supone perder parte de nuestro trabajo. Especialmente para los médicos que trabajan también en la privada. Es cierto que para mí algunas de las patogías y formas de trabajar en la privada de algunos compañeros médicos no me parecen muy buenas. La gente demanda un especialista incluso por la patología más leve y que el médico de primaria puede llevar. Y en la privada tendrás a traumas encantados de tener consultas de fibromialgia, atrosis de rodilla (que no sean para operar y patologías de diagnóstico fácil y seguimiengo senillo. El paciente fácil da menos trabajo, también en la pública, y aumenta el volumen de consulta sin aumentar el gasto. La putada es cuando la gerencia juzga tu gasto y le da igual que hayas tenido lesionados medulares o fascitis plantares. Cuantos más de los primeros más derivaciones, más sesiones, silla de ruedas de 350 euros, fármacos caros…

    Dicen por ahí: los médicos toma la actitud de ¿por qué dejar que lo haga otro si ya lo hago yo?. Básicamente es nuestro trabajo, una perdida de competencias disminuye nuestro trabajo. Eso sí, aumenta el número de servicios que el fisio puede aportar. Y de esos ya se ve cómo en la privada (del que se lo monta solo en su piso) lo que cuenta es tener muchos pacientes que acuden a por un masaje semanal, incluso solo por darse el gustazo (eso que no me lo toquen los masajistas) Son los ingresos fijos. Y de los derivados de mútuas y otros esos fabulolosos clientes de solo para ultrasonidos: son los ingresos fijos. Pero sí, son cosas para las que no haría falta tantos años de formación, es cierto. Y podria hacerlas más barato otro profesional. Tal vez podríamos crear el auxiliar de fisioterapia (en algunos países lo hay) para aplicar estas cosas mientras el fisio hace cosas más interesantes. Lo que pasa es que probablemente el auxiliar también querría después ser universitario, cobrar más, tener mas competencias y más trabajo. Creo que sería una mala idea finalmente.

    En fin, cada uno a lo suyo. Fisioterapia conseguirá por presión más competencias y más autonomía, pero el camino para lograrlas el respeto y la demostración con estudios científicos de coste-eficacia, protocolos de actuación que justfiquen la derivación precoz a fisioterapia y cosas así. Faltando al respeto, insultando, mintiendo y amenazando, pidiendo cosas que no tienen razón de ser y con una actitud beligerante no conseguirán lo que quieren (Y es genial poder leer que muchos fisios no están de acuerdo con colegios, CGCFE y otros. Lo suyo sería aliarse ahora con el tema de la quiropráctica y aliarse para desarrollar la rehabilitación y en la pública. Aliarse para mejorar la formación en la universidad tanto de fisios como de médicos (sería genial que un fisio contase a todos los médicos en alguna asignatura qué es su trabajo, ¿o no?)

    • Dr Franco, cito textualmente algunas de sus frases:

      1) “Particularmente los métodos de las antípodas están hechos por fisioterapeutas-osteóptas, pero con una calidad científica muy distinta de la osteopatía que se enseña en España”

      Si se refiere a metodologías fisioterápicas australianas y neozelandesas, está usted completamente equivocado y le ruego que coteje sus fuentes antes de decir inexactitudes. Estos métodos no fueron desarrollados por Fts-osteópatas: ese híbrido no existe sino aquí. Fueron desarrollados por FISIOTERAPEUTAS y siguen evolucionando buscando criterios de excelencia y evidencia científica. Le remito a los grupos de la Univ. de Curtin (Perth) o la Univ de Queensland (Brisbarne), la gente de la MDT (McKenzie) o a publicaciones como Man Ther, JOSPT o Phys Ther.

      2) “Básicamente el CGCFE se ha equivocado en su forma de luchar. Se han dedicado a atacar y debilitar a la especialidad de rehabilitación cuando precisamente cuanto más fuerte sea más oportunidades tendrá la fisioterapia de ser más respetada, comprendida y de desarrollarse a su vez. ”

      Eso es inevitablemente falso. Dr Franco, entiendo su buena intención que es la que yo comparto, pero si desde el comienzo de la profesión de FT, ésta hubiérase dedicado a reforzar la especialidad en Rehb y/o la SERMEF de aquella época, hoy seríamos simples técnicos auxiliares sin futuro ni autonomía.

      Otra cosa, claro, es extrapolar ese espíritu de supervivencia a los tiempos actuales, por ambas partes, caso que ya coincidimos que es erróneo.

      Un abrazo

      • De acuerdo con la primera objeción ya que de veras no sigo todos los métodos concretos y no voy a entrar a valorar y buscar si cada uno de los métodos australianos y neozelandeses son hechos por fisios solo o tienen bases en osteopatía. Ahora mismo probablemene sean de lo más respetable en fisioterapia desde un punto de vista cientifico y eso no importaría. Es fisioterapia y es de lo mejor.

        Sin embargo respecto al punto 2 discrepo totalmente. Servicios de rehabilitación médica con especialización en diferentes partes como suelo pélvico, respiratorio, cardiáca, infantil, lesión medular etc hacen necesario fisioterapeutas especializados en ello y equipos muy bien coexionados donde el trabajo del fisio también puede creer. Claro que todo ello enfocado a la pública y al 20% de los fisioterapeutas que trabajan en ella. No comparto la postura de la sermef de 1985, yo ni siquiera había empezado el instituto y las cosas cambian totalmente. Seguiré pensando que juntos es mejor que poniendose la zancadilla o cada uno por su lado. Y seguiré pensando que igual que en el nacimiento de la fisioterapia tuvieron un papel imprescindible los médicos rehabilitadores también lo tendremos en su desarrollo. Cada vez que un médico rehabilitador hace un estudio sobre eficacia de una terapia física o de un programa de ejercicios determinado, sobre un estudio biomecánico de la marcha antes y depués de una terapia o lo que sea también la fisioterapia gana en conocimiento cientifico ya que estudiamos lo mismo: el cuerpo humano y sus patologías. Y si un fisioterapeuta, neozelandés desarrolla un método de fisioterapia y lo valida con estudios no solo debe aprender de él el fisioterapetuta, sino también nosotros los médicos rehabilitadores ya que también deberíamos cambiar de forma de actuar de acuerdo a nuevos conocimientos cientificos vengan de fisios solos o de equipos multidiciplinares en investigación (que es la norma generalen ciencia). Cuando el CGCF se opone a que se cree un área de conocimiento sobre rehabiltiación y medicina física en las facultades de medicina para debilitar a la especialidad de rehabilitación está escupiendo de cara al viento.

  52. Oye, si quereís cambiamos de tema. Quería preguntaros otra cosa. ¿Qué os parecen estas campañas de:
    no al masaje intrusista playero
    fisioterapia para los pergrinos de Santiago
    fisioterapia para los de la Semana Santa
    fisioterapia para los corredores de los San Fermines
    campaña de difusión de “la fisioterapia es más que masajes” todos los que acudan tendrán un masaje gratis.

    ¿Qué sería lo próximo? Tal vez masajes para suecas en las playas? Beben, bailan con tacones y borrachas, lo hacen en cualquier sitio en malas posturas y después tienen lesiones que necesitan fisioterapia. Campaña de promoción de fisioterapia para suecas en las playas españolas.

    O esas campañas de la fisioterapia aconseja no fumar, utilizar protector solar, beber mucha agua en verano… No sé, son consejos de salud buenos, pero en realidad no los da ningún colectivo concreto sino el sentido común y el Ministerio de Sanidad. ¿Tiene sentido que los de el colectivo de fisioterapeutas por su cuenta? ¿Son consejos de salud o publicidad de la fisioterapia sin más como profesión sanitaria?

    Perdón si la forma de contarlo es un poco mordaz, es que aveces me da la risa cuando salen persiguendo chinos que hacen masajes en la playa. Me imagino al colectivo de peluqueros pesiguiendo a los que hacen trencintas en la playa o a la SGAE multando a un pueblo porque el pasacalles tocó una canción de yo qué se quien. ¿No es un poco pasarse? ¿No hay intrusismos y problemas de salud mayores que los masajistas playeros? Si te pillan dandole un masaje a una amiga y no tienes carnet de colegiado, ¿te pueden decir algo aunque lo hagas gratis?

    Esque había titulares por ahí del CGCFE que eran la NO NOTICIA total. “Los fisioterapeutas coinciden en que la causa principal de mortalidad por EPOC es el tabaco.”.

    ¿Cogen un libro y hacen una noticia con algo que ya se sabía?

    http://www.noticiasmedicas.es/medicina/noticias/5726/1/Los-fisioterapeutas-coinciden-en-que-la-causa-principal-de-mortalidad-por-EPOC-es-el-tabaco/Page1.html

    Parecía El Mundo Today.
    http://www.elmundotoday.com/

    ¿Es esa una buena imagen de la fisioterapia para el público en general?

  53. Por fin has hablado sin tapujos, y has dejado mucho más claro todo el tema.
    Y como bien has comentado, la crisis de identidad si la hay (yo no la tengo, sé lo que soy y mis límites), viene derivada de la prostitución, ya que como bien dices, altruismos pocos, aquí todo se hace por dinero y no por el bien de la fisoterapia. No te dejes vencer por esos pensamientos.
    Aquellos que quieren disgregar nuestras cometencias desde dentro, solo quieren encontrar su sitio a nivel económico y de poder. Por esos hay tantos colegios, asociaciones y consejos, y por eso nunca habrá unanimidad.

    En la fisioterapia necesitamos autonomía dentro de nuestro trabajo, no hacer cosas que están fuera de nuestro trabajo. Para poder hacer mi “diagnóstico fisioterápico” lo único que necesito en un papel que ponga “Lumbalgia, ruego fisioterapia”. Qué cambiaría eso si soy autónomo y el paciente que vienen con lumbalgia lo evalúe directamente?

    Los auxiliares pueden poner un TENS? claro, si lo vende El Corte Inglés y se lo ponen la gente en su casa. Por eso mismo, un auxiliar podría tratar una lumbalgia, Tranquilizar al paciente, medicación analgésica, recomendar que siga activo y evitar modalidades pasivas. Es decir, con seguir las directrices que siguen los médicos sería suficiente.

    No intentemos banalizar o subestimar las funciones de cada uno. Me quedo con cosas como que ninguno sabeos, qué podemos aprender del otro. Creo que podemos trabajar juntos y mejorar, pero también me parece utópico por las razones que tú has expuesto en tu comentario, y lo que he dicho al comienzo del mío.

    Por eso sigo diciendo que la crisis de identidad,….sigo sin verla, aunque haberla hayla.

    Un abrazo

  54. Te cuento un caso de hoy y donde veo yo una crisis de identidad. Era una revisión. Para mí la tercera vez que veía a la paciente.
    Accidente de tráfico, coche siniestro total, aparentemente culpa del otro conductor. La paciente sale ilesa y durante dos días no tiene nada, pero después empieza con cefalea, mareos y cervicalgia, palpitaciones y difucultad para dormir. Radiografías normales y en TAC urgente se descartan fracturas. No tiene limitación en el recorrido cervical pero dice tener muchísimo dolor. La tratan en fisioterapia de primaria con ultrasonidos e infrarrojos, nada más. Un tratamiento un poco triste típico de fisio de primaria sobrecargada. El médico de primaria solo le receta analgésicos habituales. No mejora. los ultrasonidos me parecen un tratamiento malo para esto, pero cuando llega mi, mi tratamiento es muy simple también: TENS, microondas y ejercicios para columna cervical. Los fisios están de acuerdo, pero comentan que no hace los ejercicios y se queja constantemente porque la dejan sola cuando los tiene que hacer, pide masajes e incluso un par de días se los dan pese a que no están en mi prescripción (no pasa nada, me lo dicen y es habitual que añadan cosas que no he prescrito yo) falta tres días a tratamiento porque dice sentirse tan mal que no puede venir y cuando la tocan se queja tanto que dejan de masajearla. Además no cumple con la medicación pero en la revisión se queja más. Parece una simuladora que espera algún beneficio de la compañia aseguradora, pero también se ve que sufre de verdad y está angustiada. Hablo con las fisios que tampoco se fian de su comportamiento y excusas, de cómo se queja cuando la tocan especialmente. Le receto un antidepresivo y un sedante-relajante muscular para antes de dormir. No me gustan especialmente, pero el componente psicógeno del dolor o el interés por perpetuar la situación, estress ante el riesgo que ha pasado, lo que sea me hacen pensar que los necesita. A pesar de todo, como comenta tener mareos, se le nubla la vista, ha tenido incluso nauseas termino pidiendo una RMN craneal y cervical. La craneal es normal como esperaba, pero podría haber tenido un hematoma subdural, quien sabe, en la cervical se ve una pequeña hernia. Durante este tiempo la han tratado en la privada por la compañía: kinesiotape, acupuntura y terapia craneal. Ella por su cuenta también ha ido a otra fisio que le ha “recetado” unos comprimidos homeopáticos con unos microgramos de magnesio y le hace masajes a demanda (que es lo que la paciente quería, simplemente, ahora dice que a las fisios de mi servicio no les dijo que le doliera tanto, solo se quejaba un poco) La verdad es que cuando la tocas da saltitos, pero si la distraes puedes tocarla en los trapecios sin problemas. En esta consulta se pone a llorar, me cuenta que el seguro solo le da 1000 euros por el coche, que necesita el coche para ir a trabajar, que no deja de pensar que podría haberse muerto, que hasta que no le de de alta no tendrá el juicio y que aunque no le duele tanto como para tomar analgésicos y tampoco toma los relajantes musculares porque aunque duerme mejor tiene sueño durante el día. El dolor no es su problema realmente. Tiene muchas palpitaciones, se encuentra mal en general, cansada, se le duermen los pies. . La envio a psiquiatría después de algunos consejos y de indagar si le parece necesitar este tipo de ayuda. Normalmente los psiquiatras piensan que todo es orgánico y que al paciente le duele realmente y su reacción ante el dolor es normal, pero al menos controlan mejor la medicacióna antidepresiva y los somníferos y si el paciente acepta acudir ya reconoce que el componente emocional es importante y está más abierto a tomar la medicación.

    En fin, a lo que voy: ninguno de los tratamientos han servido. Tampoco mi tratamiento médico. El tratamiento de fisioterapia de AP es muy pobre y triste. El de fisioterapia especializada muy clásico. Pero esque el de fisioterapia privada de la mútua ha consistido en dos terapias que no se aprenden durante la carrera sino en cursos extra y una terapia alternativa o complementaria. Y el que la paciente a elegido a demanda acudiendo a un fisio por su cuenta ha consistido en masajes y otra terapia alternativa. La evidencia científica para las terapias alternativas es nula para la homeopatía, tal vez algo para la acupuntura. Para el kinesiotape no la hay, ni tampoco para la terapia craneal. No hay nada que impida que cualquiera haga terapia craneal o kinesiotape sin ser fisio. Hay cursos de ello para quiromasajistas y cualquiera que se apunte. Los masajes a demanda tampoco dejan un muy buen lugar a la fisioterapia, pero es lo más demandado por los pacientes porque al menos da placer aunque no calme el dolor. Al hacer algunos tipos de terapias directamente están vendidos al intrusismo. ¿Qué evita que otros que han hecho el mismo curso sin ser fisios las apliquen también? Por mi parte he tenido que hacer dos informes y muchos papeles. El TENS tiene una evidencia muy débil, las microondas aisladas tampoco sirven ,pero ayudan a relajar para hacer los ejercicios, que sí tiene una evidencia moderada de servier para el síndrome del latigazo cervical. He hecho informes para la compañía y fotocopias de las pruebas que la paciente llevará a su fisio privada también. Pero no he recibido ningún informe de la compañía ni de ninguno de los fisios (que sí van a ver los míos y probablemente juzgarlos). No puedo poner que la paciente exagera o finge, sufre de verdad, pero sin duda es una respuesta distorsionada y no fidedigna, alentada por los abogados y que mejora con una sentencia. ¿Por qué medio ha determinado una de las fisios que la paciente necesitaba unos microgramos de magnesio? ¿Qué exploración ha hecho para decidirse por la terapia craneal? ¿Ha encontrado algo que en la RMN no se ve o no se busca? No lo podré saber. La paciente pregunta por qué la Seguridad Social no cubre todos sus tratamientos, porqué cada uno le hemos recomendado una cosa tan distinta sin ninguno le decimos lo que tiene realmente. y esto tampoco la ayuda. Básicamente lo que hay es una fisioterapia un poco a la deriva del mercado, sin una guía científica ni investigación para poder sacar conclusiones sobre el mejor tratamiento posible. ¿Cefaleas de origen cervical? Hay muchos que dudan de su existencia, y muchos enfoques distintos para el mareo y cefalea post latigazo cervical. Si le preguntamos a un quiropráctico nos dirá que hay una subluxación de C1 que no se ve en la RMN, pero que limita el flujo de la inteligencia innata, una energía que no se puede detectar con ningún aparato pero hay que creer en ella porque emana de Dios. Toma ya. Sin embargo la teoría no es ni mejor ni peor que otras teorías osteopáticas o de diferentes enfoques de corrientes y escuelas de fisioterapia: muchas tienen exactamente las mismas pruebas de que su teoría es la correcta y la misma evidencia de sus resultados. ¿Podríamos ponernos de acuerdo sobre qué es lo que le pasa a la paciente? ¿Qué pensais que le pasa? ¿Cómo lo enfocaríais vosotros? ¿Es el miedo al daño en ausencia de daño lo que le pasa? Podríamos filosofar páginas pero ¿qué le hacemos? ¿Por qué los tratamientos de la privada son tan decepcionantes? (y no digo que los míos tampoco lo sean, TENS, microondas, Ejercicios, analgésicos, relajantes musculares, antidepresivos. No he encontrado puntos gatillo tampoco, ni nada en la exploración salvo aprensión, exageración o una respuesta motivada por la ansiedad.

  55. Le recuerdo Dr. Samfrado, que está siguiendo los pasos del famoso Dr Wadell, y eso a veces puede ser un problema.

    La aprensión, las respuestas “exageradas” y todo lo que consideramos respuestas asociadas a problemas no rogánicos, pueden formar parte del “ill behaviour” de cada paciente. Es decir, cómo reacciona cada individuo ante la enfermedad o el dolor.

    Evidentemente esta paciente suena raro, pero remito a la prostitución para contestarle al tema del magnesio (que yo no mando a mis pacientes).

    En cuanto a la subluxación de C1 de los quiroprácticos, me remito a lo que ya hemos comentado sobre los “osteópatas”, métase en el saco quiroprácticos. No comment. Podíamos aquí meter también el atlas profilax.

    En cuanto a la radiología, con esta paciente que parece que el trauma era leve, hay unas directrices para la realización o no de radiología que son:

    pérdida de consciencia
    muerte de otro ocupante del vehículo
    lesión de alta velocidad, o alto impacto
    QTF (WAD) – La clasificación de problemas asociados wiplash de la Quebec Task Force, grado III (dolor de cuello+signos neurológicos)
    Síntomas bilaterales en extremidades

    Fuente: Bidese et al 2000; Banerjee et al 2004

    También están las reglas Canadienses para columna cervical para realizar en una radiografía en pacientes alertas y estables (Stiell 2001 y 2003), que de haberlas seguido hubieran descartado la necesidad de tanta prueba, aunque a lo mejor aquí se sigue otro protocolo, y es el que se siguió en este caso.

    Es decir, siempre se pueden hacer cosas, incluso una simple exploración neurólogica que además apoye la historia/exploración física.

    Me extraña que nadie le dijera que tenía un cierre del agujero rasgado posterior, ja ja ja ( es broma).

    En fin, que todos lo podemos hacer mejor, y aprender.

    No confunda de nuevo la crisis de identidad, con la ingenuidad y confianza de los pringaos (entre los que me incluyo) que vamos y/o hemos ido a cursos pensando que estamos yendo a algo serio y nos creemos los que nos dicen a pies juntillas, porque CONFIAMOS en la buena voluntad de lo que nos cuentan.

    Por cierto, que asistí a una charla para médicos, en la que me invitaron de ponente y habló un rehabilitador (entre otros) que me supo mal que no se quedara a mi charla, porque de forma científica, le negaba todas sus afirmaciones. Y fue de casualidad, lo juro, la charla ya estaba preparada y dije uy! a ver si la lío. Afortunadamente, al acabar muchos de los médicos asistentes vienieron a agradecerme la ponencia y la explicación puesto que había sido aclaradora. Y no ninguneaba a nadie, sino que planteba dudas y realidades y tendencias actuales según la evidencia, cosa que pocos de os ponente excepto un traumatólogo joven al que felicité personalmente y que hizo una exposición brillante y respaldada con evidencia científica actual y relevante.

    Todos aprendemos de todos.

    Por otro lado, me gustaría preguntarle si usted cree en la leche con calcio para los huesos, el uso del condrosulf/sorb, xicil,… si son conscientes de cuando mandan AINES, según lo qué y a quién pueden provocar hemorragias e incluso la muerte (no sé cuánta barbaridad de pacientes en USA mueren cada año por esta causa).
    Pues la fisioterapia del peregrino y otros es otra forma de llamar la atención. Y si el masaje se lo da a su amiga y es gratis, pues muy bien, pero cuando el chino da el masaje en la playa yo me cabreo porque a mí sanidad si no tengo un centro con unas determinadas características, con lavabo en la habitación, con mi título homologado etc, no me autoriza a trabajar de forma legal. Además el chino, no tiene ni la capacitación, ni fiscalmente está registrado, y no paga los impuestos, pero además pueden asociar al chino de los masajes con los fisios y los masajes y puede dañar mi imagen. Por todo eso yo si saldría a por el chino (o español, me da igual eh?).
    En fin que esto ya casi da para cerveza y para unas tapas.

    • En la práctica no seguimos a rajatabla las limitaciones y protocolos para NO pedir una prueba porque la posibilidad de equicocarse pese a haber cumplido un protocolo está ahí. Se tiende a pedir de más, y gastar de más, es cierto. Se hace de forma defensiva tal vez.
      De todas formas mi comentario era para comparar los tres tratamientos recibidos de fisioterpia. El clásico de la Seguridad Social, el de la mútua y el del fisio absolutamente autónomo. Ya comentamos lo de la falta de informes y lo de las pseudociencias. Pero es que eso es lo que yo veo. Y si busco anuncios de fisioterapeutas lo que me encuentro es “masajes a domicilio por 20 euros” y fisioterapia+terapias alternativas, fisioestética u otra cosa. Pienso que esa competencia que hace que el fisio cobre casi igual que un auxiliar (cuanta más oferta hay de algo menor es el precio) es la que pervierte mucho la fisioterapia. También cierta carencia en formación científica (qué es ciencia y qué es bola) que me gustaría intentar arreglar si finalmente me hacen un contrato de profesor en la escuela de fisioterapia.

      Sobre lo de la charla para médicos a la que acudiste, no sé porque los ponentes se van. La verdad, vengo de un congreso internacional donde la gente se quedaba sentada en las escaleras por falta de sitio y había ingenieros, TO, fisios, médicos, terapeutas deportivos, neurocientíficos, físicos matemáticos… Más doctorados de los que he visto jamás juntos. Nadie se iba.

      Me hubiera gustado estar en esa charla tuya en la que dices que todos podemos aprender de todos. Siento que la del rehabilitador no te gustara o que estuviera mal, no pongo las manos en el fuego por todos mis compañeros y desde un punto de vista científico no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que hacen. Pero sigo aprendiendo, pienso que no estar de acuerdo con algo y bucar la información científica que te responde o te deja con dudas es la forma de avanzar. Hay cursos para fisios donde directamente no te dejan entrar si eres médico. Una vez incluso me echaron de uno al enterarse de que era médico. Por lo visto allí iban a hablar de conocimientos que yo no debía tener, o mi presencia era intrusismo o una amenaza. Yo qué sé.

      Sí te cuento que en una charla que dí en unas jornadas nacionales de fisioterapia a mí incluso me abuchearon. Los murmullos empezaron desde que dije que era médico rehabilitador. Presentaba terapia con robots, realidad virtual y otras cuestiones en las que he dedicado algún tiempo en investigación, aplicaciones informáticas, estudios biomecánicos del movimiento humano por ordenador. En la ronda de preguntas hubo aplausos y abucheso por igual, como si el público estuviera dividido. Los abucheos eran por la simple idea de medir numericamente un resultado y utilizar ordenadores o máquinas. No me basta con que el paciente me diga que se siente mejor, necesito valorar si realmente, yo que sé, camina más rápido, extiende más grados el codo o puede realizar una tarea de una escala funcional (coger algo y trasladarlo de sitio, por ejemplo) Lo que les dividiá eran ideas falaces: la idea de que una máquina nunca puede mejorar a un ser humano y que toda tecnología incluye un deterioro en los valores y relaciones humanas. Y también la idea de que no hay que medir de forma científica sino simplemente de una forma humana y subjetiva porque sino no tienes en cuenta los sentimientos de la persona. Les hablé de tecnología, y de ciencia, de la necesidad de tener una web para anunciarse y una historia clínica electrónica para buscar el nombre del paciente y tener registrado cuntas veces ha venido a la consulta y qué se la ha hecho. De la terapia con robots, objetiva, igual para todos, medible, con gráficas de los resultados para comparar. Me dijeron que asignar un número al paciente hacía que el tratamiento fuera frío en inhumano, que la fisioterapia era humana, cálida, manual y sin máquinas. Que mi mentalidad iba en contra de las personas porque era frío y calculador, que jamás miraría a los ojos de mi paciente mi me emocionaría. (mitad de aplausos, mitad de abucheos en mis respuestas; para mí una cosa no quita la otra, lo científico y tecnologico impide lo humano, solo trata de conseguir una terapia mejor) Ví una fisioterapia con parte de sus protagonistas perdidos en esas ideas falaces de lo natural es bueno, lo humano es bueno, el trato personal es más importante que el hecho de que la terapia sea un placebo o funcione. Lo natural es bueno y lo artificial es malo. E incluso llegó al punto de que podría haber energías no descubiertas por la ciencia y que se transmitirían por la manos del fisio pero nunca estarían en el robot. Fué increiblemente revelador para mí esta forma de pensar en alumnos de 2 y 3 de fisioterapia e incluso apoyado por profesores que empezaban comentando cosas como que además de enseñar fisioterapia hacían reiki. La típica idea del fisio que piensa que todo se puede tratar y se puede evitar la cirugía. Que la imnovilización con yeso es algo bárbaro y atroz de los médicos anticuados, que se pueden evitar los fármacos (y tan solo se acuerdan de los efectos secundarios y los riesgos, nunca de los efectos positivos) El típico fisio que rechaza la infiltración porque solo quita el dolor pero no la causa y además tiene riesgos, al que todo tornillo y placa le molesta porque lo palpa y piensa que deberian haberlo quitado. Y al que un estudio clínico o incluso una revisión de ensayos clínicos concluyentes no le dice nada porque su experiencia personal le parece más importante y el “prestigio” del fisioterapeuta del Real Madrid que le dió un curso más concluyente que una revisión de literatura científica.
      También hay médicos así, es cierto, pero en el caso de la fisioterpia y empeorado por la cantidad de cursos-timo y poca investigación, poca evidencia en las cosas que hacemos (incluyo el tratamiento que yo prescibí de acuerdo con los fisios de mi equipo) Para mí eso es la crisis de identidad. Fisios recetando homeopatía, haciendo acupuntura, osteopatía craneal como casi única terapia, prostituidos al masaje sencillo o simplemente vendidos a una corriente terapéutica de moda, por ejemplo el Kinesiotape (sirve para todo, es increíble). Cuando todo sirve para todo tiene el riesgo de no servir en realidad para nada.
      Y bien, veo cierta esperanza en algunos métodos de fisioterapia que empiezan a tener estudios, y al menos estudios de correlación diagnósica, por ejemplo. Pero incluso la parte buena se pervierte también porque si el método tiene estudios en columna muy buenos no tiene por qué funcionar igual en rodilla, en neurológicos y en TODO. Los estudios son en columna, mil hurras, funciona, pero no me vendas un método completo, solo una técnica para columna. Otro problema es que cada uno de estos métogos empieza inventando una nueva nomenglatura con sus siglas y su jerga dejando fuera de su comprensión a cualquiera no iniciado. A eso lo llamaría pérdida de identidad también. El fisio ya no es fisio, es terapeuta del método tal o cual y no se entenderá ni con los médicos ni con ningún otro fisio. Pero no pasa nada si nada queda escrito y si el paciente piensa que toda terapia manual es masaje y no la sabe nombrar. Esa es la fisioterapia privada y autónoma que yo veo. Y hay muy pocos fisios con mentalidad científica. Algunos están en blogs y os voy conociendo, otros ya son amigos míos.
      Tengo que decir que estoy igualmente en contra de los médicos que se pasan a las terapias alterantivas o que siguen haciendo lo mismo pese a que ya hay estudios que lo desaconsejan porque llevan un retraso a la hora de cambiar. Pero veo que en realidad el porcentaje de médicos así es muchismo menor que el de fisioterapeutas con esa mentalidad. Y me remito a la publicidad de las clínicas que veo por la calle, en los periódicos o en internet. A los cursos que se anuncian desde la mayoría de las webs incluso de asociaciones de fisios, y colegios. Y a los pacientes que me llegan y que han acudido a la privada por su cuenta o por derivación de una mútua.

      Te comentaba diferentes teorías para decirte que pese a que mi prescripción sigue siendo clásica sigo buscando otros enfoques vengan de donde vengan y resultados de esas terapias alternativas que podrian dejar de serlo.
      Para mí la paciente que describía no es rara. En la mayoría de los pacientes hay que combinar fisioterapia con terapia farmacológica y pedir pruebas. Varias de esas cosas son mi competencia y por eso pienso que un tratmiento solo con fisioterapia no valdría: hace falta médico y fisioterapeuta.

  56. No sé si estoy muy de acuerdo con eso de algias simples y complejas. Tal vez sea simplificar demasiado esas entendidas “algias simples”. Tal vez nos equivoquemos más con esas algias simples que con las “complicadas”. Eso de lo fácil lo puede hacer el fisio me parece un filtro jerárquico bastante simplón. Yo no quiero hacer las partes fáciles de otra especialidad. Me sigue pareciendo estúpido. Yo tengo mis competenciaws. Un paciente es susceptible de fisioterapia o no lo es. Y si ese paciente necesita una fisioterapia que yo no puedo ofrecerle, porque no sé o no tengo medios para hacer por ejemplo, fisioterapia respiratoria, le derivo a otro fisioterapeuta. Si considero que fuese necesario que le viese un médico, le mando al médico, sin ningún tipo de complejos,

    Aquí si que tenemos auxiliares de clínica, lo que pasa es que no se les contrata porque por el mismo precio pueden conseguir un fisioterapeuta titulado. Así está la cosa.

    Que Arco no tenga crisis de identidad no me sorprende. Sé que él tiene muy claro sus funciones, limites y competencias, pero puede que sea otro particularismo avanzado. Las partes conforman el todo, no son el todo, decía Océano.

    La madre del cordero, está en determinar qué es y qué no es fisioterapia, amigos míos. En mi opinión, hay campos abiertos que etán por investigar, y son interesantes y otros que directamente son intrusistas o pseudocientíficos. Aquí es donde posiblemente no haya consenso y sí mucho debate, y esto, es lo que significa crisis de identidad. Por ejemplo, a mi modo de ver, la PNI, la alimentación, suplementación vinculado en sus inicios al deporte es intrusismo. Sin embargo la fisioterapia en animales me parece interesante. He oído cosas muy buenas y desde luego debe investigarse y formarse ese terreno aún. No es una competencia del veterinario porque no existe como competencia. No es que yo quiera dedicarme a ello, pero no veo porque la fisioterapia no pueda hacerlo. Es solo un ejemplo, pero estoy seguro que habrá quien no esté de acuerdo. Nótese que yo no he hablado de hacer acupuntura a perros estresados ni frikadas de esas. Ni de prescribir fármacos ni pedir pruebas complentarias o intervenir quirúrgicamente a los animalicos, insisto. Falta evidencia, pues claro, es un terreno yermo, pero alguien comentó un día algo sobre un paracaidas… y el placebo no un sesgo en estos casos.

    De todo esto debería ir debatiendose poco a poco, pero a este ritmo no le vamos a dejar muchas entradas que comentar a Océano.

    • Completamente de acuerdo, Elefante: la madre del cordero está en saber qué es y qué no es fisioterapia. Por definición en España fisioterapia es todo acto terapéutico realizado “con agentes físicos”. Sobre esta idea se construyó la profesión, su identidad. Como intentaré demostrar en este blog (desgraciadamente no le puedo dedicar todo el tiempo que quisiera) esa idea nació en un momento socio-histórico concreto y para dar respuesta a unas necesidades muy específicas.

      Pero esa idea, si bien trajo parejo un desarrollo notable de la profesión, también la ha hecho caer en en errores. La CRISIS DE IDENTIDAD a la que hago referencia es saber qué es fisioterapia y qué no. Pues si fisioterapia es “todo agente físico” entonces tenemos un problema, pues tan agente físico es la Terapia Manual, como el US, como el Reiki o la Gemoterapia. Y como no somos alopáticos, pues tan poco alopático es no prescribir fármacos, como prescribir flores de Bach. Ajá. Entonces ahí tenemos el problema.

      Mi tesis es que la identidad construida en los años 80 ha abocado, como resultado menos positivo, a esta suerte de maremagnum donde todo cabe. Una profesión que no conoce sus límites indudablemente padece una crisis de identidad. CRISIS DE IDENTIDAD es que soy fisioterapeuta y no sé muy bien, por poner un ejemplo sólo en el campo de la ortopedia, a qué me dedico, si a tratar disfunciones mecánicas, disfunciones de movimiento, problemas emocionales, cambiar dietas, proponer otras o modular energías bajo el mismo paraguas: FISIOTERAPIA. Crisis de indentidad que se nota, no sólo en el leguaje, siempre distinto en cada subespecialidad, sino en los apellidos de cada una de ellas: fisioterapeuta-osteópata; fisioterapeuta-rpgista; fisioterapeuta- terapeuta bobath; fisioterapeuta-psiconeuroinmunólogo. Cuando una especialidad tiene tantos apellidos y todos obedecen a conceptos tan diferentes para tratar un mismo cuadro, es que no está muy claro la identidad.

      Es necesaria pues, una nueva identidad y un nuevo concepto de qué es la profesión para separar, como dice Elefante, el grano y la paja. A ello nos podremos, con tiempo, el que me falta para darle la continuidad necesaria a este blog.

      Gracias crack, por señalar como siempre, el quid de la cuestión.

  57. Elefante. Lo que trato de mostrar es que un fisioterapeuta solo para tratar a un lesionado medular o un amputado poco puede hacer. Sin embargo hay patologías que el fisio puede tratar él solo o donde la actuación del médico: (recetar un analgésico por ejemplo) es bastante pequeña. Toda lumbalgia que no ha mejorado con analgésicos y fisioterapia tras 3 semanas de tratamiento necesitaría una radiografía. Es el médico el que las pide, pero se podría protocolizar en atención primaria de la pública para que lo hiciera el fisio. Podría ser. Pero ¿ves a un fisio como primer consultor, sin consulta médica previa alguna? ¿Piensas que el paciente puede decicir sin más que lo que le pasa es para acudir al fisio privado que tiene que pagar o es para ir al médico de cabecera de la seguridad social que ya paga con impuestos? La mayoría de pacientes irán al médico de cabecera. Y el médico de cabecera los derivará al fisio de primaria si lo hace bien. (al de la pública, no a uno privado)

    Sobre los aines:
    Desde luego que todos los médicos sabemos el riesgo de los antiinflamatorios. Y si mueren tantas personas por hemorragias por ellos es porque los usan muchísmas personas, millones. Algo que mata a uno de cada millón mata a 6.000 personas sin lo usan 6.000 millones de personas. No debería hacer falta decirlo, ni explicar las matemáticas que hay detrás. Una manipulación cervial también tiene un riesgo de producir lesiones graves, incluso una tracción mecánica clásica. Somos profesionales porque manejamos el riesgo y el beneficio. Si no hubiera ningún riesgo no haríamos esa falta. Con tratamientos totalmente inócuos simplemente podríamos irlos probando todos al azar o por capricho hasta dar con el que funciona. Pero no es así, los tratamientos efectivos de verdad suelen tener algún riesgo asociado. No sé quien es el Dr. Wadell, cuentamé más.

    Elefante, no quería que fuera un filtro jerárquico por decir simple y complejo. Para mí simplemente es más complejo tratar una lesión medular porque necesito a más profesionales para ello, más fármacos distintos y valorar distintos aparatos. Una cervicalgia puede ser igualmente compleja, pero un solo fisio puede enfocarla bastante bien, no hace falta coordinar un equipo por ella. El enfoque de tratamiento es más simple. No sé, espero que no intentes tratar sin más una lumbociática aguda sin fármacos, sin pruebas de imagen para descartar patologías más graves que una hernia y que también pueden se las responsables del síntoma. ¿la tratarías solo con fisioterapia? ¿Debería pensar el paciente que el primer profesional a consultar debería ser el fisio o es necesaria analgésia, pruebas de imagen etcc? Y si lo que me dices es que el fisio podría recetaar y pedir esas pruebas y hacerse cargo ¿no te estas comportando como un OD (Doctor en Osteopatía como los norteamericanos) o convirtiendo en una amenaza profesional para los médicos que nos ganamos la vida haciendo eso? Siento volver a las compentecias.

    No dudo en que puedas estudiar más y formarte en. Lo que digo es que podriamos hacer un curso de cirugía de la apendicitis para fiios y en 60 horas tenerlo todo arreglado para poder exigir esa compentecia.

  58. Respecto a tu pregunta: “¿ves a un fisio como primer consultor, sin consulta médica previa alguna?”. La respuesta es SI, lo veo. Todos los días cuando voy a trabajar.

    Los estudios científicos de fármacos no aseguran su correcta utilización. El problema de los AINES no creo que se deba reducir a una proporción matemática. Asumamos el mal uso/abuso de los AINES en las prescripciones médicas. (y no me digas lo de la automedicación que a mi no se me ocurre decir que las muertes por manipulación cervical se deban a que los pacientes se crujen el cuello) No es muy responsable no reconocer ese hecho. Hay pacientes sobremedicados. Conozco muchas fibromiálgicas que toman más de 20 pastillas diarias. Si, ellas acuden a 8 consultas distintas, derivadas de unos a otros, pasándose la patata caliente, y cada uno le prescribe sus fármacos correspondientes y nadie pone fin a esa locura, aunque la paciente esté igual y se haya evidenciado que los AINES no son recomendables en FM, pero claro es que los AINES era para una “tendinitis” de por ahí.

    Me requeteitero en que yo no quiero recetar ni pedir esas pruebas. Hay ciertas cosas en las que estamos todos de acuerdo y no veo necesario seguir diciéndolas. No quiero ser médico. No quiero que desaparezcan. Estoy de acuerdo con el trabajo multidisciplinar. Critico el acientifismo en fisioterapia. No creo en el Reiki ni en el resto de pseudociencias.

    • Si hablamos de fibromialgia y fármacos nos perderemos, seguro. Ninguno funciona del todo, ningún tratamiento funciona realmente. Parte del síndrome fibromialgico consiste en creer que ningún medico la ha tratado bien y ninguno le ha pedido suficientes pruebas. Ninguna paciente fibromiálgica habla bien de los médicos, ninguna cumple siempre bien la medicación y todas se automedican cuando quieren. Es un síndrome complejo lleno de iatrogenia médica. No querrán ejercicio como terapia que tiene una eficacia moderada, no hay forma de aplicar terapias físicas en 8 ó 10 sitios a la vez. Pero tener fibromialgia no te libra de tener también una tendinitis, y la forma en que evolucione tiene que ver con la propia fibromialgia: cronificará incluso en ausencia de alteraciones en pruebas de imagen e incluso anatomopatológicas, probablemente porque el problema está en una sensibilización a nivel cerebral y no en un problema físico. Pero nadie lo sabe a ciencia cierta.

      Claro que los aines tienen sus riesgos y efectos secundarios, claro que sí. Nadie ha dicho lo contario jamás. Los que niegan los efectos secundarios y riesgos de sus terapias son muchos terapeutas alternativos: la quiropráctica es inócua, la acupuntura es inócua… pero te encontrarás casos de tetraplejia tras ajustes quiroprácticos y neumotoraax e infecciones tras sesiones de acupuntura. Incluso la fisioterapia no es inocua tampoco: ¿cuantas electroterapias producen quemaduras? Desde luego son terapias de bajo riesgo, pero ¿nunca has lesionado a nadie o alguien a tenido más dolor o algún problema de salud por lo que has hecho en fisioterapia? ¿Eres tan inócuo cmo la homeopatía que por no hacer no hace ni efectos secundarios?

      Yo no puedo poner la mano en el fuego por todos los médicos y su uso de los aines, pero estoy harto de que muchos fisios cuestionen algo que parecen no entender sobre las herramientas médicas para tratar el dolor. Es malo, es un problema, muchos pacientes se conforman con quitar el dolor y olvidan cualquier consejo: adelgazar, hacer ejercicio,estámos en una sociedad de mercado donde se quieren soluciones rápidas y que no supongan esfuerzo personal. Malos tiempos para el ejercicio terapéutico. y mal enfoque de muchos médicos que se limitan a medicar pero no derivan también a fisioterapia. Malos tiempos porque tenemos una gran epidemia de dolor musculoesquelético (llega a ser la tercera parte de las consultas de atención primaria) pero no hay recursos para tratarlos todos en fisiterapia de atención primaria pública. Y par colmo la mayoria de los pacientes que sí acuden a un fisio por su cuenta es para demandar masajes y no para hacer terapias que realmente les comprometen ensu salud como es el ejercicio terapéutico, con mucho mejor resultado.

      Pero no culpes a los AINES de todo, son solo una herramienta útil, que además se vende sin receta también. Y se recomienda en la peluquería y en la pescadería.

      Aveces algunos fisios parecen estar en contra de los aines, en contra de la toxina botulínica, en contra de las infiltraciones, en contra del Xicil y de los suplementos de calcio, y en contra de cualquier tratamiento médico que pueda quitarles clientela. No es así, yo utilizo todo junto cuando hace falta, recursos farmacologicos, infiltraciones, fisioterapia.Pienso que es la mejor forma de hacerlo, y si pudieras coordinarte con los médicos que recetan y y tu terapia la cosa iría mejor para los pacientes, de veras. He tenido pacientes a los que su fisio les recomienda no tomar tantos analgésicos aunque aumente el dolor porque así están más motivados para hacer ejercicios y acudir a su consulta. No sé hasta qué punto son interesados o se preocupan de que el paracetamol pueda dañar el hígado de sus pacientes. Yo si eso me preocupa pido una analítica con enzimas hepaticos o cambio de medicación, pero no dejo a alguien con dolor sin tomar analgésicos solo porque “hay remedios naturales y manuales mejores”. Esa es una gran falacia. “lo natural es bueno, la química y la farmacia es mala” Por favor… Y sobre pacientes que opinan así y huyen de los médicos pero acuden a fisios como primera y única consulta durante meses tengo mala experiencia. Cuando llegan a mí con una simple radiografía me encuentro con un mieloma múltiple, por ejemplo (ese fué el último caso de algo similar) Así la fisioterapia se puede comportar también como una terapia alternativa que provoca una pérdida de oportunidad al retrasar un diagnostico médico con rescursos técnicos de la medicina. Y también alejando a pacientes de terapias que pueden ayudarles.

      “los aines son malos” “por qué dar antiinflamatorios si no hay inflamación” dice un fisio tras otro. Los aines son también analgésicos y funcionan. Sí, tratamos solo el síntoma, es cierto. ¿tratas la causa con fisiterapia? No siempre, también la fisioterapia trata muchas veces solo el síntoma. Muchas veces la causa está oculta, es desconocida o es imposible tratarla con nada de lo disponible.

  59. Dr Franco, respondiendo a tu pregunta también. Nos enriquece mucho ud con sus experiencias. No obstante, intentamos explicarle que ud y muchos de nosotros vivimos en realidades diferentes. Usted trabaja en la pública y la pública tiene sus códigos. El 80% de los FT lo hace en la privada, y esa tiene otros muy diferentes.

    Fíjese, en la privada, y no la de seguros o mútuas, la realidad del día a día el tal que así: ver a pacientes rebotados de malos diagnósticos/ttos fracasados pautados por distintos especialistas, desde traumas a rehab o centros de FT convencional que se ven obligados a pagar por un servicio al que no están acostumbrados a abonar: la salud.

    Le aseguro que provoca sonrojo, cuando no pavor, los “diagnósticos” y los “tratamientos” pautados en muchos de ellos por sus correligionarios médicos rehabilitadores.

    Acuden a nosotros bastante desesperados y no en pocos casos, sin derivación de ningún médico, sino por su cuenta y riesgo. Sería ideal que viniesen todos bien diagnostícados, pero no es así. Así que en la práctica, acabamos siendo consultores de primera intención. Depende de la pericia de cada uno detectar el menor indicio de red flag y derivar al especialista correspondiente.

    Insisto, no es una realidad que creamos nosotros, sino la que nos ha tocado vivir. Estamos para atender los fracasos de la medicina institucional (pública y mútuas y compañías de seguros)
    Buena parte de nuestro trabajo, pues, consiste en atender a ese segmento de la población, rebotado de tratamientos patéticos o fracasados de la Sanidad Institucional (SS y las mútuas) que se sienten completamente desamparados. No sólo pacientes de trauma, sino tb neurológicos y otras especialidades. Que vienen más o menos cabreados por el inútil tto previo, que además se ven obligados a pagar y exigen resultados. Dígame si ése paciente no es complejo. Ese segmento, el mismo, es que por desesperación también acude a chamanes y curanderos.

    Algunos al menos intentamos atenderlos desde la honestidad, la mayor excelencia fisioterápica y el rigor posible.

    Un abrazo

  60. Me gustaría conocer esa realidad. Desde luego que sé que los pacientes “desauciados” son los que consultan a fisioterapeutas o también a terapeutas alternativos. No sin antes tener numerosas pruebas de imagen, EMG, ecografías y haber sido vistos no solo por médicos rehabilitadores,sino también traumas,reumas, médicos de familia, neurologos, neurocirujanos, unidades del dolor con anestesistas y fisios de la pública y de la privada y de paso algún curandero, homeópata, osteópata, acupuntor. Etc. …. cada uno con su diagnóstico probablemente distinto o su falta de hallazgos relevantes en pruebas de imagen (o todo lo contrario, la demostración de un dolor crónico de causa irreversible que necesitaría analgésicos de forma crónica) .

    Si, son pacientes complejos, te doy la razón. Y si no han pasado por una unidad del dolor multidisciplinar (anestesista, rehabilitador, fisio ) al menos deberian haber pasado por un médico especialista en dolor. (son los masters más de moda entre mi especialidad y para los que más cursos hay, yo tengo varios y sigo teniendo pacientes que no mejoran). La fibromialgia, la estenosis de canal, lumbociáticas crónicas y sobre todo la temible pluritotalgia migratoria persistente (hoy duele aquí, mañana allí, las pruebas no son concluyentes, las diferentes teorías del dolor sirven aveces, otras no…. El mismo paciente está muy feliz porque una vez se le pasó algo que parecía un punto gatillo y fué tratado como un punto gatillo, pero otro día no mejora de algo que no parece nada, o que parece algo totalmente indeterminado: yo que se, una lumbalgia con irradiación a glúteo que dura años. Ahí tienes mil teorías para explicarla, mil tratamientos posibles, pero una gran verdad: en el 80% no encontarás una causa demostrable objetivable. Tal vez Mckencie nos pueda decir algo. Tal vez Maitlan, Tal vez la escuela de espalda clásica. O tal vez pilates terapéutico. Todo parece funcionar unas veces y falla otras. Y todos los pacientes así vuelven al cabo del tiempo.

    Yo no sé qué tratamientos de médicos rehabilitadores de la Seguridad Social le habran parecido espantosos, pero le aseguro que estudiamos lo mismo y usamos tanto recursos médicos como de fisioterapia para tratarlos. Cada vez hay más apertura para que el fisio proponga otras terapias de cursos a los que asiste y cada vez los rehabilitadores nuevos prestamos más atención a estos métodos. De hecho son tema de debate en los cursos de Rehabilitación Basada en la Evidencia.
    Otras veces es el paciente ACVA dado de alta. Siempre pueden mejorar, pero el tratamiento de la Seguiridad Social no puede durar siempre con los recursos que tenemos. Un mes es poco, dos sigue siendo poco, 6 meses recomiendan algunos,pero otros recomiendan dos años. Y otros aseguran en sus artículos que 5 años después una terapia intensiva sigue haciendoles mejorar. Y normal que acudan desencantados a fisios privados. Yo tengo una tarta para repartir y le tiene que llegar a todos. En la privada el que tiene dinero puede pagarse más tratamiento y el que no queda abandonado. Lo sé. Lo sé. Por eso me duele desperdiciar recursos en algunas cosas y dejar de lado a las personas con discapacidad grave. Pero la pública es así. Lo que yo quiero es que cuando un paciente ACVA va a un fisio privado y me pide un informe y el fisio piensa que mi tratamiento ha sido triste me responda con un informe donde me explique qué pretendía lograr con un suplemento nutricional, con acupuntura, con un tratamiento homeopático o por qué ha usado kinesiotape y no kabat o simplemente sentido común o asistidos de la extremidad superior. ¿Por qué trabaja con el concepto Frey? ¿qué clase de amigos tiene para recomendar al paciente gastar 3000 euros en una consulta con el Proyecto Foltra? ¿Con qué criterio aconseja retirar un antiequino que yo prescribí? Recuerda que yo no tengo nada por escrito, solo la versión del paciente. Tal vez su clínica de fisioterapia sea mejor que todo eso, en cuyo caso le felicito totalmente. Me gustaría saber más de esos casos de médicos rehabilitadores que le horrorizan.

    • Estimado Dr Fanco,

      Porque me lo pide, le cuento estos casos. Como le digo, en mi consulta atiendo sólo pacientes particulares. Muchos de ellos vienen rebotados de tratamientos fracasados en centros de FT convencional (seguros privados, donde el tto suele estar pautado por un MFyR, o el caso de la SS). Siempre les pregunto qué les han hecho previamente. Te lo cuentan e incluso te enseñan los volantes. Los datos se acaban contrastando con compañeros que trabajan para ese tipo de centros, pues vivo en una ciudad modesta. A fuerza de ver casos y casos, te vas quedando con algunos nombres y cosas.

      Por ejemplo. Hay una MRyF que siempre pauta diadiámicas para todo. En no pocos casos, como UNICO tratamiento. Da igual: lumbares, rodillas, hombro… Diadinámicas. Osea que el paciente va allí, se tumba, lo enchufan a las diadinámicas y para casa. Imagínese la lista de éxitos. Diadiámicas. Creo que jamás puse una, pero en cualquier caso, no creo que valga como receta para todo ni mucho menos como unico tratamiento. Ésta, por cierto, es de las que se enfada cuando los FTs intentan hacer otra cosa, que suele ser a menudo debido a la cara de cabreo de los pacientes. Otro MRyF siempre tiene pauta curiosa. tenga lo que tenga el paciente, esto es lo que se lleva: TENS + US + masaje. Da exactamente igual. Otro bien conocido por estos lares, hace poco que descubriría los PGMs, pues en los 2 ultimos años rubrica sus diagnósticos como “síndrome de dolor miofascial”. Tenga lo que tenga el paciente, claro está. Éste en concreto además, es famoso por una frase que le suelta a los pacientes de tráfico, para desesperación de estos últimos: “la fisioterapia no suele funcionar para estos casos”. Con esos mimbres, no nos extraña.

      Si quiere, le compenso el cuadro de los horrores con una pifia fisioterápica. En un Centro de Salud de por aquí, donde hay un FT que actúa sin MRyF, el tipo pauta -TENGA LO QUE TENGA el paciente- como ÚNICO tratamiento Onda Corta. Lo que lee. Otro con lista de espera en el club de fans….

      Podríamos seguir hasta el infinito y más allá. Dr Franco, con esto quiero decir que igual que existen FTs que en la privada pautan cosas sin mucho sentido, como usted ha referido, existen también MFyR que hacen lo propio. No creo que sea tema de FT o MFyR, creo que se trata simplemente de PROFESIONALIDAD: buenos y malos profesionales, los hay en todos lados.

      Una máxima epistemológica reza tal que así: Inferir generalidades de casos particulares, no es correcto desde un punto de vista lógico.
      En otras palabras: la inducción no vale para determinar la validez de una premisa. Por eso se creó el método deductivo. Así que la discusión de casos puntuales se debe quedar en eso, en lo anecdótico.

      En fin. Le aseguro que falta de profesionalidad la hay en todos los lados. Pero creo que insistir en ese debate, no nos lleva a nada práctico.

      Un saludo!

      • Es cierto que los ejemplos llevan a un callejón sin salida. No se puede comparar al mejor de los fisios con el peor de los médicos rehabilitadores o de al revés y después sacar conclusiones generales. Pese a que no lleven a ningún sitio a mí me gusta saber las críticas hacia mis compañeros o hacia cómo funciona mi profesión. Aveces creo reconocer quien puede estar detrás de algo así. Entre nosotros, los médicos rehabilitadores, también sabemos de algunos compañeros que flojean por algún lado o que tratan su plaza fija como si fuera un titulo nobiliario con rentas de por vida. No es así, hay que actualizarse y es cierto que no puedo poner la mano en el fuego por todos mis compañeros.

        “Inferir generalidades de casos particulares, no es correcto desde un punto de vista lógico” de acuerdo. De todas formas mi generalización es esta, no sé si estás de acuerdo: en la privada se abusa del masaje para no contradecir al paciente. En atención primaria se abusa de las electoterapias y tratamientos pasivos porque apenas hay tiempo y es más fácil pegar unos electrodos, enceder una lavadora y pasar al siguiente paciente. Y sí, la prescripción de terapias físicas para muchas patologías que hacemos los médicos rehabilitadores se repite mucho: la mía para lumbalgias suele incluir microndas, TENS y ejercicios de flexibilidad y tonificación para aprender y hacer por cuenta del paciente. El resto es a criterio del fisio: un masaje o una técnica manual según su valoración, elección y disponibilidad (porque esto es la pública) . De todas formas para mí el paciente de “rehabilitación” es el que tiene una discapacidad grave (amputado, ACVA, medular, PC etc.. El resto son pacientes de “medicina física” o si quieres: terapias físicas o fisioterapia” (En algunos países hay dos especialidades médicas distintas, una para rehabilitación y otra para medicina física).

        Lo de los puntos gatillo a mí también me saca de quicio porque después de un curso los buscaba y yo no los encuentro,pero hay compañeros que los ven por todos lados. Pero hace poco leí un artículo en el que decía que el porcentaje de diagnósticos de puntos gatillo variaba de un 0% de los pacientes a un 90% de los pacientes con dolor dependiendo de la fé en ese diagnóstico del valorador y que eso se reforzaba con el número de cursos sobre ello recibidos. Tal vez hablaríamos de un fashion victim, algo también frecuente en fisioterapia donde tan solo McKenzie se ha preocupado de valorar el índice Kappa de correlacción en diagnóstico de su interpretación de la lumbalgia logrando un grado de coincidencia que hace pensar que algo hay. (No como las subluxaciones y la quiropráctica, por ejemplo, donde 100 quiroprácitocos valorando al mismo paciente, incluso siendo de la misma escuela, detectan subluxaciones en diferentes sitios).

        Muy interesante. Y pese a tus aclaraciones lógicas que evitan que caigamos en un intercambio de ejemplos de mala praxis o de poca profesionalidad por parte de unos y tros a mí me parece que esto es muy interesante. Las quejas de los fisios pocas veces llegan al médico rehabilitador en cuestión y tener un lugar donde compartirlas sin señalar con el dedo y con la aclaracion de que la generalización no es válida pero que el que se sienta reconocido debe recapacitar sobre su trabajo, sería bueno pese a todo.

        Muyi

  61. Me molesta cuando un fisio intenta dirigir un fracaso de la medicina hacia una corriente alternativa o potenciar en el paciente un sentimiento de antimedicina.

    En el siglo X un médico persa escribió dos libros titulados:

    “Sobre el hecho de que incluso los médicos habilidosos no pueden curar todas las enfermedades” y “Porque la gente prefiere a los curanderos y charlatanes sobre los médicos diestros”.
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/03/biografias-de-medicos-v-al-razi-rhazes.html

    En internet se pueden conseguir en inglés. Si cambias médico por fisio también valdrá. Seguimos si poder curarlo todo. Muchos pacientes no aceptarán tener algo crónico dond solo podemos aliviar (Curar aveces, aliviar con frecuencia, consolar siempre. Esa la regla en medicina que sigue siendo válida)

    Insisto en que las secuelas permanentes y los dolores crónicos son dificiles, perdón si dí a entender que los incluía en “algias simples” y pacientes fáciles. La paciente que conté con la cervicalgia no es nada fácil y la elegí porque no ha funcionado ni el tratamiento público, ni el privado, ni el médico ni el fisioterápico. (si hubiera funcionado uno de ellos, el mío,por ejemplo, me estaría tirando flores yo solo. Seguirá yendo a fisios privados, seguro. Me sacaban la pega de las demasiadas pruebas diagnósticas, o de la demasiada medicación. Pero también ha recibido ya en total 60 sesiones de fisioterapia por tres fisioterapeutas distintos dos de ellos simultáneamente ¿No sobran tambíen algunas técnicas y sesiones? Y sobre los diagnósticos,? Yo desde luego no tengo por escrito los de los fisios privados. ¿falta de magnesio? ¿Disregulación del Chi? Mi diagnostico será trite, pero está ahí descrito y sirve para clasificar a los pacientes de forma que se pueda hacer un grupo con caracteristicas comunesy tal vez más adelante revisarlo: “latigazo cervical” y “posible respusta distorsionada” Solo hay enfoques hipotéticos no objetivables: simulación, rentista, un tipo de dolor aún no descubierto, ¿daño cerebral difuso? ¿Existe la cefalea de origen cervical? ¿Por qué se siente debil y tiene palpitaciones y parestesias? ¿Hiperventila porque tiene ansiedad o tiene daños neurológicos que la RMN no muestra y no conocemos. o finje, no finje,exagera, o no sabemos todo sobre el dolor de origen psíquico. ¿Donde está el Dr. Goicochea? Puede que lo enfoque de otra manera, ¿tal vez psicoterapia? ¿Le recomiendo el libro de “Entender el dolor” o es mejor que no por si me lo tira a la cara? Ahora mismo la paciente echará pestes sobre mí allá donde vaya, solo está contenta con el fisio que le hizo masajes porque la tocó y se relajó. ¿era psicoterapia o terapia física? ¿van a ser masajes relajantes lo único que le funcione? ¿que me va a decir el psiquiatra? ¿Estamos encontra de la medicacion psiquátrica? Puedes objetar muchas cosas como que un químico no va a solucionar un esquema mental erróneo o un problema real, solo enmascararlo. Tal vez se curaria si le regalase un coche nuevo y le diera un trabajo mejor. (no sé si conté que su empresa tenía problemas y habia posibles despidos por medio). Pero ese no es mi trabajo.

    • Quizá quede una puerta a la esperanza para esa paciente. Existe una revisión donde se observaba que muchos pacientes de tráfico mejoraban de manera significativa a los 700 días del accidente. Rehistoriando qué había pasado en esa fecha, se encontraba el denominador común: salía el juicio y cobraban la indemnización… (nótese la ironía, pero quien sabe)

      Desconozco el caso y no puedo opinar, pero si la paciente sólo mejoraba “cuando le hacían masaje”, igual tenía activado previamente en su red neuronal con la masoterapia o cualquier tipo de terapia manual, un potente sistema de recompensa. A veces los pacientes mejoran cuando obtienen exactamente lo que estaban buscando. Y si usted le entró mal por ojo, o su Servicio, poco se puede hacer y máxime si ya no confía en ustedes. Y ojo!, eso no es culpa ni de usted ni de su Servicio…

      Lo que quiero decir que es que a veces no nos damos cuenta de lo que traen los pacientes detrás; los vemos una hora en cada sesión, pero no sabemos nada de su vida: su sistema de creencias, sus expectativas, si son o no simuladores… en fin.

      Creo que lo correcto es descartar, como has hecho, cualquier red flag. Al menos que eso no se escape. A partir de ahí, en lo “funcional” entra cada metodología y a eso hay que añadirle consideraciones potenciales psicobiosociales que puedan influenciar el resultado del tratamiento…

      un saludo!

      • Sí, exactamente es lo que decía con lo de que la simulación es una patología nacida del miedo, estimulada por los abogados y que se cura con un veredicto. Aunque también está la angustia de perder el coche, de los problemas laborales que esto le trae etcc. La indemnización del coche viejo siniestro total no llega a los 1000 euros. Pero por cada día de padecimiento sí conseguirá dinero. Cuando sepa que la depresión, el miedo a morir y otras secueasl psicológicas también se indemnizan tal vez también mejore de sus “dolores que no son dolores sino un malestar que no me deja estar quieta”.

        ¿Qué te parecen los tratamientos recibidos en atención primaria, después en especializada y en la privada? ¿Qué sentido tiene un fisio prescribiendo homeopatía, poer ejemplo?

  62. Samfrado

    En mi ponencia no se fue nadie, al contrario, vinieron a felicitarme y agradecerme que les aclarara muchas cosas (sobre la inutilidad de las directrices sobre todo), en el abordaje del dolor lumbar, y me decían que a pesar de seguirlas, cuando veían un paciente “lumbar” entrar por la puerta, temblaban porque se sentían inútiles, a pesar de seguir dichas directrices.

    Es curioso que las directrices se sigan por médicos en todo el mundo, cuando no tienen evidencia científica. (Según los propios autores declaran en esas mismas directrices). Sin embargo, los médicos se ciñen a esa guía, amparados en que es la “mejor evidencia disponible, a pesar de no tener evidencia”. Yo también exigiría un poco de aprendizaje en ese campo a los médicos. Tampoco es que seáis unos grandes evaluadores de qué es bueno y qué es malo.

    El Dr Gordon Waddell es un prestigioso médico escocés, que ha publicado y escrito libros sobre todo acerca de dolor lumbar, y fue el que publicó lo siguiente http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9121822 que era básicamente para detectar o se utilizó para detectar a “simuladores” o somatizadores, pero que se ha demostrado que no es así (ver Fishbain 2003 y 2004). Es decir, que puede que las cosas se nos escapen de nuestro conocimiento, que lo que damos como válido se demuestre que ya no lo es pero se siga usando por desconocimiento, por desidia, por pereza o por burro. Pero no se escapa ningún gremio.

    Los fisios hacemos propaganda. No sabes cómo me pongo yo cuando los médicos que se dedican a la estética, hablan de remedios para la caída del pelo (más allá de los implantes). O del efecto de las pomadas que recetáis, o del que quiere operar a un paciente de una hernia discal porque el paciente se queja de dolor en columna, sin tener ni haber enido ni dolor en la pierna, ni tener ningún signo /síntoma neurológico,. O incluso que los analgésicos se recomienden para el dolor lumbar por ser al menos tan efectivos como los AINES pero se sigan recetando más estos últimos. Cuál es la evidencia del myolastan en dolores de columna? Y de la Lyrica? Nosotros usamos la propaganda y vosotros váis a la moda, que por otro lado os marcan los laboratorios. Nosotros como no tenemos laboratorios, pues hacemos propaganda o vamos a cursos, que nos pagamos nosotros, sin financiación de marcas comerciales. Y lo digo sin acritud, sino para que veamos que en todos sitios cuecen habas. Y que lo vuestro también es prostitución, vamos, que también creo que podéis (según los criterios que se barajan en esta entrada), una CRISIS DE IDENTIDAD.

    El (ab)uso que se hace del término agente físico, para querer englobar todo uso de ello para proclamar que es fisioterapia, no me vale como excusa para decir que hay crisis de identidad. Vuelvo a decir que esa es la excusa de los mafiosos que quieren poder y dinero para abusar de los que durante la carrera tienen una formación insuficiente y sobre todo sesgada. Sesgada por inexperiencia, falta de preparación de los propios profesores de la universidad, que hean pasado de ser dinosaurios a la nueva camada de jóvenes intrépidos y formados en ciertos métodos, con poco conocimiento y experiencia pero con una gran capacidad de charlatanería, que sobre todo se han convertido en recaudadores de clientes para los cursos de posgrado que casualmente ellos o sus superiores imparten, y que además están englobados en la universidad, y que además de ser títulos propios de la universidad, NO SON OFICIALES. Es deicr, que no amplían tus competencias como fisio, que es para lo que estás formado. no hay crisis de identidad, HAY DISTORSIÓN DE IDENTIDAD, la gente ya no sabe lo que puede o no puede hacer, porque sus FORMADORES, de la carrera y de posgrado, les cuentan milongas. Y esos son los que intoxican a los jóvenes, para que sigan los caminos marcados.

    Hay que decir, que no todos los profesores de universidad y posgrado son así, pero la tendencia de los últimos años parece ser así. El número de cursos de posgrado está creciendo exponencialmente al número de nuevas escuelas de fisioterapia (la mayoría privadas), aunque la pública también está encontrando su filón. Y no digamos de los cursos organizados o avalados por los colegios y asociaciones de fisios. Lamentable. Pero de nuevo, porque se saca tajada, no porque se crea en la mejora de la profesión sino por la prostitución lucrativa. Pero esto tampoco es diferente de como dice samfrado de los médicos que operan en la privada muy a la ligera, o que el número de cirugías de una zona es directamente proporcional al número de cirujanos en esa zona.

    Eso no es crisis, es distorsión, es deformidad. Esto no es un “quién soy, de dónde vengo y adónde voy”, esto es un, “yo esto tambien lo puedo hacer, y como nadie hace nada para pararme”.

    No es crisis, es engaño, y en nuestra vida, sobre todo de jóvenes, pero también de mayores (ýo sigo y seguiré cayendo en engaños), es muy fácil jugar con la ignorancia. Eso, el día a día con los pacientes pone a todo el mundo en su sitio. Cuando nos dicen que si hacemos esta maniobra a tal paciente, siempre mejora, y cuando lo aplicamos en la clínica y vemos que nos siempre e así y lo comentas con otros y te dicen que a ellos también les pasa y le preguntan al que lo dijo y empieza con que estáis en primero, cuando tengáis más experiencia ya veréis y a pesar de la experiencia y destreza adquirida sigue ocurriendo lo mismo, y entonces el que lo dijo empieza que buen, que a veces es cierto que no funciona, etc, entonces los engaños quedan a la luz y nos sentimos frustrados, engañados, timados, etc pero seguimos en nuestro empeño de aprender cosas. No me planteo mi identidad, sino intento afianzarla por otro sitio. Y en esa debilidad, puedo caer en la redes de otro charlatán que me diga que sin poner las manos encima, solo con la energía, puedo sanar, y puedo tener mi día tonto y caer en esa red. Quién no ha tenido el día tonot y ha conocido a un amante en esa noche donde se dieron todas las circunstancias para que con quie nunca te irías, zas! te vas. Y eso quiere decir que he tenido una crisis de identidad? No, he tenido un día malo. Solo que en nuestros gremios, días tontos hay muchos, sed de conocimiento más y objetividad poca, porque está deformada.

    Hasta la investigación científica está sesgada, la metodología en muchos casos en entredicho. Las revisiones sitemáticas se cansan de concluir que la evidencia no es concluyente, que la calidad de los estudios es baja, hasta estudios que en el PeDRO tienen una valoración alta (7/10), son nulos, porque la premisa de la que parten ya no es válida, sin embargo se utilizan como evidencia, porque de nuevo, esa información le interesa a alguien. Yo puedo utilizar y he visto utilizar las mismas referencias para respaldar una cosa y la contraria. De nuevo sesgo, distorsión, pero eso no es crisis de identidad, es conflicto de intereses, los mismos que hace que médicos y fisios, no tengamos esa fluidez para poder comunicarnos y llegar a un consenso.

    • Querido amigo Arco:

      distorsión, crisis, sesgo… el matiz es semántico. Pero creo que quizá podemos encontrar un punto común alegando que, sea como fuere, la identidad profesional del Fisioterapeuta en España no está del todo definida, madura o consolidada.

      A eso me refiero yo. Un gustazo leerte siempre por aquí y aprender de ti.

      Cuídeseme. Abrazos!

      • Apreciado y profundo amigo, bien sabes que la semántica aclara y confunde a la vez.
        Sobre todo a los que nos ven desde fuera. Desde esa perspectiva, la de dar al de fuera una visión lo más parecido a nuestra realidad intento que al final, crisis, sesgo, distorsión, se comprendan como parte y como el todo. Crisis suena a que parece que no sepamos dónde estamos o qué hacemos, por eso me gusta si puedo decir que no es así y por qué lo pienso.

        Sabes que comparto tu visión de nuestra profesión y agradezco que en sitios como este podamos reflexionar en voz alta y compartir con profesionales de nuestro gremio y de otros, para tener siempre donde tener referencias para desechar lo negativo y mejorar lo que se pueda, que es mucho.

        Un abrazo bien grande.

  63. Llevo intentando comentar hace unas horas pero he tenido problemillas con el sistema y a la vista de los últimos comentarios tiene poca lógica ya, pero bueno ya que estaba escrito…

    Arco, me gusta la visión positiva que tienes sobre el tema pero yo creo que hablar de crisis de identidad no es exagerar en absoluto. Creo que hace falta un cauce para todo lo que se supone que aborda la fisioterapia. Si es verdad que para el tema de la quiropraxia lo que se ha hecho desde los colegios es alegar que la quiropraxia es una función de la fisioterapia me parece una mierda de argumentación.

    Una crisis de identidad se suele dar cuando alguien empieza a hacer algo que no es común a él. Cuando alguien hace fisioterapia y no se siente fisioterapeuta. Cuando hace algo o ve a otros hacerlo y cree que no es propio de él, sufre una crisis de identidad. Cuando tu día tonto es para otros el único día bueno que has tenido.

    Una crisis de identidad también les da a algunos cuando de repente, después de años formándote en algo o aplicando una terapia, te das cuenta que te has equivocado o que no va contigo. Cuando te replanteas si eso es lo que esperabas cuando empezaste la carrera. Una crisis de identidad puede ser también observar a compañeros de profesión y no sentirte semejante a ellos por la sencilla razón de que pensamos distinto, tratamos distinto y hasta hablamos distinto. Puede incluso que cada individuo se sienta cómodo con lo que hace y crea en ello, pero eso no quita que en el gremio no haya una crisis de identidad.

    La sensación que tiene uno cuando acaba la carrera es: “me queda mucho por aprender”. Y no me refiero a lo que pueda uno aprender con la práctica y la experiencia (que es mucho), me refiero a conocimientos teóricos. Un monton de conceptos, escuelas, terapias, métodos, … que provocan muchas dudas en los iniciados. No hay más que echar un vistazo a los foros. Esto puede ser enriquecedor, por supuesto, pero no todo vale. Y lo que no tiene ninguna lógica es que desde las instituciones se publicite y organice formación en macramé y ganchillo para el dolor crónico. Esa falta de cauce, criterio, consenso y ética sumado a los intereses económicos constituyen una fuente de crecimiento y enriquecimiento de la profesión en potencia, pero una dilución y descrédito en la realidad. Hacen falta unos mínimos y una regulación que esté por encima de los conflictos de interés. Entiendo las dificultades de esto, pero si ya han cambiado cosas, ¿por qué no iban a seguir cambiando?

    Que yo crea que puedo hacer algo y no haya nadie para impedírmelo no supone una crisis de identidad para mi, pero si para mi profesión.

    Para mi el problema viene dado por varios puntos:

    por un lado la falta de regulación en la formación de posgrado y la organización de curso pseudocientíficos y parasanitarios desde los colegios e instituciones.

    por otra parte, el exceso de fisioterapeutas que para abrirse camino en el mercado, buscan diferenciarse para ofrecer algo distinto.

    en tercer lugar, diría que dentro de la carrera deberían incluirse algunas cosas como el razonamiento clínico y no unas pinceladas de la formación de posgrado que le interesa vender al profesor de turno.

    y por último, y volviendo a las instituciones, otro motivo es la ausencia de un marco identitario firme de lo que es la fisioterapia. Esa redefinición que esperamos en sucesivas entradas en este blog, para mi también es muy necesario, sobre quien soy y quien no soy.

    Bueno, tómese esto como lo que era, un comentario previo a este último. Entiendo la imágen que pueda dar desde fuera en algo público y al alcance de cualquiera. Todo debe entenderse en su contexto.

    • Elefante:

      Para mí la sensación de crisis, la recibo principalmente de mis pacientes, incluyendo mis amigos, cuando vienen porque les duele la espalda y empiezas a preguntar cosas, a hacer movimientos y preguntarle por los efectos, y al acabar te dicen que si no les vas a dar el masaje.
      Nosotros puede que en nuestro afán de aprender cosas (derivado de lo ya expuesto de la ignorancia con la que se sale delas universidades, en mi opinión a propósito), intentamos lo mejor. Si nosotros el razonamiento clínico es algo que nos suena pero nadie nos cuenta imagina los pacientes a qué les suena.

      El problema es que para mantenernos en nuestra “filosofía” y no cambiar por si el paciente se mosque y se va, eso provoca un estrés mental que no es normal. Tener que ir explicando lo que haces porque el paciente viene con sus expectativas, eso cansa mucho.

      Por eso creo, que nuestra misión también es educar a nuestros pacientes y allegados para que sepan lo que hacemos. Y seguramente muchos de nosotros pasamos por etapas en las que pensamos que lo curamos todo porque en tal curso, tal profesor o tal método lo cura todo, hasta que ponemos los pies en la tierra (adquirimos experiencia) y nos damos cuenta de las cosas. A esta crisis de identidad, en la niñez le llamamos inocencia, en la adolescencia, edad del pavo, un poquito más tarde rebeldía y luego debería venir el asentamiento de cabeza. No son crisis a lo largo de la vida, son etapas, hasta decir “madre mía esto es lo que crticaba yo de mi padre y ahora hago lo mismo”.

      En fin, que creo que ha quedado claro que aunque expongamos diferentes cosas, pensamos lo mismo.

      Abrazo

      • Creo que estamos en las mismas. Hace tiempo escribí una entrada en la que decía algo muy claro: “los fisioterapeutas no son masajistas”…. sin embargo muchos se anuncian como si lo fueran porque eso es rentable y porque es la mayor demanda de los pacientes. Ponía ejemplos de clínicas de fisioterapia donde en sus carteles la palabra MASAJE era igual o más grande que la palabra fisioterapia.

        También decía otra cosa: “los fisioterapeutas no son terapeutas alteranativos”… sin embargo muchos se comportan como si lo fueran o hacen antes terapias alternativas que fisioterapia. Ponía como ejemplo fotos de la publicidad, páginas web y directamente los carteles de los negocios de muchas clínicas de fisioterapia don de además hacen todo tipo de terapias alternativas. Lo más llamativo para mí es que el tamaño de las letras era muchas veces igual o más grande al de la plabra fisioterapia.

        Esas son las dos cosas en las que me alegro de coincidir con vosotros, en las que la fisioterapia tiene un gran peligro de derivar hacia aguas de mala navegación.

        También hice otra entrada en la que comentaba la gran variedad de métodos, concéptos, escuelas, institutos de.. etcc que hay en fisioterpia. Es un caos. Si cojes el Método Meziers por ejemplo y te das cuenta de que la propia Mézières dejó de ser Méziérista en vida pero ya dejó varias formas de entender su propio método según las etapas de su vida te vuelves loco.

        Los cursos de fisioterapia, incluso los avalados por instituciones (colegios, escuelas, universidades) tienen muchas veces muy poca validez científica pero son muy rentables pra los profesores. Hace tiempo hubo un curso de Leon Chaitow del Colegio de fisios. Comenté en un foro que este hombre aunque profesor universitario y lo que quieras de osteopatía, pero también es naturópata, y tiene algunos libros antimedicina y contrarios a la ciencia y el sentido común. Además es organizador de una feria de terapias alternativas con cristales de cuarzo, indios norteamericanos con atrapasueños y todo tipo de temas New Age es editor de una revista de terapias alterantivas muy dudosa donde publica sus propios artículos (todo muy dudoso: imagina una compañía farmaceútica que solo publicara sus fabulosos resultados en su propia revista, no es muy distinto de lo que hace este hombre). Entre sus libros tiene algunos como “Alternativas naturales a los antibióticos” “la crisis de los antibióticos” en los que muestra su postura antifarmaceúticas recomendando evitar la vacunación y sustituir tratamientos antibióticos por productos naturales como vegetales, terapia con aminoácidos, ayuno terapeútico, limpieza colónica y cosas así. ((Vaccination & Immunisation : Dangers, Delusions and Alternatives)) Como osteópata hace terapia craenal pero también hace acupuntura y otra cositas. Otros libros famosos suyos son la serie: “”Safe Alternatives Without Drugs”” Tiene para todo tipo de patologías. Recomienda abandonar tratamientos médicos para someterse a tratamientos alternativos varios. De hecho tiene una cruzada para introducir los tratamientos alternativos ne la atención primaria inglesa con libros sobre ello.

        Al comentar esto, que es absolutamente cierto: se puede leer en su web.
        http://www.leonchaitow.com/
        Me expulsaron del foro. Leon Chaitow era un intocable, un fisioterapeuta muy respetable (y osteópata, y naturópata, y acupuntor) “tiene muchos libros y tú ninguno” me dijeron. “No puedes criticarle porque tú no eres nadie a su lado”. Al comentarlo con compañeros médicos me llevé la sorpresa de que uno de ellos también respetaba mucho sus técnicas de baja energía manuales de Chaitow pero no tenía ni idea de otras cosas publicadas por este hombre ni que la mayoría de artículos sobre técnicas manuales que cita están en su propia revista y los ha escrito él mismo o sus colaboradores (eso es un chollo, es caro, pero es un chollo a la hora de tener tu propia bibliografía defendiendo lo que tú quieras) Una gran desilusión a nivel científico de mi compañero (Similar a cuando la SERMEF apoyó un curso de homotoxicología, una forma de homeopatía) y desde luego del colegio de fisios y la AEFI (En los que apoyar cursos dudosos y a personas muy poco científicas es la norma y no la excepción). Chaitow respresenta el tipo de postura que envenena a muchos fisios con terapias alterantivas y conceptos anticientíficos, desde mi punto de vista. No se limita a unas técnicas manuales desarrollasdas por él mismo, hace campaña en contra de la medicina y mostrándose como alternativa: se comporta como un terapeuta alternativo totalmente y no como un profesional sanitario con bases cientificas. Leon Chaitow diría que yo estoy vendido a las farmacéuticas y que por eso defiendo que los antibióticos, quimicos y tóxicos, vendidos por las farmacéuticas son mejores para la infección de orina que el zumo de arándanos. (Como si los vendedores de zumo de arándanos concentrado, suplementos de aminoácidos y este tipo de productos fueran una ONG. Muchas veces son filiales de los mismos laboratorios farmacétucos. Por cierto, el zumo de arándanos sí sirve un poco para prevenir infecciones de orina, pero su efectividad no llega a nada comparada con la de un antibiótico: no es una alternativa pese a que haya eviencias de que algo sí hace, solo llegaría a ser un complemento. No estoy en contra de los remedios naturales, solamente sé que no son tan efectivos como quimicos más potentes para muchas cosas. La postura de Chaitow es clara: evitar los fármacos, evitar las vacunas incluso, evitar siempre la cirugía y nunca consultar con medicos vendidos a las industría de la farmacia y los productos quirúrgicos: usar productos naturales y terapias manuales para todo (desde problemas de la piel a problemas estomacales pasando por todo tipo de problemas osteomusculares).
        Sus artículos y libros tienen títulos como: What is Naturopathic Physical Medicine?
        “””Peace and Harmony in Holistic Medicine”””
        Aunque mi artículo favorito se llama “Water en fascia: Micro-tornadoes, hydrogenated dyamonds and nanocrystasl” http://www.leonchaitow.com/PDFs/ResWaterMicro-tornadoes.PDF
        En este artículo especula sobre la “posibilidad” de que al manipular fascias e originen pequeños remolines de líquido estraceluar que al entrar en contacto con cristales de proteínas hagan una especia de memoria cristalina del agua con capacidades curativas claro. Toma ya. Y todo eso sin utilizar un microscopio electrónico, un espectómetro de masas o algún tipo de investigación en física molecular. Lo sabe por puro ejercicio intelectual y elucubración metafísica y cita para ello estudios muy serios que no tienen nada que ver con lo que él defiende.

        A lo que voy: cursos para fisios en los que se les puede convencer de ser “antimedicina” con argumentos como el de lo malos que son los AINES o lo mal que funciona la medicina pública etc… En lugar de sentir que la fisioterapia es parte de la misma ciencia: misma anatomía, misma fisiología y patología humana, misma anatomía patológica etcc se presenta una fisioterapia en la que aglutinar todas las terapias alternativas que la medicina ha dejado de lado porque no han mostrado su eficacia. Eso es estar un poco desviado de rumbo, en lugar de llegar a buen puerto lleva a un mar de sargazos. Muchos fisioterapeutas me han comentado la posiblidad de que haya energías que la física moderna no ha podido descubrir aún pero que se puedan usar con las manos para curar a la gente, que incluso las sienten (un debate muy animado sobre fisioterapia en Emagister era sobre la posibilidad de que el cansancio después de dar masajes se debiera a una transferencia de esa “energía vital” hacia el paciente. Si eso no es estar perdido que me lo digan. Básicamente si pueden detectar una energía o unos “cuantos”, “nanopartículaso” o lo que quieras que los físicos que usan el Cyclotron (http://en.wikipedia.org/wiki/Cyclotron) o los físicos del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) no han podido detectar; no deberían ser fisioterapeutas sino ahorrarnos muchos millones de euros a todos en esas investigaciones. Y descubrir cómo usar sus manos para generar energía que nos ahorre petróleo.
        Para mi es lamentable que haya médicos que crean en estas cosas, pero también mi idea (no sé si me equivoco) es que entre los fisios este tipo de creencias unidas a las de “las farmaceticas son malas” “las operaciones siempre tienen mal resultado” “lo natural es bueno, lo artificial no” están muy generalizadas entre los fisios. (por aquí cerca una clínica de fisioterapia vendía Power Balance con una gran publicidad en su escaparate). Para mí eso es estar perdido navegando a la deriva y sin saber quien eres.

  64. Samfrado:
    En respuesta a nuestra conversación sobre las infiltraciones y los fisios en Reino Unido, te pego aquí el texto original que me envía mi compañero. Espero sea aclaratorio.

    “In answer to your questions: we can perform soft tissue and intraarticular injections although hip joint injections are not practiced unless under radiography.
    The injection training module consisted of two weekend attendances and 200 hours of distance study which included a portfolio of 10 supervised injections. There was an exam at the end resulting in a diploma in injection therapy.
    In order to be elligable for the course i first had to complete the Society of Orthopaedic Medicine training programme of study and examination(4day, 4day and 5 day attendance courses).
    There are two separate bodies which run the injection module and you can access their websites by searching Society of orthopaedic medicine diploma in injection therapy or stephanie saunders orthopaedic medicine seminars.”

    • Bien, bien, vale, vale. ¿Tiene eso validez legal allí o es un curso que después no está reconocido legalmente como competencia?
      Por mi parte tiene sentido que el fisio sepa infiltrar porque asi la terapia es más completa. Es lo que trato de decirte sobre las ventajas de que a un paciente lo trate un médico y un fisio coordinados: yo receto fármacos, pido pruebas de imagen aclaratorias, prescribo ortesis y a la vez el fisio hace su trabajo (de tal forma que al estar cerca podemos quedar en cuando subir o bajar la medicación, cuando infiltrar y reposar un par de días o cuando ser más agresivos en las manipulaciones, movilizaciones no no.
      Respecto a Inglaterra: Cyriax sin infiltraciones anestésicas no sería Cyriax. Y allí hizo mucha escuela. Lo que usa es anestésicos locales para hacer pruebas diagnósticas. ¿Inyectan también corticoides los fisios? Es extraño para mí. Nunca había oído nada similar.
      Lo que no sé es si realmente hace falta para que el fisioterapeuta esté orgulloso de su trabajo que tenga competencias que en realidad comparte con los médicos y que por tanto no serían específicas de lo que es su propia profesión. Por aprender se puede aprender de todo. Sin ninguna base previa se puede aprender a operar de apendicitis y hacerlo bien en un par de meses (En países africanos enseñan a monjas que no son profesionales sanitarios a hacer amputaciones en un curso rápido y lo hacen bastante bien, además sale más barato). Podrías hacer un curso para fisios de 600 horas lectivas y prácticas sobre apendicectomía. Fuera de la carrera, por supuesto. Pero en realidad lo que están haciendo no es fisioterapia sino cirugía. Y con un riesgo especial: en caso de complicaciones no sabrían qué hacer. ¿En caso de infección puede el fisio que infiltra prescribir antibióticos para evitar las complicaciones? Una regla buena es: “no hagas nada cuyas complicaciones no puedas manejar por tí mismo”. Es algo que significa seguridad para el paciente. Lo que están haciendo esos fisios es una técnica habitual en medicina y competencia de los médicos, si la comparten con los médicos, no es que estén haciendo fisioterapia exactamente. Para mí lo paradójico es que muchos fisios hablan fatal de las infiltraciones. ¿Los que las hacen o cuando las hacen ellos ya las defienden? Tal vez la solución para tanto problema con los Aines sería que los fisios los pudierais recetar también y los laboratorios os regalaran bolis y agendas. Entonces los Aines dejarían de ser tan malos igual que las infiltraciones dejarían de ser tan horribles. No me lo invento, me llegan muchos pacientes a los que su fisio desaconseja infiltrar, y en facebook hay grupos graciosos de “Soy fisioterapeuta porque…” y en su definición incluyen cosas como:
      “””Las infiltraciones me parecen fatal.
      No necesito antiinflamatorios ni analgésicos para curar a mis pacientes.

      Puedo mirar cara a cara a cualquier especialista médico y rebatirle porque además ellos no saben donde está el ancóneo.””””

      Otra dice:

      “Puedo lograr que mis pacientes mejoren evitando la cirugía” (esto es cierto hasta cierto punto para algunas patologías pero no se puede tomar como una verdad absoluta para todo, sería ridículo. Aun así sigue habiendo fisios que preguntan cómo tratar una hernia abdominal sin cirugía. Ahí está claro que se reduce con las manos, pero vuelve a salir. Por eso es la operación más frecuente en cirugía general)

      Básicamente es algo así como: “”soy fisioterapeuta porque no soy medico pero me considero al mismo nivel que cualquier médico y además sé que mis terapias pueden ser mejores que las de los médicos: inifiltraciones, farmacos, cirugía””

      Eso no es así, cada cosa tiene sus indicaciones y ese poco respeto que hay, por ejemplo por las infiltraciones o los aines, o la cirugía incluso es estúpido. El fisio debe saber hasta donde puede llegar. Y debe saber que los aines tienen sus riesgos, pero también que son útiles aunque no los use él y aunque le haga la puñeta que haya personas que prefieran tomarse un analgésico a ir a un fisio. Yo sé, y tú sabes, que la verdad (en muchas ocasiones) es que lo mejor sería que hicieran ejercicios por su cuenta en lugar de las dos opciones anteriores, pero intento que usen todos los recursos de forma lógica: el fisio, los ejercicios por su cuenta (una vez aprendidos y si se los enseña un fisio mejor aún) y los analgésicos. La industria farmaceútica te dirá que uses sus fármacos. Muchos fisios te dirán que nada de fármacos, que lo mejor son los tratamientos “naturales” hechos con sus manos. ¿No son los dos igual de interesados en realidad? ¿No es lo mejor tratar de usar todos los rescursos juntos de forma sensata en lugar de mostrarlo como si se hicieran competencia?

      Las de arriba son el el tipo de bromas con las que los jóvenes estudiantes de fisioterapia se identifican como profesionales. Habrá que decirles que tal vez si hacen un curso podrán infiltrar y tendrán que definir su profesión de otra manera: las infiltraciones ya no son casi satánicas si es el fisio el que las hace.

      Sobre estas infiltraciones por fisios:
      ¿Es legal o simplemente está el curso por un interés y ya? ¿LEs cubre el seguro si hacen algo mal o simplemente lo hacen porque todavía no le ha ido mal a nadie y nadie se ha quejado.
      Me explico: en España hay cursos de tratamiento con aguja seca para fisioterapeutas y en muchas legistaciones autonómicas no se contempla esa indicación. En uno incluía “liberación tendinosa percutánea con aguja para dedos en resorte”. Legalmente eso último es cirugía menor y no es competencia del fisioterapeuta en ninguna parte del país, pero el caso es que hay cursos porque alguien lo hace en su clínica y decide cobrar por enseñarlo sin que nadie diga nada. A mí personalmente me llama bastante la atención que se atrevan, porque trumatólogos especialistas en cirugía de la mano me comentaron que cuando empezaron a aprender a hacer la técnica primero la probaron en cadáveres y después en pacientes a los que se lo hacían percutáeno y después abrían para comprobar qué habían hecho. Solo después de muchas veces empezaron a tener el tacto como para tener cierta seguridad de lo que hacían.

      QUE EL CURSO EXISTA NO QUIERE DECIR QUE EXISTA UN RECONOCIMIENTO LEGARL DE ESA COMPETENCIA. Y mucho menos que todos los graduados puedan hacerlo sin haber hecho esos cursos.

      Los límites son importantes al definir una profesión. Así podrías decir que la fisioterapia “”es la aplicación de terapias manuales y físicas tanto invasivas como no invasivas para mejorar el estado de salud de una persona””. Pero si incluyes técnicas invasivas toparás con la definición de cirugía, y si incluyes inyección de fármacos toparás con las competencias de la medicina.

      Lo de los aines lo digo porque también hay alguna otra cuestión sobre ellos por ahí arriba que no sé quien inició: sí, tienen sus riesgos y los asumimos y los manejamos utilizando también antiácidos. La complicación de la hemorragia digestiva por aines es el tema principal para desarrollar y publicitar los COX2, (aines de 2ª generación) y son tema principal de preocupación para muchos médicos. De todas formas el riesgo es pequeño y si hay miles de casos es porque hay millones de usuarios. Si no te sirve la estadística creo que no podremos hablar de forma adecuada porque la ciencia sanitaria se apoya en estadisticas y solamente en ese nivel estoy dispuesto a comentar. ¿Si los fisios pudieran recetar aines dejarían de hablar tan mal de ellos? Al menos espero que empezaran a valorar las cosas como son: hay herramientas útiles que tienen riesgos. Aveces llegan al fisio pacientes a los que les ha ido mal con infiltraciones o con cirugía. Otras veces esos pacientes van muy bien. Estadísticamente el riesgo de que vaya mal merece la pena, se informa al paciente y puede decidir.

  65. Samfrado:
    La verdad es que estás un poquito intransigente. Que si es competencia legal allí? Joder, te estoy diciendo que lo hace en el hospital, anota lo que coge de medicación para pinchar en un registro del hospital, hace firmar un consentimiento informado del hospital al paciente y tiene que firmar el fisio, eso se añade a la historia y la historia si vas a juicio, tienen que estar todo apuntado y firmado, y numerado. Vamos, que no lo hacen de “estrangis”.

    No obstante, no te vayas por las ramas, que yo no quiero que nos dejen infiltrar. Para qué quiero infiltrar si tengo cientos de médicos para remitirlos? Tampoco quiero prescribir hay miles de médicos para eso. Quiero poder hacer mi trabajo basado en mis hallazgos, y no ser las manos de otros. Quiero ser responsable de mis aciertos y de mis errores, y quiero que cuando se escape de ki campo de acción y lo remita a un médico, el médico entienda que el paso fisio ya está hecho y se requiere más investigación. Los diagnósticos médicos no me facilitan el trabajo, y las prescripciones tampoco. Se pierde el tiempo y el dinero. Quiero confiaza, diálogo, multidisciplinar, pero responsabilidades individuales.

    Y al igual que para infiltrar en Reino Unido exigen todo lo que exigen, que aquí para hacerte cargo de una patología, también tengas una formación adecuada.

    No ido nada más, pero sé que lo pido todo.

    • Bueno, yo pienso que lo que pides ya lo tienes. La formación adecuada depende de las instituciones y las personas que las forman. Comparto la queja de otros sobre los cursos con más intereses recaudatorios que validez científica.
      De acuerdo con que no lo hacen de estrangis, vale, me has conevencido. Es la primera noticia que tengo de todas formas. En el informe sobre prescripción de fármacos y productos ortoprotésicos de la Asociación Europea de Médicos especialistas tan solo figuraban como excepciones, (países donde el fisio podía prescribir fármacos o productos ortoprotésicos) Francia e Inglaterra. En Francia la prescripción se limitaba al Sistema Nacional de Salud para bastones, andadores y sillas de ruedas para uso inferior a un mes, bajo préstamo y siempre y cuando con hubiera contradicción con ninguna precripcióin o recomendación médica. Y en Inglaterra había prescripción de algunos fármacos bajo supervisión médica y solo y exclusivamente cuando se hubieran cursado unos estudios adecuados. Esto incluía prescripción de homeopatía (que allí está cubierta por el sistema de salud) pero no decía nada de infiltraciones. Por eso me sorprendía, pero es posible, claro, si lo has visto tú qué te voy a decir. El tema lo sacaste porque decías que la figura del médico rehabilitador era diferente en otros países y ponías como ejemplo que en Inglaterra habías visto a fisios infiltrar.
      Pero:
      1-Exige una formación previa. Con formación ya te digo que puedes hacer cursos de lo que quieras para fisios, todo se puede aprender, incluso una apendicectomía, pero eso no sería fisioterapia, solo una competecia compartida con los médicos, nada de conseguir mayor respeto para la fisioterapia en sí. El respeto y reconocimiento para el fisio sería por hacer un acto que también hacen médicos con lo cual no es que fuera algo que reforzara su identidad.
      En España la prescripción de fármacos que se pedía se hacía alegando que ya había formación de farmacología en la carrera, no diciendo que los fisios que hiceran un curso de unos meses podrían prescribir. Es muy distinto.
      Insisto en la existencia de cursos para fisios para cosas donde no hay una competencia reconocida o hay un vacío legal Un ejemplo serían los cursos de ecografía para fisioterapeutas. Sin embargo, con el precio de los aparatos, su seguridad y su potencial utilidad tal vez sí sea una competencia que podreís tener, eso sí, no en exclusiva: los técnicos de rayos hacen ecografías y la interpretación de un radiólogo sigue siendo mejor (los radiólogos dicen que tardan 2 años al menos en aprender a hacer bien ecografías, pero los curso para fisios son de 30-60-120 horas. Las ecografías por ejemplo también las están haciendo médicos rehabilitadores y en alguna ocasión los radiólogos mostraron su desaprovación al considerar que era una invasión de competencias. Eso sí, algunos a la vez daban clases de ecografía para fisios en cursos muy rentables.
      2- Inglaterra es realmente especial en cuanto la medicina física y rehabilitación, pero también en cuanto a la fisioterapia. Fíjaté que allí osteopatía y quiropráctica son profesiones reconocidas. Cuando comparamos cómo es la fisioterapia con otros países, si cojes solo lo que te gusta estás autoengañándote. En España, por lo menos hasta que salga esa demencial ley que regula la quiropráctica, los fisioterapeutas no teneís esa competencia. Desde luego son distintos enfoques de la profesión, pero hay que mirarlo todo. El argumento de quiroprácticos y osteópatas para pedir mejoras en su situación legal en España es el mismo que el de los fisioterapetutas: “”otros países lo tienen y están más avanzados en esto o lo otro””. Pero otros países están más retrasado o tienen otros problemas que hay que considerar. Usar otros países como ejemplo puede ser un arma de doble filo y hay que valorarlo todo en conjunto, no solo lo que nos ha gustado.

      3-Ya eres responsable de tus tratamientos, aunque algunas sentencias judiciales cuando hay un problema con la fisioterapia van a por el médico y no a por el fisio, esto irá cambiando cuando se vea de quien es la responsabilidad exactamente o el error y quien decidió qué. Más formación exige más responsabilidad y esa responsabilidad tiene sus consecuencias también. La madurez de la profesión está en saber afrontarlas de veras.

      Incluso aunque trabajaras con un médico rehabilitador, por ejemplo conmigo, si no estuvieras de acuerdo con el tratamiento o con el diagnóstico tienes todo el derecho a decirlo para que sea debatido y cambiado, consensuado o simplemente puedes pensar lo que quieras sobre el diagnóstico libremente y no coincidir. Si para tí es otra cosa y lo que te dicen es insuficiente (hay muchas formas de precisar un diagnóstico médico útiles en fisioterapia, aunque son más bien enfoques de diferentes escuelas con su propio método terapeútico y clasificación diagnóstica), pues de acuerdo. Si es util para el paciente tu enfoque: de acuerdo. En cuanto al tratamiento de fisioterapia puedes también comentar si se añaden cosas o se quiten cosas, pedir el día de la revisión, adelantarla o retrasarla unos pocos días según tu criterio o si surge algo que quieras compartir con el médico. Ir incorporando diferentes ejercicios según la evolución y tu valoración, etc..Desde luego los fisios que trabajan conmigo me dicen cuando piensan que el paciente está para alta o cuando me lo pasan a revisión solo porque lleva ya 10-12 ó 15 sesiones. También me sugieren infiltrar o pedir pruebas y no tengo ningún problema con eso. ¿Me siento superior? No siempre, hablar con ellas me hace más consciente de mis errores, pero en el campo teórico la mayoría de las veces siento que sí tengo más formación (lo siento si es así, no creo que tenga que pedir perdón por ello, solo sé que no sé nada pero aún así mi poquito conocimiento muchas veces veo que es más que el de las fisios con las que trabajo) y les puedo enseñar yo a ellas, pese a que tienen más años de experiencia. Incluso les comento muchos errores de concepto muy gordos que tienen a la vez que ellas me comentan situaciones prácticas en las que yo no había caído. Tú puedes añadir tu propio diagnóstico y la prescripción de tratamiento es tan sumamente general que tienes todo tu abanico personal de posibilidades de tratamiento abierto. Lo único que se pide es que figure todo por escrito. Aquí las fisios nunca han escrito un diagnóstico distinto ni nada parecido, ni anotan su exploración. Tan solo anotan algo lo que han hecho pero no indicando cada ejercicio y el día que se empezó a hacer ni nada por el estilo. Yo no sé cómo es eso en la privada ¿qué tipo de historia maneja el fisio? La verdad es que no lo sé y me gustaría. Aquí piden tener acceso a la historia clínica médica pero cuando les dicen que solo podrán ver a los pacientes a los que lleven ellas, que todo acceso quedará registrado y que deberán anotar también sus exploraciones y valoración se retiran un poco: es más trabajo y responsabilidad.
      Me dices que todo figura en Inglaterra cuando el fisio infiltra. Aquí del trabajo del fisio figura más bien poco en la historia. Eso sí, para criticar la historia médica muchos no se cortan un pelo. Sobre todo a toro pasado: “ya sabía yo que ese paciente tenía algo más”. Bien: si lo pensaste y no lo dijiste tal vez has hecho daño al paciente, tu obligación era compartirlo con el médico o dejar tu criterio por escrito para facilitar el trabajo a los demás. Una vez que ha pasado ya no tiene sentido decir “yo ya lo pensé”.

      .

  66. En mi caso te diré que tengo una historia por escrito de cada paciente, donde además se registra la exploración y la hipótesis diagnóstica que confirmamos o rechazamos en las siguientes visitas.
    Y luego en cada visita, de forma sistemática, pregunto si ha hecho lo prescrito y luego le pregunto si se encuentra mejor, peor o igual y a qué lo atribuye. Luego reevalúo mis medidas de referencia (movilidad, fuerza, …) y planteo el camino a seguir.

    Pero de nuevo, no quiero prescribir, ni siquiera bastones, menos todavía homeopatía, para nada infiltrar, y si de verdad me dices que todo lo que pido lo tengo, entonces no sé lo que estamos hablando.

    Quiero que mis compañeros con “crisis” de identidad, intenten dejarse de milongas, y exijo que por supuesto cada formación sea lo suficientemente seria para que cada profesional aproveche y sirva para mejorar su trabajo, quiero un mundo donde todos nos queramos y que haya un fondo común y todos vivamos de todos. Pero como ya he comentado anteriormente, hay “algo” que hace, que fisios y médicos sigamos teniendo barreras para abrazarnos, que haya fisios interesados en que haya crisis de identidad, representantes de colectivos que solo quieren mandar.

    Yo creo que mis intervenciones en esta entrada, ya no tienen más donde exprimir, yo he manifestado lo que creo, mi visión personal de nuestra identidad, y agradezco el punto de vista de los demás porque siempre son referencias para no perder el norte, y siempre ayudan a mejorar y replantearte cosas.

    Sigo creyendo que son necsarios encuentros entre fisios y rehabilitadores (porque los raumas, neurólogos etc, no creo que estén interesados, y que nos expresemos, nos expliquemos, mostremos, veamos incluso pacientes juntos en plan demostración de yo hago esto y tú cómo lo haces? Pero bueno, sigue siendo una utopía, pero soñar de momento es gratis

    Un abrazo a todos y seguiremos entrando en el rincón del señor de las aguas para seguir su estela de sabiduría.

  67. Es increíble lo que me ha costado acabar de leer todos los comentarios… ¡¡102!!

    Creo que es fundamental no perder de vista que estamos hablando de un prisma teórico basado en la práctica. El fisioterapeuta es un profesional que, como bien dice Arco, tiene sesgada la visión de sí mismo porque desde sus más tiernos comienzos nadie ha sabido/querido conceptualizar su labor. Ciertamente muchos de “los nuestros” pretenden hacer una labor que no les compete. Hay gente que lucha porque el fisioterapeuta sea capaz de prescribir fármacos, pedir pruebas complementarias e incluso hacerlas (ecografía)… pero forma parte de una realidad ajena a los aquí presentes. Podemos debatir hasta el infinito sobre la maldad del ser humano… pero no creo que sea el objetivo del creador de este blog. SIempre que hablemos de casos puntuales (aunque sea la suma de muchos casos puntuales), hablamos de curiosidades que posiblemente poco aporten a la línea argumental que océanomar esta hilvanando.

    Nuestra realidad, el día a día, se asemeja más bien poco al bonito concepto de equipo multidisciplinar del que tanto escucho hablar en jornadas y congresos. Cuando yo hablo de fisioterapia hablo de mi realidad como fisioterapeuta. No debemos olvidar que nuestra realidad es siempre subjetiva y emocional (y después y a veces, racional). Soy el profesional que actua como primer consultor (sin que yo lo haya elegido) ya que trabajo en clínica privada y mis pacientes acuden sin tener muy claro si soy o no el profesional indicado para tratar su problema. “¿Aquí tratas también la rodilla? ¡Ah, pues entonces te voy a pedir cita porque…!”. Cuando se habla de delimitar nuestro campo de actuación y del tema de las competencias… se entiende muy facilmente si hablamos, por ejemplo de un veterinario. Unos amigos tienen una clínica muy cerca de mi centro. La cosa es sencilla: cuando a tu mascota le pasa algo, lo llevas al veterinario. Cuando tu hijo se dobla un tobillo (por ejemplo)… ¿dónde lo llevas? En Silla, donde tenemos la primera consulta, puedes ir al ambulatorio, a una de las tres clínicas de fisioterapia que hay, al curandero del pueblo, al masajista… y la gente no tiene para nada claro la diferencia entre unos y otros. Yo no soy un entusiasta del masaje, sinceramente. No es una técnica que rehuse emplear, pero no me dedico al “masaje de placer” sencillamente porque no me da la gana. Creo que contribuye a la confusión de la gente, pero entiendo que es una herramienta que “culturalmente” va asociada a la figura del fisioterapeuta (muchísima gente no distingue masajista de fisioterapeuta).

    La respuesta “racional” (insisto en que no deja de ser un concepto utópico y a los libros de Dan Ariely me remito) es acudir en primera instancia al ambulatorio. El problema es que como no hay equipo de rayos a menos que se considere de imperiosa necesidad el médico te pasa a que el enfermero te vende. Mi hermana es enfermera y durante la carrera no ha recibido formación para vendar. El único sitio donde siguen poniendo yesos para los esguinces de tobillo es en los servicios de urgencias de la seguridad social… y, torpe que es uno, puedo decir que cada vez que he salido de urgencias por sospecha de fractura, una vez descartada siempre han tirado de yeso (sea lo que sea y donde sea…). Por tanto, no es la opción más recomendable. Si seguimos tirando de lista… posiblemente nos desviemos del tema.

    La oferta formativa ayuda a acabar de liar la madeja. Hasta el momento no es necesario demostrar un mínimo de calidad para vender un producto (en nuestro campo). Lo de los vendedores de remedios a la antigua usanza que comentaba Samfrado en la entrada de la quiropraxia, se asemeja bastante al concepto de vendedor de cursos/charlatan que se dedica a vender humo en fisioterapia. Yo he asistido a muchos cursos donde lo que me han vendido era algo que parecía marisco del bueno y ha acabado con un tufillo a pescado del pasadito… y no solo por problemas de calidad, por carencia de evidencia… porque además nos venden la idea de que todo lo que hagamos entra dentro del ámbito de actuación del fisioterapeuta: acupuntura, reflexología podal, ayurvedra, homeopatía, psicología… yo soy un gran defensor de la importancia capital del abordaje biopsicosocial, pero no entiendo (ni creo que entenderé) aquello de los abordajes pedagógicos puramente hands-off en que el fisioterapeuta asume el rol que no le corresponde… y creo que es parte del quid del asunto.

    Sin una conceptualización clara, sin unos márgenes definidos, sin un modelo a seguir, somos cientos de miles de individuos haciendo la guerra por su parte. La identidad grupal en una especie como la nuestra se ha mostrado absolutamente necesaria para el desarrollo del individuo dentro del colectivo. No podemos aspirar a crecer profesionalmente como colectivo si no somos un colectivo.

    Creo que la línea argumental de océanomar es exquisita y las aportaciones de gente a la que sigo y admiro no hacen más que enriquecer el conjunto. Espero impaciente a las siguientes entradas.

    Un saludo.

    P.D- si alguna parte del argumento carece de lógica sepan disculparme… no tengo más horas para poder escribir y compartir inquietudes con ustedes.

    • Querido Villovi:

      Como siempre, utilizas una lógica aplastante que le hace decir al pan, pan y al vino, vino. Creo que das la piedra de toque sobre un aspecto importante del tema que nos ocupa: ya no es que los fisioterapeutas no tengan clara su identidad, sino que la población subsidiaria de la fisioterapia tampoco. Podríamos decirlo de esta manera: los fisioterapeutas se sienten confundidos, porque la población no sabe lo que es la fisioterapia. Pero también: la población se confunde, porque ni los propios fisioterapeutas saben lo que es la fisioterapia.
      Evidentemente, bajo mi punto de vista, las dos cosas son ciertas… a la vez.
      Un bonito lío.
      Gracias por tu presencia y tu comentario. Un abrazo grande!!!!

      • Para mí está claro: los fisioterapeutas no son masajitas, los fisioterapeutas no son terapeutas alternativos y los fisioterapeutas no son médicos. Sin embargo muchos fisioterapeutas se comportan como masajistas, se anuncian como masajistas, mientras otros se quejan de que a los fisioterapeutas se les considere masajistas. Muchos fisioterapeutas hacen terapias alternativas mientras consideran intrusismo a cualquier terapeuta alterantivo qué, haciendo lo mismo que ellos intenta, tratar a pacientes incautos. Tan estúpido es decir que la homeopatía es una competencia médica exclusiva como defender que la quiropráctica es una competencia del fisio (aunque los ajustes quiroprácticos terminan pareciendose a las técnicas de manipulación osteopáticas o de terapias manuales varias la teoría sobre la que asientan es un delirio). Y no, los fisioterapeutas tampoco son médicos pero hay muchos que consideran que la única forma de conseguir un respeto para la profesión es tener competencias de los médicos. Nada de eso es fisioterapia, con todo se acepta que el fisioterapeuta no es un técnico autómata sino que tiene su propio juicio de valoración, diagnóstico si quieren y su propio criterio. y puede trabajar legalmente como profesional de primera consulta. Lo que no tiene sentido es hacer de pseudopsicólogo, pseudonutricionista, entrenador deportivo, esteticien y poner piercing (sí aquí tengo una web de un fisio que pone piercings también en su negocio:
        http://osteopatialeon.com/Jesus.swf y aqui otro sitio que además de quiropraXia, osteopatía, peluqueria, piercing hacen fisioterapia y rehabilitación…
        http://www.aquabells.es/piercing.html
        A mi esto me deja como al perro disfrazado de pato.

        La mayor cuestión en fisioterpia, para mí es ¿por qué hay tantas escuelas, conceptos, métodos, teorías, modas y algún fenómeno en fisioterapia? ¿Por qué algunas se contradicen entre sí? ¿Por qué algunas contradicen los conocimientos de fisiología y patología que estudiamos los médicos? ¿Por qué no hace falta demostrar nada para montar un método y cobrar por los cursos? Cuando hay una contradicción con los conocimientos médicos hay dos posibilidades: la patología y fisiología médica está obsoleta, o bien lo que propone el método es más bien una divgación y filosofía que algo apoyado experimentalmente. Suelo valorar las dos posilidades y tiendo a coger la primera. Un ejemplo para mí sería el método POLD de fisioterapia manual neuro-músculo-esquelética : http://www.pold.es/contenido.php?idr=69
        Y así topamos con la ciencia. ¿qué hay de ciencia en todos esos métodos, conceptos y teorías de la fisioterapia y que hay de elucubración, teoría razonada pero no demostrada por datos empíricos etc? ¿Qué es fiable y qué no lo es? Por mi escepticismo dudo de quien lo tiene muy claro y me parece más respetable quien duda, quien busca y no se conforma. Asi quien me dice que lo mejor es el método Bobath y no adminte ningún planteamiento distinto me da repelús. Otro tema aún importante para mí es la relación con la osteopatía en España. ¿Comó puede ser que haya fisioterapeutas que se consideran antes osteópatas que fisios? ¿Cuantos de esos fisios-osteópatas esapañoles creen cosas que se han demostrado falsas experimentalmente y con ensayos clínicos y citan a Still como quien cita el evangelio? Lo mismo sucede con métodos y conceptos varios. Tenemos al fisio fan de los ejercicios para la escoliosis que rechaza por completo la posibilidad, contemplada en revisiones de la Cochrane, de que los ejercicios de su método fetiche no tienen nada que hacer con la escoliosis. ¿Cómo puede ser esto? ¿Es la fisioterapia un arte o una ciencia aplicada? El arte es libre, la ciencia se debe a su búsqueda de la verdad.

  68. Creo que todos estamos de acuerdo. No creo que haya ninguna duda respecto a lo que dices. Creo que las respuestas son bastantes obvias… como océanomar dice, la población no tiene demasiado clara la función del terapeuta, el resto de profesionales sanitarios no tienen muy claro cual es nuestro campo de actuación y, obviamente, la mayoría de fisioterapeutas no tienen nada claro a qué deben y pueden dedicarse.

    ¿La culpa? Parte de ella la tienen las universidades y escuelas donde se imparte cualquier tipo de curso sin ningún criterio de exclusión (no solo de fisioterapia, ojo). ¿Por qué determinados colegios profesionales de médicos tienen una comisión de homeopatía? ¿Es eso medicina? ¿No se contradice, ya no con el sentido común, si no con la ciencia médica?

    ¿Tiene sentido que uno anteponga un máster/curso/metodología a su título profesional? En absoluto. ¿Se hace? Por supuesto. Creo que lo que pretende este blog es precisamente profundizar por qué hemos llegado a este punto para intentar encontrar posibles remedios a estos problemas.

    La definición de fisioterapia como arte y ciencia debe prescindir de su primera acepción.

    Un saludo.

  69. Tal vez no esteis de acuerdo conmigo o os enfade lo que voy a decir pero lo diré de todos modos sin rodeos: es posible que un problema sea que hay demasiados fisioterapeutas. Hay demasiada oferta y demasiada competencia en las privadas. Muchos fisios terminan soñando con montarse su propio negocio ellos solos o con un par de socios en un piso céntrico de alguna ciudad. La oferta es enorme y al final te encontrarás con cosas como “Fisioterapeutas: masaje a domicilio 20 euros masaje de 40 minutos”.

    http://www.fisioexpress.es/
    Este tiene mejor pinta, es algo más caro, pero el material sanitario son ¿aceites y toallas?
    Horario de lunes a domingo mañana y tarde. FISIEXPRESS le va genial como nombre para lo que quiero decir.

    Es menos de lo que cueta una pizza familiar. Cada cual reinventa el negocio como puede y se ve obligado a ofrecer algo nuevo que los demás no tienen. Cerca de mi casa había una clínica de fisioterapia que triunfaba más con las clases de danza del vientre que como clínica de fisioterapia. Incluso conozco varias donde directamente trabajan masajistas, esteticiens y osteópatas que no son fisioterapeutas contratados por un dueño que sí es fisioterapeuta y se anuncia como tal.
    Tal vez sea demasiada competencia, demasiada oferta, demasiados alumnos de fisioterapia y nuevas escuelas. En medicina sucede lo contrario, hay una limitación para el número de alumnos que entran y se trata de regular el número de especialistas formados. La universidad pública es cara y la pagamos todos, no es bueno formar parados. O por otro lado podrías decir que hay que formar a todo el mundo que quiera y pueda y después dejar que compitan entre ellos. Puede que esa competencia feroz frene el desarrollo de la propia fisioterapia.

    En las mútuas con los tratamientos acordados pasa que se paga 5 euros por sesión, se hace mal, los resultados son peores y con malos resultados no vas a justificar más inversión: siempre habrá otro fisio que lo haga por 4,90 euros.

    Pienso que harían falta unos mínimos de precio y también unos máximos de alumnos formados, un límite que el mercado pueda asumir.

  70. Sí Villovi, tan triste es que los colegios de médicos tengan un área de terapias naturales y el Diario Médico dedique publireportajes sobre médicos y asociaciones de médicos de terapias alternativas como que un colegio de fisios o una escuela de fisioterapia apoyen un curso de churroterapia o lo que sea. En el blog de Shora, Med Tempus hablaban de eso hace tiempo. Clasificaba a los médicos por su valoración de la ciencia en varios grupos.
    1 El primero juzgaba por sí mismo las cosas con sus conocimientos y sabía discernir la ciencia de la pseudociencia de un simple vistazo. Sería Scully si trabajase en Expediente X. Las cosas deben ser explicadas de forma racional y una revisión de la Cochrane es lo que más se aproxima a la verdad hasta que tengamos otra mejor, pero solo hasta que tengamos otra mejor.
    2 El segundo grupo simplemente hacía lo que le recomendaban los estamentos, asociaciones etc.. sin juzgarlo, confiando en esas asociaciones. En general las sociedades científicas dan protocolos y consejos que sí están basados en la evidencia disponible (cuando son actualizados, no me vengaís ahora con un protocolo de lumbagias de primaria de 1990 por mucho que siga usándose por inercia en algún sitio). De alguna manera la fuerza de esas insituticiones y su calidad hace que este colectivo, el mayoritario, haga las cosas de forma correcta. Aunque es más lento para cambiar de idea. Hay unas pocas excepciones para la sociedad que más conozco. La SERMEF apoyó un master de homotoxicología, que es un tipo de homeopatía. Por lo demás no he visto muchos errores de ese tipo. Pero también hay cierta lentitud en adoptar cambios y mucha resitencia al cambio en los servicios de rehabilitación pese a que haya revisiones y protocolos nuevos en rehabilitación se tardan en adoptar.
    3 El tercer grupo no tenía mucha idea de lo que era la ciencia y fácilmente podría caer en engaños o apuntarse a un curso de timoterapia. No sabrían valorar si un artículo es bueno o no y por tanto creerían cualquier cosa si se la cuentan bien.

    Conozco a algunos médicos rehabilitadores que hacen reiki. Acupuntura también, pero solo para tratar el dolor, donde sí hay alguna evidencia, aunque como analgésico no es muy potente tampoco. Tengo compañeros que se han hecho todos los cursos de Medicina Tradicional China y la practican; incluso la terapia con hierbas. También hay alguno que hace mesoterapia, sobre todo anticelulitis y cosas así. Algunos, pocos, trabajan a tiempo parcial haciendo terapias de estética un poco curiosas. Para mí el debate más triste fué con un compañero médico rehabilitador que me aseguraba que su profesor de Tuina y reiki era capaz de poner en marcha relojes que llevasen años parados (después de llevárselos a su casa para, pienso yo, para cambiarles la pila; según él para concentrarse en la energía) o que incluso una vez fué capaz de poner la mano sobre el capó de un coche sin batería al que estaban intentando arracar con pinzas y lograr que arrancase. Lo sorprendente es que cuando se fijaron una de las pinzas estaba suelta. Una prueba innegable de que sus manos emítían energía o la canalizaban, pero que no se podía detectar con ningún aparato. Tal cual como lo cuento, muy triste para un médico, muy triste para ser especialista en “medicina física” Una cosa es no saber lo que es un herzio y otra muy distinta olvidarse de una ley como la de la conservación de la energía. Conversaciones igual de tristes las he tenido con fisioterapeutas también. Hasta el punto de llegar al debate de si creer o no creer en Dios y en el alma y en que puedan usarse para curar a las personas. (Yo prefiero no ser intrusista con esas cosas, lo mío es el cuerpo y la mente, que no es más que un producto del cerebro, un órgano físico al que le afectan los psicofármacos y la estimulación magnética transcraneal).

    Si cogemos los tres grupos de antes y los trasladamos a la fisioterapia veremos que en el primero hay pocos, no es la mayoría ¿fisioterapia científica? ¿fisioterapia basada en la evidencia? Uffff Hay poca evidencia, es verdad, pero tampoco hace falta creerselo todo.

    El segundo grupo sí es mayoría, pero resulta que las asociaciones en quien deben confiar no dudan en tener cursos de Neuropsicoinmunología, nutrición ortomolecular, terapia craneal… De forma que el colectivo, desde mi punto de vista escéptico y científico se resiente mucho, para mí pierde mucha credibilidad. Yo para contratar a un fisio le preguntaría por su sitema de creencias: ¿fantasmas? ¿OVNIS? ¿Subluxaciones vertebrales? ¿Movilidad del sacro? ¿Continuidad anatómica y conexiones de las meningues con la fascia? ¿El bosón de Higgs? ¿Física cuántica? Le pediría que me contase cual le parece más creíble y cual no.

    En el tercer grupo hay muchísimos fisioterapeutas también, son los crédulos. Son todos los que hacen fisioterapapia y también auriculoterapia, reflexología podal, reiki, acupuntura, naturopatía, homeopatía.. incluso ¡quiropráctica! No sabría decir cuantos son, ni qué porcentaje, pero las clínicas que veo anunciadas en la calle o por internet cantan: son unos cuantos.

    El segundo grupo, el que defiende cosas que para mí, desde mi punto de vista, son erróneas, pero que las avala un colegio o escuela. Es el que tiene para mí el gran problema de la crisis de identidad. Es el grupo de fisioterapeutas que criticarán la medicina con pueriles argumentos de terapeuta alternativo: las farmaceúticas son malas y te tienen comprado, los productos químicos son venenos pero lo natural es bueno, la medicina está anticuada etc… Pero a la vez adoptan ideas anticuadas de osteopatía de Still o conceptos delirantes sobre la fascia o sobre la relación de un dolor de hombro con la postura del sacro etc… Una vez un fisioterapeuta me contó cómo trabajaba los pilares posteriores del diafragma tanto por vía anterior como posterior y lo importantes que eran para la postura. Son ese tipo de cosas las que hacen que el fisiterapeuta al final lo que haga sean “pases mágicos con sus manos” Muchos no creen en esas cosas si se las venden así, otros están deseando una magia que no llega porque también depende de sus hábitos de vida. Mala cosa.

  71. Samuel, si crees que nos vamos a enfadar por decir eso, es que todavía no nos conoces. No sé porque nos iba a sentar mal. Es una realidad, solo en la Comunidad de Madrid hay 11 universidades que ofertan fisioterapia. Eso suponen 11 promociones de fisioterapeutas en un mercado saturado, que suponen peores condiciones para cada uno de ellos, o directamente el paro, dedicarse a otra cosa o emigrar a Francia. Así que no puedo estar más de acuerdo contigo.

    Muchas de tus opiniones, al igual que de las de Rehab, estamos de acuerdo, por cierto, a esas cuestiones que plantea Rehab, probablemente se hallan comentado más arriba. No puedo evitar seguir sintiendo que se busca ese enfrentamiento de opiniones en el debate. Con eso no quiero decir que no agradezca la lectura de médicos rehabilitadores, me parecen enriquecedoras, pero creo que que ha quedado patente que muchos puntos de vista son coincidentes entre todos los participantes.

    • En otros foros decían que al único al que puede ocurrírsele que quizá hay demasiados fisioterapeutas tenía que ser un médico rehabilitador. Por eso pensé que tal vez no os gustase. Demasiadas escuelas, demasiada competencia, precios muy bajos y formas de trabajar muy malas por poco tiempo por paciente, poco dinero. Si protestan ya buscarán a otro que sí trabaje así. Y además llega la “originalidad” para competir, que lleva a muchos fisios a hacer cosas que no son fisioterapia para ser el único fisio que ofrece yo qué sé, terapia ayurveda.
      Yo no busco el enfrentamiento sin más. Comento lo que pienso sin edulcorarlo, y tal vez así después lo matice e incluso cambie de opinión. No me gustan las opiniones en las que se trata de ocultar lo que de verdad se quiere decir con palabras bonitas. El tipo de frases de los políticos que envian soldados para hacer la guerra pero dicen que los envian para mantener la paz y cosas así. Las cosas claras. Me reservo el derecho a equivocarme y cambiar de opinión, si me convencen los argumentos, claro. Solo eso.

      Sí, parece que en este foro hay una muestra atípica de fisioterapeutas, o tal vez las cosas están cambiando, o tal vez la muestra atípica estaba en otros foros. En cualquier otro sitio algún fisioterapeuta ya habría saltado con que por criticar al reiki estaba criticando a toda la fisioterapia o cosas así. Otros consideran incuestionable Bobath, los ejercicios para escoliosis o la utilidad de los drenajes posturales y son incapaces de entrar en un debate sobre ellos con resultados de estudios: funcionan porque funcionan y yo lo hago así porque así lo aprendí en la Universidad.
      Parece que aquí hay consenso en que hace falta una fisioterapia más científica y en que probablemente los representantes del colectivo no lo están haciendo muy bien y no representan a todos.

      Siguiendo con los tipos de actitudes científicas de los profesionales sanitarios:
      1-científico, escéptico y autocrítico
      2-sigue directrices de sociedades etc
      a- las directrices de sus sociedades son científicamente válidad
      b- las directrices, cursos etc de sus sociedades son pseudocientíficas, anticuadas o no válidas en un procentaje muy alto.
      3-puede creerse cualquier cosa porque su capacidad de crítica científica no está muy desarrollada.

      ¿qué porcentaje de fisios creeís que está en cada grupo?
      Probablemente por aquí hay más fisios en el grupo 1 de los que hay en otros foros y en general.

      No busco el enfrentamiento sin más. Me gusta el debate para aprender, ordenar mis propias ideas etc. Sin nunca debates sobre algo probablemente nunca pienses sobre ello, solo te dejas llevar por las ideas preconcebidas o lo que te han dicho. Debatir es la mejor forma de aprender y conocer las posturas del otro. Solo eso. No busco ningún enfrentamiento. Respeto lo que me decis y cómo lo haceís.

      • Estimado Dr Franco:

        No conozco personalmente a ningún fisioterapeuta, a ninguno fíjate bien, que no considere que el mercado está saturado. ¡Qué en España existen más de 40 Escuelas de Fisioterapia! ¡40!. Si a eso le sumamos que es una profesión que, ante la carencia de OEPs en porcentaje mayoritario se ve forzada a abocarse a la jungla desamparada del sector privado, pues claro, sálvese quien pueda y es natural que proliferen ofertas de cualquier tipo.

        Es cierto que aquí se concentra un porcentaje de fisioterapeutas con capacidad autocrítica, pero no es más que una muestra de lo que también hay ahí fuera. No te fíes de lo que se dicen en los foros. Exaltados los hay en todos lados, que ya se sabe…hace más ruido un árbol al caer, que cien al crecer…

        Un saludo

  72. Pues en serio te digo que a la propuesta de que tal vez haria falta limitar el número de estudiantes de fisioterapia graduados la respuesta fué bastante mala.
    Otra opción podría ser exigir unos mínimos a la hora de abrir una pequeña clínica de fisioterapia. Con un lavabo, una camilla y dos manos los tratamientos están un poco limitados, pineso yo, y desde luego se olvidan muchas terapias fícas para no gastar el dinero en un combo de ultrasonidos y electroterapia. Vale que tienen poca evidencia, pero ¿no hay demasiadas clínicas de fisioterapia con muy poca dotación? Como estoy interesado en la tecnología de la rehabilitación una de las cosas que me ha chocado es el desinterés de muchos fisios por máquinas que puedan ser caras. Lo que me han contado es que al ser solo para grandes clínicas y hospitales (una clínica pequeña no se las puee permitir) no tienen interés para ellos. De hecho en una conferencia de tecnología de la rehabilitación para fisios me pidieron que me limitase a la tecnología que pudiera pagarse un fisio autónomo con su consulta propia. Lógicamente los robots y sitemas de rehabilitación con realidad virtual se salían de precio. Los aparatos de valoración biomecánica (captación del movimiento, plantillas, plataformas) tenían el mismo problema.
    ¿Cómo ves tú la fisioterapia?
    Deberia haber centros grandes con dotación instrumental y fisos especializados en diferentes áreas, (incluso con médico también) o es mejor que haya muchos fisios con consultas pequeñas pero más cercanas (todos los barrios pueden tener varias). Para mí hay pros y contras. Una cosa en contra de las clínicas pequeñitas es la falta de dotación, pero a favor tiene que puede haber un fisio muy cerca de todos los pacientes, menos desplazamientos y, especialmente para el neurologico crónico eso puede ser una bendición. Pero si en el futuro hay máquinas con buenos resultados, caras, podría ser un problema ese modelo de negocio.

    Tengo la idea de que a los estudiantes se les vende mucho más la idea de montarselo por su cuenta con unos pocos socios que la de trabajar en una clínica grande o en un hospital de la Seguridad Social. ¿qué opinas?

    • Dr Franco: si no hay más fisioterapeutas en la Seguridad Social o Asuntos Sociales no es por interés de los mismos, sino porque las Administraciones no ofertan plazas. Así de claro. Así que la solución para muchos ha sido lanzarse al mercado privado.

      Discrepo contigo en la tecnología. La tecnología está muy bien, pero no sirve de nada si no se sabe usar. No por tener toda la tecnología quiere decir que vayas a tratar mejor. De hecho, la realidad es que los pacientes acaban acudiendo a las pequeñas consultas de camilla después de peregrinajes fracasados por grandes hospitales y ambulatorios donde los acababan enchufando toda suerte de aparatos con mayor o menor fortuna.

      Por lo que escribes, intuyo que no acabas de comprender el abismo que separa tu servicio hospitalario de una clínica privada. En estas últimas, acuden pacientes rebotados y cansados y que además vienen a disgusto porque tienen que pagar: si ya cotizo en la SS y pago una póliza a mayores de un seguro privado, ¿por qué rayos tengo que ir a un sitio pagando? Pues porque en la SS y en los centros concertados fracasaron en el tratamiento.
      El resultado es el siguiente: si el paciente no mejore de manera significativa en una, dos o como muchísimo tres sesiones, has perdido el caso. En la clínica privada-privada no hay apenas margen de error.

      Una cosa has de saber: aún cuando en una clínica privada veas sólo camillas y poco más, no quiere decir que no haya inversión. Pero a lo mejor el profesional, en vez de invertir en aparatos, tiene una inversión de decenas de miles de euros en formación. En este blog, sin ir más lejos, tienes estos casos, incluso de gente como Arco que se ha costeado de su bolsillo formaciones y períodos de residencia de meses en diversos países del extranjero.

      El razonamiento es el siguiente: si no tengo margen de error, ¿en qué invierto mi dinero? ¿en comprar muchos aparatos que me hagan un buen técnico? ¿o tal vez en formarme en una buena metodología que me convierta en un clínico?

      Como dicen los yankees… it´s up to you. Las cosas, Dr Franco, responden a una funcionalidad. No te dejes llevar por las apariencias.
      Un saludo!

      • Creo que no nos referíamos a la misma tecnología.
        Desde luego que no sirve de nada si no la sabes usar, eso está claro. Pero si la tecnología existe ¿por qué no aprender a usarla?

        Yo me refiero a este tipo de tecnología de la rehabilitación que deja fríos a muchos fisioterapeutas:

        http://www.hocoma.com/en/products/armeo/armeo-power/

        http://www.hocoma.com/en/products/valedo/

        O que comentan directamente que no les interesa porque piensan que solo va a estar en grandes hospitales y nunca la usarán.

      • Tal vez muchos pacientes rebotados son también casos imposibles. Hay muchos casos imposibles. Creo que es algo que hay reconocer. Ya te mostré el libro del Rhazes que se titulaba “Sobre el hecho de que ni siquiera los médicos más preparados pueden curar todas las enfermedades”. Tiene muchos siglos y sigue siendo verdad.
        Las patologías que llegan a rehabilitación, muchas veces lo hacen porque no tienen cura. Ningún lesionado medular Asia A vuelve a caminar. A ningún amputado le vuelven a crecer las piernas. No hay ictus grave sin secuelas. Nunca he terminado de tratar a alguien con fibromialgia,ni puedo ofrecerle un número infinito de sesiones o tratamientos de un año de duración, ni una sesión semanal ni nada parecido con fondos públicos. Y respecto al dolor crónico, ese en el que el paciente se cansa de tomar analgésicos, no quiere tomarlos, o no puede , se cansa de hacer ejercicios, o nunca los ha hecho: la mejoría es siempre temporal, el dolor siempre termina por volver. Para colmo lo que funcionó una vez puede no funcionar la siguiente. Todo paciente desesperado buscará otra cosa. Y rehabiltación está llena de pacientes desesperados y sin curación posible.

        Si acude a una privada pese a que está cotizando a la Seguridad Social no es porque no se le ofrezca tratamiento: suele ser porque ya lo ha probado y ha fracasado o no le ha gustado, o solo es un tratamiento paliativo y un alivio temporal pero nunca esa “curacion al 100%”. Algunas frases típicas de la consulta son “”el fisio apenas mé puso las manos encima, todos los ejercicios los tuve que hacer yo solo, y a hora me dice que los siga haciendo un casa y que no me va a ver hasta dentro de un mes: oiga, que yo cotizo: ¿por qué no me dan masajes?”” “”No me van a curar””” “”Me va a decir que esto que tengo va a ser crónico para toda la vida””” “””Me van a dejar así con todo lo que ha avanzado la medicina””” (es lo típico de alguen que sufre por una secuela: parálisis por un ACVA, dolor crónico después de fracturas mútiples,lo que sea. En general el tratamiento para muchas patologías incurables del aparato locomotor consiste en analgésicos y consejos para continuar con activad física adecuada, acostumbrandose a periodos mejores y periodos peores con recursos terapeúticos que el paciente puede manejar solo. Se trata de enseñar al paciente a auto tratarse, porque la Seguridad Social no puede hacerse cargo de todas las patologías crónicas ni el dinero de los contribuyentes responsabilizarse de la falta de responsabilidad de algunos: el que fuma y tiene tos, y reclama a la Seguridad Social más fisioterapia respiratoria, más tratamientos farmacológicos caros etcc, nos está timando a todos. . (Esto del, autotratamiento para patologías crónicas y la autoresponsabilidad del paciente son directrices de la OMS, y también es a grandes rasgos el método de varias corrientes nuevas de fisioterapia:enseñar al paciente a autotratarse). A mí todo esto me lo rompen algunas veces fisios privados que terminan recomendando masajes periódicos, o terapias manuales periódicas y alertando de los riesgos, que los tiene, de la medicación analgésica, de las infiltraciones etcc o incluso haciendo recomendaciones en contra de la cirugía cuando está claro que puede ser una buena alternativa. Y te estoy hablando de dolores producidos por artrosis sin afectación neurológica, fibromialgia y otros así. ¿Por que insistirle a alguien para evitar que se deje poner una prótesis de rodilla?
        Mis pacientes también rebotan, suelen volver y vuelven también de sitios muy diversos. A algunos los veo varias veces al año. Muchos me cuentan que han mejorado gracias a unas bolitas magnéticas que les han puesto en algún centro privado, sea un fisio o una peluquera, no importa: lo han pagado y les funciona. Mis pacientes más originales van a todo tipo de terapeutas alternativos, “fisioterapeutas alternativos” e incluso a algún “médico alternativo” (conozco a uno que conduce varios coches de lujo, no vive lejos de mi casa en su chalet de 2000 metros cuadrados) hace moxibustión, medicina manual e infiltraciones intraarticulares de productos homeopáticos. Lo más raro que he visto ultimamente es una madre que miró en internet cómo se ponía el kinesiotape para ponerselo a su hijo y ahorrarse un dinero. Lo más ridículo: pagarle a una auxiliar de enfermería que trabaja en rehailitación y hizo un curso de masajes para que el diera algunos: sí, hay auxiliares que serían capaces de intentar vender discos pirata al dueño de la tienda de discos y a Ramoncin. Muchos cuentan que el fisio privado solo le hacia masajes, o que ellos mismos le dieron la indicación: “vengo a por masajes y nada más”. También he visto utilizar el kinesiotape como monoterapia, además a demanda del paciente. Otros dicen que el de la mútua solo le ponía TENS y ultrasonidos (eso es tecnología pero no la tecnología a la que me refería antes) que no le hizo masajes aunque se lo pidió y no le enseño ejercicios tampoco. El de atención primaria trabajaba parecido: encender lavadoras, apagar lavadoras, es la queja de muchos pacientes, no sé si exagerada o no. También se quejan de mis fisios de especializada y de mí solo le piden que hiciera los ejercicios él mismo y solo le hicieron 3 sesiones de masaje transverso en la zona con crioterapia y estiramientos, para colmo como dolía no pudieron terminar. Yo además le infiltré, pese a que para convencerle tuve que contarle todos los riesgos y luchar contra cientos de ideas preconcebidas: todo el mundo, incluidos algunos fisios, le han dicho que las infiltraciones son malísimas. El paciente se fué con dolor diciendo que iría a un acupuntor que le habían recomendado, y diciendo que es una vergüenza que la única solución que le dí después de dos meses de tratamiento sin resultados es seguir tomando la medicación analgésica (no le duele tanto como para tomar un paracetamol todos los días, pero sí como para reclamar más tratamientos, y padece de quimiofobia farmacológica, lo que no le impide fumar. El otro consejo era evitar que le volviera a tratar un cabrero: sí, un cabrero, al parecer “saben” colocar los huesos de la patas de los animales. Tengo localizados a dos en los alrededores que son familia. Uno se anuncia como osteópata incluso. También hablarán mal de mí, desde luego, y tratarán de decir que yo solo le hice una nadaría. Intento buscar los mejores tratamientos y además puedo dar muchísimas sesioes y probarlo todo, consultar con varios fisios distintos qué harían: y pese a todo hay casos imposibles que rebotarán de privada en privada hasta que algún día su patología mejore sola o encuentren una terapia que les guste, o que hace efecto una vez pero no tres veces.

        Pienso que una gran diferencia entre pública y privada son las listas de espera. A muchos pacientes se les pasa el dolor mientras esperan, sobre todo ahora que no sustituyen bajas ni vacaciones y estamos con 1/3 de los fisios.

        En la privada tienes el efecto “”portada deportiva de grandes éxitos””, está motivado por la atención a demanda. No es que las terapias que hagas son inefectivas es simplemente que es posible que las valores con un sesgo, te cuento. La portada deportiva de grandes éxitos es un ejemplo para mostrar cómo algunas terapias pueden tener un sesgo de valoración de su eficacia. Se trata de que en cierta revista deportiva aparecen en portada solo deportistas que han logrado algo asombroso: máximo goleador, ganar 6 veces el Tour etc… El mito es que todos los deportistas que aparecen en la portada más pronto o más tarde empiezan a empeorar: se lesiónan, no ganan el 7º Tour etc…
        Así un paciente con dolor crónico tiene intensidades de dolor que fluctúan con picos y valles de duración variable. Normalmente cuando acuden a cualquier terapia privada es cuando están en lo más alto de sus picos de dolor.. Están peor de lo que han estado nunca y por eso se deciden a ir a una terapia privaada. (en la seguridad Social puede que tardásemos demasiado). Si el tratameinto no se demora lo más normal es que a continuación el dolor entre en un valle, sea cual sea esa terapia: el paciente siempre mejora más tarde o más temprano. ¿Cómo podemos saber si la terapia realmente funcionó o si fué un efecto del mito de la portada de la revista deportiva grandes éxitos?

        Pienso que ese es un gran problema a la hora de valorar los resultados de un tratamiento. Y puesto que la eficacia se valora mucho según la experiencia personal estamos en un problema de evaluar qué terapias funcionan y cuales no. Ya que lo interesante para mí es poder hacer un estudio sin sesgos que me determine qué terapias funcionan y cuales no. Por lo que yo he visto las mismas terapias funcionan mejor en la privada que en la pública. Los fisioterapeutas de la Seguridad Social son fisios igual, y también tienen muchos cursos de diferentes terapias, también osteopatía, kinesiotape, métodos diversos. Pese a todo ellos mismos pueden valorar los resultados que han tenido con esas herramientas y seguimos teniendo casos imposibles y muchos dolores irreductibles y siempre recurrentes.

        La diferencia pública privada es que en la pública yo tengo un pastel y tengo que repartirlo de forma que todo el mundo tenga su porción, aunque sea más pequeña. En la privada, si tú lo pagas puedes lograr que te horneen tu propio pastel, pero si no tienes para pagarlo estás arreglado. Básicamente los principios éticos varían: en la pública hay un criterio de justicia que limita el tiempo dedicado, la duración de las terapias o la implicación del fisio para algunos casos (no puedo pedirle que dedique 3 horas a un paciente y 10 minutos a los demás, es flexible pero no infinitamente flexible. En la privada prima el principio de no maleficencia: si no hace daño y el paciente lo paga puedes darle más terapia hasta que deje de pagar.
        Por otra parte yo trabajo bajo el tema de que mi fuente de pacientes es inagotable y para economizar recursos me favoreceria que algunos puedieran autotratarse. En muchas privadas lo que favorecen es la fidelización del paciente: es mejor que tenga que volver periódicamente. Pienso que tal vez es por eso por lo que muchos fisios transmiten tanta adversión al uso prolongado de un analgésico: por ejemplo paracetamol para artrosis de rodilla de una mujer de 70 años. Lo dicen todas las guías terapeúticas, es probablemente lo mejor que podemos ofrecerle además de ciertos consejos, pero siempre, siempre, habrá algún terapeuta alternativo que le ofrezca una cura y le diga que el tratamiento médico es muy malo. Para mí es muy doloroso que muchos fisios privados se comporten como esos terapeutas alternativos también por una fobia antimedicina extraña. Esa es la privada que yo veo. No tengo cerca a muchos fisios muy buenos, yo que sé. Algunos son muy famosos y queridos en la ciudad por haber sido fisios de equipos de futbol y cosas así. Sus manos son un fetiche para muchos. Sus tratamientos son los mejores para muchos pacientes, y aún así también vuelven a la consulta de la Seguridad Social también.

      • Dr Franco: muchos rebotados que vemos en la privada, no son imposibles; simplemente están mal diagnosticados y no tratados correctamente. No les hacemos ninguna cosa esotérica, ni nada raro. Simplemente un buen plan de fisioterapia bien pautado. En mi caso concreto todo muy prosaico: terapia manual, pedagogía correcta cuando se necesita, algo de punción y sobre todo mucho reentrenamiento/ejercicios. Y en muchos casos, su condición imposible resulta que mejora de manera significativa…

        Creo que no debemos enredarnos en estos zarzales. Volvemos a caer en errores inductivos: no se puede generalizar por experiencias particulares. Lo importante es entender un hecho: en España, Pública y Privada son junglas distintas. No valen las mismas leyes ni tienen los mismos códigos. Por lo tanto creo que extrapolar de una a otra nos lleva a generalizaciones con un alto grado de error. Saludos

  73. Estimado Dr Franco,

    La Medicina Manual es una corriente que merece todo mi respeto. Es la propuesta dada desde la Medicina oficialista a la temática de la disfunción segmentaria y sus implicaciones orgánicas y funcionales. Podríamos decir que en Europa arranca desde el Dr Mennell, pero ya en el XIX una autoridad como Paget aconsejaba a sus colegas no despreciar y hasta estudiar las técnicas de los algebristas de la época para intentar sistematizarlas después de pasarla por el tamiz de la práctica médica. Después de Mennell vino su hijo y después Cyriax. Actualmente tradición de la Medicina Manual constinúa; tienes en Suiza por ejemplo el caso de Dvorak.

    En una palabra: la Medicina Manual no es un invento de ayer. Es una corriente alentada por la historia, con sus pros y contras, pero con una identidad propia.

    ¿Mi opinión? Estoy ENCANTADISIMO de que exista esta corriente. Ojalá más médicos se preocupasen de cultivarla: esto redundaría en beneficio de la Terapia Manual en general. Personalmente creo que el plan MIR vuestro da una formación caquéxica sobre el tema, pero si sirve de acicate para estimular intelectualmente a médicos a ahondar en su estudio y desarrollarla, yo la daría por válida.

    Medicina Manipulativa, Fisioterapia Manipulativa, Osteopatía, Quiropráctica…son todos vecinos de frontera sobre el estudio de unos aspectos comunes. Unos dan una visión propia y genuina de los mismos (Osteopatía y Quiropráctica) y los otros, históricamente posteriores, aportan una visión desde el ángulo de la Medicina o de la Fisioterapia.
    Que los médicos abracen la Terapia Manual debería ser motivo de gozo y celebración para todos, pues la Medicina, a pesar de sus limitaciones, nos garantiza que los estudios que presentasen estarían más liberados de sesgos atávicos y supersticiones. En una palabra, aportarían CIENCIA (con todos sus defectos, sí), pero ciencia al fin y al cabo.

    Así que para mí, de intrusismo, nada. Intrusismo es ejerzan y aún dicten sentencia sobre el asunto profesiones ni cualificadas, si sanitarias. Así que siempre que esto no suponga un boicot o limitación para la Fisioterapia (caso del ínclito Robert Maigne, en Francia), doy por bueno el advenimiento de la Medicina Manual. Un saludo

  74. Estoy de acuerdo con lo de limitar las plazas en base a la oferta de mercado (en todas las carreras y fp’s). Ciertamente un grave problema es la cantidad de fisioterapetuas que las universidades vomitan anualmente a un mercado completamente saturado. Como bien dice océanomar el que los fisioterapeutas trabajen al “margen” de la seguridad social es culpa de cualquiera menos nuestra… Partimos de dos premisas: la primera es que en un hospital apenas hay fisioterapeutas… no hay plazas. La segunda es que para entrar a un hospital, el temario de la oposición es cualquier cosa menos fisioterapia. Estuve tres meses en una academia de oposiciones y te aseguro que la sensación era una mezcla de angustia y vergüenza. De los alli presentes NADIE había trabajado nunca con un paciente real. No tenían formación alguna y los únicos conocimientos que estaban adquiriendo era los que se les exhigia para el examen. LAMENTABLE. Esos son los fisioterapeutas que después entran a formar parte del sistema nacional sanitario…

    Además, lo que sucede en tu servicio, Samfrado, no creo que sea lo “normal” (asi como la muestra de fisioterapeutas que tienes en este blog no encaja con tu concepto de fisioterapeuta “normal”). El margen de actuación del fisioterapeuta es nulo. Seguir la pauta marcada (y gracias porque los que yo conozco, mis amigos, creo que no llegan a mucho más). ¿Qué se les pide una vez tienen la plaza? Nada.

    Como dice océanomar, nosotros, en la privada-privada, no tenemos margen de error. Si en la segunda sesión el paciente no ha notado una mejora sustancial, pierdes a ese paciente. Como dice arco, tenemos que justificar nuestras actuaciones. Tenemos que explicar, sesión tras sesión, por qué puñetas hemos decidido no hacerles las “friegas” que el paciente esperaba. Que esa es otra, cuando tú tienes un concepto de lo que vas a recibir, esperas eso… no esperas que el dentista te manipule las cervicales para tu dolor de muelas, y no esperas que el “masajista” (que es como mucha gente se refiere a nosotros cuando llama por teléfono para pedir cita, por ejemplo), te ponga a hacer extensiones en la camilla…

    Si la medicina fuera como las matemáticas, las cosas serían muchísimo más fáciles. El problema es que cuando una paciente te cuenta su historia, te lee su etiqueta diagnóstica y te dice que tiene “fibromialgia”, como bien dices Samfrado, lo que vale para uno no tiene por qué valer para ella. Yo sí he visto pacientes con “dolor crónico” que han recuperado una vida con calidad. No todos… posiblemente los tratamientos más satisfactorios han sido con una minoría… pero el cambio en sus vidas ha sido brutal. Para esos casos… te aseguro que poco aparataje… más bien ninguno.

    Cuando monté la primera consulta al acabar la carrera con un compañero, la inversión que hicimos fue de dos mil euros (entre los dos). Unas camillas plegables, material para un gimnasio de rehabilitación y poco más… para la segunda invertimos cincuenta mil euros de los cuales diez mil fue para material de “rehabilitación”. Hoy por hoy esa dotación hubiera sido muy inferior… En la clínica donde trabajo actualmente tengo todo tipo de aparataje “clásico” en una habitación donde acumulan polvo… francamente apenas uso nada por la sencilla razón de que no hay suficiente evidencia que sustente que su apicación va a mejorar respecto a no aplicarlo. De hecho si en algún momento he aplicado algo de material, el hecho de haberlo hecho encendido o apagado no ha supuesto ningún cambio para mi paciente.

    La inversión más rentable ha sido en formación. Posiblemente no se valorar como usted el aparataje que presenta en los enlaces, pero como bien dice océanomar, creo que lo difícil no es saber cómo usar el Hocoma-Valedo para un problema lumbar, si no saber con quién usarlo y cuándo.

  75. Estoy de acuerdo en que las oposiciones para fisios de la Segurida Social son tristes. Una de las fisios de mi servicio acaba de sacar la plaza y me ha enseñado preguntas de temas muy anticuados, muchísimo. Incluso de drenajes posturales para patología respiratoria donde la respuesta considerada como correcta está precisamente absolutamente contraindicada. También palabras y conceptos con errores, al buscar en google las únicas webs donde había algo que se llamara como en la pregunta eran foros de fisioterapetuas preguntando por si alguiens sabía en qué libro podría estar eso.
    Aveces nos hemos reído entre algunos compañeros porque hay rehabilitadores que cogen el Krusen como una biblia y de él sacan las preguntas y temarios para cursos. La última edición, la 4ª es de 1994.
    http://www.casadellibro.com/libro-krusen-medicina-fisica-y-rehabilitacion-4–ed/159953/2900000160092

    Como decía la evidencia científica en rehabilitación no se empezó a mencionar hasta 1997-1999. Así son los temarios de las oposiciones.

    • Completamente de acuerdo, Dr Franco. Una verdadera tristura. A veces uno no sabe qué es lo que se barema en estas pruebas: si conocimientos reales y prácticos para resolver problemas de los ciudadanos o aprender un montón de datos inútiles y desfasados. Un saludo!

      • De todas formas lo que dice Villovi es faltar un poco al respeto a los fisioterapeutas de la pública. La última en aprobar una oposiciones de este tipo aquí sabía perfectamente que lo que estaba estudiando estaba anticuado. Varios de los fisios que trabajan aquí fueron enfermeras-os. En todas partes en el sistema público los hay. Algunos no son buenos, por ejemplo hicieron el curso de fisioterapia de 2 años y sin ejercer la fisioterapia después acceden a la plaza como promoción interna y pasan de una planta de enfermeras a ser fisios. Es cierto. También es cierto que tienes fisios de 55-64 años bastante desfasadas. Pero también hay fisios de esa edad con una experiencia y cursos de formación increíbles. Pienso en una en concreto que con todas sus canas y arrugas ha pasado por varios países y ha trabajado con miles de pacientes en su vida.

        No, los fisios de la pública no tienen por qué ser peores que los de la privada. Los hay muy jóvenes y muy mayores, y los hay que están solo un par de meses de sustitutos y el resultado es muy parecido.

  76. Samuel, tampoco me malinterpretes, agradezco que digas lo que pienses, que seas claro y directo y que haya debate. Así que voy a ser yo también lo más sincero que pueda. La verdad es que no me impresionan desiado los enlaces que pones sobre tecnología, y con esto sé que te toco la fibra sensible, y utilizando el razonamiento que buenamente planteabas tú, ¿hay estudios que demuestren que la rehabilitación de miembro superior sea más rápida o eficaz con ese aparato que con los tratamientos que ya existen? ¿Cuan de eficaz tendría que ser para que compensse gastarse la millonada en ese aparato en cuestión? ¿no se puede realizar lo mismo utilizando cinesterapia con juegos, integración visual, estimulación, etc, etc, etc. y con el único coste de la mano de obra de un fisioterapeuta? ¿cuántos sueldos de fisioterapeutas se podrían pagar para que rehabilitasen esos miembros superiores con la fortuna que vale ese aparato?

    No digo que la tecnología no pueda ser interesante,la realidad virtual no tiene porque ser excesivamente cara. A mi me parece que debemos abrir las puertas a lo que nos pueda ofrecer, pero tienen la difícil misión de demostrar que compensa pagar su precio, lo siento pero es así. Y no es que nos adoctrinen a su aversión ni que nos de miedo que nos quiten trabajo, porque creo que eso es sencillamente imposible. Jamás las personas prescindirán de unas manos humanas para utilizar robots, ya simplemente por el feedback que pueden recibir de una persona real, por muy buena que sea una simulación virtual.

    En cuanto al enlace para la rehabilitación lumbar, me parece interesante, en serio, pero debes tener en cuenta que ya existen formas de enseñar conciencia del movimiento al paciente, ¿cuál es el precio que podría convencer a un fisioterapeuta de a pie, que abre su consulta privada para que le compense tenerlo?

    Si algo he sacado en conclusión en estos años es que no hace falta gastarse mucho dinero para trabajar, lo que si que cuesta es saber qué puedes hacer con cada paciente. El resto es echarle imaginación y comprar en los chinos lo que te pueda interesar, en las casas comerciales te venderán de todo para hacer propiocepción, ejercicios, todo tipo de aparatajes… en los chinos con unas pelotas de gomas, un puntero láser, una diadema, una comba, una goma elástica, plastilina, el “giratuto” de la TV y 4 cosas más, vas servido. La tabla canadiense para rehabilitación de manos que favorece el deslizamiento de los tendones la venden por 140 €, yo me la fabrique por 7 €.

    El problema es que sabiendo lo que tienes que hacer, la tecnología tal vez no resulte interesante en algunos casos.

    • De acuerdo con Elefante.
      Dr Fanco: no me cabe la menor duda de que tecnologías como la realidad virtual o la implantología robótica llegarán, tarde o temprano para quedarse en numerosas patologías que acusan con discapacidad. Como fisioterapeuta, estoy abierto a ellas. Ahora bien. Uno ya tiene cierta madurez para no dejarse engañar por cuentas de colores. Igual que ya no me cuelan formaciones de gurús que te venden el oro y el moro, no me caso a priori con ninguna tecnología por vistosa que sea.

      Para mí la inversión, bien en formación bien en tecnología, se justifica si me dan herramientas de valoración-diagnóstico-tratamiento. Veremos cuanto de esto queda en moda: la ola pasa, el océano permanece. Así que el resto, es poesía. Y para poesía, se me ocurren mejores versos que cualquier cosa relacionada con la fisioterapia….

      Saludos

      • No creo que se quede en una moda pasajera. Hocoma es ya una multinacional con 200 empleados. En España hay varios proyectos sobre robótica aplicada a la rehabilitación como Hyper, con 5 millones de euros de presupuesto. El proyecto en el que yo trabajé, TOYRA, tenía 4 millones de uros de presupuesto. REHABILITA está financiado como un proyecto e-cenit, este es el mejor tipo de financiación a que se puede aspirar en España para un proyecto de investigación. A nivel europeo dentro del 7th framework program también hay varios cientos de proyectos de robótica, telerehabilitación y rehabiltación virtual, usos de TICs para personas con discapacidad etcc. Cada uno de ellos tiene presupuestos de entre 2 y 10 millones de euros. Después, si miramos en el mundo entero, y buscamos los mejores centros de rehabilitación del mundo como el Instituto de Rehabilitación de Chicago y miramos las líneas de investigación que tienen y la inversión tampoco quedan muchas dudas:robótica, telerehabilitación, rehabilitación virtual, neuroimplantes, brain computer interfaces.

        http://www.ric.org/research/centers/index.aspx
        http://www.ric.org/research/centers/cbm/index.aspx
        http://www.ric.org/research/centers/mars2/mars2.aspx
        http://www.ric.org/research/centers/enrp/newR24.aspx

        Hace ya tres años que lo hice, pero pienso que el resultado seria parecido. Si coges la lista de todas las revistas de rehabilitación, fisioterapia, osteopatía etcc indexadas en pub med y lees los títulos de todos los artículos de los últimos números (tres o cuatro números por revista) te encontrarás las mejores líneas de investigación, las que de verdad pueden cambiar las cosas. Así hay mucho caso clínico. Algo que recuerda a los primeros exploradores que se limitaban a cazar un animal raro para disecarlo pero que no sabían nada de él. Hasta que no llegaron gente como Linneo que hicieron una clasificación la caza de un solo ejemplar es una anéctoda al margen. Después encontrarás mucha evaluación de escalas pronósticas, o estudios descriptivos de serires de casos, pruebas con nuevos fármacos o comparaciones de una terapia física con otra que no resulta concluyente. Para mí el tema de la evaluación biomecánica del movimiento con marcadores y análisis por ordenador, el diseño de nuevas ayudas téncicas tecnológicas, exoesqueletos robot, terapias con realidad virtual etcc brilla como un diamante en el fango.
        Si hacemos lo que siempre se ha hecho nunca llegaremos más lejos de lo que otros llegaron.

        Eso sí, todo esto está empezando. Armeo Power sale a la venta en 2011, también Valedo Motion sale a la venta en 2011. Tal vez también hay que esperar 10 años a ver qué pasa. A mí me quedan 35 años para jubilarme. Puedo esperar un poco por esos cambios. Un fisioterapeuta recién gradudado trabajará durante 45 años y se jubilará en el 2056. Probablemente más tarde porque quieren apliar la edad de jubilación a los 69 para el año 2015. En todo ese tiempo la fisioterapia cambiará. ¿Seguiremos con el método de Bobath? ¿Seguiremos planteandonos la mejor postura para hacer manipulaciones? ¿Tendrán para entonces los fisioterapeutas todas las competencias de un médico además de todas las competencias propias de la fisiterapia? ¿Habrá desaparecido la osteopatía y la acupuntura o habremos descubierto una nueva forma de energía que comunique el ligamento suspensorio del atlas con los dedos del pié? No lo sé. Pero seguramente el iphone 7 nos parecerá una anticualla, un robot costará menos que el sueldo de un fisioterpeuta (espero que vaya aumentando con los años y no disminuyendo) Es probable que hayamos descubierto máquinas que hagan cosas extraordinarias, y necesitaremos a profesionales que las manejen.

        Otro tipo de investigación, caracteristico de la fisioterapia es el método. Alguien preuba algo y desarrolla un método completo de fisioterapia. Antes de probarlo empieza a vender los cursos. Cuando alguien intenta hacer una prueba de si funciona o no entonces lo criticarán porque no aplicó el método correctamente ya que solo tenía el grado III y no la maestría. Además el método ya ha evolucionado y es distinto luego los resultados negativos obtenidos no sirven. La unica investigación que reconocerán como válida será la hecha por el creador del método o sus herederos. Afortunadamente la cosa está cambiando.

      • Efectivamente, Dr Franco, en fisioterapia se ha pecado mucho de practicar “ciencia” mediante el método inductivo y por verificacionismo. Desde Popper, sabemos que el camino es el contrario: método hipotético deductivo y falsable. Así estaban las cosas hasta hace muy poquito. Pero poco a poco, las cosas están cambiando. No todas las formaciones ya son así, Dr Franco, tímidamente, pero cada vez hay más tendencia a presentar resultados de investigación. Saludos

      • Las herramientas tecnológicas de valoración y diagnóstico son:
        -Electromiografía de superficie durante una actividad concreta, por ejemplo caminar. Nos dá una idea de qué músculos se activan y con qué intensidad y donde y cuando aparecen espasmos o aumenta la actividad muscular.

        -Plataformas de fuerzas y plantillas.

        -Sensores de movimiento con marcadores activos (emiten una señal que es captada) o pasivos (reflejan luz que capta una cámara. Nos muestran la posición de todas las partes del cuerpo marcadas durante una actividad. Se pueden medir ángulos de las articulaciones, velocidades de movimiento y evaluar gestos. Son demasiado caros, pero la visión artificial ha progresado tanto que se pueden llegar a hacer análisis del movimiento con una cámara web. El ordenador construye modelos de la figura humana en movimiento y analizamos donde está el error. Dan mucha más información que simplemente ver moverse al paciente.

        -Acelerómetros y giroscopios que lleva puestos el paciente. Nos dan una idea de su nivel de actividad física a lo largo de las 24 horas del día.

        -Sensores de presióin para asientos y colchones. Nos dicen donde se producen aumentos de presión para prevenir úlceras por decúbito.
        Por ejemplo el Xsensor: http://www.xsensor.com/

        Un ejemplo de esta tecnología es el sistema Coda-Motion.
        http://www.codamotion.com/biomechanics-research-introduction.html
        Es un lujo en cualquier laboratorio de biomecáncia con fines de investigación clínica, deportiva, ergonomía etc… Pronto tendremos sistemas que hagan prácticamente lo mismo pero por menos de 1000 euros. Cualquier universidad que se precie que quiera hacer investigación en biomecáncia o evaluar objetivamente mejoras en la calidad de la marcha en pacientes tratados etcc debería utilizar este tipo de tecnologías. Dan datos fiables y objetivos, nada de poesía ni filosofía. Insisto además en que en muchos laboratorios estos aparatos los manejan fisioterapeutas, y dentro de equipos multidisciplinares. Es la investigación puntera en fisioterapia. Pretender hacer algo nuevo solo con tus manos y un goniómetro es bastante difícil hoy día.

    • Se puede hacer todo de forma barata, claro que sí. Algunos dispositivos son más caros porque su seguridad está evaluada, sin embargo los productos de todo a 100 no se pueden considerar tecnología sanitaria. En realidad los peligros son mínimos, apenas hay riesgos y se pueden usar, pero son esas evaluaciones las que encarecen el producto.

      Los investigadores que están utilizando robots se han encontrado que no tienen con qué compararse porque ni siquiera hay estudios que demuestren la eficacia de la fisioterapia clásica o de los métodos. Tampoco está claro qué método de evaluación posterior es el más adecuado, si la escala Fugl Meyer o una escala de ABVD.
      Lo que están trayendo es un soplo de aire fresco. De momento no tienen resultados espectaculares pero sí algunos en los que se igualan los efectos de la terapia. (eso es lo primero, igualar a la terapia previa) Algo que no puedes poner en duda es lo que hacen. Si el robot hace 100 movimientos pasivos el resultado puede ser el que quieras, ero los 100 movimientos pasivos se han hecho, están grabados y no hay ninguna duda. Si con 100 movimientos pasivos diarios durante 3 semanas no hay cambios en la espasticidad entonces ¿qué hace el fisio haciendo movimientos pasivos durante sesiones y sesiones? También está trayendo mucha investigación básica con animales en los que la fisioterapia la hacen pequelos robots. O investigación en la que se hace resonancia magnética funcional para ver los cambios en el cerebro que se producen a la vez que se mueven las piernas con un robot de diferentes formas.
      Los ingenieros también desarrollan máquinas que capturan el movimiento de una persona (los hay ya muy buenos y baratos) Los usan para evaluar los movimientos de un fisioterapeuta mientas hace la terapia para compararlo con otros, o también para ver los movimientos de un paciente antes y después de la terapia. Los parámetros a evaluar son mucho más que si solo tienes tus manos, un metro y un reloj. Pongamos que puedas hacer un test de marcha de 6 minutos o observar cómo camina el paciente y su postura. Pero si lo puedes grabar en vídeo puedes verlo a cámara lenta. y si puedes ponerle un sistema de captura del movimeinto puedes medir la longitud de cada paso, los grados de cada articulación, la velocidad en cada momento. Con plataformas de fuerzas puedes ver su centro de gravedad en cada paso. O con EMG de superficie ver qúe músculos se activaron en cada momento y durante cuanto tiempo. Todo esto antes y después de la terapia aporta más datos para evaluación y diagnóstico que la mejor exploración. Que de todas formas también se hace y se comparan resultados.
      Eso sí, todo esto a nivel de investigación, claro.
      De todas formas terminarán saliendo consejos para la clínica diaria de estas investigaciones. Seguro.
      Algo que están consiguiendo, por ejemplo, es estandarizar las terapias. Sé que contrasta múcho con la idea de que cada paciente es único y hay que hacer un tratamiento personalizado, creativo y artístico. Sin embargo de esa manera es muy dificil evaluar eficacia. Gracias a estos robots se pueden hacer estudios en los que sepas que el grupo de pacientes recibió un tratamiento muy similar, incluso aunque estuvieran en diferentes hospitales o países. Esto es útil para comparar y buscar después la mejor estrategia terapeútica.
      Mira, uno de los robots en cuyo proyecto participé hace diagonales de Kabat de miembro superior. El fisio enseña al robot tres movimientos y después el robot los puede repetir infinitas veces, pero también tiene sensores que detectan la resitencia del paciente (¿cual es la mayor velocidad de reacción de un humano? ¿1 segundo?. El robot puede reaccionar a fuerzas menores a 0,1 Newton en milisegundos. ¿Cuanto tiempo puede estar un fisio haciendo ejercicios resistidos? El robot nunca se cansa. Eso sí, el fisioterapeuta debe estar allí porque a través del ordenador puede decirle a robot que aumente un grado o diez grados la amplitud del movimiento durante las proximas 10 repeticiones. Después, puede dedicar sus esfuerzos a cosas que la máquina no puede hacer y el efecto se suma. Por el momento no se aplica la terapia con robots como monoterapia, y no sirve para todo. Dale tiempo. Por cierto, en el desarrollo de estas máquinas trabajan fisioterapeutas. En muchos países hay fisioterapeutas trabajando en estos proyectos multimillonarios en equipos multidisciplinares.

      • Dr Franco:

        No me cabe duda de que existen inversiones millonarias desarrollando aplicaciones robóticas en rehabilitación. Por lo tanto, se colige que esperan amortizarlas tarde o temprano. Como profesional, estoy abierto a las nuevas tendencias, no sólo en metodologías de rehabilitación, sino incluso quirúrgicas. ¿Cómo serán las prótesis de rodilla en 30 o 40 años? Seguramente muy diferentes a las que conocemos hoy en día y por tanto, las estrategias de rehabilitación cambiarán también.

        Con todo, le sigo diciendo: estas cosas hay que valorarlas desde la sosiego. Un robot puede hacer 100 movimientos pasivos: en eso puede sustituir a un operador; pero de momento tengo mis dudas que pueda sustituir a un operador que en cada movimiento no valore tanto la cantidad sino la calidad de ese movimiento: resistencias, dolor, espasmo reactivo, hipermovilidad y cómo dimensionarlas todas y ajustarlas en un plan terapéutico. Por ejemplo: introducir, en base a una valoración clínica, un movimiento accesorio de la articulación y no otro, con una fuerza X y frecuencia Y, en un determinado vector de movimiento dentro de un patrón de movimiento fisiológico de esa misma articulación. Dr Franco, no es tanto “mover” (kinesiterapia clásica) sino “cómo interpretar la calidad del movimiento” en base a respuestas clínicas (kinesitaria contemporánea).

        Personalmente tengo la mente abierta y actitud proactiva. Pero insisto: la ola pasa, el océano permanece. No creo que sea la primera vez en terapéutica que se presenta un avance como revolucionario para final se acabe volviendo a lo de antes. Estoy convencido de que la robótica, si el mundo no revienta antes, llegará para quedarse en rehabilitación. La clave, como siempre, será valorar en qué, en dónde y para qué será dominante o de uso preferente. El tiempo dirá y los profesionales nos tendremos que adaptar a los cambios. Saludos

      • Sobre los robots en rehabilitación:
        estos robots también hacen movimientos asistidos, corrigen trayectorias y son muy sensibles. Me gustaria que probarais la sensación de ser asistido por un robot, es muy suave. También la sensación de que el robot permite una trayectoria pero aumenta la resistencia cuando la trayectoria es errónea. Tienes la sensacion de mover el brazo por un tunel hecho en gelatina. Puedes incluso unirles un EMG y hacer que se produzca movimiento del brazo ante la mínima actividad muscular voluntaria, o que un movimiento de 1 centímetro se convierta en un desplazamiento de 10 centímetros dando un feedback al paciente que dificilmente podrían dar dos fisioterapeutas con sus 4 manos y una conexión telepática. La sensibilidad de los sensores artificiales supera a la del tacto humano. La capacidad de respuesta del robot también. Puede mover un milímetro ante la detección de una fuerza voluntaria menor de 0,1 Newtons. Las posibilidades de reacción de las máquinas aumentan mucho, pueden detectar errores del paciente y actuar en consecuencia, espasmos, un aumento de la resistencia por espasticidad mínimo. Una amiga matemática trabaja precisamente en la inteligencia artifical de los robots para rehabilitación. Su trabajo consiste en hacerles reaccionar ante imprevistos de la forma más adecuada posible. La investigación que se hace sobre todo esto es muy potente. Desgraciadamente están llegando a conclusiones como que tal vez ni la terapia con robot ni la terapia que se está haciendo sean suficientes. Si volvemos a lo que ya teníamos seguiremos teniendo la efectividad limitada que ya tenemos. Estos robots se utilizan sobre todo para ictus, parálisis cerebral, lesión medular. Tienen la capacidad e hacer terapias más intensivas, más repeticiones de pasivos, asisitidos y resistidos (imitando cada vez con mayor perfección los asistidos y resistidos de un fisioterapeutas humano).

        Todo esto es un gran progreso para la rehabilitación y para la fisioterapia. Mi única queja son las resistencias de muchos profesionales de la rehabilitación. La argumentación de muchos fisioterapeutas (y otros profesionales) en su contra en mi blog y en mesajes personales es la que me preocupa: un robot nunca sustituirá a una máquina, la maquina no tiene sentimientos, no es holística y otros similares. Son desarrolos tecnológicos que se pueden criticar y se deben criticar para su mejora, pero las críticas aveces son tan pueriles que dan a entender un gran error de concepto, intenciones y definición de la profesión: nos debemos a los pacientes, toda investigación bien hecha debe ser bienvenida. Toda posibilidad de un tratamiento mejor debes er valorada. Yo estaría dispuesto a hacer vudú si funcionase, y no entiendo que alguien se plantee que nunca le gustaría trabajar con una máquina y nunca lo haría. No lo entiendo: si fuera el mejor tratamiento para sus padres, ¿dejarían que se sometieran a él? ¿No es mejor estar al tanto de los avances para poder sacarles partido?

        Pienso que esta “moda” sí llega para quedarse. De hecho no es ninguna moda. Probablemente los fisioterapeutas de dentro de unos años los usen.

      • Todo esto que cuentas, Dr Franco, es muy interesante. De verdad, insisto, estoy muy abierto a todos estos avances. No me preocupa que las máquinas desplacen a los fisioterapeutas: si esto llegase a ocurrir, entonces es que muy mal lo debemos estar haciendo y oye, nos dedicamos a otra cosa. Sin problema.

        Mi único reparo con estos asuntos sigue siendo que, más allá de la maravilla técnica que aportan, que es indudable, no acabo de ver la utilidad real o para decirlo de un modo más preciso, creo que la inversión no se justifica por sus resultados. Te pongo un ejemplo que conozco. Dr Franco, dime sinceramente, ¿qué resultados da el Lokomat, de Hocoma? Al principio fue todo un acontecimiento mediático. En mi ciudad, el Servicio de Rehabilitación del Hospital de la SS cuenta con uno. La gente hacía cola. Había hasta disputas por utilizarlo. Pasados tres años, ¿sabes cuál es el resultado?
        Que apenas se usa. Ni por los fisioterapeutas, ni por los Especialistas.

        Los primeros días era una novedad, todos los pacientes, espoleados por el impacto mediático y el el “efecto Superman” querían probarlo. Pero con el tiempo se ha visto que no aporta nada significativo en la mayoría de los pacientes y en algunos casos, incluso el nocébico efecto de crear simplemente una ilusión que jamás se va a realizar. Contraste si quieres esta información. Te la podrán incluso ampliar. Además, es poco práctico, pues en no pocos casos se tarda hasta 40 minutos en subir a un paciente a él.
        Detalles como estos, enorme coste en tiempo y dinero y baja eficacia relativa al mismo, son los que te arruinan la inversión.

        Te repito: completamente abierto a estas novedades. No me preocupa que sustituyan o no a un fisioterapeuta. Lo que no acabo de ver es la relación calidad/precio y el rendimiento de la inversión. Supongo que con el tiempo se irá mejorando. A la espera estamos….
        Saludos

      • Los robots, sistemas de telerehabilitación o rehabilitación virtual no desplazan al fisioterapeuta. El fisioterapeuta sigue siendo el encargado de manejarlos. Son caros, pero probablemente la tecnología sea cada vez más barata mientras que el sueldo de los fisioterapeutas probablemente irá subiendo.
        Incluso con resultados iguales al tratamiento con fisioterapeutas llegaría un día en el que podría ser más barato tener a un fisioterapeuta manejando dos robots simultáneamente que dos fisioterapeutas uno por persona. Eso asusta a mucha gente. Sin embargo también es posible esperar que la ecuación:
        terpia con robot+ terapia con fisioterapeuta= mejor resultado
        que la ecuación:
        terpia con fisioterapeuta + el doble de terapia con fisioterapeuta.

        Los sistemas de telerehabilitación siguen estadon controlados por fisioterapeutas aunque a distancia. En ocaciones se prevee una visita a domicilio semanal o mensual para mantenimiento y cambios terapéuticos. El fisioterapeuta se comunicaría con el paciente por videoconferencia a través de la televisión y el paciente haría los ejercicios como si jugara a la Wii o a Kinect de Xbox. Solo cuando fuera necesario se haría la visita a domicilio. Esto sería solo para tratamientos con ejercicios de manteniminento para ancianos, pacientes crónicos etc.. Sería la única forma de llegar a zonas rurales o a personas que por ser demasiado mayores o tener dificultades de movilidad tienen problemas para desplazarse a sus centros de salud. (tengo pacientes a los que la Seguridad Social paga ambulancias para recorrer 80 kilómetros para un TENS (80 euros), una lámpara de infrarrojos (12 euros) y unos pocos ejercicios.
        Un ejemplo español de algo así para prótesis de rodilla y cadera es REHABILITIC de telefónica. En él trabajan fisioterapeutas también. Eso es investigación, innovación y desarrollo.
        http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/07/rehabitic-un-proyecto-de-telefonica.html
        Sin embargo a muchos fisios esos les deja fríos porque no es holístico, no se hace con las manos, piensan que no hay relación personal u otras cuestiones.

        Sí, los resultados de la terapia con robots no están siendo los que se esperaban. Pero está revitalizando la investigación. Los investigadores se han encontrado con que lo que se estaba haciendo tampoco tenía ninguna evidencia. Al probar terapias están evaluando también la eficcia de las que ya había. Que por cierto; siguen dejando a los parapléjicos en silla de ruedas, los hemipléjicos con secuelas graves, la parálisis cerebral con pronósticos similares a los de hace 30 años. Que no se haya conseguido no quiere decir que no se pueda conseguir. Lo que sería tonto es esperar resultados distintos haciendo solo las mismas cosas.

  77. He tenido la suerte de encontrar este foro que tan brillantamente modera Oceano Mar y en donde intervienen profesionales con un alto nivel de formación. Mi especial vinculacion con la Fisioterapia, a la que llevo defendiendo hace mas de 47 años, me obliga a dar una modesta opinion que vendra acompañada mas adelante de algunas reflexiones que pueden tener interes.

    Quiero señalar en primer lugar, que me emociona poder observar como los fisioterapeutas (y no los fisios, samfrado) seguimos manteniendo ese nivel de critica, que incluso nos lleva en el siglo XXI a formular dudas y peguntarnos si tenemos “crisis de identidad”. Hay algunas profesiones que no se permiten este lujo y seguire apoyando a aquellos que han entendido que una profesion que no tiene critica irremediablemente tiende a desaparecer. Por todo ello, debo felicitaros, y felicitarme, por mantener viva esta bonita profesion de la que he vivido (y vivo) y que tantisimas satisfacciones me ha dado.

    Apuntar modestamente, que creo que la fisioterapia en los ultimos 20 años ha tenido un avance espectacular y que sin lugar a dudas aquellos que tenemos responsabilidades tanto docentes como de representacion profesional, nos preocupamos de que la fisioterapia continue el importante desarrollo cientifico y que caminemos de forma imparable hacia la investigacion que es la que va a justificar nuestra presencia como disciplina. Hasta hace poco tiempo no era tan facil evidenciar nuestros practica clinica y eran otros profesionales los que lo hacian por nosotros con bastante poco rigor cientifico, que daba lugar a grandes interrogantes y cuestionamientos.Fruto del importante interes por la investigacion en Fisioterapia nuestro Colegio de Andalucia esta organizando el Iº Congreso Internacional de Fisioterapia e Investigacion, donde tratamos de que sea la “puesta de largo” de la Fisioterapia como disciplina que investiga y por ello tambien tiene que ser conocida, alejandonos de otros conceptos por los cuales se nos reconoce. El lema es “desde la investigacion a la practica clinica”, que trata de seguir manteniendo el espiritu de que nuestras tecnicas, modelos, protocolos, etcétera, esten perfectamente avaladas con la evidencia cientifica. Hemos logrado reunir por prmera vez a un extraordinario ramillete de los mas importantes investigadores actuales del mundo. Todas la ponencias y comunicaciones estaran dirigidas por profesionales que trabajan en la investigacion. Asi mismo, nos acompañaran las casas comeciales mas innovadoras que ofreceran su investigaciones permanentemente en sus espacios reservados. Si somo capaces de entender este mensaje, esta “puesta de largo” de la Fisioterapia sera un éxito. Mirar en Colfisio.

    No me gustaria que se mal interpretara la presentacion del Congreso aprovechando este foro y si me gustaria que entendierais que es una justificacion o manera de contestar a los que piensan que no tenemos iquietudes en el campo de la investigacion.

    Para no aburriros mas, comentaros que es cierto que hay muchas Facultades de Fisioterapia y no existe una equilibrio en el “mercado” entre demanda de trabajo y la formacion de profesionales. Algunos nos han recriminado que no ha habido un debate serie sobre este tema, y os puedo asegurar que si ha existido y existe, pero se hace imposible adoptar medidads porque el “mercado” docente lo marca la demanda de estudiantes (este es el indicador) y nunca el laboral. Y no hay mas.

    En el Sistema Publico de Salud esta muy claro que hace falta muchos profesionales de la Fisioterapia porque con las actuales plantillas se cubre un porcentaje muy bajo de la demanda. Problemas de organizacion de la Fisioterapia en las instituciones sanitarias que caducaros hace cuarenta años acompañadas de la crtica situacion que vivimos hace años hace que no se haya producido la gran eclosion de la Fisioterapia hacia los Sevicos publicos. Seguiremos hablando

    Miguel Villafaina Muñoz

    • Estimado Señor Villafaina,
      Aunque este blog sea crítico, creo que no ha lugar a dudas: se es crítico precisamente desde una actitud proactiva y entusiasta por la fisioterapia. A pesar de las cosas que se puedan criticar, no perdemos la perspectiva: personalmente, creo que la profesión ha evolucionado de manera espectacular; hoy estamos mejor que hace 10 años y en una década estaremos mejor que hoy. Por circunstancias, conozco personalmente a varios de los “próceres” de la fisioterapia en España. La fisioterapia en España no se cayó de un guindo un día y floreció de manera espontánea. No. Lo hizo gracias a gente que se ha dejado la piel y seguramente como usted bien debe saber, hasta jirones de su vida personal por ella de una manera no suficientemente reconocida por el colectivo. Desde ese legado, las nuevas generaciones enfocamos desde este pequeño rincón la profesión: no perdemos la autocrítica y las ganas de avanzar, porque sabemos que el ataud más seguro, es el que va parejo a la muerte por éxito y acomodo.

      Muy interesante el congreso de Sevilla. Allí nos veremos, pues. Se agradecen sus impresiones y comentarios. No tenga reparo en comentar lo que le parezca: su perspectiva nos es muy útil para reflexionar de manera sosegada sobre los temas que aquí se vienen planteando. Un saludo!

  78. D. Miguel muchas gracias por su aporte. Aprovecho para felicitarle por el congreso que han planteado. Me inscribí en cuanto lo supe, no solo por la temática si no por la presencia de grandísimos fisioterapeutas en el evento. Iniciativas como este blog o ese congreso reafirman que la fisioterapia esta madurando y que los fisioterapeutas tienen mucho que aportar al ámbito científico-sanitario.

    Un saludo.

  79. Pues uno más que se apunta. No tenía conocimiento. Tiene muy buena pinta D. Miguel.
    Por cierto, villovi, no me quedo tranquilo si no te lo digo, anoche estuve trasteando en tu blog porque buscaba una referencia sobre estiramientos, que luego recordé que era en otro blog, el caso es que me topé con una entrada tuya del 2009, esta,
    http://aprendiendofisioterapia.blogspot.com/2009/10/la-torre-de-babel_24.html

    Yo utilicé esto hace poco en una entrada de forma muy parecida. Por aquel entonces yo ya seguía tu blog, así que de algún modo, aquello que leí hace 2 años, se quedó grabado en mi memoria pero mi cerebro omiió el hecho de que lo había leído en alguna parte. Supongo que no tiene importancia, pero me quedo más tranquilo aunque no venga a cuento. Al Cesar lo que es del Cesar.

  80. Señor Villafaina, desde luego que replantearse la situación es un síntoma de buena salud, incluso aunque las cosas fueran bien y perfectamente habría que plantear qué hacer en el futuro. Estoy totalmente de acuerdo con lo que escribe en ese tema. Es un sítoma de ganas, de autocrítica con afán de mejora. Es algo fabuloso. Además de que ha conseguido reunir a los fisioterapeutas 2.0 más activos de la red y con más capacidad para trasmitir sus inquietudes, es genial poder debatir con ellos. Si hablo de “fisios” es porque uso un lenguaje informal, más fácil de leer en un foro, nada más, sería un error que pidiera que me llamaran “médico especialista en rehabiltiación y medicina física” en lugar de “rehabilitador” a secas, haría todo muy farragoso. No se ofenda, no es un documento oficial, soy joven y aveces también digo que algo es de P–A MADRE, hablando entre amigos en lugar de decir que tiene una evidencia científica nivel IA.

    Me parece fabuloso un congreso de investigación en fisioterapia. Sin querer hacer publicidad yo tampoco, aqui tiene uno de investigación en rehabilitación y evidencia científica en rehabilitación. También acuden fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales.

    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/08/evidencia-cientifica-en-rehabilitacion.html

    La ciencia es un lenguaje común en el que podemos entendernos. Donde no puede haber entendimiento es si el médico se empeña en prescribir una terapia física inútil (un electroplacebo) y el fisio se empeña en que el dedo gordo del pié está relacionado con la movilidad del esfenoides.

    Desde luego que otros colectivos tal vez no tienen tanta autocrítica de la forma tan valiente y abierta que ha hecho Océano, o esa autocrítica tal vez no llega tanto a la web de forma pública, pero le aseguro que la hay. Si quiere que le diga sobre mi propio colectivo, el de los médicos rehabilitadores, tenemos autocríticas para llenar capítulos enteros. No conozco ninguna especialidad médica donde sus residentes sean tan críticos con sus propios maestros. En mi blog hay algunas (Hay una entrada que se llama “Crítica de la rehabiltiación pura (y dura)”), incluso me han grangeado algunos enemigos y amenazas. Sí, mi colectivo tiene problemas también; solemos decir (estoy en varios foros de médicos rehabilitadores) que hay mucho Renato y mucha Mari Pili en la especialidad, mucha resistencia al cambio, poco afán de innovar, y muchos dormidos en los laureles de la plaza fija y el funcionariado. Los que se limitan a rellenar fichas de cartulina para fisioterapia y les cuesta arrancar para hacer algo más. Algunos nunca lo hicieron, pero otros sí trataron de hacer cosas y hace aós vieron morir sus ilusiones. El sistema público de salud es muy cruel con el talento y las ganas de trabajar. Hay mucha sensación de que algunas plazas ganadas en la pública son un título nobiliario por el que cobrar solo a base de algunas firmas aquí y allí. Muchos mis compañeros más mayores también lucharon en su día y chocaron contra la gerencia, contra la falta de comprensión (incluso también han sufrido el hecho de que no se comprendiera qué es la fisioterapia desde las gerencias), tal vez se equivocaron enemistándose con la fisioterapia en algunas cosas, no lo sé. Yo estoy aquí y ahora. En 1985 aún no había terminado la EGB, no puedo ser responsable de lo que hicieron entonces los médicos rehabilitadores con la fisioterapia. Tampoco es fácil teniendo en cuenta que no hace tanto los únicos libros sobre rehabilitación y terapias físicas en general que llegaban a España estaban en francés o no estaban (la mayoría de las personas de esa generación no hablan inglés. Estudiaban por una mala traducción del Krussen y por la Enciclopedia Medico Quirúrgica en francés). Hablo de médicos que rondan los 60. Muchos de estos médicos rehabilitadores empezaron a dar clases de fisioterapia para enfermería y tuvieron su parte en la creacción de la carrera de fisioterapia en España. De veras que cuando leen que los médicos rehabilitadores deberiamos desaparecer o ciertas críticas de representantes de su colectivo se sienten como si les pegara su propio hijo. La fisioterapia ya es mayor, ya puede caminar sola totalmente, pero también estamos aquí los médicos rehabilitadores más jóvenes para caminar juntos.
    Le aseguro que hay crítica interna en mi colectivo y muchas personas jóvenes con ganas de trabajar y de entender cambios en la fisioterapia y el mayor conocimiento en los fisioterapeutas de ahora. Lo que no se puede juzgar es el pasado con ideas del presente, y comparar la fisioterapia de ahora con los rehabilitadores de entonces. Los fisioterapeutas de entonces también eran distintos, y los conocimientos disponibles también eran más pobres. Lo que llevo mal es que en algunos foros de fisioterapia básicamente exigan que mi profesión desaparezca, no le siente mal que proteste por ese tipo de comentarios o por actitudes de fisioterapeutas que aquí no se han dado. Llegan a cuestionar la propia existencia de mi profesión y me ha costado llegar hasta aquí, no me he formado para hacer otra cosa. Mire, en cierta escuela de fisioterapia incluso recogieron firmas entre los alumnos, incluso de primero y de segundo para exigir que dejaran de formarse médicos rehabiltadores. Entienda que esas cosas me sieten mal. Me gano la vida con esto y también trabajo para que mi profesión mejore. También investigando, investigando cosas que aplicarían fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales. Cosas que beneficiarían a las dos profesiones y sobre todo al paciente potencial.

    Nunca he juzgado o dicho que no exista investigación en fisioterapia. De hecho mi amiga Virginia Ureta, o Belinda Lange, cuyo trabajo admiro; son fisioterapeutas e investigadoras a tiempo completo. Belinda desarrolla sistemas de rehabilitación virtual basados en la videoconsola XBox (Kinect) en Estados Unidos y Virginia trabaja para Hocoma en Suiza, para hacer mejoras para en el robot para rehabilitación de la marcha Lokomat. Pero hay algo importante: no lo hacen solas, lo hacen en equipos formados por muchos profesionales distintos. También trabajé en un equipo de investigación multidisciplinar que incluía fisioterapeutas (ahora mismo hay dos, pero el jefe es médico rehabilitador y además hay 4 ingenieros: 2 telecos, 1 industrial 1 superior) 2 terapeutas ocupacionales y 2 licenciadas en ciencias del deporte. Cada uno tiene sus proyectos donde colaboran varios. En algunos las fisios son las primeras firmantes, en otros no. Desde mi punto de vista el enfoque de investigación en fisioterapia tiene algunos errores en España. Dentro de la universidad se quiere vender como algo endogámico de la profesión, desde la fisioterapia, para la fisiotearapia y a ser posible sin médicos o en contra de los médicos. Me explico: en un foro leí de una fisio que quería hacer un estudio para demostrar que el kinesiotape funciona para hemiplejias y callar a todos esos incrédulos. Es una investigación mal dirigida, sin duda. No se hace investigación para demostrar algo que crees, se hace para saber si algo funciona o no, para saber, no para demostrar. Y desde luego no se hace para callar a los incrédulos sino para buscar pruebas que apoyen o no algo en lo que podemos estar a favor o en contra, y cuya idea tal vez haya que abandonar a la luz de los resultados.
    Se ha querido hacer investigación en fisioterapia solo con fisioterapeutas. Eso contrasta con la investigación que se hace en todo el mundo en casi cualquier disciplina. Hace poco en un foro alguien me mostraba un trabajo de 2 fisioterapeutas que “habian descubierto” que la tendinitis de hombro no era tal sino una tendinosis. Lo vendían como un trabajo de fisioterapeutas que rompía con un paradigma médico. Estaban equivocados totalmente al venderlo así: se basaban en un trabajo de un equipo multidiciplinar que incluía un médico anatómo patólogo y a un cirujano que cogieron las muestras de tendón para analizarlas al microscopio, además en el artículo incluía a uno de los fisioterapeutas que después escribía otro articulo, ya como primer firmante hablando de los descubrimientos como si fueran suyos, y dando cursos para fisioterapeutas sobre “sus” descubrimientos y cómo cambiaba eso el enfoque del tratamiento de fisioterapia. Se trataba de investigación sanitaria que contaba con fisioterapeutas en el equipo y que cambiaba un paradigma anterior de la “tendinitis” por “tendinosis” para todas las ciencias de la salud y por el bien de los pacientes. Pienso que el error es considerar que la investigación en fisioterapia solo la pueden hacer fisioterapeutas y que no necesitan a nadie más en su equipo. Además de considerar que se hace solo por el bien y el prestigio de la fisiotepiara. Eso está mal enfocado. . Además vender que el resultado de una investigación rompe con años de ignorancia de los médicos es muy presuntuoso. Y así es como se vendió o se entendió por parte de algunos fisioterapeutas en ese foro. Toda investigación que cambia algo en la comprensión de las patologías del ser humano es un avance para lahumanidad primero Si prefiere llamarlo “ciencias de la salud” en lugar de “medicina”, mucho mejor aún, habla de una realidad: podólogos, odontólogos, fisioterapeutas, enfermeras… Todas ellas son ciencias de la salud. Mi crítica hacia la fisioterapia es cuando pasa de considerarse ciencia o cuando quiere sentirse tan única y exclusiva que olvida que los ciemientos donde se asienta son los de la medicina y que su relación con la medicina no debe ser de enfrentamiento. Hay aportes a las ciencias de la salud o a la “medicina” hechos por enfermería, por físicos, químicos, ingenieros e incluso osteópatas y por tradiciones antiguas revisadas. No fué un médico quien inventó los rayos X ni la RMN. Y desde luego hay aportes a la fisioterapia hechos por médicos y por todos los demás. Negarlo es lo que me parece mal. Olvidarlo peor aún. Océano no lo hace cuando habla de la medicina manual. Un fisio renegando de que Cyriax era médico es exactamente igual que un hijo pegando a su padre. Buscar una identidad tan autónoma y exclusiva para la fisioterapia que olvide de donde viene y la relación con la medicina, especialmente con la especialidad de rehabiltiación es como negar a un hermano. Desde luego que ha habido investigación de mala calidad en medicina física, mucho, mucho tiempo antes de que se empezara a hacer investigación en fisioterapia. Es más, estoy seguro de que pasarán aún unos años antes de que se logre que la mayor parte de la investigación en fisioterapia tenga calidad suficiente. Hay ya algunos progresos buenos, pero seguramente hasta que haya profesores que a su vez se hayan formado con el nuevo programa de 4 años y hecho investigación por sí mismos mucha de la investigación que se haga será mala. Hace 20 años que un compañero escribía sobre las dificultades para investigar en terapias físicas y la cosa ha cambiado solo un poco.
    La mayoria de los rehabilitadores más mayores tampoco hablan inglés ni han buscado información científica en internet. Además tienen costrubres y formas de trabajar que les cuesta más cambiar.

    En algunos foros me han comentado otros fisioterapeutas que uno de los problemas para hacer investigación con médicos es que tienen la sensación de que les roban su trabajo, que ellos lo hacen todo y después aparecen como tercer firmante mientras los médicos se llevan el mérito. Pienso que no juzgan bien. ¿quien tubo la idea inicial? ¿Quien logró la financiación del proyecto si se necesitaba? ¿Quien revisó la literatura? ¿Quien redactó el artículo final? ¿quien aplicó la terapia a evaluar? ¿Quien debe ser el primer firmante? ¿De quien es el mérito? Pienso que lo que sucede es que se trabaja en equipos mal coexionados.
    Mi ex jefe, médico rehabilitador que trabaja 100% en investigación será tutor de la tesis de otros miembros de su equipo, por ejemplo ya está en marcha la tesis de una de las fisios. ¿Hay algo de malo en que la tesis de un fisio la diriga un médico rehabilitador? Le aseguro que me encantaría estar en su lugar con ese proyecto de análisis instrumental de la marcha humana por ordenador.

    Le dejo una entrada de mi blog sobre investigación en “R”ehabilitación con mayúscula.

    Primeros pasos en investigación para rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional y logopedia.
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/01/primeros-pasos-en-investigacion-para.html

  81. Evidentemente, seguimos avanzando y aportando cosas.
    Diagnóstico, ciencia, homeostático-alostático- (u holístico, global, divino y humano, alma y cuerpo), tratamientos según diagnóstico.

    Parece que hay cosas que en un principio se pueden y deben atribuir a sanitarios que tratamos gente.

    Me parece a día de hoy imposible aplicar un tratamiento sin una etiqueta diagnóstica específica.
    ¿Qué le hago a una “tendinitis”/tendinopatía, tendinosis? Excéntricos? parece que no funciona en todos, que funciona mejor en gente deportista y no funciona muy bien en gente sedentaria. Entonces qué le hago al sedentario? le estiro? concéntrico? isométrico? Carrera interna? externa?, que lo infiltren? le miro la articulación? necesita plantillas?

    Fijémonos que la etiqueta diagnóstica aplicada, no puede seguirs de “Ruego fisioterapia”, porque para aplicar la terapia adecuada necesitaré hacer mis evaluaciones para decidir qué técnica va a ser mejor para cada paciente.

    El problema de la investigación en fisioterapia, parte principalmente de falta de muestras homogéneas para poder comparar abordajes, pero sobre todo de estudios que validen diagnósticos.
    Hay controversia hoy en día sobre si los RCT (estudios aleatorios controlados) son los apropiados para demostrar la eficacia de un tratamiento, o la superioridad con respecto a otro, precisamente por lo difícil de controlar lo alostático, a la par que lo homeostático.

    Pero principalmente, el problema es qué medimos? Si hay hasta 17 definiciones diferentes de lo que es un síndrome de cola de caballo, cómo vamos a hacer un estudio donde veamos las pruebas diagnósticas clínicas para ello? Si a día de hoy no está claro qué es una ciática(no hay un consenso), cómo vamos a definir la población diana y por lo tanto conseguir una muestra?
    Si el síndrome del piramidal es algo de lo que se habla, pero tampoco hay ninguna evidencia científica sobre su diagnóstico, y la que hay niega lo que conocemos como signos de la misma?

    Y todo esto no es solo de fisioterapia, la medicina, especialmente la traumatológica y rehabilitadora se pueden meter en el saco. Se puede hacer mucha investigación, pero con resultados no concluyentes, o de baja calidad. hay algún fisio español que publica mucho, pero se dedica sobre todo al copia pega (hasta se lo dijo la editora de una revista científica a la cara).

    Queda mucho camino por recorrer, pero solamente reconociendo nuestras carencias podremos mejorar y por supuesto, reconociendo nuestros puntos fuertes, podremos consolidar posiciones.

    Siguiendo con el tema de la manipulación, tal y como dice océano, la técnica es lo de menos, es quién se beneficia de la misma, y esa pregunta a día de hoy no tienen respuesta. Hay reglas de predicción clínica que intentan reconocer esos tipos de pacientes que se puedan beneficiar de un ejercicio específico, de una manipulación o de establización, pero a día de hoy no han mostrado validez.

    No hace mucho, tuve un intercambio con una chica que habían hecho un estudio sobre dolor lumbar, donde hacían un algortimo para clasificar la gente que se beneficiaba de ejercicio específico basado en la centralización, los que se beneficiaban de la manipulación o de los de estabilización, y estaban contentos porque tenían resultados que daban pistas de por donde tirar. Mi primera pregunta fue como utilizaban la centralización, ya que es un fenómeno que es fiable entre gente formada en el método McKenzie, y si habían utilizado gente McKenzie para ello, a lo que me contestó que no, que hacían repetir 10 veces un ejercicio y si no centralizaban, pasaban al grupo siguiente. Solo con esa respuesta, el estudio se puede tirar por tierra, ya que científicamente está demostrado que la cenralización se puede conseguir en la primera visita o en sucesivas y que es importante el seguimiento. También para conseguir la centralización puede que se necesiten más repeticiones, o más fuerza, o combinar movimientos. Pero ella decía que como Fritz decía que cualquier terapeuta podía con 10 reps conseguir la centralización, era suficiente para justificar su premisa.

    Eso es querer inventar la rueda, y desvirtuar la evidencia científica, aparte de poco serio. Ese estudio cae por su propio peso, sin embargo en una escala PeDRO podría alcanzar una puntuación alta por su metodología, sin embargo, el contenido es basura.

    La propia investigación debe ser mucho más dura, y nos enfrentamos a un gran problema, ya que trabajamos con pacientes con problemas, y es difícil aislar lo homeostático de lo alostático, lo bio de lo psicosocial, y por eso, cuando se habla de tratar con pacientes, no siempre vale aplicar la teoría y dar diagnósticos específicos, a veces el kiedo de una persona a mover puede retrasar su recuperación de un esguince de tobillo o la recuperación de una cirugía de LCA.

    y para acabar, y para samfrado, para manipular no hace falta un master, eso sería para ser “osteópata” o terapeuta manipulativo, la manipulación entendida como un movimiento de corta amplitud y alta velocidad, se engloba en más de un abordaje de terapia manual, solo que está englobada dentro de una progresión de fuerzas, que además de no hacer necesaria la mayría de las veces de su uso, porque la mejoría aparece antes, es en sí un mecanismo implícito de seguridad en la aplicación de fuerzas. La manipulación como primera elección, hace que aunque sea la dirección correcta, quizás es demasiada fuerza o demasiado brusca y puede hacer que el paciente no mejore o empeore.
    Otro día hablaremos si se da la oportunidad sobre la manipulación y los accidentes vasculares. Yo también pediría, que a los que les preguntan si han recibido una manipulación las semanas anteriores, si por ejemplo han bebido un refresco o comido pescado, a lo mejor, también lo podemos achacar a eso. No hay una evidencia clara sobre manipulació y accidente vascular, y cuando han habido muertes documentadas ha sido por el uso de manipulación en gente con síndrome de Down o accidentes de tráfico que como sabemos son contraindicaciones a la manipulación, según síntomas, y en síndrome de Down siempre por la falta de estabilidad atlanto-odontoidea. Pero eso para otro día.

    Un abrazo

    • Muy interesante, Arco, como siempre tus reflexiones. Te lanzo un guante, desde tu punto de vista, ¿cuál sería el primer paso a llevar a cabo? ¿Saber qué medimos? ¿buscar subgrupos? ¿rediseñar metodología de estudios que se ajusten a las terapias físicas? ¿qué opinión te merecen las reglas de predicción clínica?

      Un abrazo!

    • Para manipular hace falta una formación. Te remito de nuevo al libro de Cyriax de tratamiento por inyección masaje y manipulación. El capítulo 3 directamente habla de “¿quien debe manipular?” y defiende que sean los fisioterapeutas, pero que los médicos deben conocer y saber hacer también para comprender mejor y derivar a los pacientes de forma adecuada. Estoy de acuerdo con eso. Él propone que todos los fisioterapeutas aprendan a manipular en la carrera, y si no lo hacen está claro que habrá que estudiarlo después como un master o como cursos de formación extra. Tal vez la carrera se queda corta y hay que profundizar en ello. No veo nada malo en ello. Cyriax también daba su opinión sobre los osteópatas y quiroprácticos en ese capítulo pero defiende frente a ellos a los fisioterapeutas. Estoy de acuerdo con él en todo eso. No sé qué es lo que no te ha gustado de lo que he dicho.
      Las manipulaciones y ajustes pueden provocar disecciones carotídeas, lesiones medulares o de raíces e ictus. El riesgo es muy bajo pero la relación parece estar clara. Pienso que eso no debería ser ningún problema. Hay pacientes que no deben ser manipulados y hay un pequeño riesgo incluso en los que parecen adecuados. No pasa absolutamente nada por ello. De hecho es una prueba más de que las manipulaciones no deb hacerlas cualquiera, que se necesita un profesional especialmente formado en ello: un fisioterapeuta. Decir lo contrario: no hay ningún riesgo con lo que yo hago, es estar un poco ciego. Hay un gran error en muchos fisioterapeutas que juzgan que todo lo que hacen está exento de efectos secundarios frente a la medicina donde todos los fármacos llevan una lista de efectos adversos y todo tiene grandes riesgos. Es algo que pienso que viene de una contaminación de ideas de las terapia alternativas hacia la fisioterapia. No creo que sea un problema: muchas técnicas de fisioterapia tienen riesgos pequeños o grandes, leves o graves. Precisamente por eso son terapias que hacen profesionales sanitarios y no aficionados.

      Ahora resulta que los masajes hechos por intrusistas tienen riesgos enormes para la salud. Lo he oído decir a representantes del colectivo de fisioterapeutas sobre los masajes de los chinos de la playa. Es cierto que es ilegar ya que es una actividad econóimica que no cotiza impuestos y que es una competencia desleal e intrusismo. Pero están diciendo que unas friegas sencilitas con aceite pueden transmitir enfermedades ide la piel graves o provocar contracturas, tendinitis y otras lesiones. Resulta que ni el masaje es tan inócuo como pensabamos pero las manipulaciones no tiene porqué tener ningún riesgo. No es así. Se ha exagerado con los riesgos de los masajes de intrusistas por interés. Y se miente si se niegan los riesgos de las manipulaciones, también por interés. Tiene riesgos, aunque sean pequeños y/o se pueden minimizar con una valoración previa. Eso no debe ser ofensivo. No le puedes pedir a una terapia. que además de ser efectiva carezca de todo riesgo. Es probable que las tearpias sin efectos secundarios y riesgos sean también las más ineficaces.

      • Supongo que hay investigación muy mala hecha por fisioterapeutas también. Hay investigación muy mala hecha por médicos. Publicar mucho no quiere decir que sea bueno. No he entendido que has querido decir con la mala investigación que cuentas.

    • No he entendido esta frase:

      Hay controversia hoy en día sobre si los RCT (estudios aleatorios controlados) son los apropiados para demostrar la eficacia de un tratamiento, o la superioridad con respecto a otro, precisamente por lo difícil de controlar lo alostático, a la par que lo homeostático.

  82. samfrado:

    La mala investigación no me refiero a la metodología sino a lo que se investiga, a las premisas, a las muestras. Intentamos sobre todo investigar el efecto de una técnica específica en un problema inespecífico, e incluso comparar 2 técnicas específicas en una muestra heterogénea o en un problema inespecífico. Resultado, no concluyentes o no evidencia de. Eso es mala investigación, aunque la metodología sea excelente.

    Y parece que en estos momentos, se está viendo que los estudios realizadoa para medir esto además quizás no sean suficientes para demostrar eso. Yo creo que es por lo puesto anteriormente, pero hablan de que hay variables (lo no específico- placebo) que no se acaba de tener controlado del todo.

    Yo me quedo más con el tema de una mala selección de muestras que en lo segundo. De todas formas yo soy clínico no tengo formación en investigación, aunque puedo leer e interpretar los estudios, pero como el ordenador, a nivel usuario.

    En cuanto a las manipulaciones, y tal como habla océano, “tus” manipulaciones se refieren a la técnica en sí. Las manipulaciones a las que hacemos referencia, están integradas dentro de una progresión de fuerzas basada en la respuesta clínica del paciente.

    Cyriax en este sentido, habla de las manipulaciones como algo segmentario, y no dentro de la progresión de fuerzas. No es que esté mal y debemos contextualizar sus premisas en su época, pero evidentemente Cyriax, a día de hoy “peca” con todos mis respetos de “anticuado”. Aunque su contribución ha sido innegable, y su influencia indispensable para el desarrollo de nuestro trabajo.

    Una inyección tiene riesgos de infección y muerte? Los AINES? mueren más gente por problemas secundarios de AINES que de manipulaciones, pero vamos de aquí a Lima, sin embargo “demonizamos ” la manipulación por el riesgo de sección carotídea o lesiones medulares. Un pelín exagerado. Evidentemente cuando la manipulación se emplea como técnica de elección y no basado en como digo una progresión de fuerzas, y con una recogida de historia clínica y/o exporación neurológica, es posible, y aún así la incidencia es casi nula. Y estoy abierto a cualquier evidencia científica que diga lo contrario.

    Y con esto no estoy “defendiendo” la manipulación, sino contextualizándola. No podemos ir por ahí con la idea de que manipular mata. Ahora, en manos de no profesionales, que no saben interpretar signos y síntomas ni realizar una exploración neurológica, evidentemente hay riesgos importantes de hacer daño.

    samfrado, a mí lo que dices ni me gusta ni me disgusta. Creo que siempre intentas sacar la información que hay detrás de los comentarios y eso facilita la explicación y/o aclaración. Si digo no me gusta alguna vez, es porque yo piense de forma diferente, pero nom porque tú no tengas razón.

    Océano:

    A tu guante te respondo que sin duda los efuerzos debe´rían dedicarse a los diagnósticos, y para ello deberíamos mejorar/unificar/investigar los mejores medios de valoración. Una vez identificado el problema, comenzar a ver el efecto de las diferentes técnicas sobre esos diagnósticos específicos, para así saber cuál o cuáles son mejores, a nivel de eficacia y eficiencia.

    El model ADTO del Dr. Kevin Spratt para mí es un buen modelo para usar en estos casos.

    Subgrupos, reglas de predicción clínica,…todo vale si demuestran su validez. Hay reglas de predicción clínica como ya hemos comentado pr aquí por ejemplo para realizar una radiografía tras un accidente de tráfico. Vicenzino utiliza la suya en la epicondilalgia lateral no?(eso sabes tú más que yo). En cuanto a las de dolor lumbar, a día de hoy no son válidas y por lo tanto su uso de momento no extendido.

    Pero repito que soy clínico.Y la investigación debe partir primero de una observación clínica. Siempre digo que demostrar científicamente lo que ocurre en la clínica a veces es muy difícil, pero de la clínica ha de partir todo.

    Un abrazo

  83. Bien, yo ahora también soy clínico. Mi paso por la investigación duró poco porque de becario se cobra la mitad y la situación no era la mejor.
    Sin embargo todo profesional sanitario debe saber valorar una investigación sin ser investigador. De eso se trata.

    Bien, si la investigación que se hace en fisioterapia no es lo suficientemente buena, o la investigación que se hace en España en fisioterapia no cumple espectativas será por algo. Para mí un problema,ya lo conté, es pensar en una investigación hecha por fisioterapeutas y para fisioterapeutas en lugar de una investigación hecha en equipos multidisiciplinares y para el bien de los pacientes y de todas las profesiones sanitarias dedicadas a la rehabiltación. Un problema es que la investigación hecha como currículum puede estar muy sesgada, ser muy interesada y tener pocos medios. La investigación en la universidad cae en una endogamia que limita su campo de estudio. Las investigaciones que yo conozco, sobre las que escribo, en rehabilitación virtual, terapia con robots, telerehabilitación, prótesis biónicas, las hacen también fisioterapeutas en otros países. Dentro de equipos y con contratos 100% de investigación. No son profesores universitarios que hacen algún proyecto con cuatro duros o fisios de una fundación con el nombre del creador de un método interesados en un solo método y en unos resultados (“biased”) sesgados.

    He estado mirando el congreso del señor Villafaina. Tiene su mérito organizar algo y traer a tantas personas de fuera. Sin embargo veo cosas que no son investigación y que no entiendo muy bien.
    Por ejemplo:
    “Diagnóstico de Fisioterapia y debate entre el modelo médico y el modelo biopsicosocial (basado en la CIF””
    No entiendo que el modelo médico esté enfrentado al modelo biopsicosocial, porque el model biopsicosocial es lo que me han contado, como médico, desde primero de carrera. Siempre comparado con un modelo médico más antiguo. No entiendo qué tiene que ver el diagnóstico fisioterápico con todo eso. Es muy común en los fisioterapeutas juzgar a los médicos como si todavía hicieramos sangrías. De hehco en algunos foros llegan a plantear la sangría como ejemplo de la medicina inútil y dañina frente a los remedios naturales. No entiendo el enfrentamiento del modelo planteado como investigación en fisioterapia. Me gustaría saber de que hablan en esa charla.

    La charla “Proceso de adquisición y propuesta de ampliación de las competencias profesionales en fisioterapia en España.” no parece nada relacionado con la investigación. Los resultados de una pruega diagnóstica o de una terapia son iguales los haga quien los haga.

    Otros sin embargo me parecen muy interesantes como el de “”La construcción del conocimiento científico en Fisioterapia como base para la práctica clínica.””

    y respecto a la última, la de “Neurodinámica”, incluso aunque Mr. MICHAEL SHACKLOCK sea tan considerado tengo mis reservas. Empecé a leer unos libros de neurodinámica y me encontré con cosas muy extrañas. Por ejemplo decían que el pirmer test neurodinámico databa del antiguo egipto, pero después afirmaban que los médicos no habíamos prestado atención a los test neurodinámidos aunque algunos de casualidad habían dado con alguno. Pienso que los médicos llevamos casi un par de siglos haciendo tracciones del plexo o del nervio ciático como pruebas diagnósticas y que atribuirse la invención del signo de Lasegue cambiándole de nombre es como intentar patentar la rueda. No termino de verlo del todo. Pienso que sí, que hay aportaciones válidas desde la neurodinámica, pero estoy viendo también que los fisioterapeutas más fans de la neurodinámica caen en el mismo error de siempre de ver todo como problemas neurodinámicos al terminar el curso. (parecido a la moda de lo miofascial que hacía que tras un curso los más entusiastas diagnosticaran un 90% de los casos como “dolor miofascial”, y que a algunos aún les dura). Probablemente tenga que estudiar más neurodinámica para juzgar bien del todo. Hasta ahora no veo nada tan novedoso como para tener un nombre propio.

    Al menos no estaban también la tecarterapia, la terapia con plataformas vibratorias y el kinesiotape.

    ¿Qué lineas de investigación en fisioterapia os parecen interesantes a vosotros?

    • Aquellas que tú creas que desde vuestros diagnósticos específicos, eficaces y eficientes, podamos valorar la eficacia y eficiencia de los tratamientos para dichos diagnósticos.

      • Mira la revista Fisioterapia, o la revista Rehabilitación. a ver qué cosas te llaman la atención.

        http://www.elsevier.es/es/revistas/fisioterapia-146
        Para haber más de 50.000 fisioterapeutas en España que podrían escribir en ella está un poco triste.

        http://www.elsevier.es/es/revistas/rehabilitacion-120
        (No está mal, aunque no esté indexada. Escriben en ella muy pocos de los 1800 médicos rehabilitdores que hay en España)

        Esa podría ser una muestra de la investigación en fisioterapia y rehabilitación que se hace en España.

        Mira una revista como el Journal of Neuroengineering and Rehabilitation. ¿Te llama algo la atención?
        http://www.jneuroengrehab.com/
        Todos los artículos son de biomecánica con aparatos electrónicos y tienen números especiales de robótica, telerehabilitación, rehabilitación virtual, prótesis y ortesis biónicas etc..
        Algunos grupos multidisciplinares españoles con médicos rehabilitadores, ingenieros, fisioterapeutas y otros publican en ella. Es actualmente la revista de rehabilitación con mayor factor de impacto. Aunque para algunos es una revista de ingeniería.

        O tal vez el Journal o Rehabilitation Research and Development:
        http://www.rehab.research.va.gov/jour/11/index2011.html
        El nº 2 de este año era de telerehabilitación, el nº4 de rehabiltacion con robots y el nº6 de prótesis bioónicas.

        Tienes también el Internatinal Journal of Rehabilitation Research:
        http://journals.lww.com/intjrehabilres/pages/results.aspx?k=robot&Scope=AllIssues&txtKeywords=robot

        Sin embargo para muchos fisios una de las mejores revistas es …. “Osteopatía científica”, que en muchos aspectos es un oxímoron como “inteligencia militar”.
        Este es un ejemplo de artículo en esa revista: –Modificaciones en la presión intraocular y la presión arterial en pacientes con diabetes mellitus tipo 1 tras la manipulación global occipucio-atlas-axis según Fryette. Ensayo clínico aleatorizado—

        http://www.elsevier.es/es/revistas/osteopatia-cientifica-281

        Otros fisios prefieren revistas como Journal of Bodywork and Movement Therapies, una revista reconocida por la Pilates Foundation, The Upledger Institute o The American Massage Therapy Association • The Institute of Sport and Remedial Massage • The Sports Massage Association y otras así.
        Pese a todo tiene artículos como “Mathematical model of fiber orientation in anisotropic fascia layers at large displacements ” Es decir que hacen modelos matemáticos por ordenador para investigar. Desde luego los pacientes que tratamos no son matemáticas pero la investigación sin matemáticas no funciona.

        Puedes ver rankings de estas revistas aquí por su relevancia científica.
        http://www.scimagojr.com/

        Hay revistas bastante interesantes que no suelen citar los fisios que conozco:
        Physiotherapy research international : the journal for researchers and clinicians in physical therapy….. no sé. Sin embargo parece que gusta más la revista PAIN pero poco la revista Gait and Posture. http://www.elsevier.com/wps/find/journaldescription.cws_home/525442/description

        Hay líneas para todos los gustos. A mí la que no me gusta es la espiral que da vueltas sobre sí misma sin llegar a ningún sitio.

  84. Échale un vistazo a este listado. La mayoría de artículos relacionados están realizados por fisioterapeutas
    http://www.mckenziemdt.org/libResearchList.cfm?section=int
    y publicadas en revista indexadas, reconocidas de impacto,…cuántos de estos hallazgos se incorporan por ejemplo a las directrices? La Cochrane es el alto poder mundial, pero es imparcial? (me lo reservo) Hay más de 11 RCT’s que demuestran el poder de la centralización como predictor de resultado. Está en las directrices? Sabes cuántos RCT’s hay sobre eldiagnostic triage propuesto por las directrices sobre dolor lumbar? 0 patatero. Sin embargo tenemos la poca vergüenza de decir que es lo mejor que tenemos, y se acepta sin rechistar, y su evidencia científica es cero (nivel D). Y estos señores (que son los de la Cochrane,se atreven a exigir al mundo mundial evidencia científica para poder modificar sus “conclusiones”. Como a tí les digo (y se les ha dicho muchas veces), que ofrezcan ellos diagnósticos específicos y validados científicamente y entonces podremos nosotros estudiar el efecto de nuestras técnicas. Hasta entonces, y si seguimos estas reglas, las palabras mejor que las digamos en un tono bajto, puesto que el que levante la cabeza, a lo mejor la pierde.

    Samfrado, a qué se juega aquí? Cómo te atreves a tirar las piedras a nuestro tejado. Nuestras revistas publican cosas malas pero la vuestr no está indexada pero no está mal? Esto no es un problema ni de este país ni de nuestro colectivo, es mundial y de ambos colectivos.

    • Mira las revistas de los articulos de la web que enlazas: tienes revistas como Archives of Physical Medicine, Neurorehabilitation, Journal of Physical Medicine and rehabilitation…
      No hay ningún complejo en escribir artículos junto con médicos y publicar en revistas médicas incluso de rehabilitación. Y con eso se ganan un respeto. Parece claro que ven que han encontrado algo: una valoración diagnóstica de subgrupos que antes no se hacía y una aportación terapeútica útil para todos los profesionales sanitarios que tratan estas patologías. No algo enfrentado a la medicina o distinto de la medicina donde hay que demostrar que la fisioterapia es mejor que la medicina y cosas similares.
      Pienso que ese es uno de los problemas de la fisioteapia en España.
      Estos fisioterapeutas investigan en equipo multidisciplinar. De hecho, el anticuado Cyriax, ya muerto en 1985 a los 81 años, enseño a Mcenzie. Pienso que la fisioterapia española en su crisis de indentidad olvida de donde viene: de la medicina. Hasta el punto de decir que Hipócrates fué el primer fisioterapeuta (una curiosa reinterpretación de la historia tomada de una página web de fisioterapia) y de olvidar a los médicos españoles pioneros en terapias físicas y ejercicio terapéutico del siglo XIX y primera mitad del siglo XX. Eso es de donde vienes.

      La investigación es “hacia donde vas”.
      ¿Hacia donde va la fisioterapia española?

      Unidad de Investigación en Fisioterapia.
      http://uif.unizar.es/

      Tiro la piedra porque el señor Villafaina dijo:

      “””Hasta hace poco tiempo no era tan facil evidenciar nuestros practica clinica y eran otros profesionales los que lo hacian por nosotros con bastante poco rigor cientifico, que daba lugar a grandes interrogantes y cuestionamientos.”””

      –Entiendo que
      – antes era más difícil investigar.
      – Que la investigación en terapias físicas hecha por otros profesionales, por ejemplo médicos rehabilitadores, tenía poco rigor científico y era cuestionable.

      ¿Tal vez también era más difícil investigar para los otros profesionales que lo hicieron antes que los fisioterapeutas?

      La falta de investigación en rehabilitación o en fisioterapia no es algo a nivel mundial, hay un gran problema local en España.

      • Un par de aclaraciones.

        Cyriax no enseñó a McKenzie. Cuando McKenzie empezó a preguntarse por qué una extensión mejoraba un dolor “radicular”, fue el modelo conceptual del disco el que más le cuadraba para explicarlo. Entonces, buscando información en aquel tiempo donde se negaba que el disco se moviera, encontró que Cyriax también hablaba del disco y su movimiento. No hay más relación entre ambos, ni ninguno se ha nutrido del otro.

        Por otro lado McKenzie, en España se ofrecía la formación a fisios y médicos, y algún médico vino, pero el interés es mayor entre los fisios. Si embargo, en todo el mundo el acceso es para fisios, médicos, osteópatas y quiroprácticos, en aquellos en los que estas disciplinas están reguladas.

        Evidentemente hay un equipo multidisciplinar, yo necesito que el médico me ayude con el diagnóstico, y bel médico me necesita con los tratamientos.

        España?, de eso se trata en este blog.

        Un abrazo

      • Arco, sobre la relación de Cyriax y Mcenzie en realidad lo que quería hacer ver es que hubo un momento en el que fisioterapeutas y médicos se respetaban mucho más y aprendían unos de otros. No quería discutir ese aspecto encuestión,ni defender a Cyriax ni nada por el estilo. Solo poner un ejemplo de un pasado en el que la fisioterapia sabía de donde provenía y quien reconocía a quien podía enseñarles algo. (Teniendo en cuenta que la escuela de fisioterapia más cercana está sustituyendo a médicos por fisios para dar clase: anatomía patológica la dará un FT en lugar de un anatomopatólogo, cirugía la dará un FT enlugar de un traumatólogo. Tres compañeras médicos rehabiltadoras lo dejan (a dos no les renuevan el contrato pese a tener 17 años de experiencia… todas sustituias por FT pese a tener doctorado yo otras cositas.

        Cyriax menciona a McKenzie en sus libros varias veces. Primero diciendo que Nueva Zelanda fué el primer país donde pusieron interés en su método de manipulaciones, lo que llevó a su mano derecha a dar unos cursos allí y entablar relación por carta con varios fisioterapeutas, entre ellos R McKenzie. También le vuelve a citar en sus libros directamente agradeciendole varias fotografías y párrafos de su libro, y atribuyéndo a McKenzie el desarrollo de algunas técnicas que Cyriax incluye. En el libro de diagnóstico también lo menciona varias veces con respeto. Por lo visto se respetaban mutuamente y aprendieron el uno del otro. ¿McKenzie nunca menciona a Cyriax?
        Cyriax sí nombra a sus alumnos, Kalteborn fué otro de ellos. También lo menciona en sus libros e incluye fotos y texto escritos por él.
        De todas formas no quiero ir al detalle sobre Cyriax, te repito que quiero ir al momento en el que los fisioterapeutas respetaban a los médicos hasta el punto de aprender de ellos.

        En una crisis de identidad hay varias preguntas:
        ¿Quien soy yo?
        ¿Donde estoy?
        ¿De donde vengo?
        ¿Hacia donde voy?

        De donde viene la fisioterapia lo responde la historia. Olvidar los orígenes en la medicina pero abrazar a amigos como la osteopatía puede ser parte de la crisis.

        Hacia donde voy lo responde la investigación.

    • ¿qué sugieres entonces?
      -¿La Cochrane tiene prejuicios contra el método Mckenzie?
      -¿La Cochrane esta sesgada en temas de fisioterapia o está en contra de la fisioterapia?
      Lo dudo mucho. No hay ningún complot de ese tipo.

      No sé con quien has hablado tú que pertenezca a la Cochrane o haga revisiones para ellos. Hoy por hoy son lo mejor que hay, lo más independiente e imparcial. Aún así han rectificado algunas veces, un signo mayor aún de su rigor.
      Ellos no van a ofrecer diagnósticos ni nada nuevo, tan solo revisan.
      Eso sí, sus revisiones tardan en hacerse mucho tiempo, y los temas se eligen en función de su interés para los revisiores y las colaboraciones. Tal vez alguien del método Mcenzie deba ofrecerse para hacer una revisión. También mirarán los conflictos de intereses. Si una empresa farmacéutica publica solo maravillas de su fármaco pueden estar interesados, y si una fundación que vende un método de fisioterapia es la única que investiga sobre él también puede tener conflicto de intereses.

      Las revisiones de la Cochrane son lentas, eso todo.

      En algo sobre lo que yo sé algo. En 2009 salió una revisión de la Cochrane sobre rehabilitación virtual en el ictus. Que yo sepa el tema se investiga desde al menos 1990,pero no había ninguna revisión de la literatura. El artículo lo firmaba precisamente una fisioterapeuta amiga mía:
      Judith E Deutsch, cuyo trabajo admiro (Por cierto, habla español perfectamente)
      Te recomiendo un vistazo a su biografía y currículum:
      http://meg.umdnj.edu/members/judithdeutsch.htm
      Por ejemplo es editor jefe de la revista Journal of Neurologic Physical Therapy (JNPT), indexada en Medline y directora del Research in Virtual Environments and Rehabilitation Sciences Lab. Fué investigadora post Doc (después de su tesis doctoral) en el NIDRR: The National Institute on Disability and Rehabilitation Research. Un sitio muy interesante que en EEUU existe desde 1978 y donde diferentes profesionales investigan en equipos multidisciplinares (una vez más). ¿Te imaginas un Instituto Nacional de Investigación en Rehabilitación en España donde trabajaran juntos médicos rehabilitadores, educadores especiales, PT, OT, Ingenenieros? Por favor… si el CGCFE se oponía a crear un área de conocimento de la rehabilitación en la universidad alegando que no habia investigación a nivel internacional, que no había una historia ni un cojunto de conocimientos. ¿Cómo íbamos a ponernos de acuerdo?

      Si hubiera mirado solo las bases de la Cochrane el año antes de esta publicación que te digo arriba podría haber tenido la misma reacción que tú: pensar que la Cochrane no presta atención a algo porque está sesgada o algo similar.
      Sospechar que la Cochrane no es imparcial es hilar muy, muy fino. .¿tienes más pruebas?

      Por otro lado fíjate que Judith es fisioterapeuta, y te digo que admiro su trabajo. ¿Conoces el trabajo de algún médico rehabilitador que te parezca bueno? Hay muchos médicos rehabilitadores a los que también admiro tanto como a Judith. Eso es respeto. ¿Cuantos fisioterapeutas españoles respetan el trabajo de algún médico rehabilitador?

      Asi lo decían en el fisioterapeuta digital:
      http://www.fisioterapiadigital.org/periodico/ampliar_consejo_general?id=654
      Mira el último párrafo
      “””””””Por otra parte, el CGCFE puntualiza que los titulados universitarios en fisioterapia disponen de una solidez formativa gracias a la existencia en las universidades españolas, desde el 25 de noviembre de 1986, del área propia de conocimiento en fisioterapia.
      La Universidad define como tal “a aquel campo del saber que incluye tres aspectos: primero, la homogeneidad de su objeto de conocimiento; segundo, tener una tradición histórica común; y tercero, que existan comunidades de investigadores nacionales o internacionales”. De esta forma, refuta que se precise un “área específica de conocimiento en rehabilitación”, como reclamó al Senado la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef).”””””””

      ¿Cómo podría proponerse en España hacer un NCMRR
      National Center for Medical Rehabilitation Research, multidisciplinar como el que en EEUU tiene más de 20 años con una fisioterapia que no reconoce a sus aliados y los combate.
      En investigación y fisioterapia en España muchos fisioterapeutas están escupiedo sobre sus propios pies: van a hacer barro en sus cimientos.

  85. Jo, y otra cosa, me dices “España?, de eso se trata en este blog” pero me citas investigación internacional del Mcenzie. ¿En qué quedamos?

    Vale, venga, España. ¿Sabes de algún método de fisioterapia español? Por ejemplo el método POLD:
    http://www.pold.es/
    En la web del método nos dicen esto:
    “”””Su realización se basa en la utilización de una movilización pasiva mediante un nuevo concepto “la Inducción Rítmica Resonante”, que lleva a los tejidos a un estado de “Plasticidad somática”, en donde es posible aplicar unas maniobras de “inducción Biomecánica” para la restauración biomecánica y regeneración tisular.””””

    A mí me suena a mezclar palabras que suenan muy bien como resonancia, plasticidad, regeneración tisular, biomecánica, inducción y ver qué sale.

    Esta técnica proporciona una herramienta muy eficaz para resolver la mayoría de las lesiones que se nos presentan en la consulta del fisioterapeuta, siendo fácil de aprender, y con una muy buena relación entre resultados e inversión de tiempo y economía para su aprendizaje.””””

    Hay cuatro cursos con dos niveles cada uno.., pero sirve para la mayoría de los casos

    No hay ninguna publicación científica sobre él excepto presentaciones en congresos, un DVD del método y un capítulo en un libro que lo menciona. Lo que sí hay son cursos por un tubo.

    Básicamente es como patentar un fármaco, venderselo a los despachos de farmacia y ponerse a utilizarlo antes de hacer un solo estudio sobre él.
    Puedes ver algunos vídeos por aquí:

    ¿Esa sería la investigación en fisioterapia que se hace en España? No quiero ofender, es un ejemplo tal vez muy malo.

    Hay otras cosa mejores como la Unidad de Investigación en Fisioterapia de la Universidad de Zaragoza: http://uif.unizar.es/ tienen cursos como uno de fibrolisis diacutánea. El articulo (uno) que encontrarás en Pub Med lo han escrito ellos. Es el masaje transveso profundo de Cyriax pero hecho con unos ganchos que en los cursos tambiénte venden. También tienes la AEFD – Asociación Española de Fibrólisis Diacutánea: http://www.fibrolisisdiacutanea.es También hay un libro sobre la técnica. La entidad que tiene registrada la Técnica según el Concepto de Kurt Ekman en España, solo ellos pueden hacerla y enseñarla. Otra de sus funciones es “”La denuncia de actuaciones en contra de la técnica tanto desde el punto de vista académico como profesional””. Supongo que se defenderán usando ganchos, deben ser peligrosos. Desde luego no pueden defenderse con artículos científicos porque solo tienen uno y lo han escrito ellos,no hay información independiente para contrastar. No entro a valorar si funciona o no funciona, solo a decir que venden el curso antes de haber probado si sirve o no.

    Bueno, creo que estamos de acuerdo en los problemas de los intereses crematísticos o pecunarios o algo así de muchos cursos de fisioterapia en España. Tal vez no merece la pena profundizar.

    • Qué te parece por ejemplo citar a van Tulder? Ese es alguien en la Cochrane no? Ah sí un capo.

      A él precisamente se le expuso en una conferencia internacional del Instituto McKenzie el tema de por qué no se tienen en cuenta los estudios y sin embargo sostienen ese diagnostic triage sin evidencia, se limitó a decir después de varios minutos de discusión por ambas partes a que el Instituto McKenzie de momento no era bienvenido a participar de las revisiones.

      Ron Donelson, médico que investigó el fenómeno de la centralización, fue el que más claramente y enérgicamente se enfrentó, explicándole de forma científica el porqué sí podían estar, y lo inútil de su postura sin evidencia, a lo que van Tulder respondión basándose en un estudio reciente que no mostraba eficacia superior del método, estudio que por cierto se presentaba en esa conferencia y se echó abajo en su exposició por su errónea premisa de no actuar con una muesra homogénea (cosa que ya hemos comentado). Por cierto, que van Tulder casualmente estaba en esos momentos realizando un estudio con la autora.

      Evidentemente es necesario que alguien vele por los intereses de que los estudios tengan un rigor, pero quién elige a esta gente? Yo de momento por lo que he visto y oído, el rigor, de momento no lo he visto. Y hablo a nivel personal.

      En España, bastante tenemos con incorporar nuevas formas de fisioterapia como paa exigir ya, rigor científico. Poco a poco. Pero lo que se investiga fuera en fisioterapia, también se puede acoplar a España, por lo tanto no hay urgencia de investigación, puesto que se sigue haciendo en el mundo y tenemos acceso a ellos. Pero creo que sí hay una urgencia en formación investigadora, sobre todo para reconocer lo bueno de lo menos bueno, y a partir de ahí, comenzar a investigar.

      Efectivamente, lo del tema pecuniario es mejor no tocarlo, porque ya lo hemos hecho patente en bastantes ocasiones y está claro, pero sería conveniente aclarar que eso existe en la medicina, en la cochrane y donde haga falta. Aquí no se libra nadie. No creo que muchos hagan las cosas de forma altruista.

      Un abrazo

  86. Y por separarlo del comentario anterior, ya que nombras el método POLD (que no conozco), qué te parece a tí el método Kovacs. Por cierto que Francisco Kovacs ha formado parte de del comité de las directrices europeas de dolor lumbar, nada más y nada menos que en el departamento científico, como vicepresidente, justo por debajo de van Tulder. Uhmmmm! No sé si eso es rigor, o es por sesgo por mi parte, que a lo mejor lo es.

    http://www.backpaineurope.org/web/html/m_committee.html

    No te parece samfrado que la prostitución llega a todos los sitios, o alguien que pone grapas en la espalda para quitar el dolor se basa en “sus” directrices, o es que la evidencia de sus estudios es abrumadora y no te digo de sus estudios. Por qué no están todos poniendo grapas?

    No sé, yo la verdad es que todo esto me confunde, o no? Bueno no lo sé?

    Voy a tomarme una cerveza y a bañarme en la playa que eso empíricamente está demostrado que vale para todo.

    Un abrazo

  87. Entoces sostienes que la Cochrane tiene algo contra un método que te gusta como es el de McKenzie. Me parece arriesgar demasiado. Todas las instituciones las forman personas, y todas las personas son corropibles o pueden equivocarse. Sin embargo la Cochrane es la institucion de medicina basada en la evidencia más respetada. ¿Por qué piensas que no quieren hacer una revisión sobre el método McKenzie o sobre la centralización?

    Yo no sé demasiado sobre el tema en cuestión, pero no creo que tengan nada en contra de nadie. Simplemente no pueden fiarse solo de investigaciones hechas solo por quienes tienen interés comercial en lo revisado. Hacen falta investigaciones independientes, y un volumen suficiente como para que merezca la pena hacer una revisión. La Cochrane es lenta, no creo que tengan nada en contra.

    El método de las grapas de Kovacs estaba desarrollado con investigaciones bien hechas. De todas formas Kovacs ahora mismo es mucho más que eso. La Fundación Kovacs no tiene nada que ver con el tema de las grapas, y todo eso ha quedado bastante atrás. No lo voy a defender. Al final no valoras el método POLD, método español de fisioterapia. Ni la Unidad de Investigación en Fisioterapia. ¿Tienes algún ejemplo de investigación en fisiterapia español más?

    Es importante porque la investigación te dice hacia donde vas. Una de la preguntas clave en una búsqueda de la identidad.

    Decir que no hace falta investigar en España porque se pueden importar los métodos de otros países es, desde mi punto de vista, bastante retrógrado. De hecho recuerda a la frase más retrógrada de todas en investigación en España, citada en muchas partes como símbolo del retraso de nuestro país:

    “”””¡¡QUÉ INVENTEN ELLOS!!
    Miguel de Unamuno. http://es.wikipedia.org/wiki/¡Que_inventen_ellos!

    Estas ideas las mostró Unamuno en un diálogo entre dos personajes en una de sus obras:
    “””””ROMÁN.- Inventen, pues, ellos y nosotros nos aprovecharemos de sus invenciones. Pues confío y espero en que estarás convencido, como yo lo estoy, de que la luz eléctrica alumbra aquí tan bien como allí donde se inventó.

    SABINO.- Acaso mejor.”””””

    ARCO dijo:

    “””En España, bastante tenemos con incorporar nuevas formas de fisioterapia como paa exigir ya, rigor científico. Poco a poco. Pero lo que se investiga fuera en fisioterapia, también se puede acoplar a España, por lo tanto no hay urgencia de investigación, puesto que se sigue haciendo en el mundo y tenemos acceso a ellos.””””

    ———————————————————————————

    Mira, te muestro un buen ejemplo de investigación española con una fisioterapeuta, amiga mía, como segunda firmante:

    http://www.jneuroengrehab.com/content/8/1/7
    Pero insisto en las cuestiones, los otros firmantes son: un médico rehabiltiador, tres ingenieros y una licenciada en ciencias del deporte. Es decir: un equipo que se respeta mutuamente y trabaja unido.
    Y también un equipo que utiliza tecnología para poder medir variables de forma objetiva. En este caso marcadores de movimiento para analizar la marcha de un grupo de pacientes concreto.

    Frente a esto veo una fisioterapia que quiere estar aislada y está enfrentada con otras profesiones, no quiere tener que ver nada con ellas, trata de echarlos de sus escuelas, no quiere colaborar en investigación en equipo si no es la protagonista única, y rechaza la tecnología. ¿Estoy muy equivocado?

    _________________________________________________

    Un ejemplo de mala investigación, o de mal periodismo científico en España:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/06/piercings-osteopatia-y-tonterias.html

    _________________________________

    Algunos ejemplos de proyectos españoles de investigación en rehabilitación, donde también trabajan fisiterapeutas:

    1-Proyecto Rehabilita e-cenit, 15 millones de euros de presupuesto:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/02/innovar-en-rehabilitacion-el-cambio-que.html

    2-Un proyecto de Telefónica, RehabiTIC:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/07/rehabitic-un-proyecto-de-telefonica.html

    3-HYPER: Un proyecto español de tecnología de la rehabilitación con 5 millones de euros de presupuesto.
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/05/el-hospital-de-paraplejicos-de-toledo.html

    4- TOYRA. un proyecto español de tecnología de la rehabilitación donde han trabajado también terapeutas ocupacionales con 4 millones de euros de presupuesto:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/07/toyra-terapia-objetiva-y-rehabilitacion.html

    5-Tratamiento 2.0, un proyecto de 8 millones de euros de tecnología de la rehabilitación donde también trabajan fisioterapeutas:
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2010/03/tratamiento-20.html

    6-Un robot para rehabilitación español desarrollado en España, y con la colaboración de fisiterapeutas de Aspaym. http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/08/un-robot-para-rehabilitacion-en.html

    7- Un curso de innovación en rehabilitación con nuevas tecnologías (Salamanca) donde fisioterapeutas norteamericanos darán algunas charlas para médicos rehabilitadores, ingenieros y fisioterapeutas (si se apuntan):
    http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/07/curso-de-nuevas-tecnologias-en.html

    De acuerdo, es solo de cosas que me gustan a mí, pero sí hay investigación española que es importante para el futuro de la fisioterapia. Hay fisioterapeutas haciéndola, pero no parecen tener tanta repercusión como un nuevo curso de kinesiotape nivel III para el colectivo.

    Sin duda los avances en biomedicina cambiarán la fisioterapia. Océnao hablaba de avances que cambiarían indirectamente la forma de hacer las cosas. Puede que las prótesis de rodilla del futuro sean distintas y cambie el protocolo de fisioterapia, o los tiempos de actuación. Pero es algo indirecto, no cambia la fisioterapia en sí. Se harían cosas parecidas y con los mismos medios. Sin embargo sí hay otros avances que cambian drásticamente la forma de entender la fisioterapia y que pueden contestar a la pregunta “¿hacia donde voy?”.
    La fisioterapia española, ¿Deja cabida para la tecnología o continúa siendo solo manual y hecha de palos, pelotas y espadadrapo??
    ¿Va hacia un enfoque más científico o seguirá anclada en un pasado artístico con evidencia basada en la experiencia propia? ¿Está preparada la fisioterapia española para abandonar algunas técnicas si resultan fallar en su validación científica o directamente cada uno se aferrará al método por el cual ha pagado y al cual ha dedicado años de estudio? Si la Cochrane no da la razón a lo que esperamos y deseamos oír: ¿es la Cochrane la que se equivoca o soy yo el que quiero creer en algo pese a lo que digan?

    No hay nada más doloroso en investigación que ver cómo unos feos datos destruyen tu preciosa teoría, pero no hay nada más ridículo que seguir anclado a tu teoría cuando ya los datos te dicen que debes abandonarla. Aveces se dedican años a intentar demostrar la validez y la utilidad de algo en lo que deseas creer, sin embargo la verdad debe prevalecer. Es la ciencia y no la fé en lo revelado la que nos acerca más a la verdad.

    • Estimado Dr Franco,

      De tus palabras, en varios post de este blog, se deduce que lo que te desagrada de la fisioterapia en España es que no cuente con la medicina y en concreto con la especialidad en medicina física en su evolución, que si bien es manifiestamente mejorable en numerosos aspectos como críticamente analizamos aquí, es bastante imparable.

      Dr Franco, después de leerte con mucha atención, y aunque no te falta razón en casi ninguna de tus aseveraciones, te comento que no puedo evitar sentir la impresión de que de tus palabras se colige que la fisioterapia en España es una especie de hija pródiga que, después de una etapa de rebeldía, ha de volver a los brazos amorosos y la vereda de papá rehabilitador. Un lugar del que nunca debió salir y donde se la puede controlar. Porque parte de la inquietud de los rehabilitadores con los fisioterapeutas tienen mucho de lucha de poder. Porque la fisioterapia y hablo de la formal y no de la esotérica, tal y como está ahora, es difícil de controlar por los especialistas: está empezando a desarrollar tal especificidad, que sencillamente no la entienden. Y además, está empezando a desarrollar metodologías donde el propio fisioterapeuta es capaz de gestionar toda la evolución de la condición. A lo mejor eso es lo que molesta. Ya sabes que opino que el Rehabilitador tiene su papel fundamental en determinados cuadros clínicos y contextos hospitalarios, pero si piensas que una fisioterapia que no deja lugar al Rehabilitador para otras muchas condiciones es para ti una hija pródiga rebelde y descarriada, estás equivocado en tu planteamiento. Si también piensas que padece del síndrome Freudiano de ganas de matar al padre, vuelves a errar. Te puedo asegurar que el penúltimo sitio a donde se refiere la Fisioterapia es a la Medicina en Rehabiltación… (que casi el 80% de los profesionales sencillamente ni conoce)

      La fisioterapia, si algún día la tuvo, ya no necesita la tutela de ninguna especialidad médica; se debe entroncar como no puede ser de otra manera en la Medicina Oficialista y puede ser considerada como marca (“fisioterapia”) hasta una prescripción médica si quieres, pero por encima de eso es una profesión AUTÓNOMA, Dr Franco. Esto significa que, más que ahijarse de nuevo a la Medicina, como mucho ha de hermanarse con ella. Y hago hincapié en el matiz semántico, pues es muy importante: aunque en el mundo hospitalario las Jerarquías son las que son, a nivel de respeto profesional debería darse una situación consideración hacia la figura del fisioterapeuta que, desgraciadamente en su gremio, no se da.

      Y ahora te pongo la pelota en tu tejado, Dr Franco. Dime con franqueza, ¿qué reflexiones se mueven en el seno de tu especialidad? Se les agradece la crítica, paternalista o no, a la fisioterapia, pero antes de mirar la paja en el ajeno, pregúntense cuál es su peso real en la sociedad a la que se deben. Pregúntense qué soluciones aportan a los problemas de los ciudadanos; si están abiertos al cambio o por el contrario bien resguardados en sus atavismos. Pregúntense por qué cada vez más los ciudadanos acuden a servicios de fisioterapia prescindiendo del rehabilitador, pregúntense por qué se cuestiona incluso la presencia de rehabilitadores en muchos servicios o por qué apenas existen en Hospitales privados o en general en la medicina privada (al contrario que las demás especialidades clínicas en medicina). Pregúntense en definitiva, por qué los usuarios apenas no saben qué es un médico rehabilitador (pregunta muy muy frecuente en la consulta y la hablo de la privada…), lo que conocen de él es poco más que una especie de intermediario que retrasa la visita del fisioterapeuta y sin embargo, cada vez más se tiene más conocimiento y aprecio de lo que es un fisioterapeuta. La respuesta de que Uds son pocos no me vale: no son menos que en otras especialidades y sin embargo, nadie osa prescindir ni discute la figura de un endocrino, un pediatra o un dermatólogo. Por otra parte, la participación de los Rehab en nuestra ciencia común tampoco es tan grande…te puedo asegurar que no tengo constancia de estar aplicando o aprendiendo NINGUNA metodología o técnica desarrollada por Rehabilitadores en mi práctica clínica diaria. Y los pacientes salen adelante.

      Entonces quizá, antes de ver en la fisioterapia esa oveja descarriada que ha de volver al redil, la vean como una disciplina hermana de la que también, a pesar de sus imperfecciones, haya mucho que aprender. Como nosotros los fisioterapeutas tenemos mucho que aprender de la Gran Medicina, con mayúsculas.

      Sigo pensando que el trabajo conjunto no sólo es posible, sino deseable

      Un abrazo!

    • Dr Franco, haces mucho hincapié en el método POLD. Personalmente no conozco más que aun par de personas formadas en él. Ese método, que aunque seguro no está fundamentado de manera correcta a nivel teórico, debe tener sus aciertos a nivel clínico, hay que entroncarlo en su momento histórico y en una zona geográfica concreta, nada más; aún así, te puedo asegurar sin casi temor a equivocarme, que actualmente debe ser la penúltima de las inquietudes formativas de la mayoría de los fisioterapeutas de gran parte del país.

      ¿Tecnología sí o no? Ya te dije: mientras dé los resultados del Lokomat, no. Pero claro que estamos abiertos si se diseñan ingenios con una buena relación calidad/precio para el tratamiento de las condiciones comunes que se ven en las consultas de fisioterapia. La fisioterapia española puede tener muchos defectos por bisoña, pero precisamente esa juventud de espíritu le da flexibilidad. Fíjate en la evolución académica de estos últimos años. No entiendo por qué con la tecnología, si ésta es útil y resolutiva habrá de ser diferente. Pero insisto: debe dar solución a problemas REALES que se ven en consulta. Mientras tanto, seguiremos con nuestros palos, pelotas, camillas, esparadrapos y colchonetas pautando ejercicios…pero siguiendo invirtiendo miles de euros -pagados de nuestro bolsillo, ojo- en la mejor FORMACIÓN posible para saber DIAGNOSTICAR (diagnóstico de fisioterapia, se entiende) y desde ahí saber PENSAR qué hacer y cómo RESOLVER en el menor número de sesiones posibles, los problemas de nuestros conciudadanos.

      Un abrazo!

  88. COMENTARIO ESCRITO POR D MIGUEL VILLAFAINA MUÑOZ Y TRASLADADO A ESTA SECCIÓN POR PETICIÓN PERSONAL AL EDITOR DE ESTE BLOG.

    “Crisis de identidad

    Después de leer las reflexiones sobre los “quiroprácticos”, que recientemente ha salido a los medios por las razones conocidas, seguí adentrándome en diferentes temas del blog y me llamo la atención el amplio debate sobre la “crisis de identidad” y las diferentes aportaciones, aunque parece que en los últimos comentarios se le pierde la pista y se abordan otros temas.

    No puedo ocultar mi onda preocupación porque ya metidos en el siglo XXI aun mantengamos un debate que fue muy amplio en el siglo anterior. Ya veo que este tema quizás no fue cerrado con los suficientes argumentos que desterraran la duda. Culpa de las Facultades /Escuelas. De las Asociaciones Profesionales. De los Colegios. De otros. Todos tenemos la culpa seguro. Mejor, como dije mas arriba, es que seguimos manteniendo este acertado e importante nivel de critica, incluso ya abro este segunda intervención contradiciéndome, pues personalmente mantengo una cerrada y testaruda critica eterna.

    Me gustaría antes de seguir comentaros que yo soy uno de esos carrozas o dinosaurios de los que tenéis la esperanza de que se vayan diluyendo para que determinados conflictos interprofesionales desaparezcan. Quisiera no justificarme, pero si aclarar que pesa a mi edad, relativamente avanzada, mantengo mi espíritu joven y sobre todo hace años que encabezo un movimiento que nos lleve “hacia una fisioterapia avanzada” que trata de desbancar viejos criterios profesionales y también viejos resabios que generan desencuentros con otras profesiones de la salud. En cualquier caso, sigo siendo fiel a mi ética profesional que nos exige estar actualizados y seguir los avances de la disciplina, como tan bien nos lo exige la sociedad y los ciudadanos que la componen a los que nos debemos y no podemos engañar, ni defraudar. Ello es extensible obligatoriamente a todas las profesiones.

    Soy un testigo “vivo” de la evolución de la Fisioterapia en España y gran medida uno de sus protagonistas, ya que desde que empecé a estudiar Fisioterapia en 1966 sentí un compromiso con esta disciplina que aun no ha finalizado. En aquella época sufrí una importante crisis de identidad, que incluso me llevo a pensar en abandonar a favor de la Enfermería, Medicina, Psicología o Bellas Artes, de las que inicie estudios concluyendo algunos.

    Fue Manuel, un enfermo con hemiplejia derecha, el que me saco de dudas y me hizo entender cual era la senda que tenia que seguir para despajar tal incógnita. Manuel fue mi primer paciente y mi debut como profesional, no podía mover ni su brazo ni su pierna, ni podía hablar, ni caminaba y era incapaz de desarrollar cualquier actividad de la vida diaria. ¿Qué hacer? Entonces no había referentes de compañeros entendidos, ni otros profesionales sanitarios. Había poca bibliografía y solo sospechas de que en algunos países (no se si avanzados o no) se hacían cosas importantes con estos pacientes. No había Internet, ni revistas, ni artículos que pudiera encontrar, ni libros, ni colegios profesionales, ni asociaciones científicas, ni foros, ni blog. ¡Ah¡ solo había una cosa: mi firme y decidida voluntad de aprender y ayudar a Manuel a que fuera menos dependiente. ¿He dicho menos dependiente? Esta primera competencia empezó a ser la clave para ir despejando mi crisis de identidad.

    Elabore un diario (que aun conservo) y en el recogía todo lo que sucedía cada día. Mis miedos, mis avances, los de Manuel, las estrategias terapéuticas que seguía, mis decepciones, mi falta de fe. ¿Pero como una persona en estas condiciones podía volver a caminar, a moverse, a vestirse y tantas cosas con Fisioterapia? Ya no había medico que opinara (su trabajo había concluido y Manuel vivía, aunque con severas secuelas) ni fármacos milagrosos, ni exploraciones nuevas, solo Fisioterapia y que Dios reparta suerte. En mi época de estudiante no vi ningún hemipléjico, porque no se trataban, y fui el primero que promovió en mi Hospital la posibilidad de que estos pacientes se trataran con Fisioterapia. No había entonces neurólogos y el responsable era un cardiólogo que me ayudo mucho.

    Pronto aprendí de que la severidad de las secuelas afectaban psicológicamente a el y a su familia. También había creado un problema social importante, porque Manuel trabajaba por cuenta propia y los únicos ingresos eran los suyos. Me di cuenta que esos problemas ajenos a los somáticos eran importantes y encontré un vacío significativo en las respuestas necesarias para crear un entorno favorable y esperanzador que aliviara los desajustes psicológicos y sociales (de los cuales era imposible liberarme por el trato diario). Mi presencia diaria con el paciente y familiares estaban generando una relación en donde veían en mi profesionalidad su futuro y su esperanza. La estabilidad y seguridad familiar y su proyecto de vida estaban condicionados a su futura posibilidad de reincorporación al trabajo.

    Mis dudas cada vez eran menos y adivine que la Fisioterapia tenia necesariamente que tener un enfoque holístico porque no podemos ser ajenos a otras problemáticas no somáticas, como todos los profesionales de la salud, porque esta claro que somos seres biopsicosociales. Sabéis muy bien que desgajar esta “mandarina” es imposible y sin querer nos tenemos que sentir implicados y, además, es bueno y necesario.

    Mi incertidumbre iba despejándose y ya sabía que como profesional de la Fisioterapia tenia que contribuir a disminuir la dependencia y que en mi enfoque terapéutico no debía olvidar otros aspectos que acompañaban a Manuel como los desajustes psicológicos (depresión en este caso) y la incertidumbre sociolaboral, dándole un contenido holístico.

    Viaje a diferentes países y hospitales becado por la Universidad y mi Hospital y poco a poco me fui “cargando” de conocimientos que aplique a Manuel. El no mover el miembro inferior significaba que había perdido esa capacidad y por tanto la posibilidad de integración a determinadas funciones como andar o correr. Pronto sume a mis competencias el contribuir a mejorar las capacidades perdidas (movimientos normales) que diera lugar reestablecer las funciones del miembro inferior (andar, correr, ascender / descender escaleras, etcétera). También a disminuir un dolor que tenia en el hombro afectado con diatermia alternando con crioterapia.

    A Manuel se le hacia un tratamiento postural y se cuidaba su capacidad respiratoria. Se le confeccionaron férulas posturales (que es competencia nuestra y que nada tiene que ver con las que hacen las Terapeutas Ocupacionales que van destinadas a suplir un déficit). Enseñe a mi paciente los problemas básicos de su enfermedad y a sus familiares a aprender a vivir con un hemipléjico con secuelas severas y afásico, asesorando sobre instrumental básico que deberían tener en su hogar. Manuel mantuvo un brazo poco útil aunque se ayudaba para tareas poco complejas y en enseñe a los familiares a prevenir retrocesos.

    La historia resumida de Manuel me acompaño en este viaje de “crisis de identidad”, que me llevo a confirmar que la Fisioterapia no tiene porque generar estas tentaciones porque tiene claramente definidas hacia donde deben orientarse sus atribuciones o competencias. He destacado de forma poco ordenada y secuencialmente algunas de estas competencias ya visibles en 1966, tales como disminuir la dependencia, atender otras necesidades biopsicosociales, mejorar las capacidades funcionales perdidas, restablecer o reeducar funciones propias de cada miembro, medidas contra el dolor, cuidar la postura, elaborar férulas, cuidar la capacidad respiratoria, enseñar y prevenir. Y porque no, decirle a Manuel que no fume porque daña su salud (era un gran fumador), lo cual hacemos como agentes de salud que somos, sanfrado, y debemos contribuir a mejorar la salud del ciudadano como todos los profesionales de la salud. Y toda esta aportación para mejorar la salud de este paciente fue mi primer contacto, fuera del entorno académico, con los agentes y medios físicos.

    Para terminar la historia de Manuel, comentaros que consiguió una marcha independiente con ayuda técnica, no recupero los movimientos finos de su mano y los que conservaba en hombro y codo le servían de ayuda, adquirió bastante independencia en las tareas básicas de AVD, no hablaba y no volvió a trabajar. Su hija (chica muy lista) se hizo cargo del negocio del padre y este volvió a sonreír. Me lo encontraba alguna que otra vez en el estadio del Betis y se que hace años que falleció (con 85 años). Mi diario sobre Manuel termino diciendo: “Gracias a el voy a ser fisioterapeuta”.

    Todo esto también me debe llevar no solo a trasladaros como fui descubriendo el papel de nuestra disciplina en el proceso de salud y enfermedad, sino a reflexionar que hubiese sido de este paciente si la Fisioterapia no hubiera intervenido contribuyendo con otros profesionales en el proceso de atención sanitaria. Seguramente hubiese fallecido pronto, no sin antes a ver dejado a una familia destrozada por el sufrimiento del ser querido y romper su proyecto de vida. El paciente no hubiese andado y se llenaría de grandes secuelas ortopédicas, escaras, problemas orgánicos y vasculares, que también hubiesen dejado atrás un importante gasto a las arcas del estado y a su familia. De esto seguro que sabe bastante Arturo Goicoechea porque también vivió aquellos momentos.

    Fue en 1968 cuando tome contacto con los lesionados medulares (se utilizaba mucho la palabra mielolesos) aunque ya había visto en el Hospital donde estudie un caso de una señora que falleció muy pronto, una patología que dejaba unos estragos tremendos. Me impresionó de manera indescriptible. El lugar fue el Hosp.Virgen del Rocío de Sevilla donde se crea esta Unidad de Lesiones Medulares, que llego posteriormente a ser una Unidad de gran prestigio, donde conocí estas tremendas patologías. Forme enseguida parte del equipo de profesionales los atendían y los primeros enfermos que nos llegaron (en total 35) se ingresaron y en la condiciones que venían eran increíbles. Grandes escaras malolientes en sacro, trocánteres, tobillos, zona occipital y en otras zonas menos frecuentes. Problemas ortopédicos inmisericorde con retracciones y bloqueos articulares transformados en anquilosis con hombros que era imposible de movilizar incluso para la higiene de la axila. Fijaciones de caderas, rodillas y equinos irreductibles. Troncos sin posibilidad de mínimo movimientos. Afectación de órganos como ap. respiratorio, osteoporosis de caballo, vascular y renal. Me impresiono un chico muy joven que hubo que amputarle el pene porque una sonda que traía había tomado cuerpo y no había forma de quitarla.

    Comprenderéis que aquí había poco que hacer aunque alguno mejoro. En general, la vida de estas personas fue muy corta, porque las secuelas ya no tenían solución. De todos estos primeros enfermos que nos llegaron aprendí dos cosas fundamentales. La extensión de la lesión del lesionado medular que acompañaba todo un cortejo de problemas biopsicosociales y la enseñanza que recibí de los familiares que cuidaban a estos pacientes (hoy cuidadores) que fue fundamental para mi formación por su tremenda humanidad y conocimientos naturales.

    El debut con estas patologías fue mi confirmación como profesional de la Fisioterapia porque rápidamente me percate del importante papel que podía jugar nuestra disciplina con estos pacientes como así fue. Los pacientes que nos llegaban nuevos ya no tenían escaras (era entonces un papel muy importante de los fisioterapeutas el buscar formulas posturales para evitarlas), no le permitimos que tuvieran problemas ortopédicos y aprovechábamos y rentabilizábamos al máximo las capacidades residuales para conseguir la máxima autonomía y disminuir la dependencia mejorando su calidad de vida.

    Ni que decir tiene las importantes competencias de la Fisioterapia en estos pacientes sociosanitarios, porque dada vuestra formación no es necesario mas. Esto lo que hizo fue confirmar mas profundamente que nuestra disciplina tenia un especio importante en el concierto sanitario y despeja dudas sobre mi crisis de identidad. Como reflexión, mantengo que a igual que en las ACV la Fisioterapia en estos pacientes adquiere un protagonismo de primer orden, sin menospreciar, como no puede ser de otra manera, el importante papel de los demás profesionales (sobre todo médicos y enfermeros), no olvidando que antes de que la Fisioterapia se configurara como profesión había médicos y enfermeros (entonces ATS) y se morían los enfermos mielolesos y cuando llego la Fisioterapia las cosas cambiaron. Me acuerdo en una clase de Patología Quirúrgica que el Catedrático decía que los lesionados medulares no duraban más de un año y a un alto precio. También decía que había unos atrevidos en el Hosp. Virgen del Rocío que hacían unas curaciones milagrosas empleando Fisioterapia entre otras medidas. Cuando me han invitado alguna charla sobre lesiones medulares y he dicho esto médicos y enfermeros me han tirado tomates (¡y no nosotros que¡ ¡y nosotros que¡) porque comprenderéis que exagero ¿no te parece sanfrado?, pero personalmente entendi que nuestra disciplina tenia un importante espacio en este proceso.

    Para que no me eche de su blog Océano Mar termino amenazando que seguiré y comentado mi visión de hacia donde camina la Fisioterapia despejando algunos interrogantes (siempre desde la reflexión y la humildad)

    Miguel Villafaina Muñoz”

    • Señor Villafaina, su relato es muy emotivo.
      No me parece exagerado decirlo: antes de los tratamientos actuales los lesionados medulares se morían en un 90% de las veces. Lo que les salvó en realidad fué el enfoque terapeútico del señor Guttman. Lo que les mataba era la retención de orina. Lo que les salvó fueron los sondajes vesicales. Lo que les complicaba la vida eran las escaras, lo que lo solucionó fueron los cambios posturales cada 3 horas. Guttman era un médico militar y podia ordenar que le dieran la vuelta a todos los lesionados medulares del pabellón, cuando terminarón de hacerlo habian pasado 3 horas y les dijo: ahora vuelta a empezar. Demostró que eso reducía la incidencia de ulceras y así se quedó en 3 horas. No por una decisión deliberada sino porque era el tiempo que tardaron en hacerlo. Para todos los médicos anteriores a Guttman la lesión medular era como usted la cuenta: muerte, secuelas, sufrimiento. El primer centro del mundo de tratmiento de lesionados medulares lo fundó el Dr Ludwing Guttman en 1946, se llamaba Stoke Mandeville.
      http://www.guttmann.com/index.aspx?idCurs=&idFormulari=&idDetall=&idioma=es&opcio1=1&opcio2=13&opcio3=131

      ¿No le suena también Howard A Rusk? El llamado “padre de la rehabilitación médica”
      ¿Estudian historia de la fisioterapia como algo aislado por completo de la medicina? Y en su caso, ya que vivió algunas cosas: ¿qué médicos llevaban la planta de medulares donde ustéd trabajó?

      En 1965 se abrió en España la clínica Guttman donde se empezaron a tratar lesionados medulares de la misma manera que en Inglaterra Guttman. También entre los 60 y los 70 se empezaron a hacer unidades en otros hospitales. Creo que anteriores a los 60, del 49 o así había una unidad de medulares en Asturias también, puedo buscarle los nombres de los médicos fundores en el libro de historia de la Rehabilitación médica de Climent Barberá si quiere más datos, lo que recuerdo es que un médico español viajó pagado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas para conocer qué estaba haciendo el Dr. Guttman, no recuerdo el nombre pero también es uno de los fundadores de la Sociedad Española de Rehabilitación y de los percusores los cursos de fisioterapia para enfermería.
      Más tarde también se abrió el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, (creo que en 1975) Precisamente allí trabajé en proyectos de investigación con terapia con realidad virtual y robótica y como médico rehabilitador. (En la clínica Guttman, o mejor dicho en el instituto también trabajan muchos médicos rehabilitadores y tienen líneas de investigación similares (en las que también trabajan fisioterapeutas: robótica, realidad virtual, implantes electrónicos. Nada que no se haga también en otras partes del mundo. Uno de los debates internos en la rehabilitación es si es mejor la unidad de rehabilitación de medulares pequeña dentro de un servicio de rehabilitación o los grandes hospitales monográficos como estos, que se plantean como algo más pasado o que debe reconvertirse para atender a otro tipo de pacientes como los de daño cerebral. Como curiosidad una de las rehabilitadores de Guttman es la madre de Piqué el futbolista. También en los 70 se formó la Sociedad Española de Paraplejia, filial de la SERMEF. Su congreso anual se hace en conjunto con la sociedad de enfermería de los profesionales que tratan medulares, la ASELME. Toledo, Guttman en Barcelona y la SEP son hitos en el desarrollo de la rehabilitación en España. El propio Guttman estuvo en España para fundar estos centros o para apoyar a la SEP. Por cierto el Dr Forner, ya jubilidado, fué el primer presidente de la SEP, su hijo es ingeniero biomédico y trabaja en robótica aplicada a la rehabiltiación, una casualidad curiosa.

      En mi caso el paso por Parapléjicos de Toledo como residente también marcó mucho mi dedicación. De hecho después mi primer trabajo tras la residencia fué allí como becario de investigación primero y como médico rehabilitador en la planta después.
      Antes habia hecho mi suficiencia investigadora en neurociencias sobre reparación del nervio periférico en ratas usando matrices nanotecnológicas de materiales reabsorbibles y células madre de bulbo olfatorio. No se trata solo de que los pacientes sobrevivan sino de intentar que vuelvan a andar.

      Quería hacer algo por mis pacientes que no se hubiera hecho ya. (todo lo que ya se ha hecho antes te lleva a los mismos resultados, y desde luego los pacientes con lesión medular completa siguen sin caminar desde que el Dr. Guttman hizo algo que no se había hecho antes de esa manera: salvarles la vida. Así les pregunté qué querrían. Me dijeron que se aburrían cantidad tumbados boca arriba durante los meses de consolidación de la fractura, que les gustaría jugar a videojuegos, que no podían cambiar el canal de la tele (Lesión medular cervical, tetraplejia), ni leer libros Así mi primera búsqueda fué tecnología que permitiera jugar a videojuegos con una movilidad muy reducida en brazos o solo con la cabeza y boca. Tecnología que permitiera utilizar al tele, la radio y leer libros o mejor aún todo esto através de un ordenador. Gracias a este trabajo después me ofrecieron una beca para desarrollar un sistema de terapia con realidad virtual. Se trata de mejorar la motivación, evitar el aburrimiento y la desidia de meses apilando cubos de madera y haciendo los mismos ejercicios. Esto llevaba a la nesidad de reproducir la terapia de forma virtual y a la posibilidad de poder hacerla después a distancia, en casa, delante del ordenador. Había que evaluar las terapias existentes para desarrollar los mejores ejercicios y además convertirlos en algo parecido a videojuegos. Sin embargo siguen siendo los mismos ejercicios, los resultados serían similares. Se trataba de medir esos resultados de la forma más objetiva posible.
      Uno de los investigadores de Toledo y una médico rehabilitadora que trabaja allí en reparación neuronal e ingeniería tisular con un gran investigador (Jorge Collazos) me planteaban dedicarme a investigación sobre estos temas. Fué muy tentador. Mis pacientes, mis amigos con lesión medular siguen sin poder andar pese a los progresos de la fisioterapia y de los tratamientos de rehabiltiación al uso.
      Otro de los enfoques que parecía ofrecer una solución más rápida eran los implantes electrónicos y la robótica. Así atendí a reuniones con el GIB (Grupo de Ingeniería Biomédica) del CSIC (Consejo Superior de Invesitaciones Científicas) Estas reuniones finalmente terminaron en el proyecto HYPER, que tratará de desarrollar bioprótesis robóticas hibridas para lesionados medulares y en el que participan los grandes centros de lesionados medulares y varias unidades pequeñas de hospitales además de ingenieros del GIB-CSIC. No es algo raro en todo el mundo y son investigaciones en las que también participan fisioterapeutas (lo único que digo es que en España a la mayoría de los fisioterapeutas esto no les dice nada porque su situación laboral está lejos de la discapacidad física grave y más cerca del dolor crónico).. No es tampoco la primera vez, ni la primera década, ni el primer siglo en que se intenta utilizar electroestimulación funcional o ortesis mecanizadas para devolver la movilidad a pacientes con lesión medular u otro tipo de parálisis. Aún no se ha conseguido, igual que antes de los Hermanos Wright no se había conseguido el sueño de volar. Puede ser un sueño, pero es el sueño con partes de realidad que más nos acerca a ayudar aún más a estas personas.
      Aún me quedan 35 años como médico rehabilitador, salvo que el CGCF consiga promover que la especialidad desaparezca o algo similar. Y también a mis pacientes primeros con lesión medular les quedan muchos años de vida. Hablo de chicos de 20,30, 40 años, ustéd lo sabe tan bien como yo.
      No hablo de robots que hacen ejercicios de rehabilitación. Estos tal vez lleguen a igualar los resultados de la fisioterapia hecha con humanos y aportar un poco de luz sobre la mejor forma de hacer las cosas ya que han revitalilzado la investigación en neurorehabilitación. Hablo de robots para llevar puestos, de implantes electrónicos implantados o para quitar y poner como una ortesis que puedan devolver la movilidad a personas con parálisis. Es el gran sueño de muchos y la gran piedra angular de la rehabilitación. Otros enfoques son fármacos neuroprotectores, células madre, implantes de matrices reabsorbibles y factores de crecimiento neuronal.

      Hace unos meses me habían invitado a dar una charla sobre estas tecnologías,era para fisioterapeutas en una Universidad de Madrid. También doy clases en un master para ingenieros sobre tecnlogía de la rehabilitación. Desde la organización me dijeron que me limitara a tecnología barata, después que me limitara a tecnología que pudiera utilizar un fisioterapeuta en su clínica privada y dos días antes de la conferencia que no fuera a darla. ¿No interesaba ya? Al parecer las cosas de las que iba a hablar no resolvian problemas de la práctica clínica diaria de los fisioterapeutas de la práctica privada y eso era lo que interesaba, no las técnicas más avanzadas de rehabilitación neurológica para grandes centros de rehabilitación inalcanzables para muchos fisioterapeutas.

      http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/04/videos-de-exoesqueletos-roboticos-para.html

      Imagina, imagina solo un momento que por 3000 euros pudieras comprar un exoesqueleto robot para que un chaval con lesión medular volviera a caminar, pero para ello necesitas entrenarle durante al menos un mes en su uso. ¿Quien lo haria? Para mí desde luego sería el fisioterapeuta, le ayudarían médicos rehabilitadores, le ayudarían ingenieros de la rehabilitación o técnicos asistenciales (suponiendo que una profesión así llegara) pero el entrenamiento ¿o deberían hacerlo fisioterapeutas?. Esta tecnlogía, desde el robot al ratón facial para usar el ordenador, ver la tele y escuchar música responden a problemas reales de mis pacientes pero están fuera de cualqueir modelo biomédico, molecular o el que elija de la medicina, de la rehabilitación o de la anteción al paciente con discapacidad. Incluso fuera del modelo bio-psico-social. Usar un ordenador para un tetrapléjico le habre una opción de ocio, de relaciones personasles y de poder estudiar o trabajar que no de le da ningún enfoque, ningún método de terapia, ningún fármaco. Ahí es a donde voy.

      La rehabilitación es la especialidad de las personas con discapacidad o con diversidad funcional. Ahora, si nos ponemos a debatir sobre el dolor lumbar, la tendin”itis” y otras es que hablamos de temas distintos. La historia que ustéd cuenta del paciente que le llevó a desear ser fisioterapeuta no es distinta de la esencia de la existencia de la rehabilitación médica.

      Respecto a la fisioterapia y a las alusiones que hace, donde me menciona. No estoy en contra de que los fisioterapeutas den consejos sobre salud relacionados con el tabaco o las nutrición. Son consejos generales y comunes a todos los profesionales sanitarios. Lo que me parece extraño, y más propio de un perro disfrazado de pato es hacer tratamientos de acupuntura para dejar de fumar en una clínica de fisioterapia, vender Herbalife o peor aún métodos de adelgazamiento basados en dietas disociativas.
      Este blog es muy bueno: http://www.fisioenap.com/2011/02/acupuntura-para-dejar-de-fumar.html pero ¿Acupuntura para dejar de fumar en fisioterapia?
      Existen otros profesionales como los nutricionistas y los médicos endocrinólogos que se dedican también a los consejos dietéticos. Consideran las dietas disociativas una corriente peligrosa, acientífica y un especie de enfoque alternativo de su profesión. ¿No estarían algo perdidos estos fisioterapeutas?
      Y sí, claro que en mi patio también hay médicos metidos al lado oscuro de las terapias alternativas. Lo reconozco y lo critico también.
      Lo mismo sucede con la psicología. Hay corrientes de psicología más o menos oficiales y otras que son alternativas. Resulta que hay cursos de métodos de psicología alternativos para fisioterapeutas. ¿No es meterse en camisas de once baras?
      Uno de los problemas de toda crisis de identidad está en ponerse límites que definan lo que se es de lo que no se es, lo que se sabe y puede hacer y lo que no, lo que se puede hacer y lo que no. No es muy distinto de lo que había dicho Océano. No sé porque me dice una y otra vez “fíjesé en esto Samfrado” cuando no creo que haya dicho nada en contra de lo que ustéd me dice.

      Le insisto, no fué la llegada de la fisioterapia la que cambió el pronóstico de la lesión medular sino la llegada de los sondajes vesicales y sobre todo del Dr. Guttman. La llegada de tratamientos para la crísis vegetativa también es otra causa de la redución de la mortalidad. El desarrollo de la atención al paciente con lesión medular forma parte del nacimiento de la especialidad médica de rehabilitacion tanto como del desarrollo de la fisioterapia. Le remito de nuevo al libro de Historia de la Rehabilitación Médica. y también a la biografía del Guttman, o a cualquier libro de rehabilitación de la lesión medular.
      No es ninguna exageración: antes de eso se morían. También la polio, la segunda guerra mundial e incluso las guerras de Napoleón tuvieron su importancia en el nacimiento de la especialidad médica de rehabilitación y de la fisioterapia. Una historia que va unida e intrincada. No es que no la conozca, es que tal vez tenemos diferentes fuentes. ¿Cuales son sus fuentes documentales o libros sobre historia de la fisioterapia?

  89. samfrado:

    Con respecto a la Cochrane, he expresado lo que he expresado y creo que lo he dicho bien. No insinúo nada, digo lo que he visto y oído y creo que su “rigor” con para los otros es menor para ellos. Y que seguramente son lo mejor que hay, pero no son lo mejor, quizás sean lo único.

    Y no por lo que digan del método tal o cual, sino porque cuando su representante fue invitado a explocar el porqué o qué más había que hacer salió por peteneras. Podía haber dicho no sé, por ejemplo que la calidad de los estudios no era buena, que eran necesarios más RCT, no sé, algo pero eso que contestó dejó a todos un pelín asombrados. Y quizás fuera una salida de tono personal, nada que ver con la Cochrane, no sé.

    En cuanto a lo de retrógrado, te descalificas tú solo. Lee bien, ya que me citas y mira lo que pongo. Que vayamos poco a poco, que nos dejéis tiempo y espacio, vamos que nos dejéis. Que por supuesto avanzaremos pero avanzar no es solamente sacar cosas nuevas, sino mejorar lo presente, y todavía estamos conociendo lo presente. Ya te dije que para mi gusto primero tiene que haber una experiencia clínica para luego reproducir.

    Pero como la medicina, y especialmente la rehabilitadora, parece ser que sois la leche, me gustaría que me dijeras:

    1. Por qué seguís dando AINES para las “tendinitis” si no hay inflamación?
    2. Por qué seguís dando AINES en las lumbalgias si su efecto es no específico, los analgésicos como mínimo han mostrado misma eficacia, y además tienen efectos secundarios importantes?
    3. Para un hombro congelado o capsulitis adhesiva, por qué lo mandáis 6 meses a fisioterapia continuada?

    No le busques tres pies al gato samfrado, aquí todos, incluidos vosotros, queréis vuestra parcela pecuniaria o de poder, y al final tendré que darle la razón a océano, de que lo que quieres es que volvamos a vuestros brazos, o bajo vuestro mandato, por decirlo así. No te rompas la cabeza, por cada motivo que tengas a favor te sacaré uno en contra. Y si quieres conocernos, perfecto, intentaremos que nuestra crisis de identidad sirva para que todos nos conozcan más pero si lo que pretendes es siempre sacar lo menos positivo, yo estaré para dar candela. Pero estaré para crecer si tu objetivo es ese.

    Por eso mi pregunta es esa. Qué pretendes con tus comentarios, confundirnos más en esa crisis de identidad, o ayudarnos a salir de ella? Creo samfrado que aquí amigo mío te has confundido de sitio.

    Y siempre de buen rollo, pero como ya te he dicho más de una vez, no nos exijas más de lo que debes exigirte a tí. Hay que mirarse el ombligo.

    Y no comento nada del método POLD porque no lo conozco. Ahora de la fibrolisis te diré que los ganchos es de lo mejor que se ha inventado, porque los que trabajamos con las manos nos estamos ahorrando mucho dolor de dedos y manos y nos ahorra mucho tiempo. Más allá de la ciencia o no que tenga. La herramienta es brutal. Bueno, si es que el gancho se considera agente físico. Tiene punta roma eh!

    Y que la evidencia clínica no siempre es demostrable científicamenteeeeeee! Que ese es el gran problemaaaa! por eso los RCTs son cuestionados y cuestionablessssss

    Un abrazo

    • Intentaré contestarte:

      1. Por qué seguís dando AINES para las “tendinitis” si no hay inflamación?
      Aunque se les llame antiinflamatorios no es ese su único efecto. Por ejmplo también son antiagregantes plaquetarios, y también son simplemente analgésicos, especialmente a dosis bajas. Tanto la OMS como las guías de práctica clínica recomiendan AINES para tratamiento del dolor leve-moderado como segundo escalón después del paracetamol o en conbinación. He observado que muchos fisioterapeutas recomiendan retirar los antiinflamatorios aunque el paciente tenga dolor. En otro debate me justificaron que eso hacía que el paciente estuviera más motivado para acudir al fisioterapeuta y cumplir el tratamiento de fisioterapia. Bien, mi opción es quitar el dolor y a pesar de todo recomendar un tratamiento con fisioterapia. ¿No es un poco interesado desear que las personas no utilicen AINEs para tratar su dolor y que en su lugar acudan al fisioterapeuta solamente? ¿No es mucho mejor combinar los dos tratamientos para evitar sufrimiento innecesario?
      Podrías preguntar también por qué damos antiepilépticos y antidepresivos para tratar el dolor si el paciente no tiene epilepsia ni depresión. El caso es que funcionan.

      Efectivamente en la tendin”itis” no hay inflamación. Este tema gusta mucho en los foros de fisioterapia y se tira a la cara de los médicos como: mira, sois unos ignorantes y los fisioterapeutas sabemos más. Yo terminé la carrera en el 2002. El artículo del BMJ titulado “””Time to abandon the “tendinitis” myth
      Painful, overuse tendon conditions have a non-inflammatory pathology””” se publicó ese mismo año. La verdad es que no supe de él hasta el año 2003, cuando fué tema principal de un congreso de rehabilitación y lo estudié en un curso de tratamiento del dolor (tengo varios).
      Curiosamente muchos fisioterapeutas consideran esto un descubrimiento la fisioterapia. Olvidan que entre los autores hay, lógicamente, un médico anatomopatólogo que observó las muestras al microspio para describir histológicamente los tejidos, también un médico cirujano ortopédico, un médico de familia y desde luego J L Cook que es fisioterapeuta. Se trata de un trabajo de investigación hecho por un equipo multidisciplinar que enriquece a todas las ciencias de la salud y no solo a la fisioterapia. Utilizarlo como arma arrojadiza hacia los médicos es, desde mi punto de vista, algo necio. Pero bueno, ahí está el concepto de muchos fisioterapeutas de que los médicos prácticamente hacemos sangrías.

      2. Por qué seguís dando AINES en las lumbalgias si su efecto es no específico, los analgésicos como mínimo han mostrado misma eficacia, y además tienen efectos secundarios importantes?
      ¿Te refires a por qué AINEs y no opiáceos? Ambos grupos de fármacos tienen efectos secundarios y riesgos (No conozco ninguna terapia realmente efectiva que no los tenga). El manejo del dolor con fármacos está avalado por demasiados estudios y guías de práctica clínica como para mencionarlos todos. ¿Te sirve la OMS?, ¿La Cochrane? En España no se utilizaban opiáceos por miedo a la adicción, por miedo a la heroína, que nada tiene que ver en su forma de uso. E incluso había problemas de tratamiento del dolor por una concepción del sufrimiento como algo “liberador”, casi religioso. No entiendo muy bien tu pregunta. Se usan analgésicos para tratar la lumbalgia porque quitar el dolor es un buen objetivo. Por mi parte no me limito a eso y siempre remito al paciente a fisioterapia además. ¿Qué prefieres que el paciente fuera tratado solo y exclusivamente con fisiotearpia?

      3. Para un hombro congelado o capsulitis adhesiva, por qué lo mandáis 6 meses a fisioterapia continuada?
      Nunca he hecho nada parecido. Pero mes y medio me parece de lo más normal, o incluso 3 meses. Eso sí, no de fisioterapia continuada sino con un programa de ejercicios en su domicilio. Yo prefiero seguir viendo al paciente cada cierto tiempo y que vuelva y que vuelva a pasar por el fisio al menos cada 3 semanas para mejorar el cumplimiento. Aveces infiltro para mover después ¿Tienes algún tratamiento mejor?
      Se han probado con manipulaciones bajo anestesia, hidrodilatación con infiltración de suero salino, liberación artroscópica o abierta de la cápsula, o manipulaciones tras bloqueo nervioso con técnicas de anestesia locoregional. Todas ellas tienen sus riesgos y sus complicaciones, y también fallan en muchos pacientes. El tratamiento con ejercicios es lento pero seguro.
      Si hablamos de una capsulitis adhesiva de grado 3, con balance articular muy limitado y poco dolor las mejores tandas de resultados hablan de entre 1 y 4 meses de tratamiento con ejercicios supervisados por un fisioterapeuta. ¿Tienes resultados mejores con algún método distinto? Publícalos.

      ¿Qué tiene esto que ver con una crisis de identidad de la fisioterapia? No lo termino de ver. Veo que quieres cuestionar los tratamientos médicos. Se puede hacer, se hace constantemente, pero con estudios de investigación.
      Hay otros temas típicos:
      El tratamiento del esguince de tobillo de grado II con vendajes funcionales o con yeso 10-14 días es otro. Pero ya veo que la idea es que los médicos somos anticuados, alopáticos, fríos, con un enfoque esclusivamente biológico, más estadistas que humanos; frente a los fisioterapeutas amables, cálidos, preocupados de verdad por sus pacientes, llenos de sentimientos humanos.

      Ese es el típico argumento de un terapeuta alternativo que necesita justificarse criticando a la medicina oficialista y vendida a las farmaceúticas y que termina aconsejando retirar tratamientos médicos para vender los suyos. Pienso que no es una actitud propia de profesionales sanitarios. Es de eso de lo que estoy hablando y NO de subyugar a la fisioterapia o limitar su diagnóstico fisioterápico, su valoración o su autonomía.

      Por lo visto ningún médico puede cuestionar un tratamiento de fisioterapia porque no tenemos ni autoridad (o incluso, supuestamente,) ni conocimientos. Sin embargo el fisioterapeuta puede cuestionar los tratamientos médicos.
      ¿De qué se habla entre rehabilitadores? De muchísmas cosas, pero cuando se menciona a los fisios se dan ejemplos de algunos que pretenden opinar de cosas que pertenecen a especialidades médicas juzgandose en igualdad de condiciones que cualquier especialista. Es muy típico de algunos fisios juzgar y decir al paciente que le han operado mal, decirle que deben retirarle los tornillos o decirle que es una barbaridad un tratamiento combinando 5 fármacos prescrito en una Unidad del Dolor. En diferentes foros de fisioterapia he visto como se cuestiona la utilidad de la toxina botulínica, de las bombas de baclofeno, de los electromoduladores implantados. Y sí, se puede cuestionar con bibliografía o estudios en la mano, pero en relación a un solo caso y una experiencia particular llegar a la conclusión de que las unidades del Dolor no sirven para nada y otras cuestiones así son salirse un poco de madre.

      Hay veces en las que un tratamiento de fisioterapia conservador es mejor que una cirugía. Eso para mí también es fabuloso, dentro de la medicina los tratamientos conservadores son lo mío, las terapias físicas, los ejercicios, también son mi especialidad. Desde luego también es fabuloso para el paciente y bueno para el fisioterapeuta y para la fisioterapia. Sin embargo hay una cuestión latente en muchos fisioterapeutas y es no ya sentirse iguales a un médico especialista sino superiores. Incuestionables pero cuestionando a los demás profesionales sanitarios.

    • Mencioné el método Pold porque es un método español, y para no salirme de España como me habías dicho.
      Pero hay muchos más, por ejemplo el método Dorn. El método X, Y, lo que quieras.
      Podríamos seguir hasta el infinito. Y habría, pienso yo, que analizar cada uno. Los propios colegios de fisioterapia debería alertar sobre la calidad de los cursos de métodos que se ofrecen y velar por ofrecer solo cursos al menos mínimamente válidos.

      No estoy en contra del diagnóstico fisioterápico ni nada parecido. Me parece genial que haga su valoración en fisioterapeuta. Además, ya que legalmente es un profesional autónomo debe saber qué trata. Lo que me preocupa es que cada método de fisioterapia diagnosticaría una serie de cosas distintas y muchas veces difícilmente demostrables. Yo mismo podría inventarme una clasificación de las lumbalgias propia con nombres muy chulos y pruebas de exploración personales hechas con variantes de pruebas ya existentes a las que cambiaría de nombre: ya tengo mi método. Y mañana monto los cursos: 3 años, 6 niveles de 6 meses cada uno. ¿No es de eso de lo que estamos hablando?
      La postura que he encontrado en muchos fisios es que todos los métodos son respetables. O que no van a valorar un método del que no han hecho un curso. Pero podemos leer los libros de esos métodos y valorar de qué nos hablan. ¿Acaso no se puede cuestionar un método de fisioterapia sin que todos los fisioterapeutas se sientan ofendidos?

      Cuando lo planteo en foros de fisioterapia me dicen que aveces dos y tres médicos tampoco coinciden en el diagnóstico y que no pasa nada porque cada fisioterapeuta tenga su propio enfoque. Pero sí pasa. Pasa que no nos podemos poner de acuerdo, pasa que limita la investigación muchísimo ya que diagnósticos variables hacen que los tratamientos sean imposibles de comparar.

      • Samfrado, te vas por la tangente. Te vuelves a basar en guías clínicas y directrices que poco soporte científico tienen. Eso sí consenso y aceptación a nivel mundial.

        No quiero convertir este debate en si tengo o no mejores resultados con un tratamiento de fisioterapia que tú infiltrando. Quiero, que ya lo has hecho, a qué debes tus comentarios atacando de necios y retrógrados a otros que te parecen que están fuera de la línea.

        Te recuerdo que los mismos “defectos” que nos encuentras, los tenéis vosotros. Quixás nosotros más en métodos o cosas alternativas (que no comparto), vosotros en conflicto de intereses con las farmacéuticas.

        Si tienes más cosas que aportar en positivo adelante. Si vas a seguir en tu línea negativa, y quedándote con lo que te interesa para “mantenernos por debajo” ese ya es tu problema.

        Desde luego los que escribimos aquí, ni somos alternativos, ni vamos contra los médicos, ni quitamos AINES prescritos por médicos ni nada de nada.

        Pero después de estos últimos comentarios tuyos ha quedado evidente, por fin, que tu mente piensa en que nacimos de vosotros como una necesidad de aplicar las terapias (y vosotros ser las mentes pensantes), y que debemos seguir ahí. Ya te han contestado a eso y estoy de acuerdo en sus contestaciones.

        Sobre este tema contigo no tengo nada más que hablar. Pero sin duda coincideremos en otros temas, y seguiremos “conociéndonos”.

        Un abrazo

      • Dr Franco:

        Con franqueza, al igual que Arco, me siento despistado contigo. Creo que estás dando vueltas de manera circular a asuntos a los que ya se te ha respondido y en no pocos de ellos, dándote además la razón.

        Pero más allá de las razones, que las tienes, me temo que tu discurso crítico con la fisioterapia pivota entre elementos un pelín demagógicos y de fantasía. Con la misma renuencia, por cierto, con la que eludes contestar a los asuntos sobre tu especialidad que aquí te planteamos.

        a) Demagogia. Dr Franco, vuelves otra vez con la idea de médicos sintomáticos y poco empáticos. Te repito, no busques en la FT la culpa de esa percepción, que existe y pertenece a la calle. Son ustedes los que deben rendir cuentas a la sociedad de la imagen y los servicios que dais.
        Métodos: A vueltas una y otra vez con metodologías de fisioterapia. Dr Franco: estas metodologías se crearon desde la EVIDENCIA CLINICA por que era la única manera en la que, en las últimas décadas se podía hacer “investigación” en terapias físicas. Por favor, si tú mismo dices que el concepto “evidencia científica” en tu especialidad debutó a finales de los 90…¿de qué estamos hablando aquí? Claro que en fisioterapia hay que separar grano de la paja, de eso somos conscientes; los fisioterapeutas contamos con metodologías con gran evidencia clínica y ahora tenemos que empezar a fundamentar la científica: es sólo cuestión de tiempo y cada vez más existe conciencia de ello.

        Por cierto, ¿me podrías nombrar algún método diseñado por RhyMF? No tengo constancia de trabajar con ninguno… caramba, Dr Franco.

        b) Fantasías. Vamos a ver, creo que tienes montada una idea distorsionada de los FTs. Claro que leemos literatura publicada por colegas, pero también médica. Yo por ejemplo, siento predilección en investigación por lo que publica McGill, que es prof. de Biomecánica; en lo divulgativo, sin ir más lejos, tenemos a Arturo, que es neurólogo. Arco te habló de Donalson, la persona que más investigó el fenómeno de centralización y es médico. Dr Franco, ¿a qué estamos jugando entonces? A lo mejor lo que no hacemos los fisioterapeutas es leer mucha literatura de RhyMF…pero plantéate una cosa, ¿publican algo los RhyMF que interese DE VERDAD a los fisioterapeutas? A lo mejor el problema no es de quien no lee, sino de quien no seduce… los fisioterapeutas somos eminentemente prácticos: si alguien nos objetiva una línea de trabajo eficaz, vamos a por ella. Escrita por médicos, fisioterapeutas o cualquier otro profesional.

        Ttos médicos: aquí nadie ni quita ni pone tratamientos médicos, Dr Franco. Otra cosa es que veamos aberraciones y yatrogenia periódicamente y naturalmente, opinamos.

        Un abrazo.

      • Arco, yo no he dicho que debaís estar por debajo los fisioterapeutas de los médicos. Tampoco he dicho que debaís seguir siendo solo técnicos que aplican terapias ni nada parecido. Ni lo he dicho ni lo pienso. Sí pienso, mejor dicho sé, y tengo datos para apoyarlo, que la fisioterapia fué creada con ese fín: aplicar tratamientos prescritos por médicos. Sin embargo eso ha cambiado, la profesión ha madurado, sigue creciendo y ya no es esa la situación. Eso lo tengo totalmente asumido. Por favor, no me atribuyas cosas que no he escrito.
        Si encuentras alguna frase en la que yo diga o insinúe la idea que me atribuyes dímelo y me comeré mi teclado.

        Si cuento cómo era el pasado NO estoy defendidendo que el presente sea así o que deba volver a ser así. Ni que la fisioterapia en el futuro deba volver a esa situación subordinada. No he dicho nada de eso ni lo pienso.

        En el libro de CLIMENT BARBERÁ, J.M. (2001). Historia de la Rehabilitación Médica.
        Tienes las portadas y comentarios de libros de terapia mediante el ejercicio, hidroterapia, electroterapia, masajes etc desde 1553 hasta el presente escritos por médicos del momento. Sin remontarnos tanto pienso que los libros de terapias manuales y por ejercicio del siglo XIX escritos por médicos y en los que hablan también de las personas sin formación no médica que trabajan en sus gimnasios son bastante elocuentes sobre la semilla que dió lugar a la fisioterapia. (Qué logicamente después de eso ha madurado). También Cyriax en sus libros menciona a los primeros médicos ingleses de los que tiene constancia que formaron a ayudantes, todas mujeres por cierto. Y también los llamaba ayudantes. Eso ya no es así, repito: SOLO DIGO QUE LO FUÉ, no que deba volver a serlo.

        También es una buena fuente de información la tesis doctoral:
        EL DEBATE MEDICO EN TORNO A LA REHABILITACIÓN EN ESPAÑA (1949-1969)
        Ana María Aguila Maturana. La especialidad de rehabilitación se hizo oficial en 1969, pero había medicos que se llamaron a sí mismos rehabilitadores desde finales del siglo XIX y reuniones o congresos sobre estos temas en españa desde al menos 1937. En este libro tienes también los títulos y temas de esas reuniones, y los documentos de fundación de la revista: Acta fisioterápica ibérica. Escrita por médicos

        Tienes incluso trascripciones de las actas de las reuniones en las que los médicos que aplicaban terapias físicas de entonces debatían la necesidad de formar adecuadamente ayudantes (se refieren a ellos así). Algunos de esos médicos eran cirujanos ortopédicos que estaban haciendo ejercicios con sus pacientes pero que en realidad lo que querían es dedicar tiempo a operar ya que solos no eran capaces de responder a toda la demanda que tenían. Otros eran radiólogos que manejaban tecnología pero que ya estaban prestando más atención a la radiografía que a la electroterapia (todo estaban en los mismos departamentos de electromedicina). Ya desde el principio, y te hablo de las primeras décadas del siglo XX se planteaba cuales serían las funciones de ese ayudante de gimnasio y electroterapia. Y se referían a ellos sí, como ayudantes. Estos médicos españoles habían viajado a otros países para ver lo que se hacía allí y tradujeron por primera vez la palabra “fisioterapia” al español. Incluso el primer nombre que se pusieron aquellos médicos fué “Sociedad Española de Fisioterapia Reeducativa y Reeducación Funcional”
        1954-1957 Que pasó después a “Sociedad Española de Rehabilitación”.
        En otros países también hubo “médicos fisioterapeutas” que después cambiaron de nombre para dejar la palabra fisioterapia para la naciente profesión.

        En realidad todo esto debería ser un orgullo para vosotros ya que vuestra profesión ha progresado mucho.

      • No he encontrado el libro de Historia de la Rehabilitación en PDF para enviartelo, pero sí algún texto con referencias similares:.
        http://www.udc.es/grupos/apumefyr/docs/Memoria_historica.pdf

        _________________________________
        Sobre los AINEs y el dolor lumbar. Dijiste:
        “””””2. Por qué seguís dando AINES en las lumbalgias si su efecto es no específico, los analgésicos como mínimo han mostrado misma eficacia, y además tienen efectos secundarios importantes?”””””

        Sobre lo de que me voy por la tangente. No sé, qué pensar, creo que no me has entendido. Las guías de práctica clínica se basan en revisiones de la literatura científica. Las revisiones de la Cochrane son especialmente contundentes en esto.
        Una revisión de la Cochrane concluye así:
        “”Multiple estudies provide strong efidence that NASIDs (Non-steroidal antiinflamatory drugs) prescribed at regular intervals provide pain relief for both acute and chornic low back pain”””
        NASIDs=AINEs
        Nonsteroidal antiinflamatory drugs for lox back pain: a systematic review within the framework of the Cochrane Collaboration Back Review Group. Spine. 2000; 25 (19): 2501-2513
        van Tulder MW, ScholtenRJ, Kas BW, et al.

        Mira, esta revisión es de tu amigo van Tulder. Las posibilidades de que una revisión de la Cochrane basada en cientos de ensayos clínicos esté sesgada es mínima.

        Lo de efecto específico o no específico no sé a qué te refieres. Ningún analgésico tiene efectos específicos. ¿Te refires a que sean inhibidores selectivos de la COX-2 y no efecto inespecífico sobre las isoformas de la enzima?

        Sobre los efectos secundarios en otros comentarios me preguntabas si los médicos sabíamos los efectos secunarios y riegos de los fármacos. Claro que sí. Toda la medicina es una valoración de riesgos y beneficios. El tema de la gastroprotección en el uso de AINEs es fundamental en medicina. El argumento de los efectos secunarios de la medicina es típico de acupuntores, homeópatas, naturópatas, quiroprácticos etc. Para ellos sus terapias no tienen efectos secundarios y los de la medicina sí.
        Mira, la sala de geriatría tiene una mortalidad del 10%, el quirófano tiene una tasa de infección del 3%. El 20% de los pacientes de la UCI fallecen. Toda la medicina se basa en la evaluación de riesgos. Hay muchos riesgos: ¿cual es el riego de fallecer en un accidente de tráfico si conduces durante 1000 kilómetros? ¿Cual es el riesgo de atragantarte comiendo y fallecer? Los quiroprácticos negarán que pueda haber un solo caso de disección aórtica, los naturópatas negarán que hay casos de insuficiencia renal provocados por terapias herbales y los acupuntores negarán que con algunas técnicas provocan neumotorax. Siempre dirán que si se aplica bien su técnica es 100% segura. El riesgo es solo si se comete un error. ¿Hay riesgos y efectos secundarios en fisioterapia? ¿No hay ningún error posible o efecto secundario en fisioterapia?

        Para mí tratar el dolor lumbar solo con AINEs está mal, debe ser tratado con medidas físicas y fisioterapia. Pero los AINEs siguen siendo efectivos y eficientes como primera medida para el dolor lumbar.

        El que la revisión sea de van Tulder no estaba buscado adrede. Si quieres debatir sobre la posiblidad de que van Tulder o la Cochrane tengan algo en contra de la fisiotearpia, en contra del McKenzie o que están vendidas a las farmaceúticas fabricantes de AINEs tendremos que revisar muchos, muchos artículos.

      • Ya sé que los que estaís aquí no defendeís tratamientos alternativos ni un método concreto de forma ortodoxa. Lo que digo no lo digo de vosotros en concreto. Está claro que los que escribís aquí y especialmente océano que sacó el tema está precisamente en contra de esa situación. Tan solo describo una situación de muchos fisioterapeutas que sí hacen esas cosas. Muchos fisioterapeutas en diferentes foros básicamente parece que conciben una medicina tal y como era el en siglo XIX y esa no es la realidad. Basan la defensa de su profesión en el ataque a la medicina con argumentos bastante desfasados y un poco pueriles. No se puede basar tu identidad solo en lo que no eres o no quieres ser. Estos argumentos típicos de enfrentamientos dialecticos entre fisios y médicos son: lo holístico frente a lo alopático (alopático es la forma en la que se refieren a los médicos los homeópatas y el termino fué creado por ellos), lo humano frente a lo tecnológico y frío, lo natural frente a lo químico, lo 100% seguro frente a lo que tiene efectos secundarios, los tratamientos agradables (masjes) frente a los tratamientos desagradables (por ejemplo inyecciones o cirugía). (Esto último lo podríamos definir como el concepto SPA invadiendo la indentidad de la fisioterapia: el tratamiento vendido como algo agradable o como algo para recibir placer, enfrentado a algo que no sé muy bien que es pero a lo que se refieren en los foros como la “fisioterapia clásica dirigida por médicos en la que se hacía daño forzando articulaciones”. Esta idea de placer se ve en muchas clínicas de fisioterapia que decoran con un buda de plástico, unas piedras apiladas al lado de unas barritas de incienso, y temas Fen Sui. (Estoy de acuerdo en crear un ambiente de trabajo agradable, y de hecho en la Seguridad Social esto falla y las salas de fisioterapia suelen ser incómodas y feas comparadas con las de clínicas privadas, pero tampoco hay que perderse en decoraciones demasiado exotéricas: un yin y un yang, letras orientales, mapas de puntos de acupuntura. Todo ello desarrollado para revestir a la fisioterapia de un misticismo y espiritualidad, de secretismo y place ocultos; enfrentados con una idea de ciencia médica inhumana. ¿Es esa la idea que teneís vosotros (los que leeís esto) de la medicina? Es la idea de muchos fisioterapeutas y así la manifiestan en los foros: los médicos estamos vendidos a las farmaceúticas, disfrutamos haciendo sufrir a los pacientes por unos papeles o por su ignorancia (como House) o tratamos a las personas con frialdad solo por ser médicos. De hecho parece como si hubiera una asignatura en medicina que se llamara: “Cómo disfrutar del trato sádico a los pacientes y a todos los subalternos” o un juramento Hipócrita que fuera algo así: “prometo no curar a nadie y tratar de cronificar su enfermedad con fármacos caros, inútiles y peligrosos de las empresass que me pagarán las vacaciones en un yate”. Nada de eso existe. De hecho la preocupación es justo la contraria y la formación médica va en dirección justo contraria. Sobre los problemas con la industria farmacéutica precisamente de lo que se trata es de dotar de herramientas críticas para valorar adecuadamente la publicidad de las farmaceúticas. Hay muchos libros interesantes sobre eso. El autor de Bad Science prepara uno sobre los tejemanejes de las farmaceúticas que estoy deseando leer. También es un tema importante en los cursos de rehabilitación basada en la evidencia (EVIGRA, en Granada). Incluso en los blogs de médicos rehabilitadores:
        http://rehabilitacionbasadaenlaevidencia.blogspot.com/2010/09/sobre-los-manejos-de-algunas-companias.html

        Si hablo de problemas de la fisioterapia que yo veo no digo que vosotros (los que escribís aquí) lo hagaís, digo, y puedo mostrar ejemplos, que muchos fisioterapeutas de la práctica privada se han desviado hacia este tipo de cosas. –Una crisis de identidad se suele dar cuando alguien empieza a hacer algo que no es común o propio de él.–

        Tal vez vosotros no, pero quería aportar ese punto de vista médico a la valoración de la identidad de la fisioterapia. Una de las cosas que pienso que no son propias de un profesional sanitario son criticar aspectos de las otras profesiones sanitarias con argumentos de terapeuta alterantivo que no son reales y que se utilizan como una trampa para vender esas terapias alternativas precisamente. Os recomiendo en esto el mismo libro del que hablé arriba: Bad Science de Ben Goldacre, una crítica muy buena de la mala publicidad, mala prensa científica, tejemanejes de terapias alternativas varias, el negacionismo del SIDA, e incluso de profesiones como los nutricionistas, los psicólogosm pedagogos y malos médicos. En el lado contrario están libros como el de Kevin Trudeau:Alternativas naturales al gran negocio de la salud. E incluso libros como los de Leon Chaitow, fisioterapeuta, osteópata, naturópata. Un clásico en los cursos de la AEF por sus técnicas de “energía muscular”, con libros tan guays como “Conquer pain the natural way” “Naturopathic physical therapy” “Natural alternatives to antibiotics” “Vaccination & Immunisation: Dangers, Delusions and Alternatives”.

        NO digo que vosotros precisamente esteis en contra de las vacunas, los antibioticos o cualquier terapia con fármacos. Solo que muchos fisioterapeutas españoles han desarrollado una aversión extrema a la medicina con un giro naturopático y acientífico tan marcado que no les reconozco. Desde luego que vosotros, los que escribís aquí no estais ahí como habeís mostrado, y desde luego Océno tiene una idea mucho más clara de lo que sí es la fisioterapia que merece la pena leer.
        Me dicen que es fabuloso como orador. Yo conocía sus opiniones de otros foros y su llegada siempre trae sensated, precisión y mucho conocimiento. Muchas veces me ha sorprendido ver cómo llegamos a conclusiones similares desde puntos de vista diferentes.

  90. No quiero confundir. No pretendo que la fisioterapia vuelva a los brazos de mamá medicina subyugada y obediente.
    Lo que estoy es dando una pista de hacia donde debería ir la fisioterapia en mi opinión y qué es lo que más la pierde. No hablo de renunciar a hacer diagnósticos de fisioterapia o perder autonomía. No es volver a los brazos de la medicina sino abrazar la ciencia y respetar el trabajo en equipo.
    Sobre lo de abrazar la ciencia:
    ¿Por qué tantos fisioterapeutas defienden cosas tan absurdas como palpar las meningues através del cráneo o que el dolor en un tobillo pudiera venir del hígado?
    ¿Por qúe tantos fisioterapeutas creen en energías misteriosas que se pueden usar con las manos?

    Sobre lo de respetar el trabajo en equipo:
    ¿Por qué tantos fisioterapeutas piensan que son los únicos que valoran a las personas como tales, con sus nivles social y psicológico? Los médicos somos fríos, inhumanos, nuestros tratamientos alopáticos, anticuados, llenos de efectos secundarios ¿Por qué tantos fisioterapeutas cuestionan los tratamientos médicos con argumentos de terapeutas alternativos?

    La fisioterapia debería, en mi opinión, mostrarse de una vez y claramente del lado de las ciencias de la salud y no de las terapias naturales y complementarias.

    • Dr Franco, respondo a tus preguntas:

      1.-) Sobre lo de abrazar la ciencia: ¿Por qué tantos fisioterapeutas defienden cosas tan absurdas como palpar las meningues através del cráneo o que el dolor en un tobillo pudiera venir del hígado? ¿Por qúe tantos fisioterapeutas creen en energías misteriosas que se pueden usar con las manos?

      Los ejemplos que citas son un poco caricaturescos, todo hay que decirlo. Ni el más “esotérico” FT que conozco afirma palpar las meninges a través del cráneo (otra cosa es que sienta el movimiento de los huesos del cráneo, que es cosa diferente); lo del dolor de tobillo vía hepática también es un pelín rebuscado. Aún así, has de saber que este tipo de visión no es genuina de la tradición fisioterápica mundial sino de la osteopática; se explican en España por la importación que existe en este país desde la osteopatía de determinados paradigmas y creencias. ¿Mi opinión personal? Que la Osteopatía y la Fisioterapia son disciplinas diferentes, por historia, alcance y desarrollo; y ciñéndonos a un análisis de ese paradigma, mi opinión es que en la mayor parte de los casos se fundamenta en lo teórico en un ultraestructuralismo mal entendido. Coincido contigo también en que son creencias que todavía entroncan más con el pensamiento mágico que con una visión estrictamente científica. Otra cosa, claro, es la evidencia clínica.

      2.-) Sobre lo de respetar el trabajo en equipo: ¿Por qué tantos fisioterapeutas piensan que son los únicos que valoran a las personas como tales, con sus nivles social y psicológico? Los médicos somos fríos, inhumanos, nuestros tratamientos alopáticos, anticuados, llenos de efectos secundarios

      Ésa es una respuesta que debes buscar tú. Lo de los efectos secundarios, sólo hace falta mirar los prospectos de los medicamentos: en el ejemplo de los AINES, existe amplia evidencia de la cantidad de muertes que provocan al año…y aún así los seguís recetando de manera indiscriminada. Lo de que no sois muy humanos, o cercanos al paciente, etc…no sólo es una opinión de los fisioterapeutas: en general es una opinión muy extendida en la calle. Pero yo no quiero ser simplista, supongo que es una consecuencia del sistema sanitario: cuando tienes 70 visitas en una mañana y aún encima perder tiempo en papeleo, entiendo que debe costar ampliar las miras. Por otro lado, la Medicina Oficialista es rehén de la cultura que la forjó: tiene una notabilísima dependencia de Farmaindustria y la concepción de la salud y la enfermedad que esta dependencia conlleva: un modelo biomédico fundamentado en la molécula, dificilmente es compatible en todas las condiciones con una perspectiva psicobiosocial. No busques pues en la FT la causa de esta percepción dominante en la sociedad: os corresponde a vosotros los médicos demostrarnos a la sociedad de que esto no es así. Con hechos y no con palabras. En el caso concreto de los Rehab., también vosotros debéis responder ante la sociedad del papel que desarrollais.

      3.-) La fisioterapia debería, en mi opinión, mostrarse de una vez y claramente del lado de las ciencias de la salud y no de las terapias naturales y complementarias.

      Completamente de acuerdo contigo en esta afirmación. Estar en la lado de las ciencias de la salud no significa renunciar a un paradigma propio diferenciado del biomédico. Sin embargo, personalmente hace tiempo llegué a la conclusión de que la opción del alternativismo (que en cierta manera, también es históricamente una herencia de la importación del paradigma osteopático) nos lleva a un callejón sin salida. Hay que buscar esa tercera vía. Para mí, la deriva de buena parte de los fisioterapeutas en el alternativismo es una de las lacras a superar y me temo que no va a ser fácil.

      Un abrazo!

      • Dejamos el punto 3, estamos de acuerdo: las terapias alternativas no son fisioterapia y la fisioterapia no es una terapia alternativa ni debe parecerlo.

        En el punto 1, sí, son ejemplos muy caricariturizados. Lo sé. Pero son el tipo de ejemplos sobre los que por primera vez un fisioterapeuta, cuando era residente de primer año me trató de convencer de que mi especialidad estaba anticuada y obsoleta y debía desaparecer. No había terminado de formarme y ya estaba obsoleto según este fisioterapeuta. Total que decidí estudiar mucho más y especialmente evidencia científica de mi especialidad. No es que la Medicina Basada en la Evidencia en rehabilitación sea de los 90. Es que en 1992 solo un artículo médico hablaga de Medicina Basada en la Evidencia en todo el mundo. El concepto es nuevo para todas las especialidades médicas y para la medicina.
        De hecho la idea de un médico y un científico con su bata blanca y haciendo ciencia es muy reciente. Antes de 1850 los tratamientos médicos realmente efectivos eran muy pocos, abundaban los tratamientos inútiles e incluso los que perjudicaban más que mejorar. El ibuprofeno salió al mercado en 1969 en Inglaterra y no llegó a los EEUU hasta 1974. La penicilina, descubierta en 1928 no se empezó a usar comercialmente hasta 1941 porque no había forma de sintentizarla en grandes cantidades. Hasta 1949 no hubo vacuna para la poliomielitis.
        También entonces (siglo XIX y principios del XX) habia diferentes métodos y enfoques que muchos médicos guardaban en secreto como parte de su éxito económico. Las preparaciones de farmacia podían ser incluso secretas y pasar de padres a hijos. El forceps fué un secreto de una familia durante generaciones. Muchas técnicas quirúrgicas no se compartían por celo profesional. Se hacía más arte que ciencia. En cierto sentido hay ciertos paralelismos con aquella medicina y algunos problemas que la fisioterapia también empieza a superar progresivamente.
        No se trata, para mí de un método concreto, toda técnica es fisioterapia como todo tratamiento es médicina. Puedes guardar el nombre del desarrollador de la técnica o del signo exploratorio concreto, pero todo pasa a engrosar el conocimiento común, no solo de la medicina sino de todos los profesionales sanitarios. No hay un enfoque histológico de Cajal o un método analítico fisiopatológico de Harvey. Hay Histología y hay Fisiopatología. Unas teorías dejan paso a otras mejores y un método deja paso a otro mejor que se convierte en la forma de actuar estandar. No hay una escuela de medicina X y otra Y ni un enfoque diagnóstico A y otro B.
        Al proceso de depuración de separar la paja del trigo en fisioterapia aún le queda mucho.
        Muchas técnicas médicas fueron abandonadas y olvidadas, algunos diagnósticos se convirtieron en otra cosa al progresar el conocimiento. Hubo fármacos que fueron superados, pruebas de exploracíon que ya no se hacen. Con el progreso algunas cosas quedaron obsoletas y se dejaron de hacer. En fisioterapia muchas escuelas perviven ortodoxas desde que nacieron. ¿Por qué se da esto?

  91. ¿Por qué hay personas que maltratan a otras personas? ¿Por qué hay personas que…? No creo que ese tipo de planteamiento nos lleve a absolutamente nada. Por el momento me considero persona (en otros momentos más bien personaje), pero no me siento para nada identificado con los maltratadores ni con ningún tipo de parafilia… por la misma razón, siempre que argumentas respecto a la opinión de alguno de los que ha estudiado lo mismo que yo, no estas hablando de mi, no me siento identificado y por tanto, no puedo responderte en su nombre. Debe haber quedado suficientemente claro que aqui no estas hablando con gente que piense que puede tratar con la energía de sus manos. Por favor, no sigas mezclando agua y aceite.

    Los conceptos teóricos son preciosos, pero suele ser complicado llevarlos a la práctica. Ejemplo práctico: el 15-M. Muchas buenas ideas, demasiadas, que se acaban diluyendo sin llegar a producir ningún cambio… lo de abrazar al resto de profesionales, ¡precioso! Pero siendo realistas, volvemos a lo de que la práctica privada no tiene absolutamente nada que ver con tú realidad. ¿El problema principal? Pues gran parte de la culpa posiblemente es nuestra porque, como dice la entrada, en nuestro colectivo tenemos un grave problema de identidad. Necesitamos hacer reformas en casa y cuando tengamos las cosas presentables abrirnos al resto de colectivos, porque ahora mismo lo que hay es un grupo de profesionales que individualmente abren el frente de batalla, se presentan en congresos (como arco y océanomar) presentando una fisioterapia que nada tiene que ver con el concepto que tienen los presentes al respecto de la función, autonomía y posibilidades. Yo les he escuchado hablar a los dos en directo y disfruto muchísimo pensando en lo mucho que puedo crecer profesionalmente inspirándome en esta gente. El concepto es el de un colectivo con unas mismas ideas o si lo quieres, una forma pareja de entender la fisioterapia, abogando por un mismo modelo conceptual con la finalidad de propagarlo para que el resto de profesionales lo conozcan y sepan aprovecharlo para sus pacientes, que al final, es de lo que se trata este asunto (pese a que esto parezca una lucha de “a ver quién la tiene más larga”.

    Un saludo.

  92. Contestación a Samfrado

    En mis comentarios hago mención de que ciertamente antes era mas complicado para nuestra disciplina investigar (no es que ahora no lo sea). Hay que tener en cuenta que te cerraban todas las puertas cuando simplemente, por ejemplo, querías “ordenar” una estrategia fisioterapéutica para el abordaje de pacientes mayores de alto riesgo intervenidos de abdomen. Marcabas una simple hipótesis de ventajas terapéuticas entre los que se le abordaba precozmente (incluso antes de la intervención) con Fisioterapia enfocada hacia Fisiot respiratoria, refuerzo muscular general (sobre todo MMII) y someterlo a un régimen motor, en cuanto al momento de sentarlo en la cama y fuera de ella, puesta en pie y marcha. Psicoterapia de apoyo para reforzar su autoestima. El proyecto iba encaminado a minimizar la estancia hospitalaria, evitar complicaciones generales como trastornos vasculares, desorientación y estrés y aquellos propios de la inmovilización y el desuso (en cualquier caso, era unos objetivos mas ordenados y amplios). Los resultados, en relación con los que se dejaban a su curso, fueron buenos e intentamos publicarlo (pidiendo permisos para ello) y rápidamente nos dijeron que la condición era que el autor principal tenia que ser un medico con formación especializada y que se entendía que todo ese trabajo había estado diseñado por este especialista y que nosotros nos limitábamos al trabajo de campo. De esto puedo contar miles de historias.

    Pero cuando menciono que la investigación era llevada a cabo por “otros profesionales”, en absoluto me refiero a médicos con formación en Rh y MF, incluso muchos de ellos no eran ni tan siquiera profesionales sanitarios. No puedo destacar con ejemplos algunos casos porque seria muy amplio, pero sirva la mayor parte de todo el conjunto de electroterapia con sus recomendaciones que no vienen acompañadas de evidencias científicas. Aquí la fisioterapia tiene todo por hacer y en ello estamos.
    En relación al Congreso que en noviembre celebramos en Sevilla, en donde dudas de algunos trabajos que “no son investigación”, te traslado que el 95% de los trabajos contenidos en las ponencias y comunicaciones, son tesis doctorales o trabajos de investigación validados. Si bien es cierto que algunos títulos de las ponencias abren debates, pero sus contenidos están basados y sellados por amplios trabajos de investigación.
    Que la ponencia sobre el “Proceso de adquisición y propuesta de ampliación de las competencias profesionales en fisioterapia en España” no sea un trabajo de investigación, entiendo que es una apreciación personal que no comparto. Alguna idea tengo por mi condición de Experto Universitario en Investigación y algunas cosas de las que dice sobre la investigación, que “manosea” una y otra vez, no creo en absoluto que sea compartida por investigadores de diferentes disciplinas. Todo esto dicho con el máximo respeto.
    Por otro lado, algunos comentarios me dejan preocupado porque percibo la sensación de que la Fisioterapia es una disciplina sin rumbo y cuestionada. Nada mas lejos de eso, Sanfrado, otra cosa muy diferente es que dentro de nuestra disciplina tengamos critica, lo que su especialidad no tiene, porque ello supone estar siempre alerta a los cambios, a los progresos, a ver las nuevas realidades que nos exija incluso un nuevo paradigma. De ahí, que vea en los intervinientes fisioterapeutas esa inquietud que simboliza una fisioterapia viva y dinámica, que no quiere dormirse y se revela frente a su trayectoria, haciendo gala de un constante inconformismo y aportando ideología.
    Sus conocimientos sobre nuestra historia es algo confuso con manifestaciones gratuitas sin argumento alguno. Nosotros no somos simples aplicadores, como señala constantemente e incluso en su blog dice: “ Esto es así porque hacía falta alguien que aplicara las terapias y esa es la base del nacimiento de la Fisioterapia aplicar las terapias ya que los médicos rehabilitadores de entonces no podían dedicar tanto tiempo a aplicarlas”. La Fisioterapia es una disciplina y lleva apareja unas atribuciones que las fijan los gobiernos y que nació al amparo de una disposición en el año 1957 y en sus memorias se justificaba su nacimiento por el interés social, sanfrado, interés social, y no porque a los médicos de una determinada formación especializada se le ocurriese. No se olvide de que la Rehabilitación como especialidad, por medio de la formación continuada, surgió en el 1969 (siendo muy discutida entre los clínicos de otra formación) y la Fisioterapia llevaba 10 años funcionando con casi todas las competencias que hoy se le aplica a los titulados de Grados (que ya hay muchos por cierto). De ello, Samfrado, he sido testigo.
    No te olvides que los fisioterapeutas somos la máxima autoridad académica y científica en el campo de la Fisioterapia, que sin ser los únicos si somos la máxima autoridad, pues ya sabemos que otras disciplinas también conocen la Fisioterapia, pero nosotros los que mas. Así, los médicos son la máxima autoridad científica en su disciplina pero nosotros, los enfermeros, los podólogos, odontólogos (que no proceden de los mecánicos dentistas ni mucho menos), terapeutas ocupacionales, etcétera también sabemos medicina, pero el que más el medico.
    Y termino esta intervención apuntando que entre los 50.000 fisioterapeutas existentes en nuestro país no todos piensan en las terapia complementarias y se reduce a una minoría (que además puedo explicar con argumentos y hasta justificar), como en su patio, Samfrado, como en su patio.

  93. No es cierto que no haya crítica dentro de la especialidad de rehabilitación. En los congresos nacionales por ejemplo uno de los temas principales de hace unos años fué “Quo Vadis Rehabilitación?” Se analizaron todos los aspectos de la especialidad, se debatió y los resultados salieron publicados en la revsita rehabilitación.
    Hay también un gran debate entre especialización y generalización o sobre el cambio de paradigma de lo físico a lo funcional. Todo este debate además es público en las publicaciones de la SERMEF, y lógicamente hay diferentes enfoques.
    También ha habído mucho debate sobre la organización de atención primaria y rehabilitación especializada. Especialmente sobre la necesidad de que muchas patologías no lleguen a rehabilitación especializada y sean tratadas directamente por los fisioterapeutas de primaria. Muchos médicos rehabilitadores han defendido esto con los médicos de primaria. Desde luego hay desacuerdo, hay médicos que siguen como antaño pensando que toda lumbalgia debe ser valorada por un especialista en rehabilitación o remitida al traumatólogo o al reumatólogo. Esta postura es especialmente criticada.
    Hay también un gran debate sobre las mútuas y su posible evolución que se valora incluso si el sistema es sostenible o no.
    Hay muchísimo debate y crítica interna dentro de la especialidad de rehabiltiación. Tambén de manera informal en grupos de redes sociales y cadenas de correos. También lo hay en blogs de forma pública, podeís buscar los blogs de rehabilitación y medicina física y opinar si quereís.
    Os recomiendo este por ejemplo, 10 preguntas breves sobre la rehabilitación a las que un médico con décadas de experiencia no encuentra respuesta:
    http://rehabilitacionbasadaenlaevidencia.blogspot.com/search/label/Rehabilitación

    Sí hay crítica en rehabilitación sobre nosotros mismos los médicos rehabilitadores, incluso sobre la valoración de ser un filtro inútil para mucha patologías entre el fisioterapeuta y el paciente. Hay que evitar que esto sea cierto siendo útiles o cediendo al fisioterapeuta como primera consulta, siempre y cuando el fisioterapeuta depués responda cuando las cosas no salen bien.

    No es cierto que los hospitales privados prescindan de los médicos rehabiltiadores o al menos no tengo conciencia de ello. Muchas mútuas que no tenían rehabilitador lo han contratado para sus clínicas y desde luego hay grandes hospitales privados de rehabilitación como los NISA, Guttman, los de San Juan de Dios, Muface, Asisa etcc donde trabajan médicos rehabiltiadores. Donde no los hay es en clínicas privadas de fisioterapia ya que legalmente no se exige y eso ya lo estais mostrando vosotros. En muchas patologías el fisioterapeuta ejerce de forma autónoma totalmente y no tengo ningún problema con eso. En otras el trabajo de un equipo multidisciplinar me parece bueno y tengo datos para apoyarlo, especialmente en temas de neurorehabilitación, rehabiltiación cardiáca etc…
    Pienso que nada de esto tiene que ver con una crisis de identidad de la fisioterapia. Si quereís hacer una entrada sobre crítica de la rehabilitacion médica adelante. Si quereís comentar las entradas de crítica de mi blog adelante. Y si quereís que lo deje aquí lo dejo.

    ¿A qué preguntas o cuestiones no he respondido? Me gustaría hacerlo pero hay demasiados temas simultáneos. ¿Podeís poner unas preguntas ordenadas o cuestiones que me haya saltado?

    Un abrazo Océano.

    PD, todo debate cosiste en aprender de las posturas del otro para reforzar las propias o cambiarlas, no os enfadeis, ultimamente estabais un poquito agresivos, ¿no? ¿Lo soy yo también? Quiero que quede bien claro que dentro de todos los fisioterapeutas respetables y a respetar me pareceís los más respetables de todos por vuestro valor a la hora de compartir públicamente vuestras opiniones y autocrítica.

    • Por mi parte jamás seré agresivo. Puede que contundente pero para nada agresivo. Por tu parte no percibo agresividad, también contundencia. No me siento atacado en ningún momento. Esto es una exposición de diferentes puntos de vista para intentar llegar a consensos, y sobre todo a comprender a los demás.
      No veo ni he visto cosas agresivas, de lo contrario lohubiera dicho.

      Un abrazo

  94. Samfrado

    que conste que dije que no volvería a escribir sobre este tema contigo. Pero por no desaparecer sin darte al menos una referencia.
    Sacado directamente de su web: http://www.backpaineurope.org/web/files/WG1_Guidelines.pdf

    “D1 Diagnostic triage
    Evidence D1
    Although there is general consensus on the importance and basic principles of differential diagnosis, there is little scientific evidence on the diagnostic triage (level D).”

    Cómo quieres que esta gente tengase atreva a exigir tratamientos eficaces, si el 85-90 % son clasificados como dolor lumbar inespecífico. ¿Cómo? Cómo trato un dolor precordial Dr. Franco, como un problema coronario, como vesicular, páncreas, estómago, duodeno? Tratamos un infarto con medicación para el páncreas porque la zona coincide?

    Por favor, es imposible hacer un estudio ni siquiera medio serio, sobre qué tratamiento fisioterápico, médico o de lo que sea, si no sabemos lo que estamos tratando. Las directrices hablan que hay que descartar patología seria, o compresión de la raíz nerviosa, que serían diagnósticos específicos. A partir de ahí, recomendaciones generales. Ellos mismos junto con Borkan ya en el 1998 hablaban de la necesidad de identificar subgrupos de pacientes para mejorar el abordaje, tanto diagnóstico, como terapéutico, como pronóstico.

    Dr. Franco, es usted consciente de que para tratar hay que saber qué se trata. El dolor lumbar, el dolor de hombro, la epicondilalgia, son etiquetas sintomáticas que se toman como diagnósticas, eso no vale, por eso hay tanta disparidad de tratamientos, por la falta de homogeneidad y consenso en los diagnósticos.

    Las directrices parecen más un libro para tranquilizar al médico, darle unas pautas y que no pierda el norte, que engfocadas a darle un mejor trato al paciente, que si no mejora con lo que le hacemos, hemos de tener en cuenta los factores psicosociales (“Be aware of psychosocial factors, and review them in detail if there is no improvement” cito textualmente). De qué van, de qué vamos. Osea que si ante la falta de diagnóstico específico, la consecuente falta de tratamientos específicos, no funciona, entonces a ver si el paciente tiene “problemas”. Y los que le creamos al paciente nosotros? La falta de un diagnóstico claro o la mezcla de varios diagnósticos también es un factor psicosocial provocado por nosotros.

    Sin embargo seguimos haciendo estudios sobre la eficacia de un tratamiento con respecto a otros. Pero con muestras heterogéneas, entonces qué esperamos? Pues eso resultados heterogéneos, no concluyentes, etc.

    Se recomienda no realizar radiología a excepción de sospecha de patología seria. Sin embargo se siguen haciendo, y en la mayoría de las ocasiones a la primera de cambio. Y eso que la imagen ha demostrado no servir de nada ni como diagnóstico ni como pronóstico, no mejora los resultados ( a excepción de patología seria) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19200918

    Le parece poco importante la necesidad desde nuestra profesión, de saber qué tipo de terapia he de aplicar, en función de mis hallazgos? Le parece poco importante la necesidad de mi independencia para que la interacción entre el paciente y el terapeuta no se vea influenciada por otros diagnósticos u opiniones? Ve lo necesario de que usted y yo tengamos la confianza en nuestro trabajo, para que cuando le llegue un paciente, descarte patología seria, lo remita al servicio de fisioterapia para valoración y tratamiento, con la consiguiente información del terapeuta al médico sobre las conclusiones diagnósticas y plan de tratamiento, y que sea usted si quiere quien lo valore de nuevo cada X tiempo?

    La diversidad de métodos no es mala, no todo se soluciona con Maitland, ni con Cyriax, ni con McKenzie, ni con osteopatía, ni con el nombre que quiera ponerle. Pero sí que cada a método se le debe exigir qué limitaciones tienen. Hasta dónde llego con McKenzie con un paciente con dolor lumbar? Cuándo entiendo que no entra en ninguno de los síndromes mecánicos descritos? Sin embargo si el paciente no es apropiado para ser tratado con McKenzie, lo tiro a la basura? O lo remito para una evaluación más profunda? o exploro otras articulaciones vecinas como la cadera?

    Hemos de exigir relevancia diagnóstica en los métodos, y son métodos, porque engloban un diagnóstico sistematizado, con unas normas muy claras, y que según los hallazgos, clasifican al paciente o lo rechazan, dando la oportunidad de ser valorado de otra forma. En Maitland recomiendan los cursos McKenzie para abordar los problemas de espalda. Pero ellos también hacen la suya, pero RECONOCEN que McKenzie es más completo, y que si no funciona con Maitland no quiere decir que el paciente no pueda recibir tratamiento mecánico. En el libro de McKenzie, recomienda que para movilizar una articulación que se elija cualquier técnicade las descritas por otros autores. En cursos McKenzie recomiendan realizar formación Mulligan para aprender técnicas para extremidades.
    Como ves Dtr. Franco, a pesar de a existencia de varios métodos, existen porque todo no vale para todo, porque cuanto más te formas en un método más fiable eres para reconocer tanto los pacientes diana, como los que no, pero lo bueno es que entre todos comentan lo positivo de otros.
    Estaría escribiendo siglos, pero es que es tan evidente que nuestra crisis vienen por pensar que somos meros aplicadores de terapias, en vez de saber que después de tanto tiempo, es necesario saber en qué caso va mejor cada terapia. Diagnóstico y tratamiento basado en el diagnóstico. Y los diagnósticos médicos o radiológicos no valen. Y por eso como muestra más clara, le pongo lo de las directrices lumbares, que si son lo mejor que hay, son totalmente insuficientes, y debrían estos señores en vez de evaluar el efecto de un tratamiento a ver si suena la flauta, a dedicarse a decir que solo quieren estudios que ayuden a diagnosticar, y en eso deberían invertir sus esfuerzos, en ayudar, proponer sobre diagnóstico. Dr. Franco, creo que queda claro que los que se “desvían” a otras formas alternativas lo hacen en busca o de algo que les llene porque les gusta o porque están en su derecho de aplicar la terapia que les dé la gana, sea o no esotérica, porque igual de esotérico es el uso de los “diagnósticos” que emplean ustedes.

    Un abrazo

    • Arco, mira, yo remito lumgalgias con diagnósticos inespecíficos a fisioterapia, pero pienso que mi tratamiento prescrito no limita en nada al fisioterapeuta. Para una lumbalgia inespecífica, esas que son el 85% salvo que apliques alguna diferenciación diagóstica tipo McKenzie u otra, mi prescripción es tan simple somo esta:

      FICHA DE FISIOTERAPIA.

      Dx: Lumbalgia mecánica.
      Rx: cambios degenerativos crónicos normales para la edad.

      TTo: Enseñar ejercicios para columna lumbar que el paciente realizará en su domicilio. Consejos posturales. Usar TENS si dolor. Microondas u otra termoterapia disponible: uso libre. Resto según tu criterio.

      _______________________________

      La radiografía está recomendada cuando el dolor dura más de 4 semanas. He encontrado muy pocos tumores y muy pocas malformaciones serias en los 6 años en los que he visto lumgalgias. También me cabrea el uso indiscriminado de RMN. Aunque hay mucha presión de parte de los pacientes para que se pida y si la negativa llega a discusión aveces hay que ceder porque no hacersela le crea tanta ansiedad que es peor, empeora y termina sin confiar en nada de lo que le digas. (me ha pasado 2 veces con cientos de pacientes en los dos últimos años, pero hay médicos mucho más laxos en eso, y me cabrea porque gastan a lo tonto y hacen creer a muchos que están más enfermos de lo que están porque tieneen una protusión (normalmente el 50% de los mayores de 30 tenemos alguna pero no nos da problemas)

      _______________________________

      No creo que esta ficha, tal y como te la he escrito, limite nada al fisioterapeuta. Puede o no poner termoterapias y electroterapias, a su gusto, de hecho lo pongo para que sepa que puede usarlas sin contraindicación, no para que siempre las use. (Me da igual si cambia MO por IR o TENS por interferenciales. No me importa nada) Y puede hacer todo lo que le dé la gana, elegir los ejercicios que quiera o el método que quiera, hacer la clasificación diagnóstica que quiera, lo único que le pido es algo tan sencillo que cualquier guía de tratamiento lo enseña: los ejercicios que hará el paciente en casa son imperdonables para mí en cervicalgia, lumbalgia, dorsalgia y hombros dolorosos. (y para otras muchas patologías) y los consejos posturales son libres. No entro a ver qué ejercicios prefiere el fisioterapeuta o cuales hace merjor el paciente. Muy pocas veces añado alguna cosa específica como: flexibilidad isquiotibiales o tonificación abdominal. Y solo después de algo tan obvio que el mismo fisioterapeuta podrá explorar y valorar también: una insuficiencia abdominal o poca flexibilidad y probablemente decida hacer lo mismo. Y esto, especificar un conjunto de ejercicios, lo hago muy poco con los fisioterapeutas que trabajan aquí mismo, solo se lo pongo a los de primeraria.
      Ya te digo que me ha gustado el tema McKenzie de diferenciar al menos 3 tipos de lumbalgia inespecífica y una cuarta de otros. Tengo libros donde diferencia tipos de otra forma según patrones de dolor: que si el disco, que si artrosis facetaria, sobrecarga muscular… . En realidad no aportan demasiado a mi prescripción que es, pienso yo, tan genérica que si el fisioterapeuta prefiere McKenzie u optro método no va a haber contradicción con lo que yo he puesto: ejercicios que el paciente pueda hacer en casa. De todas formas también pueden decirme o sugerirme otra cosa. Ya te digo: yo no mato por una lumbalgia o una dosis de interferenciales. Y tampoco me bato a duelo por una teoría de rehabilitación neurológica que dice que hay que hacer una fase X antes de pasar a bipedetación o lo que sea. (es otro enfrentamiento clásico y frecuente entre médicos Vojtistas y fisioterapeutas Bobathistas)

      Poco a poco la fisioterapia hará progresos con calidad como para que se generalize su uso a todas los médicos también. Espero que también haya buenas contribuciones españolas. Eso sí. Sigo sin entender que para cada descubrimiento en fisioterapia haya que hacer un método completo, que terminará haciendo un instituto del método X, con formación dividida y estructurada en 5 grados repartidos en 2 años con examen de maestría o lo que sea etc..
      Es decir, que se separa de nuevo un gajo de la fisioterapia en lugar de simplemente sumarle un conocimiento nuevo concreto.

      ¿Cuantos métodos has estudiado o en cuantos métodos te has formado?
      Yo he intentado leer sobre todos ellos. Los libros de medicina física y rehabilitación tienen un apartado para cada método y comentarios de la literatura científica disponible para cada método. No se centran en uno solo sino que evalúan qué aporta a lo que ya hay. Veo un poco anticuado el tema de desgajar todo en métodos separados, y sobre todo el que de algunos, pese a ser antiguos, no se hayan preocupado de hacer más estudios para valorar sus bases o sus efectos. Mientras que ahí siguen los institutos del método X ó Y reinventandose, alargando la duración de los cursos necesarios para tener el título oficial y todo eso.

      ¿Cómo funcionan los cursos de McKenzie? ¿Cuanto es necesario para tener algún título o diploma aceptado por ellos? ¿Me dices que sí aceptan médicos en esos cursos ? (Hay institutos del método X que no aceptan médicos)

      • Me alegra leer lo de tu ficha en lumbalgias. Eso facilita mucho el trabajo a los fisioterapeutas, seguro.
        Yo no sé los requisitos para entrar en Maitland o Mulligan, pero al ser conceptos más “manuales”, están dirigidos a fisios, pero desconozco ese punto.
        Puedes entrar en la página de la IMTA para los cursos Maitland y verlo http://www.imta.ch, y para los de Mulligan http://www.bmulligan.com . Para los cursos McKenzie puedes entrar en http://www.mckenziemdt.org

        Mi formación es la de Diplomado en Fisioterapia. La de posgrado, ya hemos comentado de que no es a ver quién la tiene más larga ni más gorda.

        Desgraciadamente los conceptos, si se basan en sus hallazgos necesitan de sus pruebas y sus razonamientos. Por eso te digo que yo en McKenzie he encontrado una forma simple de aunar muchas “corrientes”, en cuanto a razonamiento clínico y aplicación de fuerzas, pero sobre todo en diagnóstico.

  95. a Samfrado

    Pese a la informacion que me trasladas sobre que sí hay critica en tu especialidad, permiteme que modestamente no comparta tu criterio y lamento decirte que son muchos tus compañero los que piensan igual y lo publican. La Fisioterapia del 57 no tiene nada que ver con la del 2011 y ello, no te olvides, fue fruto de una permanente critica cronica y lucha sin cuartel porque sabiamos que con la formacion que teniamos eramos incapaces de dar respuesta a las necesidades que nos demandaba la sociedad. Pero la cronicidad se mantiene y simplemente hay que ojear este blog para darse cuenta de ello. La especialidad de rehabilitacion que yo conoci en el 69 (época que se creo) es la misma que la del 2011 (nada mas que hay que echar una mirada a los hospitales), salvo, eso si, que ahora le habeis añadido lo de Medicina Fisica rompiendo los criterios de vuestros predecesores que siempre entendieron que los dictados de la Medicina Fisica nada tenia que ver con la Rehabilitacion, porque se referian a la radiologia, radioterapia y etc., etc. Y te digo esto sin ningun animo de polemizar un tema que me interesa relativamente y, ademas, los interesados sois vosotros.

    Hablas de enfado y agresividad y te puedo decir que siendo nuevo en este blog y que no acostumbro a participar en ellos, este sin embargo me ha parecido de un calidad que merece la pena opinar incluso bajando el nivel, como estoy haciendo, no he visto ningun actitud que se relacione con los calificativos, eso sí, aportaciones valientes como es uno de los objetivos de dicho.

    Me ha parecido que la intervencion de Arco ha sido excelente y su razonamientos de un nivel envidiable, hasta tal punto que voy a recomendar a los andaluces que no hayan tenido la oportunidad de entrar en este blog que lo hagan porque verdadramente merece la pena.

    • Sobre historia se nota muchísmo que tenemos fuentes distintas o que al menos no conoce la historia de la rehabilitación y medicina física en España.
      Su primera denominación fué:
      –Sociedad Española de Fisioterapia Reeducativa y Reeducación Funcional.–

      Ese nombre se usó desde 1954 a 1957.
      Aunque no había un reconocimiento oficial estos médicos ya tuvieron sus congresos. El primero fué en Madrid en 1954 y los títulos de la ponencias fueron: Recuperación funcional de las parálisis poliomielíticas (Dr Francisco Barnosell), Recuperación Funcional de los Fracturados, (Dr. F Jimeno Vidal), Recuperación funcional de los reumatismos crónicos (Dr.José M. Poal) Hidroterapia y Recuperación Funcional (Dr. J San Román). Hubo un 2º congreso en Barcelona 1957, un tercero en Oviedo en 1960, un 4º en Sevilla en 1963, y en 1967 unas Jornadas Nacionales en Alicante. Y sí, en 1969 la especialidad de rehabilitación fué reconocida oficialmente.Desde 1954 tenía ya unos estatutos, un presidente y médicos luchando por el reconocimiento oficial.
      Su primera revista se llamó “Acta Fisioterápica Ibérica”.

      El Dr. Barnosell era internista (aún no existía la rehabilitación como tal, aunque tampoco la endocrinología, ni la nefrología, eran aún sociedades reconocidas) El Dr Poal era reumatólogo y se había formado en EEUU.
      Ambos habían acudido en 1952 al Congreso de la Federación Internacional de Medicina Fisica porque ya estaban interesados en ello lógicamente. Esta federación existía desde 1950 y el primer presidente fué el Dr Kusen.
      Ellos fueron los que promovieron la formación de la sociedad de rehabilitación y medicina física (aunque entonces no se llamaba así. Contaron con el apoyo del Catedrático de Terapeútica Física de Madrid, el Dr. Gil Garraye y el catedrático de Hidrología Médica Sancho San Román.
      La presidencia de la sociedad en 1954 quedó en el Dr Vicente Sanchis Olmos, que era traumatólogo. Había trabajado en lo que entonces se llamaba Instituto de Reeducacion de Inválidos (ahora la palabra inválido ya no se usa y la OMS recomienda usar “Personas con discapacidad” mientras que muchas asociaciones piden que se use “personas con diversidad funcional”, pero inválido era la palabra que se usaba entonces) Bien, ,el Dr Sanchis Olmos no estaba de acuerdo con la denominación de la Sociedad y en el 2º congreso, el de 1957 promone un cambio. Todo esto está por escrito en la revista “Acta Fisioterápica Ibérica”. Siguiendo el criterio mundial (la especialidad ya está reconocida en otros países para entonces) sugiere “Sociedad Española de Rehabilitación”. El Dr García propone el nombre de Sociedad Española de Medicina Física y Rehabilitación pero se le objeta que es excesivamente largo, tanto como el primero que se le dió a la sociedad.
      En el discurso inaugural el Dr Sanchís habló de la Medicina Física como una de las ramas principales de la naciente sociedad. (desde luego que se hizo de partes, reuniendo por un lado a los llamados “médicos electricistas” o “electroterapeutas” a “médico ortopedas” y también a los llamados “médicos masajistas”, “médicos gimnastas” y “médicos fisioterapeutas”.
      El primer curso de especialización rehabilitación en España se hizo en 1958. También los Dr Barnosell y Poal fueron los responsables. ellos compartían la jefatura del servicio de Rehabilitación del Hospital de la Cruz Roja en Barcelona. Se estudiaba entre otras cosas las bases del diagnóstico y la terapeútica física en el primer curso y la rehabilitación aplicada a diferentes enfermedades en el segundo. Al final del curso los alumnos debían realizar un trabajo de investigación. Este curso para médicos estaba reconocido por el Director general de Sanidad de entonces y tuvo caracter oficial desde 1960.
      Los mismos profesores habían comenzado otros cursos también en 1957 que son muy importantes para la fisioterapia. Se trata de cursos de especialización para los “Ayudantes Técnicos Sanitarios” (ese era el desafortunado término con el que legalmente se denominaba a lso profesinales de la Enfermería y que pretendia subrayar su papel de subordinación. Aparece también el el BOE en 1957. Tampoco es el principio de la fisioterapia en España, pero sí la primera vez que es tan oficial la formación. Para ambas disciplinas aparece simultánemente, los promotores y profesores son los mismos: médicos españoles que han viajado al extranjero, han visto lo que se hace allí y lo traen a España con sus idiosincracias. . Se sabe que se practicaba Kinesiterapia mucho antes, y también la fisioterapia se formó de partes. Es muy interesanete el libro del Dr Sebastian Busqué Toró, primer médico en hablar de “Rehabilitación Médica” y en usar la palabra rehabilitación en un libro médico de todo el mundo en un libro de 1865. Se tituló “Gimnástica higiénica, médica y ortopédica. ó el ejercicio considerado como método terapéutico.
      Otro de los grandes hitos de la especilidad es el libro del Dr Joaquí Decref y Ruíz Titulado “Kinesiterapia. Manual de Técnicas de Amasamiento, Gimnasia Médica y sus aplicacione a las enfermedades del aparato locomotor” 1914. El doctor Decref eraencargado de los departamentos de kinesiterapiay Electroterapia enel hospital clínico de la Facultad de Medicina de la Universidad Central. Especialista en las enfermedades del aparato locomotor. Director del Instituto de Ortopedia, Fisioterapia y Radiología. A. C. de las Reales academias de Medicina de Madrid, Sevila, Cádiz etc….Su libro está dedicado a los médicos y a los ayudantes de la fisioterapia, la gimnástica y otros. Sobre estos ayudantes se recalca la importancia de que sepan también anatomía, fisiología y ciencias para que hagan mejor su trabajo, comprendan por qué se hace y puedan realizar buenos informes para los progresos de “esta nuestra ciencia”.
      Sé que no os gustará la plabra “ayudantes” pero es que hasta 1920 al menos en todo el mundo se llamó fisioterapeutas a los médicos que utilizaban medios físicos, también se usó “electroterapeutas”por ejemplo en varios países e incluso oficialmente en 1917. El caso es que en el libro de Decref de 1914 defiende la formación de ayudantes en temas científicos ya que de lo que están en contra estos médicos es de los componehuesos que hacen cosas como “subir la madre” con el fin de “ajustar el funcionamiento de las tripas” y cosas similares. Algunos de estos médicos pagaron a curanderos para ver sus técnicas e incluso trataron de estudiar qué teoría más científica podría ajustarse a los efectos de lo que hacían. ¿Quienes eran los fisioterapeutas: los curanderos sin formación médica o los ayudantes de estos médicos a los que formaban en anatomía, fisiología, mecanoterapia, etc? Yo considero más los segundos. De hecho algunos de ellos recibieron premios en congresos médicos de finales del siglo XIX y principios del XX. De hecho el primer Congreso Internacional tuvo lugar en Lieja en 1905, presidido por el doctor Gunzburg, del Hospital Brugmans de Bruselas. Eso sí, los fisioterapeutas de entonces eran todos médicos. Y a lo que podríamos llamar fisioterapeutas ahora les llamaban “ayudantes de fisioterapia”. En este congreso Joaquín Decref recibió un premio por su tratamiento gimnástico de las ataxias. El II congreso internacional de Fisioterapia se celebró en Roma en 1910. El III en Paris, el IV en Berlín en 1913, dirigido por el Dr His. La I Guerra Mundial interrumpió este desarrollo.

      Me dan ganas de regalarle un ejemplar de mi libro de historia para que después me comente si es que todo esto está sesgado por los médicos que lo escribieron o silenciado entre quienes enseñan fisioterapia. No sé si estudian historia o no de su profesión, desde luego la que ustéd cuenta de la mía no se corresponde nada con las fuentes que yo tengo.

      Yo mismo me quejo en mi blog de lo poco que han evolucionado las terapias físicas. Me refiero a la tecnología. Lógicamente el calor sigue siendo igual, las microondas y la electricidad aplicada son las mismas. No es posible inventar una nueva molécula como en farmacología. La física que hay es la que hay, y como la física cuántica no nos aporta demasiado para lo demás el electromagnetísmo y la mecánica de Newton, leyes de la palanca etc son lo que hay. Toda la terapeútica física con aparatos apenas ha progresado y los efectos, muy limitados, ya son conocidos. Las principales técnicas de masaje están descritas desde muy antiguo también. No hay un gran progreso que suponga un salto como en radiología el TAC y después la RMN o en otras especialidades médicas eldescubrimiento de un nuevo fármaco o el desarrollo de instrumental quirúrgico con nuevos materiales.

      • ¿Por qué se llama mi especialidad “Rehabiltiación y Medicina Física”.
        Por influjo de otros países. La OMS de hecho recomienda ese nombre para todos los médicos especialistas desde 1972, solo que en España la SER no se convirtió en SERMEF hasta 1990, y oficialmente hasta 1993. (Según a quien preguntes, parece que tardaron en hacer el cambio, que hubo problemas legales o no sé, no encuento ahora un texto sobre ese cambio y por qué fué tan tarde en España. Hace tiempo leí que hubo diversidad de opiniones, pero no lo encuentro ahora.).

        En EEUU la revista del Congreso Americano de Medicina Física pasó a llamarse “Archives of Physical Medicine and Rehabilitation” en 1952. La especialidad de Medicina Física fué reconocida oficialmene en EEUu en 1947 y su nombre cambió a Mediciina Física y Rehabilitación en 1949 por insistencia de Howard Rusk.Un médico internista del ejercito al que se considera el padre de la rehabilitación médica. Aunque él mismo consideraba a otros anteriores como padres de la especialidad. Empezó a trabajar en el Programa de Reacondicionamiento y Recreación del Ejercito del Aire que después se lllamó Programa de Entrenamiento para Convalecientes. Con el apoyo de Eleanor Roosevelt (esposa del presidente) y Bernard Baruch, filántropo hijo de Simon Baruch, pionero de la medicina Física en EEUU y con una gran fortuna gracias a los balnearios. Rusk consiguió trasladar lo que se hacia en el ejercitio a la poblacion civil. Baruch invirtió gran parte de su fortuna en desarrollar los programas de formación para médicos en Rehabilitación y Medicina Física. El comité Baruch, formado por orden presidencia en 1943 fué el encargado de todo esto.
        Otro gran pionero en EEUU es Henri Kessler que fundó en 194 el Instituto de Rehabilitación, destinado a lesionados medulares, amputados.

        El modelo de EEUU, que en realidad también estaba inspirado en Alemania e Inglaterra se exportó a todo el mundo. Es decir, al menos desde 1949 el nombre de la especialidad de “rehabilitación y medicina física” es reconocido así. Sí hubo cierta separación entre los médicos que eran más rehabiltiadores y los que eran más médicos fisicos, pero terminaron por unirse por completo. Creo que Australia es el único país que reconocía dos especialidades médicas distintas, una rehabilitación y otra medicina física.
        La OMS se fijó bastante rápido en esta naciente especialidad y las primeras reuniones de especialistas médicos en rehaibilitación y medicina física con recomendaciones para todos los países son de 1958.
        La International Rehabilitation Medical Association IRMA, con la presidencia del Dr SidneyLicht es de 1968. La International Federation of Physical Medicine del Dr Krusen y esta terminraon por unirse en la International Federation of Physical Medicine and Rehabilitation. Desde 1972 es el nombre que recomienda la OMS. Persisten diferencias en la traducción a otros idiomas: reeducación, ,readaptación. En algunos idiomas la raíz “Rehab” y “Phisis” es la misma, en otros es totalmente distinta pero la especialidad es internacional.
        La historia de la fisioterapia va muy unida a todo esto. Los mismos centros con médicos necesitan y forman a fisioterapeutas, siempre para trabajar juntos. La idea de la autonomía absoluta del fisioterapeuta, ¿de cuando data?
        Tal vez en la IPPA lo sepan. http://www.ippaworld.org/ tiene bastante que ver con la práctica privada frente a la pública.
        Tal vez también hay una división entre
        1- el fisioterapeuta que trabaja en un equipo para atender a personas con discapacidad grave: amputados, medulares, ictus, parálisis cerebral, paciente inmovilizado y otros. También las unidades de cardio y respiratorio. E incluso también los fisioterapetuas que trabajan sin médicos dentro de los colegios tratando a niños con necesidades especiales.
        2- el fisioterapeuta que se dedica a patologías del deporte y algias fundamentalmente.
        Ambos grupos son fisioterapeutas por igual. ¿Se reconocen? ¿Veís vosotros alguna diferencia en ellos? Para mí esta puede ser la madre del cordero de la falta de entendimiento.

        Personalmente mi punto de vista de la especialidad de rehabilitación y MF es más la rehabilitación de la discapacidad., usando medidas físicas, que el tratamiento físico de algias, tendinitis etc. La razón de ser de mi especialidad es la discapacidad, no la lumbalgia. Para ello en otros países hay también médicos “espinólogos” “Spinal Medicine” Osteophatical Doctors. El Dr. Villafaina hablaba de lesionados medulares, Sin embarogo por ahí arriba hemos estado debatiendo sobre McKenzie, un método global pero especialmente desarrollado para lumbalgias, y el uso de AINEs (que no son una terapia física lógicamente) para el dolor lumbar y la tendin”itis” de hombro. Estas dos patologías: lumbalgias y hombros dolorosos, según el protocolo que yo manejo y que hemos firmado con atención primaria, fisioterapia, reumatología y traumatología no deben llegar a rehabilitación especializada sin haber pasado antes por el fisioterapeuta de primaria. Se habla de la especialidad de rehabilitación como un filtro innecesario para muchas patologías entre el médico de primaria y el fisioterapeuta. Bien, también un filtro no deseado ya que mi impulso al ver algunas derivaciones de médicos de primaria es devolver al paciente al fisioterapeuta de primaria y su médico de primaria. Sin embargo, por algún motivo la lumbalgia y el hombro doloroso siguen llegando a rehabilitación, reumatología, traumatología y a diversas combinaciones y rebotes previos antes de llegar al fisioterapeuta. Para mí la serie lógica es MAP y fisioterapeuta para estas patologías, consultando con el médico rehabilitador cuando haya dudas, con la Unidad del Dolor o con el traumatólogo cuando haya al menos algún indicio de que la patología pudiera ser quirúrgica, al reumatólogo cuando haya algún indicio de que la patología pueda ser reumática, (autoinmune, inflamatoria, por depósito de cristales etc)

        En la práctica privada, si el paciente acude directamente al fisioterapeuta recomendaría cautela. Unas pocas lumbalgias pueden ser tumores que precisarían una radiografía. Alejar al paciente de un tratamiento analgésico farmacológico puede también ser un poco cruel. En general lo que puede ser un problema es la “pérdida de oportunidad”. Es decir, que el paciente, por consultar solo y exclusivamente con un fisiterapeuta y no con un médico pueda peder la oportunidad de un tratamiento más completo que incluyera una combinación de ambas terapias. Tan malo es que un paciente con dolor reciba solo un tratamiento médico,por ejemplo AINEs, sin fisioterapia como que un paciente reciba solo y exclusivamente un tratamiento fisioterápico sin valoración médica (al menos inicial) con pruebas complementarias cuando sea necesario y tratamiento farmacológico cuando los beneficios superen a los riesgos. (por ejemplo en patología de hombro se recomienda no abusar de AINEs y utilizar otros analgésicos).

        El tratamiento de la lumbalgia, cervicalgia, hombro doloroso, fascitis plantar, epicondilitis, dolores de la artrosis, fibromialgia, puede ser muy interesante y por la gran demanda que hay muy lucrativo también de forma privada. Sin embargo la fisioterapia y la especialidad médica de rehabilitación se deben también al paciente con discapacidad: lesión medular, ICTUS, Parálisis cerebral, esclerosis múltiple, secuelas de la polio, rigideces articulares por fracturas o cirugía ortopédica, deformidad ortopédica o de casusa neurológica, amputados, pacientes inmovilizados, neuropatías, insuficienca cardiaca, insuficiencia respiratoria, incontinencia urinaria…. Todo eso, ¿donde queda en la idea de fisioterapia que teneís vosotros? me gustaria que me contaraís porque el tema derivó mucho a la lumbalgia y el dolor, y no pienso que la fisioterapia sea solo eso.

        un abrazo.

      • Fé de Ratas,
        -Uy, he llamado al Sr. Villafaina, Dr. Villafaina, no sé si tiene doctorado, disculpe.
        -El instituto Kessler de Rehabilitación se fundó en 1948, me comí un número.
        -No me refería a la fé de las ratas sino a la fe de erratas. Me he dejado influir por la visita del Pápa.

        Básicamente quería mostrar con toda esta historia que si se tomara en cuenta a los “médicos fisioterapeutas”, a los “médicos gimnastas” y a los “médicos electricistas” en la historia de la profesión de la fisioterapia en España esta se remontaría al siglo XIX. También, como comentaba en mi blog el primer libro de ejercicio terapeútico del mundo es de un Español de Lepe y data de 1553.
        http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2011/08/el-primer-libro-de-rehabilitacion.html
        Yo creo que si vieran el desarrollo de la fisioterapia en nuestros días esos médicos del siglo XIX y principios del XX se sentirían también reconocidos en la profesión del fisioterapeuta, ya que ellos aplicaban la terapia con sus manos. Hay incluso alguno de ellos (El Dr García Fraguas) que criticaba entonces el que los médicos generales ignoraran los principios del masaje y del ejercicio mientras que los profesores de gimnasia médica a los que habia formado podían muy bien explicar de forma cientifica estas cosas. Este Dr formaba “ayudantes” de iatromecánica (utilizaban poleas para hacer ejercicios y aparatos de Zander: en mi blog algunas fotos de estos aparatos:
        http://rehabilitacionymedicinafisica.blogspot.com/2009/06/historia-y-futuro-de-la-rehabilitacion.html ), ejerció como profesor de gimnasia médica también y utilizaba sus propias manos para aplicar los tratamientos. Escribió sobre gimnasia terapeutica, física terapeútica y enfermedades discapacitantes del sistema nervioso tratadas por estos métodos, a finales del siglo XIX y principis del XX, defendió la figura de esos ayudantes y se quejó de la ignorancia de los médicos de su época en gimnasia y terapeútica física (básicamente decia: “mis ayudantes saben más que los médicos” Como él era médico le dolía que otros médicos no valoraran estas terapias. Tal vez hoy hubiera sido fisioterapeuta, o tal vez médico rehabiltador, quien sabe: Participó en la fundación de los Institutos de Kinesiterapia allá por el año 1920. Seguro que le hubieran gustado las dos cosas, la fisioterapia y la MFyR. Sus libros fueron prologados por Santiago Ramón y Cajal y por Manuel Becerra (tiene un plaza con su nombre en Madrid) Este Dr Garcia Fraguas podría muy bien ser considerado uno de los padres de la fisioterapia en España, como también uno de los padres de la medicina física y rehabiltiación. ¿No están las historias de nuestras profesiones lo sufiecientemente unidas para vosotros? Para mí sí. En otros comentarios planteabaís que la historia de la fisioterapia en España es muy reciente, apenas 40 años. Y que llevaba retraso con respecto a otros países. Bien, todo depende desde cuando consideres la institucionalización de la formación del fisioterapeuta o si quieres coger una parte de la fisioterapia y considerarla su origen: tienes a los profesores de gimnasia médica que no eran médicos pero recibían formación medica, a los amasadores profesionales que trabajaban haciendo masaje “médico” en hospitales bajo supervisión médica y con formación impartida por médicos y otros amasadores, claro. Tienes también a los ayudantes de electroterapia. y tienes a médicos que juntaron todas estas cosas y formaron a ayudantes en todas estas cosas. En España también la historia de la fisioterapia es muy antigua, compleja, formada por diferentres trozos (como la especialidad de rehabiltación y MF).

        Saber de donde vienes puede ser una ayuda para saber lo que eres, quien eres, y sobre todo para trazar una línea de tu evolucción para saber hacia donde te diriges. Lógicamente la fisioterapia va hacia adelante desde esos primeros cursos para enfermería de 1957. Desde luego entonces a la enfermería se la trataba desde una jerarquía muy marcada. Los médicos eran hombres en un 97%, las enfermeras eran mujeres en un 97% también. (de 1 a 3 mujeres por clase de medicina he contado en las orlas de mi facultad, hay un pasillo con orlas de principios del siglo pasado en adelante) Era muy machista y jerárquico. La enfermera hasta traía café al médico.
        Tal vez algunos de mis compañeros más mayores aún vean a los fisioterapeutas de esa manera (¿habeís visto la fotos de las ayudantes de Cyriax con su uniforme de minifalda?), pero probablemente estos compañeros también se jubilen pronto si tienen recuerdos de una época así. Jerarquía, desde luego la hay. Mira como hablan enfermería a auxiliares de enfermería y estos a los celadores. Mira cómo se consideran entre sí algunas especialidades medicas o directamente los médicos especialistas a los médicos de primaria. Mira cómo se considera a las especialidades que cojen los primeros números del MIR y los de las últimas. Tú número de MIR te marca. Si te dicen de un médico que es muy bueno, pues vale, pero si además te dicen que fué el Nº 1 de su año en el MIR y cogió medicina de familia por vocación entonces le respetas aún más, también puede haber caído, se un número 20 en el MIR y ser un desastre. Si un médico llega a un gran nivel puedes incluso oír, pese a tener un 5000 en el MIR ha trabajado duro, no era brillante en la facultad tampoco pero ahora miraló. Hay una jerarquía en todo esto. Sobre todo un intento de valorar quien sabe más que tú en algo o quien no. ¿No teneís vosotros una valoración de un fisioterapeuta que es un crack en fisioterapia infantil? ¿No establece el conocimiento una jerarquía? Cuando consultas a alguien en algo porque sabes que es mejor que tú en ello no reconoces una jerarquia.

        Pues sí, Océano, yo aprendo de fisiteraeutas y de libros y artículos de fisioterapeutas. Las revistas de rehabilitación y MF también pueden enseñar mucho a los fisioterapeutas. Compendios de Rehabilitación y Medicina Fisica como el Braddon son una completa revisión de técnicas y métodos de medicina basada en la evidencia o fisioterapia basada en la evidencia. Tienes capítulos de terapias alternativas,consideraciones de la osteopatía y la quiropráctica en diferentes patologías, métodos como el Pilates, el TaiChi. Todo ello al lado de técnicas invasivas, quirúrgicas para todas las patologías que quieras.
        http://www.amazon.com/Physical-Medicine-Rehabilitation-Consult-Consult/dp/1437708846

        Lo que quería decir es que tal vez médicos especialistas en MFyR estamos leyendo difrente literatura según intereses. Y tal vez nos estamos perdiendo algo. ¿Qué literatura científica leen los fisios y qué libros utilizan para formarse? Pienso que saber qué revistas cientificas y qué libros se leen es fundamental para comprender que sabes hacer, qué intereses tienes etc…
        Libros anticuados: conocimientos anticuados
        Revistas de baja calidad: terapias aún sin investigar
        Libros muy recientes de una técnica o método aún sin investigar: posibilidad de caer en una moda sacacuartos.

        Un abrazo.

  96. Creo que la agresividad y la violencia nada tienen que ver con la contundencia (como bien ha dicho Arco).

    D. Miguel, Arco es uno de esos fisioterapeutas a los que uno escucha embobado. Sería interesante algún tipo de acercamiento para poder disfrutar en directo de sus conocimientos tanto como lo hacemos por escrito en este blog y alla donde él participa.

    Un saludo.

      • Estimado samfrado

        No imparto clases de ningún tipo. La docencia no se encuentra entre mis vocaciones. Yo solo trato pacientes. Mis “intervenciones” se han limitado a un par de congresos y a actuar como traductor en cursos de fisioterapia.

        Ahora que has aclarado a qué te dedicas (discapacidad), es más fácil entender lo poco cerca de nuestra forma de ver la fisioterapia en la que nos encargamos principalmente de dolor músculo esquelético.

        Por eso, confundes McKenzie con sistema desarrollado para lumbalgias, cuando es un métod de valoración y diagnóstico que si bien se desarrolló y principalmente se ha investigado sobre columna, las extrenidades también entran dentro del campo de acción McKenzie.

        En cuanto a qué leemos nosotros? Mira, para que veas que a veces las casualidades son impresionantes. Este artículo es de los últimos que he leído. Mira en qué revista se ha publicado:

        Evaluation of the McKenzie Intervention for Chronic
        Low Back Pain by Using Selected Physical and
        Bio-Behavioral Outcome Measures. American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation, Vol. 3, 637-646, July 2011

        O este otro:
        Risk factors and clinical features of craniocervical arterial dissection. Manual Therapy 16 (2011) 351-356
        O este otro:

        Clinimetrics corner: the many faces of selection bias. Journal of Manual and Manipulative Therapy 2010 VOL. 18 NO. 2

        O este:
        Can We Explain Heterogeneity Among Randomized Clinical Trials of Exercise
        for Chronic Back Pain? A Meta-Regression Analysis of Randomized Controlled Trials. Volume 90 Number 10 Physical Therapy. October 2010

        No sé, cuando puedas me comentas si te parecen revistas de baja calidad o está adecuado a nuestro nivel.

        Venga Dr. Franco, alégrate de haber encontrado gente no tan rara, plantéanos dudas sobre nuestro trabajo, dinos qué cosas te gustaría saber y que tus fisios de alrededor no te quieren contar, que aquí estamos para eso, para compartir y aprender.

        Villovi es un gran amigo, así que no le tengas en cuenta lo que dice de mí, que es más amistad que objetividad. Gracias amigo.

        Un abrazo

  97. Ya ví las revistas y artículos del enlace a la web de McKenzie que pusiste.
    http://www.mckenziemdt.org/libResearchList.cfm?section=int

    He estado repasando también el método McKenzie, el Concepto Sohier y el Método Méziers ultimamente. No tienen nada que ver. Pero pienso que sí hay que revisar método por método, sus formas y contenido para entender la diversidad de la fisioterapia y multifacética identidad de la fisioterapia española. (Incluso para el método POLD habrá defensores).

    Sobre la bibliografía del Método McKenzie:
    1-Muchas son revistas de Medicina Física y Rehabilitación de asociaciones médicas de Medicina Física y rehabilitación. Esto responde a una pregunta de Océano-Mar: ¿las revistas de médicos rehabilitadores son interesantes para los fisioterapeutas? Sí, al menos en el tema del método McKenzie parece demostrado con esta bibliografía que citas. De hecho si miraís la revista “Rehabilitación” de la SERMEF también encontrareís cosas interesantes, e incluso esa autocrítica que algunos siguen diciendo que no hay. Que la subscripción a la revista sea de pago no es cosa mía. A mí también me cuesta conseguir los artículos de la revista Fisioterapia. Aunque también los leo, como esta editorial:
    “””Fisioterapia y la ley del medicamento y productos sanitarios:
    el triunfo de la sin razón””””
    http://www.elsevier.es/sites/default/files/elsevier/pdf/146/146v32n03a13149193pdf001.pdf
    Tan llena de autocrítica: la formación de los fisioterapeutas es excelente, sus conocimientos intachables.. todo autocrítica.

    Las revistas en las que publican cosas sobre McKenzie son: Journal of Rehabilitation Medicine, Physical Medicine and Rehabilitation. European Journal of Physical and Rehabilitation Medicine, Physical medicine and rehabilitation clinics of North America, otras son más multidisciplinares: Journal Occupational Rehababilitation o también. Al menos las primeras son las mejores revistas de rehabilitación y medicina física del mundo, de la asociación norteamericana de MFyR, de la Europea.
    También hay un resumen del método en la enciclopedia medicoquirurgica de rehabilitación que me leí este fin de semana, no creas que no sé nada de nada.

    2- Otra parte de la bibliografía está en revistas médicas (o sanitarias multidisciplinares) de calidad. Y publicada no solo por fisioterapeutas. Esto dice varias cosas pero sobre todo:
    Hay investigación de calidad en fisioterapia pero está incluída en la investigación médica y de medicina física en general: no hay una ciencia distinta para fisioterapeutas ni unos conocimientos ocultos y misteriosos solo para fisioterapeutas e inalcanzables para otros (ten en cuenta los métodos que he revisado últimamente, algunos sí se muestran así, misteriosos, crípticos)
    Insisto, no hay una ciencia para fisioterapeutas y otra para médicos. No hay un nivel de evidencia para unos y otro nivel para otros. Hay que jugar con las mismas reglas.

    2- Otra parte de la bibliografía está en revistas médicas buenas (y alguna rara),
    Las buenas como Spine, Journal of Spine, European Journal of Spine, el British Journal Sport Medicine, Best Practice & Research: Clinical Rheumatology, Orthopaedic Review, New England Journal Medicine. Rheumatology, Familiy Practise. British Journal of General Practise o New Zealand Medical Journal.
    Las raras como la Bosnian Journal of Basic Medical Scicience. o también la Gundersen Lutheran Medical Journal. (estas dos ultimas no las había visto en mi vida) La última dice algo así como que tras probarlo con 18 pacientes comparado McKenzie y otros “There were no significant difference between groups at 4 weeks” Pero la muestra es muy pequeña.

    También hay una revisión de la Cochrane que incluye 2 artículos con el método McKenzie de 13 en total ( but no evidence of difference between McKenzie and back pain education. Arco ya dijo lo que piensa de la Cochrane, para mí si no hay una denuncia de sesgo por medio o algo similar, o mejor aún una sentencia pensar que lo que dicen no vale es romper las reglas)
    Choi BKL, Verbeek JH, Tam WWS, Jiang JY; Exercises for prevention of recurrences of low-back pain Cochrane Library; Cochrane Library 2010, Issue 3. http://www.thecochraneibrary.com, 2010.

    3.Hay revistas como The Journal of Manual & Manipulative Therapy que también serán interesantes para los médicos que hacen medicina manual y para cualquier médico especialista en MFyR que busque evidencia científica, no solo para fisioterapeutas, y también para osteópatas e incluso quiroprácticos) Lo mismo el Journal of Manipulative Physiological Therapeutic, (Esta incluye bastantes cosas de quiropráctica como los premios de la International Conference on Chiropractic Research (ICCR)) Ya he contado lo que pienso de la quiropráctica en general, para mí tiene más paralelismos con el creacionismo que con la ciencia.

    4- La tercera parte de la bibliografía, o tal vez casi la mitad según lo cuentes, de la bibliografía sobre McKenzie está en revistas de fisioterapia buenas como Physical Therapy (que también es interesantísima para médicos especialistas en MFyR, yo por lo menos revisé varios artículos de esa revista y otras para los proyectos de investigación en los que trabajé y si busco algo y me salen estas revistas de fisioterapia conocidas sé que es bueno),También la revista Advances in Physiotherapy, Physiotherapy Theory and Practice,
    Estas no las he leído nunca, pero supongo que serán buenas. Physiotherapy Canada, New Zealand Journal of Physiotherapy,
    Esta esta muy bien.: Journal Orthopaedics Sports Physical Therapy
    Esta me gusta: Physiotherapy Research International.
    Physical Therapy es una revista muy importante también para los médicos rehabilitadores. Mira, mucha investigación en robótica para rehabilitación también está publicada ahí:
    Using Robot-Applied Resistance to Augment Body-Weight–Supported Treadmill Training in an Individual With Incomplete Spinal Cord Injury. Tania Lam, Katherine Pauhl, Andrei Krassioukov, and Janice J. Eng; PHYS THER January 2011 91:143-151; published ahead of print December 2, 2010, doi:10.2522/ptj.20100026
    Es la revista de la American Physical Therapy Association y es de lo mejorcito para fisioterapia.

    En fín, deseo que llegue a haber una invetigación tan buena en España. Dicíais por arriba: danos tiempo. Eso es lo que pienso: cuando los profesores de las escuelas de fisioterapia sean también doctorados y tengan su grado las tesis de fisioterapia serán mejores, la investigación en fisioterapia en España también. Ahora mismo decir que es excelente es exagerar. Yo empezé mi tesis en una universidad pública con un doctorado considerado “de calidad” pero aún así había muchos problemas, muchísimos, trabas, falta de material, de todo. ¿Cómo va a ser la investigación en fisioterapia? Bueno, para empezar en la escuela más cercana los profesores médicos con tesis doctoral se han quedado sin contrato o se han ido. Como decía el señor Villafaina: si el fisioterapeuta es la máxima autoridad en fisioterapia el anatomopatólogo es la máxima autoridad en anatomía patológica y el cirujano la máxima autoridad en cirugía. ¿Por qué entonces se está sustituyendo a profesores médicos en las escuelas de fisioterapia por fisioterapeutas? Y especialmente para los profesores de la escuela de fisioterapia que son médicos especialitas en rehabilitación y medicina física, ¿no son también las máximas autoridades en rehabiltiación y medicina física? Y, en las partes en las que esos conocimientos se solapan con la fisioterapia, ¿no será que al menos tenemos algo que enseñarnos mutuamente?

    Hay mucha investigación interesante para fisioterapeutas en revistas de médicos rehabilitadores. Muchos de esos problemas metodológicos para evaluar terapias físicas en la clínica ya los han experimentado médicos rehabilitadores. Mucha de la literatura sobre fisioterapia interesante está escrita por médicos especialistas en MFyR. ¿Por qué en vez de colaboración hay tanta crítica? No creo que McKenzie tenga tantos reparos si resulta que la revista norteamericana de Medicina Fisica y Rehabilitación publica cosas sobre su método.
    ¿No es un freno para el avance de la fisioterapia española enfrentarse tanto con la medicina y especialmente con la especialidad que más entiende desde el punto de vista científico?

  98. McKenzie no está mal. Me gusta eso de responsabilizar al paciente y darle pautas de autotratamiento. En el fondo no es distinto de lo que hacemos con otro tipo de ejercicios. Desde luego no busco una dirección preferente ni hago tanto incapié en la extensión, pero los ejercicios normales incluyen estensión. El tema de la centralización es interesante porque sí hay muchos pacientes que cuentan esto, incluso valorando en retrospectiva. El que la exploración y división en grupos tenga consistencia es también muy interesante, porque otros intentos de diagnóstico de alteraciones lumbares resulta que si los valoraban varias personas resulta que no eran buenos.
    Estoy de acuerdo también en que utilizar termoterapia y electroterapia puede confundir al paciente de los objetivos que se buscan y de lo importante de su colaboración en los ejercicios.
    El que las manipulaciones y ejercicios pasivos estén indicados solo puntualmente y en casos concretos, para un subgrupo concreto es también interesante porque hay muchos que no valoran la manipulación como una herramienta más sino como “La herramienta”.
    Sí me parece un enfoque moderno y correcto.
    En realidad otros tipos de correlacción como Lasegue positivo y hernia discal no son nada nuevo. La principal causa de irritación de raíces es la hernia discal y para el nivel más frecuente con una exploración como esa ya sabemos que provocamos la irritación de la raíz. Teniendo en cuenta que el Dr Lasegue murió en 1883 algunas cosas que se están diciendo ahora en fisioterapia pueden ser un poco como reinventar la rueda. No me refiero al método McKenzie, pero leyendo cosas de exploración fisioterápica me encuentro con pruebas que ya hago y que están descritas con el nombre de algún médico que las inventó, pero explicadas de nuevo o con otro nombre, incluídas en una lista de valoración protocolizada que no se diferencia de la exploración médica habitual tal y como viene en los libros (y que muchos médicos no hacen, eso es verdad). McKenzie para hombro hace una valoración muy normal, e incluye incluso pruebas específicas para tendones que son clásicas también. Me cuesta un poco ver la novedad en algunas cosas. Los consejos generales son normales también.
    ¿Realmente es un método distinto o un protocolode exploración y unas pautas para actuar? Lo más original es clasificar las lumgalgias en 3 grupos.
    Vale, no es un método para lumbalgias, pero reconoce que para extremidades no está tan estudiado.
    Una cuestión que me hago mucho es porqué cada descubrimiento de la fisioterapia es un método completo y no solo una contribución concreta. Imagina que Lasègue después de describir el signo de exploración además hubiera hecho su propio protocolo de exploración, su clasificación diagnóstica y su método terapeútico. Neri el suyo etc… Pienso que tal vez la investigación en fisioterapia debería ir más hacia hacer contribuciones concretas y menos a desarrollar un método completo para todo. Seria posible que McKenzie fuera muy bueno para columna pero que no fuera tan bueno para hombro. Si tenemos que juzgar el método completo en lugar de sus contribuciones concretas tal vez lo juzguemos mal.

    Al menos es más moderno que otros métodos y conceptos. El concepto Sohier por ejemplo me ha parecido una infatuación pedantesca. (yo también sé palabros bonitos).
    El método Méziers, si es que es un método y no un conjunto babélico de improvisaciones incoherentes sobre un tema me ha parecido contradictorio, con generalizaciones sacadas de observaciones lógicas pero con poco significado real, mezclado con todo. Un jaleo.
    Sobre otros métodos, prefiero leer a Nietzshe en alemán y borracho antes que intentar entender el libro de Vojta que me compré. No conozco a nadie que lo haya entendido bien, con lo sencilla que es en la práctica la exploración y los tratamientos. Un curso de Vojta impartido con traductor pudo con mi paciencia y la aplicación en adultos una flipada delirante, inlcuso cuando simultánemente habia una explicación llena de tecnicismos.

    Yo iría método por método desgajando la fisioterapia para buscar una identidad concreta y única. ¿Todo vale en fisioterapia?

  99. Por cierto, hoy más de lo mismo: lumbalgia con RMN (hernia discal) tratada con parches e inyecciones que no ha sido derivada a fisioterapia pero ya ha visto al traumatólogo y al neurociujano antes de llegar a mí, humilde médico rehabilitador (peor considerado que los cirujanos como especialista por muchos médicos y otros). Tal vez los rehabilitadores seamos un filtro inútil como dicen los presidentes de algunos colegios de fisioterapeutas. O tal vez seamos el puente para convencer al resto de los médicos de que actúen de otra forma en lo referente a las terapias físicas. El protocolo que dice cuando enviar una lumbalgia o lumbociatalgia al fisioterapeuta de primaria y cuales son los criterios clínicos para valorar derivar a cirugía quienes se lo están saltando son los médicos de primaria y los propios pacientes (que exigen ver a un médico especialista y tener una RMN). Desde luego que yo lo firmé y estuve de acuerdo. No sé por qué me ha llegado el paciente a mí antes que al fisio de primaria, pero desde luego que lo envío al fisioterapeuta. Los que trabajan aquí no saben del método McKenzie, pero se preocupan por los ejercicios y el autotratamiento del paciente.

    Después una cervicalgia que ya han tratado en fisioterapi de primaria y en un fisioterapeuta privado. En primaria le han puesto microondas y TENS, sin ejercicios, sin técnicas manuales. En el fisioterapeuta privado le han hecho acupuntura, nada más acupuntura. (!!!) Yo desde luego no uso el método McKenzie, pero al menos el paciente llegará a un fisioterapeuta que le enseñe ejercicios. Para mí es un paciente de fisioterapia de primaria que no hubiera necesitado más si hubiera recibido el tratamiento correcto. Supongo que el fisioterepeuta de primaria está saturado. Si no hay más fisioterapeutas en primaria desde luego no es culpa mía. A mi no me han preguntado si hay que contratar a más o no.

    Y para rematar una cervicobraquialgia que viene del fisioterapeuta de una mútua, le han hecho masajes y alguna técnica manual. Además le han dicho que no hay fármacos para eso, que los antiinflamatorios le harán daño y que solo tiene que esperar a que se le pase después de lo que le ha hecho. El paciente ha vuelto a trabajar resignado y sin anagésicos ni tratamiento eficaz. Toma ya.

    Después un caso rebotado de todas partes con dolor en pies, no mejora en la mútua, ni con fisios privados, ni infiltrado ni con ondas de choque. Quiere la incapacidad, prolongar la baja, va a terapeutas alternativos. La clínica cambia, tiene varios diagnósticos distintos, varias RMN, fracturas de estres en el pie D ya consolidadas y diagnosticadas tarde, varias trombosis venosas en ambas piernas. Sigo sin saber lo que es, sigo sin tener un diagnóstico único claro, ha consultado con otros especialistas. De los que no tengo informes es de los varios fisioterapeutas que le han visto. Dicen que le han movido mucho el pie, que alguno incluso le hizo daño, le han explicado todo tipo de cosas sobre tendones, fascias y articulaciones; quiero creer que las ha entendido mal y mezcla ideas: no puedo creerme que alguien que ha estudiado anatomía pueda decir cosas así.

    Después he visto un anciano ingresado con hemiplejia por un infarto talámico. Fácil o complicado, según se mire, he comentado un rato con la fisioterapeuta qué hacer. Un chico al que le han dado una paliza con hematomas intracraneales lleva ya varios días sin poder hacer tratamiento porque se agita. Tiene problemas sociales enorme, ser inmigrante sin papeles no es el más grande de ellos.
    Tambíen varias revisiones de fracturas, una lesión de nervio periférico. Comentar los casos con las fisios, ellas no lo saben todo, yo tampoco pero nos complementamos. Igual que este fin de semana: me fuí con una de ellas a bajar un río en piragua. Para ser una fisioterapeuta secuestrada por un médico rehabilitador se ha protado muy bien conmigo y me ha rescatado cuando estaba boca abajo. (Según un presidente de colegio de fisioterapeutas los fisioterapeutas trabajan bajo la ineficacia de los médicos rehabiltiadores secuestradas por los servicios médicos de rehabilitación)

    Esa, es mi realidad de hoy. Esa es la fisioterapia que estoy viendo hoy. Hay 50.000 fisioterapeutas dice el CGCF, al menos uno por cada 1000 habitantes. Cada uno es distinto, pero hay varios que solo hacen terapias alternativas, hay varios que solo ponen electroterapias y termoterapias como churros, otros que solo hacen técnicas pasivas manuales y están en contra o no conocen los tratamientos farmacológicos. Hay muchos en contra de mi trabajo y de la propia existencia de mi profesión que defienden que todos ellos, todos los anteriores, son tan buenos como el mejor y/o mejores que cualquiera. ¿Vosotros no trabajais cerca de aquí verdad? ¿Por qué son tan diferentes los enfoques de diferentes fisioterapeutas?

    • samfrado: te recuerdo que McKenzie no son ejercicios de extensión. Y la extensión puede necesitar de sobrepresión por ejemplo. Es decir, que el dosaje es importante.

      El Método McKenzie es simple, sencillo, pero no fácil. Creo sinceramente que en España es tan poco conocido por la banalización que se tiene de él como una “pauta de ejercicios, el terapeuta no toca y el paciente es el responsable”.

      Ya te aclaré yo, que en extremidades no está tan usado, pero también se están viendo resultados interesantes. En cuanto al hombro, la valoración dices que es normal (debe ser si has leído el libro). Pero es que el hombro es el hombro y las pruebas resistidas son pruebas resitidas. No hay pruebas resistidas McKenzie, ni rotación interna McKenzie. Pero si has leído el libro, habrás leído que lo primero que hay que hacer en un hombro es descartar el origen del cuello. Y ahí es donde McKenzie lo peta literalmente. Es increíble la cantidad de hombros que son cuellos. Una vez descartado el cuello, lo “complicado” viene el elegir qué movimiento y repetirlo para evaluar las respuestas, y ver si se clasifican en las mismas categorías que en columna.

      En extremidades hay por ejemplo más traumatismos (esguinces, roturas musculares) y problemas en inserciones tendinosas que en columna. Por eso los síndromes son menos comunes, pero exactamente igual de efectivos para evaluar y tratar.

      McKenzie es bueno en diagnóstico y valoración, te repito que el tratamiento es lo demenos puesto que viene del diagnóstico, y además es accesible para autotratamiento..

      Si tomamos el concepto del derangement, una manipulación solo sería efectiva en un derangement, así como una técnica de Mulligan. Es decir que el concepto se podría extrapolar a la “fisioterapia” en general. De heho el concepto de internal derangement es popular en la medicina. Si metes en google derangement y knee por ejemplo te saldrán cosas.

      McKenzie evalúa las presentaciones clínicas según patrón de dolor, y su respuesta a la carga mecánica. Los movimientos no son nada extraños, son movimientos de siempre, el proceso de si tengo que aplicar una dirección de fuerza, más fuerza en esa dirección o más tiempo en vez de fuerza, cuando cambiar de plano, cuándo está contraindicado, cuando no encaja en los síndormes, cómo saber si tengo restricción u obstrucción, cómo saber si el dolor del glúteo es lumbar o de la cadera, o el hombro es problema del cuello, o combinación, eso es lo que diferencia a McKenzie delresto, la forma tan sistematizada de llegar a las conclusiones.

      Es habitual confuncir el mandar extensiones con hacer McKenzie. El otro día un compañero vino con un paciente con ciática que tras un mes de extensiones no mejoraba. Yo le pregunté ¿un mes de extensiones? sin mejoría? Y no has cambiado nada? No hay que mandar extensiones un mes a ver qué pasa. La respuesta la necesito aquí ahora conmigo, o en 24 – 48 horas. Los cambios que se buscan son rápidos.

      Este paciente mejoraba con la flexión. Y me dijo mi compañero, entonces es un derangement anterior? porque mejora con la flexión?. Le dije que no, que no todos los que mejoran con flexión son derangements anteriores, pero que sí que todos los derangements anteriores mejoran a la flexión. Este chico se evaluó con Mckenzie pero no pudo ser clasificado en ningún síndrome. Solo necesitaba moverse. Llevaba 5 meses de baja en casa con la prohibición de flexionar porque tenía 2 hernias. 5 meses sin flexionar. Puede que al principio tuviera “algo”, pero ahora solo necesitó una evaluación sistematizada para saber que lo único que necesitaba era “permiso para flexionar”. En este caso McKenzie nos ayudó a detectar a una persona que no respondía a unsíndrome concreto pero que sin embargo, nos dió la seguridad de proceder con un “reassurance” que tanto se hablan en las directrices.

      De los métodos o abordajes que conozco, ninguno tienen la capacidad de recogida de datos, exploración, razonamiento clínico (guía del semáforo, progresión de fuerzas, fuerzas alternativas,…) que tiene McKenzie. Y a pesar de esa gran capacidad, la banalización del uso de ejercicios y hands off, lo hace que no llame la atención. Te aseguro que con McKenzie yo pongo la mano encima, pero cuando la respuesta del paciente así lo indica.

      Yo después de varios año de trabajo, y de varias formaciones, sin ninguna duda, McKenzie se acerca muy mucho a lo que tengo de concepto de fisioterapia, en cuanto a aparato locomotor se refiere. Evidentemente para otras formas de fisioterapia (neurológica, respiratoria,…) no tiene posibilida de aplicación.

      En fin, no me gustaría desviar el debate a temas tan específicos. Son cosas que por escrito me cuestan un mundo explicar sin perder el hilo, y además son cosas que ya he repetido otras veces.

      • Ya ví las revistas y artículos del enlace a la web de McKenzie que pusiste.
        http://www.mckenziemdt.org/libResearchList.cfm?section=int

        He estado repasando también el método McKenzie, el Concepto Sohier y el Método Méziers ultimamente. No tienen nada que ver. Pero pienso que sí hay que revisar método por método, sus formas y contenido para entender la diversidad de la fisioterapia y multifacética identidad de la fisioterapia española. (Incluso para el método POLD habrá defensores). Pienso que la diversidad de métodos y enfoques es la que babeliza el lenguaje de la fisioterapia y balcaniza la identidad del fisioterapeuta.

        Sobre la bibliografía del Método McKenzie:
        1-Muchas son revistas de Medicina Física y Rehabilitación de asociaciones médicas de Medicina Física y rehabilitación. Esto responde a una pregunta de Océano-Mar: ¿las revistas de médicos rehabilitadores son interesantes para los fisioterapeutas? Sí, al menos en el tema del método McKenzie parece demostrado con esta bibliografía que citas. De hecho si miraís la revista “Rehabilitación” de la SERMEF también encontrareís cosas interesantes, e incluso esa autocrítica que algunos siguen diciendo que no hay. Que la subscripción a la revista sea de pago no es cosa mía. A mí también me cuesta conseguir los artículos de la revista Fisioterapia. Aunque también los leo, como esta editorial:
        “””Fisioterapia y la ley del medicamento y productos sanitarios:
        el triunfo de la sin razón””””
        http://www.elsevier.es/sites/default/files/elsevier/pdf/146/146v32n03a13149193pdf001.pdf
        Tan llena de autocrítica: la formación de los fisioterapeutas es excelente, sus conocimientos intachables.. todo autocrítica.

        Las revistas en las que publican cosas sobre McKenzie son: Journal of Rehabilitation Medicine, Physical Medicine and Rehabilitation. European Journal of Physical and Rehabilitation Medicine, Physical medicine and rehabilitation clinics of North America, otras son más multidisciplinares: Journal Occupational Rehababilitation o también. Al menos las primeras son las mejores revistas de rehabilitación y medicina física del mundo, de la asociación norteamericana de MFyR, de la Europea.
        También hay un resumen del método en la enciclopedia medicoquirurgica de rehabilitación que me leí este fin de semana, no creas que no sé nada de nada.

        2- Otra parte de la bibliografía está en revistas médicas (o sanitarias multidisciplinares) de calidad. Y publicada no solo por fisioterapeutas. Esto dice varias cosas pero sobre todo:
        Hay investigación de calidad en fisioterapia pero está incluída en la investigación médica y de medicina física en general: no hay una ciencia distinta para fisioterapeutas ni unos conocimientos ocultos y misteriosos solo para fisioterapeutas e inalcanzables para otros (ten en cuenta los métodos que he revisado últimamente, algunos sí se muestran así, misteriosos, crípticos)
        Insisto, no hay una ciencia para fisioterapeutas y otra para médicos. No hay un nivel de evidencia para unos y otro nivel para otros. Hay que jugar con las mismas reglas.

        2- Otra parte de la bibliografía está en revistas médicas buenas (y alguna rara),
        Las buenas como Spine, Journal of Spine, European Journal of Spine, el British Journal Sport Medicine, Best Practice & Research: Clinical Rheumatology, Orthopaedic Review, New England Journal Medicine. Rheumatology, Familiy Practise. British Journal of General Practise o New Zealand Medical Journal.
        Las raras como la Bosnian Journal of Basic Medical Scicience. o también la Gundersen Lutheran Medical Journal. (estas dos ultimas no las había visto en mi vida) La última dice algo así como que tras probarlo con 18 pacientes comparado McKenzie y otros “There were no significant difference between groups at 4 weeks” Pero la muestra es muy pequeña.

        También hay una revisión de la Cochrane que incluye 2 artículos con el método McKenzie de 13 en total ( but no evidence of difference between McKenzie and back pain education. Arco ya dijo lo que piensa de la Cochrane, para mí si no hay una denuncia de sesgo por medio o algo similar, o mejor aún una sentencia pensar que lo que dicen no vale es romper las reglas. Si confías en la Medicina Basada en la Evidencia depositas tu confianza en revisores, aún sabiendo que son humanos y que aún hay cierto margen de error, o un retraso porque tardan años en fijarse en los temas novedosos, hasta que hay suficientes publicaciones sobre ellos)
        Choi BKL, Verbeek JH, Tam WWS, Jiang JY; Exercises for prevention of recurrences of low-back pain Cochrane Library; Cochrane Library 2010, Issue 3. http://www.thecochraneibrary.com, 2010.

        3.Hay revistas como The Journal of Manual & Manipulative Therapy que también serán interesantes para los médicos que hacen medicina manual y para cualquier médico especialista en MFyR que busque evidencia científica, no solo para fisioterapeutas, y también para osteópatas e incluso quiroprácticos) Lo mismo el Journal of Manipulative Physiological Therapeutic, (Esta incluye bastantes cosas de quiropráctica como los premios de la International Conference on Chiropractic Research (ICCR)) Ya he contado lo que pienso de la quiropráctica en general, para mí tiene más paralelismos con el creacionismo que con la ciencia.

        4- La tercera parte de la bibliografía, o tal vez casi la mitad según lo cuentes, de la bibliografía sobre McKenzie está en revistas de fisioterapia buenas como Physical Therapy (que también es interesantísima para médicos especialistas en MFyR, yo por lo menos revisé varios artículos de esa revista y otras para los proyectos de investigación en los que trabajé y si busco algo y me salen estas revistas de fisioterapia conocidas sé que es bueno),También la revista Advances in Physiotherapy, Physiotherapy Theory and Practice,
        Estas no las he leído nunca, pero supongo que serán buenas. Physiotherapy Canada, New Zealand Journal of Physiotherapy,
        Esta esta muy bien.: Journal Orthopaedics Sports Physical Therapy
        Esta me gusta: Physiotherapy Research International.
        Physical Therapy es una revista muy importante también para los médicos rehabilitadores. Mira, mucha investigación en robótica para rehabilitación también está publicada ahí:
        Using Robot-Applied Resistance to Augment Body-Weight–Supported Treadmill Training in an Individual With Incomplete Spinal Cord Injury. Tania Lam, Katherine Pauhl, Andrei Krassioukov, and Janice J. Eng; PHYS THER January 2011 91:143-151; published ahead of print December 2, 2010, doi:10.2522/ptj.20100026
        Es la revista de la American Physical Therapy Association y es de lo mejorcito en revistas científicas en fisioterapia.

        En fín, deseo que llegue a haber una invetigación tan buena en España con al menos publicaciones como estas. Dicíais por arriba: danos tiempo. Eso es lo que pienso: cuando los profesores de las escuelas de fisioterapia sean también doctorados y tengan su grado las tesis de fisioterapia serán mejores, la investigación en fisioterapia en España también mejorará. Ahora mismo decir que es excelente es exagerar. Está bien celebrar los avances, pero no se queda la cosa en que haya grado y posibilidad de hacer tesis. Se trata de que los 50.000 fisioterapeutas españoles, uno por cada 1000 habitantes al menos un 1% hagan algo de investigación de calidad una vez . Yo empezé mi tesis en una universidad pública con un doctorado considerado “de calidad” pero aún así había muchos problemas, muchísimos, trabas, falta de material, de todo. Ya te digo: la investigación en España es complicada incluso en las facultades con historia en investigación. ¿Cómo va a ser la investigación en fisioterapia? Bueno, para empezar en la escuela más cercana los profesores médicos con tesis doctoral se han quedado sin contrato o se han ido. Como decía el señor Villafaina: si el fisioterapeuta es la máxima autoridad en fisioterapia el anatomopatólogo es la máxima autoridad en anatomía patológica y el cirujano la máxima autoridad en cirugía. ¿Por qué entonces se está sustituyendo a profesores médicos en las escuelas de fisioterapia por fisioterapeutas? Y especialmente para los profesores de la escuela de fisioterapia que son médicos especialitas en rehabilitación y medicina física, ¿no son también las máximas autoridades en rehabiltiación y medicina física? Y, en las partes en las que esos conocimientos se solapan con la fisioterapia, ¿no será que al menos tenemos algo que enseñarnos mutuamente?

        Hay mucha investigación interesante para fisioterapeutas en revistas de médicos rehabilitadores. Muchos de esos problemas metodológicos para evaluar terapias físicas en la clínica ya los han experimentado médicos rehabilitadores. Mucha de la literatura sobre fisioterapia interesante está escrita por médicos especialistas en MFyR. ¿Por qué en vez de colaboración hay tanta crítica? No creo que la gente de McKenzie tenga tantos reparos si resulta que la revista norteamericana de Medicina Fisica y Rehabilitación publica cosas sobre su método.
        ¿No es un freno para el avance de la fisioterapia española enfrentarse tanto con la medicina y especialmente con la especialidad que más entiende desde el punto de vista científico?

        _Océano, ¿por qué hay comentarios que no llegan a salir nunca? ¿Tienen algo que no gusta, ofende o está mal?

      • Dr Franco,

        El retraso en la investigación en fisioterapia va parejo al estado de investigación en España en diversas áreas. Aunque no se puede uno dormir en los laureles, sinceramente creo que a la fisioterapia española, viniendo de dónde viene y habiendo superado los obstáculos que ha tenido que superar, no se le puede pedir más. Por no hablar de una problemática inherente a la investigación con agentes físicos que es la financiación.

        Dr Franco, honestamente te tenemos que volver a recordar que, lejos de ser un aliado, la Rehabilitación institucional ha sido siempre un obstáculo para el desarrollo de la fisioterapia institucional. Lejos de las buenas intenciones particulares, las tuyas o las nuestras, los hechos son tozudos y la historia está ahí. Siempre que hemos querido avanzar – y para investigar, es preciso hacerlo académicamente- la fisioterapia española se ha topado de bruces con el palo en la rueda de la SERMEF y sus entidades satélites.
        Mire sino el conato de boicot de la APUMEFYR del Dr Sergio Santos al Libro Blanco de Fisioterapia, con el cual queríamos consolidar los títulos de Grado para nuestra disciplina.

        Te traslado a ti la pregunta, ¿no es un freno para el avance de la fisioterapia española tener que encarar una y otra vez las afrentas institucionales de la especialidad tuya? Para mí, sí. Si los MFyR quieren trabajar con nosotros y por la fisioterapia, que colaboren de manera proactiva y no destructiva. Conductas como la tuya, nos hacen ver a todos que las cosas están cambiando y van a mejor.

        PD: Una cosa son las revistas americanas… pero ¿qué publican los MFyR españoles relevantes para los fisioterapeutas españoles? ¿Por qué los fisioterapeutas españoles no podemos citar ni un sólo avance, método, caracterización o técnica de la fisioterapia proviniente de la medicina física hispana? A los hechos me remito, Dr Franco.

        abrazo!

      • Océano, conozco al Dr Sergio Santos del Riego. El bloqueo al libro Blanco de Fisioterapia es simplemente por desacuerdos en su redacción.
        Imagina que hacemos un libro blanco de Rehabilitación y ponemos en él frases como:
        “La prescripción de terapias físicas es una competencia esclusiva de los médicos especialistas en todas sus formas: fisioterapia, rayos UVA, depilación láser…”
        Desde luego que muchos profesionales se verían ofendidos por una frase así y bloquearían la salida del libro blanco de MF& Rehab.
        El Libro Blanco de Fisioterapia incluye muchas frases en las que se olvida de todo tipo de profesionales. Desde luego que era una oportunidad de crecimiento para la fisioterapia, pero no respetaba a varias especilidades médicas. Incluso la electromiografía que hacen los médicos especialistas en neurofisiología clínica (especialidad médica reconocida con formación MIR) quedaban tocados si “todos los medios físicos terapeúticos y diagnósticos son competencia del fisioterapeuta”.
        Había muchas cosas en el libro Blanco que eran demasiado. El crecimiento de la fisioterapia debe respetar también competencias de otras profesiones, y la forma de conseguir ampliarlas es el diálogo, el respeto y la ciencia. No se trata de que un profesional deje de hacer algo para que lo haga otro solo porque el segundo colectivo es muy numeroso, tiene contactos políticos o lo que sea. Todas las profesiones defienden sus competencias y se protegen del intrusismo o de la competencia desleal. La defensa de los médicos de nuestras competencias no tiene muchas diferencias de la defensa que haceís los fisioterapeutas con respecto a intrusistas o con respecto a que enfermería o terapia ocupacional hagan cosas que pudieran considerarse fisioterapia.
        Numerosos documentos de fisioterapia juegan con las palabras tratando de conseguir que documentos oficiales incluyan competencias ampliadas. Se juega con que haya una asignatura con un nombre para lograr esa competencia (por ejemplo si estudias una asignatura de farmacología: ¿puedes recetar fármacos?)

        Por cierto hace poco también hubo juicio entre fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales. Los terapeutas ocupacionales argumentaban que “ergoterapia” es sinónimo de terapia ocupacional (y es verdad) y que si los fisioterapeutas tenían una asignatura de ergoterapia y se reconocía la ergoterapia en sus competencias era como decir que los fisioterapeutas podían tener las funciones del terapeuta ocupacional. Bien. El Dr Sergio Santos del Riego MD PhD además de ex presidente de APUMEFYR, Catedrático y Decano de la Universidad de la Coruña es director de la escuela de Terapia Ocupacional. Se le consultó en este juicio y pese a todo su peritaje fué a favor de los fisioterapeutas. Él mismo me lo contó. No hay ningún problema en que los fisioterapeutas conozocan lo mejor posible la terapia ocupacional, la farmacología, el diagnóstico por imágen o el diagnóstico por EMG, Donde se pide respeto es en atribuírse después la competencia, especialmente atribuirse la competencia en exclusiva.
        ¿Por qué se ponen resistencias a la creacción de un Área de Conocimiento en la Universidad en Terapia Ocupacional o en Rehabilitación y Medicina Física? Fisioterapia ya la tiene pero nadie más puede tenerla.
        Tal vez la agresividad en la expansión de la fisioterapia debería ser replanteada. Eso es todo.
        ¿Dice algo el Libro Blanco de Fisioterapia sobre Equipo Multidisciplinar? ¿No es también una realidad?

        El Libro Blanco de Fisioterapia interpretaba las leyes de una forma muy favorable para la profesión del fisioterapeuta atribuyendole muchas cosas que o bien comparte con otros profesionales o bien son de otros profesionales directamente.
        ¿Quien tenía antes la competencia de prescribir fisioterapia? Era cosa de los médicos.
        Después se consiguió más autonomía para el fisoterapeuta.
        Y últimamente oigo que la competencia de prescribir terapias físicas la hemos usurpado los médicos. No, no la hemos usurpado, los fisioterapeutas en su crecimiento han conseguido autonomía y libertad de prescripción, los médicos hemos perdido esa autoridad tan jerarquizada, pero no hemos usurpado algo que fuera de los fisioterapeutas primero o que solo sea de los fisioterapeutas.

        Usurpar:
        tr. Apoderarse de un bien o derecho ajeno, generalmente por medios violentos.
        Apoderarse de la dignidad, empleo u oficio de otro, y usarlos como si fueran propios.

        Si, los fisioterapeutas teneís autonomía para prescribir etc reconocida mi profesión también tiene reconocidas unas competencias que antes no teníais y probablemente sigan creciendo, pero si algunas que son compartidas con otros profesionales no podeís negarlas tampoco. ¿Acaso yo no puedo prescribir ejercicio terapeútico porque soy médico? el ejercicio terapeútico es parte de la medicina desde hace siglos ¿No puedo yo prescribir un TENS (está también en mis competencias como especialista en “medicina física”? El libro Blanco de Fisioterpia no dejaba ningún lugar a otros profesionales: todo lo que sea fisioteraia es exclusivo del fisioterapeuta y de nadie más y todo lo que el fisioterapeuta pueda necesitar de otras profesiones lo puede hacer siempre y nadie se lo puede negar. Lo leí en su momento y así me pareció incluso antes de conocer la opinión de otros compañeros.
        Hoy ya puedes prescribir todo esto, no te obligan a tener un médico en una clínica de fisioterapia privada, puedes hacer tu valoración y poner libremente tu tratamiento. ¿O no? ¿Qué limitaciones tiene el fisioterapeuta ahora mismo para el ejercicio libre de su profesión? (Me gustaria que me contestaras a esta pregunta)

        No he visto tampoco que la investigación en rehabilitación y medicina física de otros países se dedique a crear métodos o conceptos. No se trata de ese enfoque de investigación. Lo que se desarrollan son métodos de evaluación, escalas pronósticas, validación de pruebas o instrumentos de medida, o nuevas terapias tecnológicas, validar el uso de un nuevo timpo de ortesis; pero todo ello integrado totalmente, no tratando de hacer un método diagnóstico y terapéutico completamente nuevo que precise tres cursos de especialización y esté desgajado del conocimiento general. No, eso no lo he visto en este tipo de revistas. Sí intentan evaluar métodos antiguos o métodos creados por fisioterapeutas, pero no inventan un concepto nuevo. Hace décadas que no sucede algo así creado por médicos que yo sepa. A no ser alguna excepción. Los libros de rehabiitación y medicina física no hablan de crear nuevos métodos, ni nuevas formas de hacer ejercicios ni nada parecido. Más bien de lo que se trata es de crear protocolos únicos completos. En física diríamos una teoría unificada que relacionase todo lo demás.

      • Estimado Dr Franco,

        Como en su momento bien argumentó el Sr Rebollo, Catedrático de Universidad y Coordinador del Libro Blanco, entre las competencias
        profesionales que recogía dicho Libro se encuentran: el Diagnóstico de Fisioterapia y no el Diagnóstico Médico; el Diseño del Plan de Intervención de Fisioterapia y no la Prescripción Terapéutica; el Informe al Alta de Fisioterapia y no el Alta Médica, siendo pues, rigurosamente falso que en este texto “se invadan competencias exclusivamente médicas tales como el diagnóstico (obviamente se refieren al diagnóstico médico), la prescripción terapéutica y el alta del paciente”.
        Te dejo constancia de un enlace escrito por el Sr Rebollo donde se rebate con argumentos de razón todos estos puntos amparándose en la legislación vigente.

        http://www.e-debat.cat/IES/doc/referencias/2008011011_ref_apoyolegislativoallibroblancodefisioterapia.pdf

        Dr Franco, al margen de las razones, el pataleo del Dr Sergio Santos con el Libro Balnco venía fundamentalmente derivado de la palabra “diagnóstico”, que es lo que finalmente se llevó a juicio y la Justicia le quitó la razón, dándosela a los fisioterapeutas. Así que no voy a ser yo quien añada más sobre este punto.

        La investigación: ya me gustaría Dr Franco, y así te lo digo, ya me gustaría tener un médico en mi equipo que me ayudase a objetivar los resultados de mi práctica clínica. Creo que los rehabilitadores podéis ayudar muchísimo a la investigación en fisioterapia: estáis en los hospitales, tenéis el conocimiento de la metología de la investigación y la estadísitca, a parte de pacientes sin límite en la pública. ¿Por qué no planteais a vuestros fisioterapeutas un estudio? Los rehabilitadores deben actuar como gestores de la rehabilitación. Por qué no le decís, ¿objetivamos los resultados de tal o cual técnica? A mí me encantaría. Y respondiendo a tu pregunta: una de las principales limitaciones de un FT en la práctica privada es que no podemos investigar. Porque no tenemos tiempo, por la característica del servicio y por falta de conocimientos. Vosotros en la pública podríais hacer virguerías y sin embargo….

        Un abrazo!

      • No te creas que se pueden hacer virguerías en la consulta habitual de la Seguridad Social. Desgraciadamente con un goniómetro, el cronómetro del móvil, las manos y poco más es difícil encontrar algo estimulante que esté por hacer. Se necesita material también. Instrumentos de medida y otras cosas. Si diseñas el estudio es difícil hacer uno solo un doble ciego, necesitas colaboradores. Y por otra parte estaría evaluando tratamientos antiguos cuyos mejores resultados ya saltan a la vista. Para mí algunas terapias es como comparar si es más eficaz vacíar una piscina con cubos cuadrados o cubos redondos y que te salga que los redondos son mejores. Preferiría trabajar en el desarrollo de una bomba de agua.

        En los hospitales públicos donde he estado había posibilidades deinvestigación en los más grandes, en los monográficos o hospitales de ciudades grandes.
        Los médicos estudiamos estadística, pero todo el tema de matemáticas lo hacían los ingenieros donde yo trabajé, no creas que ya de por sí ya sabemos los médicos o que todo el tema nos viene rodado. Un curso de metodología de la investigación te deja con más dudas que respuestas. Para hacer cada cosa te tienes que romper los sesos mucho, trabajar mucho y después el único reconocimiento que tienes es un 0,1 puntos en la próxima oposición. La investigación no está muy valorada en la pública tampoco. A mí me parece increíble que cuente lo mismo un articulito chorras en una publicación de tercera que publicar algo que te ha costado un año hacer. Ni siquiera la investigación más puntera en la que se manejan presupuestos millonarios está especialmente valorada a nivel de currículum o carrera profesional. Yo donde trabajé era becario y cobraba la mitad, pero si lo sugería podía haber podido hacer que la empresa colaboradora destinara unas cuantas docenas de miles de euros a un aparato. Era un proyecto fabuloso pero en realidad de cara al trabajo lo que supone es perdida de tiempo para ganar puntos de experiencia y tener plaza fija y un trabajo cómodo que no me obligue a mudarme de comunidad autónoma varias veces en un año.
        Para mí la tentación y el problema es este:
        Estoy en la pública, no me exigen demasiado ni me piden que haga virguerías porque tampoco me ofrecen material, lo que quieren es que el gasto no crezca (y una investigación puede hace eu crezca mucho) No estoy en un lugar puntero o grande donde pueda convencer en alguna covocatoria digna a algún organismo para que me de fondos para algo. En la escuela de fisioterapia tienen algún material, pero los médicos no somos especialmente bienvenidos, de hecho con la crisis o con la excusa de la crisis están cambiando los contratos de algunos profesores que casualmente son todos médicos y lo están dejando o ya no les renuevan contrato. No hay puestos de investigador, aunque las plazas fijas de las universidades exiguen cierta dedicación a la investigación: algo que no se cumple realmente. En la Universidad no hay un área de conocimiento de Rehabilitación donde se exiga a los profesores hacer investigación y donde se pueda colaborar fácilmente. No hay en España un Instituto Nacional de Rehabilitación o algún tipo de entidad pública donde desarrollar proyectos a nivel nacional, son todo iniciativas individuales donde se llega a acuerdos con diferentes entidades buscando que tengan el mayor prestigio posible porque es lo que se valora a la hora de dar fondos (eso y la filiación política de los investigadores, que en España esa es otra, sino a ver cómo financias un estudio genétido para demostrar que el ADN de los vascos es distinto del del resto de los europeos). Los grandes proyectos están en grandes hospitales y ahora me he acomodado en una ciudad pequeña que es donde habia trabajo, Con ganas todo se hace, pero medicina se termina a los 24 y la especialidad a los 28-29. Rehabilitación es una especialidad con muchas mujeres. El tiempo dedicado a investigación se lo qutas a tu familia a los niños etcc a no ser que sea tiempo de tu horario laboral normal, donde sobra tiempo pero a ratos y de forma impredecible. Comparado con fisioterapia que tienes a chavales de 21 años recien salidos de la facultad y con ganas de hacer muchas cosas es jodido. Habría que aprovechar ese impulso con becas de investigación para recién graduados con una dirección buena, claro. Con 35 tacos pasas de ser becario si no hay una puerta abierta a algo más. Bien, debería haber puestos de investigador. En otros países esto se desarrolla en esos Institutos de Rehabilitación. Solo conozco a 2 médicos rehabiltiadores españoles cuyo contrato sea 100% de investigación y a unos pocos fisios más. Los proyectos más grandes de investigación en rehabilitación son los que he contado: robótica, telerehabilitación, implantes electrónicos, temas así. En otros países hay Sociedades de Ingeniería de la Rehabilitación donde se desarrollan estas cosas.
        En España no está reconocida como especialidad o como carrera la ingeniería biomédica. Hay un máster en la Universidad de Valencia cuyo itinerario 2 es Ingeniería Biomédica, Biomecánica y Tecnología de la Rehabilitación. (por cierto que admiten también a fisioterapeutas)
        http://www.mibvalencia.es/web.php?lang=es&id=16&title=Descripción-del-Máster
        Total, que te puedes formar, pero después tienes una puerta abierta al extranjero.
        (bueno, tal vez Tecnalia en el País Vasco, habrá que verlo)

        Esa es la investigación más puntera en rehabilitación ahora mismo y se hace en equipos con empresas y universidades y la colaboración de muchos organismos distintos. Las facultades de medicina y las escuelas de fisioterapia son muy cerradas en sus planteamientos de investigación. En mi universidas había un grupo de Ingenieria Biomédica de la Rehabilitación pero aunque estaba cerca de la facultad de medicina no había forma de colaborar sin firmas de muchos cargos distintos. Lo único que podia hacer era acercame allí y charlar de lo que nos hubiera gustado poder hacer.
        Para que una clínica de fisioterapia dedicara dinero a investigación, supongo que tendriá que ser muy grande y haber recibido un premio de la lotería. No sé cómo involucrar a la fisioterapia privada en la investigación de este tipo. Sí colaboran centros privados como Guttman o centros de rehabilitación neurológica propiedad de órdenes religiosas, fisioterapeutas de asociaciones de personas con discapacidad… No sé cómo poder articular una relacción de investigación con una clínica de fisioterapia como las más frecuentes, con un puñado de fisioterapeutas, o un par de ellos trabajando solos por su cuenta. ¿Cómo puede favorecer ese modelo económico al avance científico en fisioterapia-rehabilitación? no lo sé. Es bastante complejo ya relacionar universidad, empresa, hospitales públicos y privados etcc. La Investigación con mayúsculas se hace así. Sino siempre tienes cositas como usar un dinamómetro para comparar si tienen más fuerza los estudiantes de fisioterapia de 1º ó los de 3º en los dedos. Es investigación, pero cambia poco las cosas. Lo puedes publicar, puedes incluso conseguir una revista indexada con cosas así. Pero, ¿Cuanto progresa nuestra ciencia aplicada con cosas así?

        A Océano me gustaría preguntarle cómo se puede hacer para fomentar la investigación entre ese 85% de los 50.000 fisioterapeutas españoles que están en la privada. ¿Qué temas podrían motivarles y cómo se podría lograr?
        Porque la investigación es hacia donde vamos, y eso tiene mucho que ver con nuestra identidad. “”Quo Vadis rehabilitación?”” fué un tema de debate en un congreso nacional reciente. Yo aún busco respuestas a eso. Y también: “Quo Vadis Fisioterapia?”

      • Dr Franco,

        Si así el panorama investigador en su especialidad, no te cuento en fisioterapia y peor aún en fisioterapia privada. En ésta última, bastante tenemos con echar horas y horas de trabajo para, después de pagar facturas, sacar un sueldo a pesar de vivir en la precariedad vital que impone el régimen fiscal del autonomato.

        Aún así hay que ser optimistas y dentro de esto, prácticos. Dr Franco, estoy de acuerdo contigo que no podemos perder de vista la bomba de achique para extraer el agua. Pero aún en la era de los cubos, hay mucho que hacer. No sólo se debe investigar el futuro, sino también el presente. Y a un clínico le interesa saber dónde está el grano y dónde la paja en la medicina que aplica. En otras palabras, qué hay de ciencia, de cultura y de mercado en ellas. Desde este punto de vista, el problema no es saber si sacamos agua de cubos cuadrados o redondos, sino de saber si sacamos agua de cubos o de cubos con agujero. Seamos francos y humildes: aún estamos en esta fase embrionaria e impera ser realista y trabajar en ella.

        Dr Franco, creo que con manos, goniómetros y algún instrumento de validación universal se puede hacer mucho. Muchísimo. ¿Qué nos interesa a los fisioterapeutas? Cosas prácticas de nuestra realidad clínica. Objetivar si tal o cual abordaje es eficaz o no y su relevancia. ¿Es efectiva la electroterapia? ¿el gancheo? ¿el tratamiento de puntos gatillo? ¿podemos objetivar las mejorías clínicas que observamos en nuestra práctica diaria? Dr Franco, ¿son eficaces los protocolos que utilizamos en muchos tratamientos? ¿Los seguimos por convicción científica, clínica o simple atavismo? ¿Es eficaz la fisioterapia, Dr Franco? ¿Se justifica su relación calidad/precio para un sistema sanitario? En otras palabras, ¿podremos tender puentes entre nuestra evidencia clínica y la evidencia científica? ¿son correctos los presupuestos teóricos de algunos conceptos o antes bien son un dogma? la investigación podría ayudar mucho a aclarar estas cosas.

        Y a nivel innovación (“bombas de achique” en vez de cubos) creo que queda mucho, muchísimo por hacer en el tema del Diagnóstico. Arco ya ha profundizado someramente en esto. Estamos a años luz de identificar y tipificar criterios de inclusión para subgrupos clínicos en muchas patologías. No hablo ya entonces de reglas de predicción clínicas.

        ¿De qué me vale desarrollar para la rehabilitación un ingenio robótico ultrasensible para el tratamiento de patología lumbar con los diagnósticos actuales de “hernia discal”, “cambios degenerativos”, “lumbalgia mecánica” o “lumbalgia inespecífica”? En otras palabras, ¿de qué me vale invertir en tecnología puntera si desconozco qué población diana será subsidiaria de ella y cual no?

        Dr Franco, que algún compañero amplíe el concepto, pero volviendo a tu pregunta, desde mi humilde opinión creo que este tipo de cosas, las que atañen a la realidad de la práctica diaria y que puede ayudar a mejorar el servicio que damos a nuestros pacientes AQUI y AHORA y profundizar nuestro conocimiento de la fisioterapia a la vez que nos serviría para madurar como profesión son las que merece la pena investigar. Creo que éste debe ser el punto de partida, sin que por supuesto, esto no nos impida soñar con mejores avances y mirar al futuro.

      • Pienso que sí es rentable la fisioterapia para un sistema sanitario. Si cojemos una patología como la lumbalgia o la lumbociatalgia ahorra días de baja y evita cirugías más caras, con riesgos y secuelas graves. Aveces se ha utilizado mal la fisioterapia ya que si hay lista de espera todo el tiempo de espera y además el tratamiento supone más tiempo de baja.

        Para mí muchos métodos de fisioterapia, al menos su teoría, son infatuaciones pedantescas. No trago, en el concepto Sohier la “teoría de la cibernética articular” o “la conceptualización de la unidad biológica mecanógena” y esa tendencia a terminar hablando en siglas como la RBF de la fase desrigidificante (RBF significa popr lo visto “ritmo biomecánico fundamental”. Al leer a Sohier y encontrar en una frase yuxtaposiciones de neologismos como “empuje capsuloligamentario de la homeostásis mecanógena”. se quitan las ganas de seguir leyendo ¿de qué está hablando? No me extraña que hagan falta 3 años para entenderlo todo, es un nuevo idioma, es la torre de Babel. Muchos cursos de métodos de fisioterapia requieren más tiempo de formación que la propia carrera de fisioterapia. No me extraña que después algunos se autodenominen “terapeutas Bobath, antes que fisioterapeutas”. Esa sensación, para mi, es común a la teoría de muchos métodos. Ya comenté el caso del método POLD. ¿Por qué esa tendencia a babelizar y balcanizar todo en las explicaciones?
        En realidad hay cosas más sencillas como valorar si un programa de ejercicios domiciliario es igualmente efectivo que la asistencia a un centro o no. Y no hacen falta realmente hacer un programa de ejercicios especialmente complejo. Mira por ejemplo las revisiones de evidencia científica en prescripción de ejercicios del Visual Health Information: http://www.vhikits.com/Default.aspx
        Simplemente investigan si los estiramientos de gemelos-soleo funcionan para tratar la fascitis plantar. No se complican la vida con un método complejo que requiere un curso de 10 meses para tener el diploma.

        En investigación de lumbalgias gracias a intrumental se ha conseguido encontrar cosas muy interesantes como por ejemplo una atrofia de músculo multífidus con hasta un 30% de reducción del volumen del músculo comparando con sanos y midiendo con ecografía. O una falta de activación de músculos abdominales (especialmente el transverso) en lumbalgias crónicas que era reversible al eliminar el dolor. De ahí se pueden sacar conclusiones muy interesantes, pero hace falta un ecógrafo o un electromiógrafo de superficie y una buena idea, una base de datos con los valores de sujetos sanos de las mismas características.

        El sistema de formación de los métodos, que suele requerir dos o tres cursos de varios meses de duración hace pensar que quien los desarrolla gana dinero, bastante dinero con ellos. Para mí es curioso ver que gran parte de las cosas de esos cursos son un repaso anatómico y fisiológico, después una nueva descripción de test de exploración a los que aveces cambian el nombre. Me explico: miro los dibujos, me doy cuenta de que es un test habitual con un nombre propio de quien lo desarrolló,pero leo debajo y resulta que para el fisioterapeuta del método esa prueba tiene otro nombre, aveces unas siglas, por ejemplo: test del método X para rodilla. Joer, acaba de reinventar el signo de Lachman que lleva décadas descrito en la literatura médica. Entonces sigo, buscando cual es la novedad, lo realmente distinto del método en cuestión y me decepciona encontrar algunas manipulaciones para reducir meniscos mezcladas con ejercicios de potenciación. ¿Donde está la novedad? ¿qué ha descubierto? ¿Por qué reinventa toda la exploración ortopédica y por qué el curso incluye un repaso anatómico para después terminar con horas y horas de supuestas prácticas en las que se da vueltas a las mismas ideas una y otra vez para que todo el mundo repita lo que ha oído y pueda tocar al mismo paciente un rato. Ahora tengo que ir a probar si el método funciona. ¿qué es lo que tengo que probar? ¿La sensibilidad y especificidad de la prueba de Lachman que ahora se llama prueba 3 del método X para estabilidad de rodilla? O tengo que probar si las manipulaciones pueden reducir un menisco que no está desplazado en realidad. ¿O tal vez el método son los ejercicios de potenciación?

        En métodos antiguos como Bobath te encuentras con que si alguien intenta valorar el método le saltarán, sin los resultados no son buenos, que quien aplicó el método no es un terapeuta Bobath con el título oficial. Si es de Méziers que no es el método auténtico, que es otro, que ha habido errores en la valoración de los pacientes que las cadenas musculares de Busquet son otras. Que el enfoque utilizado de cadenas músculares no es el adecuado porque Philipe Souchard ya dijo esto o lo otro. El método está balcanizado totalmente, hay diferentes versiones, el Instituto con el nombre del método es el único que puede hacer estudios fiables porque es el único poseedor del auténtico método, el resto son desviaciones, los que lo aplicaban no estaban convenientemente formados, o el método ya evolucionó desde que se formaron muchas veces después de los 3 cursos iniciales surgen otros dos años más para poder ser además profesor oficial del método, todo lo que enseñes sin tener el título de profesor oficial del método dará diplomas no válidos. Total, que intentan patentar una nueva fisiterapia completa, porque muchas veces no se conforman con hacer un método válido para pacientes neurológicos, no, el enfoque del creador siempre sirve para hacer un método completo para todo, que aveces funciona y aveces no, aveces hay que usar otro método: cada paciente requiere un método distinto, así para unos pacientes el método X funciona pero para otros es el método Y.
        Es algo típico de las terapias alternativas, siempre hay una efectiva para una patología autolimitada en el tiempo si buscas y usas una tras otra hasta que los síntomas remiten. Es cuestión de probar muchas cosas distintas hasta que la curación o la remisión de los síntomas coincide en el tiempo con alguna de las terapias. y como para unos pacientes sirve y para otros no y la única forma de clasificar a los pacientes es probar la terapia para ver si funciona estamos mordiéndonos la cola.

        En fin, simplificación. Por ejemplo, tenemos que McKenzie clasifica las lumbalgias en tres grupos, bien. Ya es una contribución a la ciencia, se pone a prueba y se encuentra que con su método de exploración se pueden poner de acuerdo y coincidir en un 80% de los casos quienes se han formado en el método de exploración. Vale. Pero eso no quiere decir que su terapia sirva para columna lumbar, hay que evaluarla por separado. Incluso aunqeu funcione mejor que otra, eso no quiere decir que sirva también para columna cervical o que los resultados puedan ser exportados a tratamiento de rodilla, hombro etc.. Un estudio no valorará el método completo, solo una parte de él.

        Por mi parte los institutos que venden un método deberian ser responsables de hacer los estudios que lo validasen. Al fin y al cabo son quienes se enriquecen vendiendo ese método. No se me ocurre que un laboratorio farmaceútico venda un fármaco sin haber hecho y publicado pruebas de su eficacia.
        No entiendo esa tendencia a balcanizar la fisioterapia en métodos distintos, si no se entiende como un lucrativo negocio de reinventar la fisioterapia por completo para dar unos cursos de 8 meses de duración repartidos en tres cursos de 3, 3 y 2 más un mes más para el curso de capacitación como profesor del método.
        Todo esto dificulta la investigación bastante en lo referente a métodos que incluyen su clasificación de pacientes y sus diferentes tratamientos por método. Solo los formados en el método pueden hacer el estudio en cuestión, y una vez dedicados 3 años y miles de euros a formarte en el método X desde luego que te tiene que funcionar o te han timado, y a nadie le gusta que le timen. Cada uno además elige el método que más se aproxima a la forma de trabajar que le gusta, es decir, que ya hay un sesgo a la hora de decidirse por un curso concreto.

        La investigación reduce las cosas a temas mucho más sencillos. Cosas como ¿es posible tonificar por separado el vasto interno con respecto al resto de vientres musculares del cuádriceps? Puedes medir la masa muscular de cada uno de los vientres antes y después de hacer un programa de tonificación supuestamente específico. El resultado puede ser que no, que el cuádriceps se tonifica todo unido, por lo tanto no es necesario un programa muy especifico. Ahora comparamos los ejercicios específicos con ejercicios de tonificación de cuádriceps en general: vaya, los dos grupos tonifican por igual y a la misma velocidad vasto interno. Ahora tenemos varios casos de luxación de rótula. ¿Sirve la tonificación de cuádriceps para evitar las recidivas? ¿Es un programade tonificación específico de vasto interno más efectivo que tonificar todo el cuádriceps? ¿Hay alguna relacción entre el volumendel cuádriceps y el número de luxaciones recidivantes? El volumen de cada uno de los vientres del cuádriceps lo mido con un ecógrafo. Puedo medir también el perímetro del muslo y ver cuanto crece después de un programa de ejercicios, ¿qué porcentaje de ese crecimiento se debe cada músculo o grupo muscular?

        Todas esas contribuciones o similares son muy concretas y no sirven para desarrollar un método completo de fisioterapia que te diga qué hacer exactamente, las conclusiones las debes sacar tú mismo. ¿qué hay una atrofia del multífido en las lumbalgias crónicas? ¿Hay que tonificar extensores entonces? no lo sé, no he encontrado otra bibliofrafía que me diga que la disminución del dolor se relacione con un aumento del volumen del músculo multfífido.

        No sé si los ejemplos que he puesto sirven o no sirven para explicar cómo va la investigación en aparato locomotor.

      • Dr Franco, por partes.

        La investigación instrumental sobre el multífido lumbar que citas proviene en gran medida de los estudios de Hodges, Hides y cols, por cierto todos fisioterapeutas de Brisbarne, Australia a partir del concepto de zona neutra/subsistemas de control esbozado por Bugdok en 1989 y finalmente perfilado por Panjabi (1992). Ejemplo de investigación en fisioterapia de altísima calidad, si bien se presentaron como notables hallazgos anatomopatológicos y hasta funcionales (fracasos del feedforward, etc…) en patología lumbar en base al cual proponen un tratamiento de control motor, no dilucidan en ultima instancia cual es el subgrupo diana. Otra vez fracaso en el diagnóstico o lo que es lo mismo, un diagnóstico anatomopatológico, incluso en términos funcionales, no es óbice para determinar un criterio de inclusión. Así que aquí tenemos un ejemplo bueno de gran hallazgo teórico de investigación, con repercusiones clínicas de momento sólo notables parcialmente.

        Balcanización: Dr Franco, una vez más vuelves a caricaturizar un poco hasta el paroximo. Bueno. Una cosa has de saber: todos los métodos surgen de la insatisfacción de los terapeutas con el trabajo de muchos diagnósticos médico: es una manera de buscar una mejor manera de tratar. Hay dx médicos claros como “fractura”, que no dan mucho margen de error; otros, sin embargo, son inexactos “lumbalgia”, “radiculopatía” en el sentido que aportan poco información al tratamiento.
        Cada método surge de la necesidad, BASADA EN LA EVIDENCIA CLÍNICA DE UN AUTOR, de buscar una solución MÁS SATISFACTORIA.
        A partir de ahí como cualquier medicina, Dr Franco: ciencia, creencia y mercado. en el caso concreto de la fisioterapia, un gran mercado, pues la formación está estructurada como cursos privados de postgrado que el profesional ha de sufragar de su bolsillo. Éste es nuestro mercado, no diferente en rigor como bien señalas al de los métodos parasanitarios. Un mercado que se explica por la propia estructura de la profesión a nivel social y laboral: antes de juzgar, piensa que toda conducta mercantil, como tantas cosas en la vida, responde a una funcionalidad, Dr Franco. Pero ésta es sólo, insisto, una forma de mercado. Farmaindustria, no me negarás, es otra forma de mercado, que por supuesto responde también funcionalmente a la realidad laboral y social de los Especialistas.
        Volviendo a la fisioterapia: precisamente necesitamos la evidencia científica para separar el grano de la paja, pero es indudable que esos métodos en principio surgen de una evidencia clínica. ¿Valen todas? ¿Son tan ciertas como afirman? Te vuelvo a repetir, una vez más: la ola pasa, el océano permanece.

        Dr Franco: por historia, por desarrollo y proyección, venimos de un mundo fundamentado hasta ayer en la evidencia clínica; venimos de una “ciencia” cincelada mediante el método inductivo y con evidencia, si la hubiere, fundamentalmente de grado V por no hablar de no pocos dogmas. Hablo claro está de la fisioterapia y hago autocrítica. Pero evidentemente, y no me lo puedes negar, esto es también muy aplicable todavía hoy a grandes parcelas de la medicina, de la que tu especialidad y otras afines, precisamente no escapan. Es cuestión de conciencia y de tiempo. Pero para todos….un poquito de humildad….

        Saludos!

      • http://www.vhikits.com/newsletter/?issue=1

        Un ejemplo de investigación sencilla:
        ¿Hay evidencia de que los ejericios de tonificación y equlibrio sean útiles para reducir la reincidencia de esguinces de tobillo en adultos?

        No es una valoración de un método complejo y completo de fisioterapia. Es validad algo que es gratis para todos: ejercicios que todo el mundo puede conocer, que incluso se pueden enseñar en un DVD, sin misterios ni secretismos. Son ejercios claros como el agua. Los autores no tienen intereses en vender su método ni nada por el estilo, la información es gratuíta online. Si quieres puedes pagar por el CD con todos los dibujos, pero también puedes verlos gratis. No hay un interés económico en que el método funcione o en que los ejercicios elegidos sean patentados como un método.
        Y responde a una pregunta sencilla.

    • Dr Franco,

      Algunas veces algunos comentarios quedan en la bandeja de pendientes. Cuando esto ocurre, hasta que no entro en el Dashboard no puedo aprobarlos definitivamente. Pero están todos publicados.
      Un saludo

  100. Una cosa. ¿qué opinaís de los cursos de Auxiliar de Fisioterapia?
    http://www.emagister.com/auxiliar-fisioterapia-cursos-2642546.htm

    Auxiliar de Fisioterapia
    INESEM – Formación Subvencionada para Empresas
    A Distancia | 300 horas

    Auxiliar de Rehabilitación y Fisioterapia
    Comunidad Campus
    A Distancia | Con certificado

    Técnico Especialista en Fisioterapia Deportiva
    Instituto Isaf
    A Distancia | 340 horas | 495 € | Con certificado

    Programa de Especialización en Auxiliar de Rehabilitación
    Deusto Salud
    Online | Con certificado

    Auxiliar de Fisioterapia
    AECED – Centro de Enseñanza a Distancia
    A Distancia | 300 horas | 190 € | Con certificado

    Curso de Auxiliar de Fisioterapia (Bilbao)
    Centro de Estudios Quiros Bilbao
    240 horas/ 1650 Euros

    Hay muchos, muchísimos. ¿Realmente hay trabajo para un auxiliar de fisioterapia?
    Para mí es curioso que originalmente a principios del siglo XX el médico que usaba terapias físicas se autodenomió “médico fisioterapeuta” y los cursos para lo que fué una naciente profesión se denominaban “auxiliar de fisioterapia”. Hay un problema de jerarquías, pero veo que la historia se repite: el fisioterapeuta de hoy ahora necesita un “auxiliar de fisioterapia” ¿Exigirá en el futuro ser considerado un curso oficial de FP o tal vez un curso universitario? ¿No volvemos de nuevo a un problema de jerarquías?

    El curso de Deusto era bastante chungo: se llamaba curso de especialización en Medicina Física y Rehabilitación. Al final del curso podías tener un diploma que te reconocía esa especialización, pero no exigían ninguna formación previa. Personas con títulos de ese tipo provenientes de otros países han intentado que se les reconozca en España la especialidad médica de rehabilitación ¡¡y la carrera de medicina!! No sé si hay problemas similares en fisioterapia, pero me parece como para mirarlo bien. ¿Auxiliar de fisioterapia?

  101. samfrado; el hecho de que se publiquen los artículos en revistas diferentes a las propias de la fisioterapia es porque el dolor lumbar no es exclusivo del fisioterapeuta, afecta desde al médico que da la baja, al estado que paga y al cirujano que opera, vamos a un equipo multidisciplinar como te gusta llamarlo.

    En países como Alemania y USA, la prescripción del médico es necesaria para poder realizar un tratamiento, que en caso de USA está baremado según el abordaje. Así pues hay países donde se rigen por qué evidencia hay para incluir o no lo que se paga y si se paga.

    No obstante, parece ser que también uno no publica donde quiere sino donde le dejan.

    Artículos como el de Petersen, o la misma Machado, adquieren una puntuación de 7 y 8 sobre 10 respectivamente en el PEDro, lo que les confiere una elevada calificación metodológica. Sin embargo, no usan pacientes homogéneos. Es decir no hacen por ejemplo una evaluación detetcatn centralizadores y entonces los centralizadores que serían una muestra homogénea, sí que se dividirían en los grupos de tratamiento que quisiéramos, y entonces evaluar el efecto. Es hace que el estudio se pueda incluir en revisiones porque son metodlógicamente válidos, pero realmente no están midiendo lo que pretenden. Por eso aparte de investigar, primero tenemos que saber leer investigación, lugar donde yo me encuentro en pañales, por cierto.

    Ah! se me olvidaba, ya que van Tulder y sus amigos son los revisores imparciales, a los que hay que obedecer, aquí te pongo un enlace que seguro que te será útil http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20680369 no hay ningún artículo sobre relajantes musculares, pero se dan de forma sistemática no? aunque tú no, no me negarás que AINES y relajantes van de la mano no?, y luego échale un vistazo a la parte donde pone lo de “both types of medication show more adverse effects than placebo”. Aparte de que habla de que algo de alivio, algo eh! Vamos que si el otro día me decías que si el paciente había que dejarlo con dolor o darle medicación, en el caso que comentábamos del dolor lumbar, tú verás el el beneficio/riesgo, según la revisión de los Cochrane people.

    Lo ves samfrado como aquí todos estamos en pañales, médicos fisioterapeutas. Si todos tenemos que aprender. Ahora me pregunto, cuántos médicos estarán leyendo ese artículo que es del 2011? Cuántos médicos que tratan dolor lumbar hay en España? Cuántos pacientes ven al díacon ese problema? Cuántas bajas se dan por ese problema?Cuánto nos cuesta? Y el tratamiento es AINES y relajantes musculares? o antidepresivos ? que en el estudio también se revisan.
    Y mire que también pone que la calidad de los estudios era baja, y no creo que la hayan hecho fisioterapeutas.

    Por qué samfrado quiere ser tan crítico con nosotros, que no nos importa eh!, pero sin em bargo en vuestro campo tenéis las mismas “miserias”.

    El artículo como ves es de acceso gratuito. Cuántos médicos lo van a leer? Y después de leerlo, cuántos cambiarán su abordaje? por qué si no hay evidencia científica del uso de medicación específica en las lumbalgias se siguen dando? por qué esos médicos son “desviados” de la ciencia? son alternativos, sordos, pasan? Si en un dolor lumbar no hay que hacer pruebas de imagen hasta que pasen por lo menos 4 semanas, si la medicación no es efectiva y si lo es es a corto plazo y puede tener efectos adversos, por qué se hacen radiografías enseguida, por qué se mandan relajantes musculares? por qué samfrado? qué evidencia científica es esa.

    A este paso me veo también anunciados cursos de Auxiliar de médico, donde según la dolencia se paute un tratamiento estándar.

    Siempre acabamos en el mismo sitio. Vuelvo a pedirle que se exija a su gremio lo mismo que al nuestro.

    Un abrazo

  102. samfrado, te respondo aquí orque no es posible hacerlo tras tus comentarios.. Por favor, vuelvelos a leer, pero esta vez prestando atención a lo que pones.

    Hablas que los que hacen un método X son los que deberían demostrar su eficacia, y luego hablas de que pueden sesgar los resultados? Entonces?

    Que los laboratorios lanzan un producto una vez han demostrado su eficacia? ja ja ja ja ja . Me descojono. O sea que se producen hemorragias intestinales por AINES, pero como lo pone el propecto está bien y es el médico luego el que debe decidir no? No ha habido medicamentos retirados porque eran peligrosos, o inefectivos, …Por favor samfrado, seamos serios, los estudios de los laboratorios son los mismos que los charlatanes, perdón, visitadores médicos, recitan de memoria y hablan de la maravilla de su producto. Son los diferentes laboratorios con las diferentes marcas los que sí que son rigurosos? Los Institutos que tienen métodos con un nombre X solo lo hacen por vnder algo por dinero, lucro? Y los laboratorios? Qué diferencia hay entre tu ibuprofeno y el mío, es el voltarén mejor que el feldene? mejor trigon depot o celestone? no son corticoides los dos. Por qué hay tantas marcas. Por qué todos dicen que son mejores que el resto? por qué un médico dice que el pincha trigon porque le da mejores resultados que el celestone? o al revés?

    A cada razón que des para criticar “lo nuestro” vas a tener la misma respuesta devuelkta a “lo vuestro”.

    Claro que el ejercicio para evitar recidivas es fácil de enseñar. Pero y si la recidiva es porque no realiza la recuperación adecuada, por ejemplo comenzar antes de tiempo. Tods los tobillos mejoran con el reentrenamiento ? y los que no mejoran? Cuántas dolencias femoropatelares, o mejor dicho DOLOR ANTERIOR DE RODILLA (aquí otra muestra de su gremio médico empeñado en lucirse en los diagnósticos específicos) son por culpa del pie, o de un músculo, o de la propia rodilla, o de la cadera?

    Estirando gemelos mejoran las fascitis? Entonces ¿era una fascitis? o era un dolor irradiado? Y si era un dolor irradiado entonces la fascia no tiene ningún problema. O es que fascitis es otro de esos diagnósticos específicos que abarca todo dolor en la planta del pie? Y pubalgia? Es lo mismo una pubalgia que una osteitis pubis? o que una osteopatía de pubis? o una osteopatía dinámica de pubis? o una osteoartropatía de pubis? y a sí hasta la decenas de diferentes nombres para todo dolor de ingle/aductor? El Dr. Cugat hablaba de desequilibrios entre aductores y abdominales, muchos siguen aplicando ese principio para el tratamiento, incluso el fracaso les lleva a cirugía. Cuánta cirugía funciona en la pubalgia? Qué pubalgia ha de operarse y cuál es susceptible de tratamiento conservador? El dolor de la ingle viene del aductor o del anillo inguinal. Si el anillo inguinal está bien según las pruebas radiológicas, pero se opera de ahí y se va el problema, el diagnóstico cómo se hace? Dr. Franco, tienen usted mucha pero que mucha faena en su gremio, como para andar andar dándonos consejitos sobre lo que no “hacemos bien” según usted claro. Utilice toda su fuerza y ganas en mejorar su campo, nosotros intentaremos en lo nuestro. Intentaremos porque ya hemos hablado del señor don dinero que campa por sus anchas.

    Si tiene algo más interesante que venir a decirnos que unos ejercicios bajados de internet son suficientes para que la gente se cure, perfecto, pero si tiene que rebajarse a ese nivel para menospreciar nuestro trabajo, entonces ya es que tiene usted un problema que se tiene que mirar, pero seriamente. Lea este comentario 3 veces antes de contestar, vea que el mensaje es (y lo es siempre con usted) que se dediquen a mejorar lo suyo al igual que nos pide lo nuestro. Y cuando lo haga, estaré encantado de seguir hablando de lo nuestro.

  103. Mi gremio son los médicos especialistas en rehabilitación y medicina física, no todos los médicos.
    Por lo visto mientras haya un solo médico que siga sin cumplir las guías de práctica clínica no puedo hablar de nada más. Personalmente estoy más cerca de los fisioterapeutas que de la traumatología, ignoro muchos de sus criterios para decidir por una cirugía o no. Pero de fisioterapia algo sé.
    Los relajantes musculares no están en la guía y protocolo que manejamos aquí para el dolor lumbar, revisada hace unos meses. No sé por qué hay médicos que los precriben en lumbalgias.
    Siguen estando recomendados los AINEs y los opiáceos en dolor lumbar.
    Desde luego que tienen más efectos secundarios que el placebo, pero eso no es un motivo para no prescribirlos. Todos los remedios más efectivos tienen efectos secundarios. Se describen y se cuantifica el riesgo. En los efectos secundarios del prospecto puedes ver incluso efectos secundarios qeu se producen en una de cada millón de personas.
    Sí, ha habido fármacos que se han retirado después de años de uso tras descubrir efectos secundarios graves que no se habían descubierto antes. El peor caso es el de la Talidomida. Es reciente el caso del Vioxx. Para mí eso demuestra que el sistema sigue funcionando. Todo fármaco continua en vigilancia una vez comercializado y toda reacción adversa grave debe ser notificada. Finalmente los efectos secundarios de aumento de riesgo cardiovascular para Vioxx se vió que eran para todos los AINEs menos para la aspirina. Todos los fármacos de reciente comercializacioin llevan un triángulo amarillo que indica que puede haber riesgos aún no descubiertos. Todas las reacciones adversas se anotan después de tomar fármacos, si uno de los voluntarios suda más de lo normal se anota. Los placebos que se dan en estos estudios también provocan diarreas, erupciones, cefaleas, dolor abdominal etc, pese a ser solo una pildora de azucar o de almidón.
    Sobre los diagnósticos de otros médicos y la diferencia de nombres, bien, hay sinónimos y hay variaciones. Hay veces que si no puedes averiguar más tienes que decir simplemente “dolor aquí”.

    Veo que en lugar de argumentar sobre lo que digo o contestar a lo que pregunto me lanzaís una lista de ataques nuevos. Aun falta responder a lo que yo pregunto.

    Estoy en contra de esos cursos de auxiliar de fisioterapia, no sé muy bien qué son. Esperaba algún comentario a eso mejor que la idea de crear un curso de auxiliar de médico.

    Sí, entiendo que hay una contradicción en la idea de que quien quiere vender un método primeo debería hacer algún estudio y que si quien hace los estudios está interesado puede producir estudios sesgados. Sucede lo mismo con las compañías farmaceúticas pero es que la carga y el coste de la demostración de resultados debe ser primero de quien va a ganar dinero. Si miente y después se le pilla en estudios independientes entonces los responsables de la mentira pagan el descrédito y los gastos ocasionados. También es un problema con la industria farmacéutica ya que las agencias que valoran pagar por fármacos nuevos muchas veces no hacen esos estudios independientes que deberían y se fían solo de los estudios de la industria. Hay efectos curiosos como que con el paso de los años, igual que los detergentes que cada vez lavan más blanco resulta que los mismos fármacos parecen menos eficaces que los nuevos. Todo eso lo tengo bastante claro y está muy bien contado por muchos médicos críticos. También nos lo enseñan en la facultad, como todo el tipo de engaños que puede suponer el marketing de la visita médica. habrá medicos que le hagan caso y otros que no.
    Incluso la revisión que me pones sobre fármacos sigue recomendando AINEs en dolor lumbar.
    Antidepresivos no, pero no me sorprende nada. Relajantes musculares tampoco, pero tampoco me sorprende, lo dice mis libros también, y los que tengo ya están algo anticuados: son de 2009.

    No es “lo mío” y “lo vuestro”, las terapias físicas, el ejercicio terapéutico, la efectividad de las terapias manuales, todo eso también es de “lo mío”, lo prescribo, lo recomiendo a mis pacientes, remito a pacientes a fisioterapia para esos tratamientos y lo considero tan mío como los AINEs y las infiltraciones con celestone.
    El trigón es “triamcinolona acetónido” y el Celestone “Betametasona”, no son lo mismo aun que sean corticoides los dos y si hay diferencias entre ellos.

    Lo de los ejercicios. No son unos simples ejercicios bajados de internet y no defiendo que sea eso lo que se le de al paciente. Defiendo que los ejercicios que enseña el fisioterapeuta no tienen por qué ser complicados o rodeados de un gran misticismo diagnóstico y variedad de formas de hacer las cosas. Mira el enlace porque además está viculado a estudios publidados en revistas. No estoy menospreciando a la fisioterapia por defender que tratamientos sencillos pueden ser muy buenos. Pienso que sucede algo parecido con los nutricionistas y su forma de vender las dietas en las que los típicos consejos de menos grasas y dulces y más verduras con una tabla de las calorías de los alimentos por ración habitual les parece un insulto. Es demasiado sencillo, pero funciona cuando se hace bien, no hace falta complicarse la vida y comer solo cosas naranjas el miércoles y solo cosas verdes los viernes evitando juntar legumbres con tomate el mismo día y otros misterios. Sencillo en fisioterapia no tiene por qué ser un desprecio, y es más fácil hacer una investigación de esa manera.

    Los estudios de los laboratorios farmacéuticos se refieren siempre a la molécula del principio activo. Nadie va a defender que su ibuprofeno sea mejor que el ibuprofeno de otra compañía. en España no está permitido el monopolio sobre una molécula y todo laboratorio debe dar licencia para que otro lo fabrique. Asi tienes varias marcas que venden Etoricoxib con distintos nombres comerciales, pero los estudios son para el etoricoxib y no compiten entre ellas nada más que por lograr que le nombre comercial que se venda sea el suyo. En eso te has equivocado. Las preparaciones Flas, en sobre, con sabor a limón o lo que sea no cambian en nada los resultados del principio activo. Pero si tienes lisinato de ibuprofeno ya no es ibuprofeno, a la molécula le han añadido algo más y ya es distinto igual que si al H2O le añades otro oxígeno: toma, agua oxigenada, ahora tiene unas propiedades químicas totalmente distintas.

    Hay muchos motivos estudiados por los cuales los médicos no siguen las directrices de MBE, algunos son la falta de confianza, la costumbre. Todo eso no hace falta que yo lo critique, te puedo copiar completa la crítica y análisis que se hace de ello en el capitulo correspondiente de mi manual de 1500 páginas de Rehabilitación y Medicina Física. También son temas que se dan en el curso de evidencia científica en rehabilitación de Granada que se celebra cada dos años: EVIGRA. Todo eso es la “autocrítica” que buscaís que haga, pero que resulta que ya está hecha por otros que saben más que yo. Puedo compartir el material de estos cursos si quereís, con vosotros.

    Y, lo dicho, en vez de contestar con un ataque sobre otros temas concretos, ¿Puedes responder a las preguntas que formulé?

    Sobre la falta de evidencia de muchas cosas en medicina y la petición de Océano de humildad. Estoy de acuedo en que falta evidencia en demasiadas cosas en medicina.
    Copio aquí algunas de las preguntas sin respuesta de un compañero en su blog. ya hace tiempo que puse el enlace pero por lo visto pasó desapercibido:

    http://rehabilitacionbasadaenlaevidencia.blogspot.com/search/label/Compa%C3%B1ias%20farmaceuticas

    10 PREGUNTAS A LAS QUE NO ENCUENTRO RESPUESTAS
    1.- Por qué la Administración permite y consiente que nuestra actualización de conocimientos dependa en gran medida de la Industria farmacéutica.

    2.- Por qué aplicamos tratamientos a pacientes con determinadas enfermedades, mientras que nosotros cuando sufrimos esas mismas patologías no utilizamos esos mismos recursos terapéuticos.

    3.- Por qué hace muchos años en un chiste de Forges (en realidad era de Gila) aparecía un médico que le decía a un colega: “No se si mandarlo a la mierda o a rehabilitación”

    4.- Por qué las compañías farmacéuticas se gastan el 30 % del presupuesto de su inversión en marketing y solamente el 14 % en investigación.

    5.- Por qué el 80% de los ensayos clínicos sobre la eficacia de los medicamentos los hacen las propias compañías farmacéuticas y no la propia administración que es la que compra esos productos.

    6.- Por qué no hay médicos “en nómina de la administración”, dedicados exclusivamente a la elaboración de ensayos clínicos que nos ayuden a separar el grano de la paja.

    7.- Por qué los medicamentos antiinflamatorios se utilizan con tanta frecuencia, cuandola inflamación surge con el fin defensivo de aislar y destruir el agente dañino, así como reparar el tejido dañado.

    8.- Por qué según la última edición de Evidencia Clínica solamente el 15% de los tratamientos han demostrado su eficacia, mientras que el 48 % tienen una efectividad desconocida.

    9.- Porqué en un informe del Institute of Medicine de los EEUU aparece que una de las principales causas de defunción en los Estados Unidos son los errores médicos, y se producen más muertes por esta razón que por el sida, los accidentes de tráfico, los accidentes laborales y el cáncer de mama juntos.

    10.- Porqué la empresa líder de ventas en España de genéricos (datos de 2007) que se llama CINFA tiene por accionistas a 2.500 farmacéuticos españoles.

    Podríamos seguir con esa lista hasta el infinito, ya os he dicho que si quereís hacer una entrada u otro foro para criticar a la medicina o a mi especialidad médica me encantará participar también. Yo simplemente comento sobre la identidad de la fisioterapia con la libertad de que yo lo veo desde afuera.

    Ya me han dicho que parte de la valoración de mis capacidades y méritos para ser profesor de la escuela de fisioterapia han tenido en cuenta las posturas críticas para con la fisioterapia que hago en blogs y foros. (Es decir, la valoración negativa) Pienso que es injusto y malinterpretado, pero ahí está. Por mi parte me haceís plantearme cosas que nunca habia pensado. Leí en un libro que el celestone tenia mejor resultado que el trigon, estaba asociado a un numerito, pero no leí el artículo de la bibliografía, eso es todo. Ahora me hareís buscarlo para ver, aunque simplemente he usado uno u otro cuando los he tenido. Incluso en la Unidad del Dolor pinché ozono a sabiendas de que no había ninguna evidencia científica de que funcionase. Simplemente porque el paciente ya habia probado todo lo demás y esa era la última línea. No sé si por todo lo demás debería incluir haber pasado por un gran número de fisioterapeutas o si media docena es suficiente para darse por vencido y ponerse a probar CAMs (Complementary and Alternative Medicines) (http://nccam.nih.gov/health/whatiscam/)

    Yo la verdad no distingo tipos de fascitis ni me lo he planteado nunca, no había considerado que fueran dolores irradiados (¿de donde?)

    Lo vuestro es también mío, de veras, estoy sumamente interesado y forma parte de los conocimientos que necesito para hacerlo mejor. Preferiría que por cada crítica de lo vuestro-nuestro, hubiera argumentos sobre ello y no solo ataques a otra cosa, como cambiando de tema. ¿Podrá ser?
    ¿Qué métodos valen y cuales no y por qué algunos son tan crípticos e incomprensibles en su teoría? ¿Puede haber alguno que sea una patraña, un timo completo pero aún así perdure durante un tiempo?

    • Y ya te contesto yo a lo que me puedes decir. ¿Hay fraudes de las compañias farmacéuticas y estudios falseados? sí, los hay, y hacen mucho daño. El hecho de que haya médicos que los investigan y lo publican es para mí un síntoma de que pese a que hay algo podrido también hay un sistema de limpieza. Algunas grandes revistas han retirado artículos e inhabilitado a quienes los publicaron por fraude, y ese fraude con los resultados ha durado años. Algunas compañias farmacéuticas han tenido que pagar multas de hasta 1500 millones de dólalares por esos fraudes.

      ¿Me engañan las compañías farmacéuticas?
      Puede ser, no reviso absolutemente todo. Delego la confianza en asociaciones y protocolos que considero se han hecho buscando la evidencia disponible. Solo tengo tiempo para revisar los temas que me gustan o intersan más. ¿Pueden equivocarse esas instituciones? sí, pueden, claro que sí, alguna vez han rectificado ya. Sin embargo con su prestigio en juego no se mojan por algo que no tenga pruebas y te dan los niveles de evidencia y recomendación según las pautas y criterios de MBE.

      Hay evidencia de los tratamientos físicos más usados y prescritos durante décadas por mis compañeros, y aplicados por fisioterapeutas que por entonces o no podían, o no les dejaban, o no se hacian preguntas: electroterapias, termoterapias, US, para la mayoría de las cosas 0 patatero. Es probable que debieramos abandonar definitivamente muchas de ellas o considerarlas simples coadyuvantes aveces y pérdidas de tiempo otras.

      • sabes samfrado por qué no se abandonan? Porque no tenéis h…s, de querer hacernos demostrar la eficacia de nuestros tratamientos, porque quedarías vosotros también al descubierto, porque hay gente que el “calorcito” le va bien y al igual que tú mandas Rx porque el paciente te “presiona” el paciente te pide que le pongas las corrientes que le han ido muy bien, porque el efecto placebo tienen su importancia, pero la nuestra la de conocerlo y saber utilizarlo.

        La charlatanería visitadora médica me la conozco pero vamos, aparte de que tengo decenas de pen drives, bolígrafos y carpetas porque tengo pacientes y amigos íntimos que ejercen esa profesión, y se lo digo a ellos, y reconocen que son comerciales que repiten lo que les dicen, que tienen unos objetivos, que presionan a los médicos (no digo que vosotros cedáis a las presiones ni mucho menos), pero son las directrices que tienen.
        Cuéntame lo que quieras sobre la charlatanería, lo que quieras, ese tema lo conozco de sobra. Tú mismo hablaste de que fuiste a un curso y te subencionaron parte del mismo no? Eso que es? favores? Gratitutd, camaradería? No estoy diciendo que por eso tús decisiones se vean guiadas por lo que ellos dicten, pero huele, y huekle mal. Yo todos mis cursos me los pago yo, más los días que dejo de travbajar y no tengo ingresos. Y tengo que aguantarte que encima el método X es no se qué y que somos esotériccos, ja ja ja. Dr. Franco, con cada contestación se te caen más los palos del sombrajo.

        No pasa nada, estamos para que no te ahogues.

        Un abrazo

    • Estimado Dr Franco,

      Quizá sea debido a lo extenso del post y a la multitud de respuestas, que haya pasado desapercibido. Me gustaría poder responderte, desde mi humilde juicio, a las preguntas que consideras no han sido respondidas.
      Para facilitarme un poco el proceso, te pediría un favor. ¿Podrías escribir sólo un post con estas preguntas numeradas? Gracias.
      Un abrazo

  104. ¿Hay evidencia de los tratamientos físicos más usados y prescritos durante décadas por mis compañeros?, (y aplicados por fisioterapeutas que por entonces o no podían, o no les dejaban, o no se hacian preguntas) Me refiero a: electroterapias, termoterapias, US…: para la mayoría de las cosas 0 patatero.
    Es probable que debieramos abandonar definitivamente muchas de ellas o considerarlas simples coadyuvantes aveces y pérdidas de tiempo otras.

    ¿Me regalan bolis los laboratorios farmaceúticos? sí. Y me sirven para aprenderme los nombres de los fármacos nuevos a fuerza de verlos. Un día pasé mucho tiempo jugando a un juego en el que perdía quien repitiera el nombre de un fármaco o se quedara en silencio, no sé cuantos fármacos puedo nombrar, y se agradece que te los recuerden. ¿Otro tipo de regalos de laboratorios? Aún no he podido permitirme el lujo de rechazar la oferta de pedir un libro a un laboratorio en cuyo producto confío y uso. Es cierto que conozco a muy pocos compañeros que rechacen absolutamente todo, y precisamente son los más comprometidos con la evidencia científica. Otros hacen públicos todos los ingresos por hacer de ponente para el laboratorio y regalos de esos laboratorios farmaceúticos al final de sus intervenciones. Pero no caigas en lo fácil, por un gadget en forma de bote de bolígrafos con reloj y un pendrive valorado en 12 euros no cambias tu prescripción, lo único que consiguen es que su nombre te venga a la cabeza antes que el de la competencia. Aveces sabes que hay cuatro marcas que venden etoricoxib, pero dudas sobre cómo se escribía uno y el otro no te viene a la cabeza, miras el bote de bolis y ya lo tienes junto con el número de comprimidos por envase, que es más difícil de recordar para todos los fármacos y tambien te lo piden en la receta.
    ¿Quieres saber más sobre cómo funciona la charlataneria como la llamas de la visita médica?

  105. A samfrado

    Personalmente me interesa la Fisioterapia de hoy que es una realidad imparable desde el punto de vista académico, profesional, social y jurídico que garantiza su estabilidad y crecimiento. Me interesa el debate que inicio Océano Mar y Arco que abren discusiones importantes promoviendo ideologías con reflexiones de un alto contenido científico. Mi intención es aportar conocimiento fundamentalmente para comunicar, con absoluta modestias, líneas del camino que la fisioterapia esta emprendiendo en base a ese crecimiento académico que modifica sus competencias y como representante de los fisioterapeutas andaluces y miembro del Consejo Nacional, tengo la obligación de ordenar el ejercicio profesional, que me corresponde como funciones delegadas de nuestro gobierno. Todo ello se elabora en base a la rica regulación existente sobre nuestra disciplina, entendiendo que el Estado regula y los colegios ordenan lo regulado sin “inventarnos” competencias que no llegarían a termino, eso si, desarrollamos las reguladas y podemos debatir entre los profesionales de la fisioterapia su interpretación. En base a ello, queda fuera toda aquella interpretación de otros profesionales que interesadamente quieran reinventar la Fisioterapia para llevarlas a determinados terrenos que hoy por hoy han sido ampliamente superados y acoger aquellos otros que por el contrario crecen a nuestro ritmo.

    Dicho esto, después de mas de 45 años de profesión (simultaneando la Universidad, el hospital, actividad privada y representación profesional) trabajando 14 horas diarias (durmiendo 4) intentando resolver los problemas a los pacientes que confían en mi, comprenderá que me importa muy poco que me llamen Dr, celador, profesor, rehabilitador, maestro, masajista, medico, ayudante, manijero o el mas gracioso cuando me dijeron que si yo era el mayoral. No se si su disculpa tiene trastienda, lo cual diría muy poco de usted. A todos les respondo con el máximo respeto y consideración porque no me siento humillado por ello. Al final, cuando me conocen, se dirigen a mi respetando mis conocimientos y mi aportación (acertada o no) a la curación de sus dolencias. Así que llámeme como guste y por supuesto de tu.

    Me va a permitir que le diga que no dudo de su búsqueda, que a la vista esta, sobre el origen de su especialidad, y no de su disciplina (como algunos llaman) ya que la disciplina es la de medico y lo otro es una formación continuada reglada muy necesaria y en nuestro país con mucho éxito, siendo un ejemplo para todo el mundo (como comprenderá me refiero al sistema MIR), pero la historia se le ha atragantado y mezcla la velocidad con el tocino y hasta con el chorizo extremeño (disculpe por la broma) y no la ha digerido bien.

    No nos subestime tanto pensando que no nos hemos preocupado de estudiar sobre nuestros orígenes. Claro que nos hemos preocupado y mucho. Existen varias tesis doctorales y textos con una lectura apasionante que hablan de ello, en donde, por cierto, se nombra a mi persona como “testigo vivo” y personalmente he escrito bastante sobre estos temas y sobre el desarrollo y evolución de la Fisioterapia en España, siendo nombrado en el Libro Blanco del Titulo de Grado de Fisioterapia. Y por supuesto que nadie duda de la importancia en dicho desarrollo de profesionales de la medicina y otros profesionales no sanitarios, pero no me mezcle a los especialista en Rh y MF, que es una especialidad muy nueva y que surgió gracias a las inquietudes y movidas de un ramillete de clínicos que encontraron argumentos y contenidos para crearla, siendo, por cierto, muy pocas personas que tomaron estas iniciativa, pero muy “agarradas”.

    He conocido personalmente a muchos médicos de los que hace referencia con los he compartido criterios que se alejan bastante de las interpretaciones que se hacen hoy ( de la mano de Cyriax aprendí sus manipulaciones, con el Prof. Martín Lago empecé a estudiar Fisioterapia (muy importante el apoyo que nos dio para conseguir que la Fisioterapia dejara ser una especialidad junto al Dr.Gil Gayarre), trabaje en el equipo de parapléjicos con el Prof. Forner y su mujer, conocí a Sanchiz Olmo autor de un libro de balance muscular, conocí a El Dr. Blanco Arguelles, Dr.Hernadez, Dr. Pastrana que me dedico su tesis, Prof. Perez Castilla y algunos mas históricos ), porque la clave esta en demostrar que la fisioterapia es un zapato desprendido de la medicina pero “agarrao” con una cuerda para que no se escape. Defiende usted que la idea es esa y no otra. Pero cuando “ustedes crearon” las Escuelas Universitarias de Fisioterapia no pretendían ni mucho menos que los fisioterapeutas se desligaran e independizaran como los podólogos o odontólogos. Nosotros agarraditos y juntitos. Pues mire, yo estuve diez años en la comisión que llevo adelante los estudios de Fisioterapia y no los vi por ninguna parte. Eso si, el ministerio recibió informes de la SER para que la fisioterapia no fuera universitaria y se presionó para que fuera formación profesional. Solo aportó su apoyo para que no continuara siendo especialidad de los estudios de ATS en su momento y a petición de AEF. Espero que no me rebata tal evidencia.

    No parece que conozca bien el origen de los ATS, estudios que pretendieron responsabilizar a los mismos de las unidades sanitarias rurales como único sanitario, ante la deficiencia de médicos que pudieran ocupar todos los municipios rurales. Su formación era parecida a los “médicos descalzos de China” y tenían una buena preparación en urgencias, patologías corrientes, farmacología básica y de urgencia y laboratorio básico. Su programa tenía el mismo contenido que se daba en las Facultades de Medicina pero comprimido y no tenían nada que ver con la formación actual de los Enfermeros orientada hacia los cuidados. A la Fisioterapia se la considero como continuación de los estudios de ATS, algo así como un segundo ciclo o un master. Sus Escuelas tenían organización docente con Director, Catedrático responsable, jefe de estudios, Secretaria, Profesores e instructores. Para acceder era necesario un ingreso que era mas difícil de aprobar que las oposiciones a Abogado del Estado. De ahí, que los carrozas de la fisioterapia también formen parte de una nota media alta. Las competencias que se le empezaron a atribuir fue la de responsable sanitario y control del botiquín (y fui testigo de ello porque en mis vacaciones de verano hice sustituciones de ATS que también era, fui el único profesional sanitario que había en el pueblo y el responsable del botiquín, vamos que prescribía fármacos). Estas competencias se las cargo la Organización Medico Colegial, con su potente lobby, y con razón, porque era una responsabilidad que no podían asumir estos profesionales y lo digo en nombre de la experiencia. A partir de ahí, se empezó a trabajar para conseguir un profesional de los cuidados.

    Mire Samfrado, esa historia que cuenta es cierta, pero interpretada a su manera (los autores, claro) para llevarse “el gato al agua”. El nacimiento de la Fisioterapia obedece a otras razones que conozco a la perfección y escrita esta, no en las interpretaciones de unos y de otros, sino en la memoria de su creación (relanzamiento de la industrialización en el país con reformas universitarias y creación de nuevas titulaciones para soportar las necesidades de dicho programa, etcétera) y que esta depositada en el Ministerio de Educación en donde efectivamente tiene el informe favorable de los médicos, como es preceptivo, cada vez que se crea una disciplina sanitaria, al igual que tenemos que dar nosotros nuestro informe, independientemente que encontremos indicios en la época de los romanos y en el quijote que ya hablan de remedios por medios físicos para tratar al caballero en sus incursiones sin éxito con resultados fatales. De fisioterapia hablaban médicos, curanderos brujos, Hipócrates, científicos y medio médico.

    Lo que si le puedo decir es que la Fisioterapia lleva como estudios “amarraos” a la Universidad desde el 57 (que son muchos años). La cirugía estaba en manos de personas no médicos hasta hace cuatro días y los dentistas igual y hoy tienen un desarrollo y prestigio sin igual con una importantísima contribución a la salud de los ciudadanos. Las Facultades de Medicina en EEUU se crearon entre los años 1910 y 1920. Hasta entonces eran academias como en el antiguo Oeste.

    Pero no es la historia la que nos demanda su atención sino el seguir caminando fuerte para continuar edificando sobre los sólidos cimientos de nuestra profesión. Son momentos de cambio, de poner el despertador y dar por finalizada esta dormidera para pasar a la acción soltando amarras y poner todo el capital de conocimientos adquiridos para ofrecer a la sociedad una Fisioterapia avanzada que se merece, sin ataduras, con plena autonomía, responsable y científica. No se puede imaginar los importantísimos valores que aporta nuestra disciplina a cientos de procesos asistenciales que dejados a su curso hubiesen supuestos grandes discapacidades con el consiguiente gasto económico y humano.

    Usted cree saber de Fisioterapia y para ello hay que remangarse y ponerse a trabajar en el día a día con nuestros pacientes que vienen cargados de un macuto lleno de problemas que no vienen en los libros, y no dejarlas “verlas venir” desde un despacho creyendo que esta siendo diferente y autocrítico porque “a sus fisioterapeutas les deja un poquito de autonomía pero no toda”. Entrando en una crónica batalla cargadas de pronombres posesivos “mis fisioterapeutas”, cercenando sus derechos y los de los ciudadanos que desean una fisioterapia libre, que eligieron en su día por medio de sus representantes parlamentarios, pudiéndola desarrollar en el marco adecuado que le facilite la puesta marcha de todo su potencial de conocimientos y de sus competencias.

    Nuestros problemas tienen que ver con los ciudadanos, a los que van dirigidos todos nuestros esfuerzos. Nuestra disciplina no tiene que tener problemas (y de echo nos los tiene) con los profesionales médicos, ni con los enfermeros y otros profesionales de la salud con los que trabajamos codo a codo cada día en un proceso de trabajo en equipo bien entendido. Considerar que la fisioterapia no establece su trabajo multidisciplinar o interdisciplinar o en equipo en relación con su especialidad como exclusividad como quieren seguir manteniendo, y que se consiguió tras ejercer un poder coercitivo que supuso en mi persona cinco expedientes disciplinarios (como a otros muchos compañeros) por mostrar oposición a la implantación de modelos que ni tan siquiera gozaban del sentido común, en una época de la evolución política del país donde todo era posible, donde se escribió la historia de mi profesión sin contar con nosotros. Este modelo que se impuso, sin contar con nosotros y por c…, es el modelo que aun perdura en los Hospitales y que varió en primaria, pero siguen machacando y ya tienen muchos brotes verdes de conseguir ganar alguna batallita, siempre injusta, y contando con la radical oposición de mis compañeros. ¿Hacen crítica? ¿Qué critica? ¿En que han cambiado?

    Le voy a definir algo que es experiencia vivida pura y dura. Algunos piensan y después de analizar sus documentos usted es partidario de ello, que la Fisioterapia debe estar bajo el dominio de su especialidad perdiendo la capacidad de disponer libremente de nuestras capacidades profesionales, nuestras atribuciones, competencias y autonomía, favoreciendo el fortalecimiento y sostenimiento de la profesión dominante, que tiene un concepto claro que simplemente somos “mano de obra dirigida” y, además, barata. Pues mire, samfrado, esto fue abolido porque es incompatible con la democracia, ya que son posturas un poquito dictatoriales ¿no le parece? Nadie me puede negar esto y menos el análisis que le hago como conclusión de cientos de manifestaciones y experiencias vividas.

    Como dirigente colegial me impone expresarme porque equivoca la historia y la realidad de nuestra disciplina. No tengo porque hablar de ninguna profesión y menos de la profesión medica, salvo expresar mi reconocimiento y ser un gran admirador de su aportación a la sociedad de la que soy miembro. Yo no entiendo de especialidades salvo reconocer el merito de ampliación de conocimientos específicos de cualquier profesional y debemos sentirnos orgullosos cuando la clase medica nos ofrece especialidades que traten de mejorar su trabajo y la salud del ciudadano. Por eso siempre me ha extrañado las zancadillas que su especialidad han puesto a nuestro progreso profesional cuando eso debería ser aplaudido y considerado, porque de esta mejora de conocimientos nos vamos a beneficiar todos y también los profesionales de la salud, que van poder contar y mejorar la confianza de una profesión que trabaja codo con codo con ellos con mejores resultados y mayor entendimiento intelectual

    Con muchas de estas especialidades tenemos puntos de encuentro y con una mas que otras. Con la suya naturalmente y en los hospitales por narices. El que no estemos contentos con esta organización hospitalaria es sencillamente porque es un obstáculo para nuestro desarrollo y crecimiento profesional y entre otros motivos porque se nos impide poder contactar con otras especialidades e intercambiar conocimiento que enriquece a ambos. Llámese enfermeros, neurólogos, cardiólogos, intensivistas, traumatólogos, etcétera. Imagínese si en un hospital proponemos un estudio junto con el servicio de traumatología que vamos simplemente a ordenar un protocolo para tener una guía avanzada sobre los intervenidos de prótesis de cadera. El servicio de rehabilitación automáticamente montaría en cólera y eso seria imposible. Este modelo que se mantiene en los hospitales es insostenible, como insostenible es que en un hospital se traten patologías de poca o media entidad clínica, que son pacientes que deben tratarse fuera del hospital.

    En el hospital debe atender al hospitalizado y crear unidades de pacientes socio sanitarios o de gran entidad clínica, donde necesiten el concurso de varias disciplinas trabajando en equipo, aportando cada uno su valor para conseguir ayudar a nuestros pacientes a mejorar su autonomía y calidad de vida.

    Se que me estoy alargando y me gustaría cerrar este debate que ha desnaturalizado el espíritu de cómo empezó y quiero evitar que se transforme en un intercambio entre ambos de un tema que ya ha caducado y que usted no asume. Con el permisos de Océano Mar, que generosamente nos permite intervenir quiero puntualizarle lo siguiente.

    Que nuestra preocupación no son solo las lumbalgias (aunque sea una causa de sufrimiento y de absentismo importante) sino todas las patologías que usted mas arriba menciona y muchas mas.

    Que usted no puede conocer a los 50.000 fisioterapeutas de España ni puede hacer un juicio de valor de nuestra profesión por los respetables criterios de otros compañeros que según usted están descarriados.

    Que dice que no queremos trabajar en equipo y que somos el centro del universo creyendo que solo nosotros tenemos la razón y que los demás no la tienen y se confunden mucho. Se equivoca en cuanto a conceptos, porque cree que trabajar en equipo es hacerlo bajo su control y algún que otro contacto con otros “miembros del equipo” como terapeutas, trabajadores sociales, logopedas y poco mas, cuando sabe que estos contactos son los menos y se producen con los enfermos sociosanitarios que son un mínimo (en cantidad) comparado con la rica patología que tratamos de enfermos de otra entidad clínica.

    Que el trabajo en equipo se produce porque la entidad de la patología lo requiere y lo forman todas las profesiones que intervienen en el proceso. En una intervención de prótesis de rodilla intervienen el cirujano, enfermería, anestesistas, laboratorio, radiología, celadores, auxiliares, otras especialidades medicas, fisioterapeutas, etc. Y todos vamos entrando y saliendo del proceso en función del momento y de las necesidades del paciente, dentro de una continuidad asistencial. Esto es trabajo en equipo y no como usted piensa de la terapeuta y logopeda como profesionales de rehabilitación. En el proceso del ejemplo poco tiene que hacer estos profesionales, lo cual no quiere decir que no puedan entrar y es la necesidad del proceso, como digo, quien lo marcara.

    En la continuidad asistencial entraran y saldrán aquellas profesiones que son necesarias en cada proceso, absteniéndose las que no lo son (guía continuidad asistencial Consejeria de Salud de Andalucía). En montones de procesos la Fisioterapia no es necesaria y a lo mejor sí su especialidad y viceversa.

    Asuma que el termino prescripción ya no es aplicable al fisioterapeuta, porque la fisioterapia no se prescribe, como no se prescribe odontología, ni psicología, ni oftalmología porque todas son profesiones A estas disciplinas los enfermos se derivan, para tratamiento o consulta macando el objetivo de la misma. Mire, he tenido debates con sus compañeros sobre esto, sin acuerdo, porque no saben que es un objetivo. Usted dirá que estoy loco. Cuando se le pregunta que marque un objetivo para fisioterapia dicen: “microondas 10 sesiones”. Y le digo, marca el objetivo de derivaron ha oftalmología y dicen: “el paciente tiene dificultades para la visión. Ruego estudio y tratamiento. Ahora al psicólogo: “pacientes con problemas de conducta. Ruego estudio y tratamiento si procede. Y así a todos, pero a los fisioterapeutas microondas 10 sesiones (marcando la dosis). ¿Usted esta de acuerdo con esto? No me haga demagogia y diga que piensa. Yo le adelanto mi opinión. A los fisioterapeutas nos da igual quien nos deriva el paciente. Esa batalla con los médicos Rh y MF no es nuestro problema y nosotros trabajamos para que nuestra disciplina alcance el nivel de desarrollo que se nos tiene encomendado. Demandamos en los servicios públicos de salud que la derivación no nos impida poder desarrollar nuestra actividad profesional interfiriendo nuestro cometido con prescripciones que en justicia nos corresponde. ¿A usted no le da lo mismo derivarnos a los pacientes con unos objetivos en función de las alteraciones que ha visto y que nuestra disciplina puede aportar valor?. Por ejemplo. Diagnostica un paciente de una patología de hombre observado perdidas en los test muscular, articular y, por tanto, funcional. ¿Podía anotar en la derivación “normalizar balance muscular, articular y devolver funcionalidad perdida? ¿“Devolver con informe cuando consideréis el alta de Fisioterapia (que no la medica)”? ¿Cree que esto no es posible?. Todo esto nunca debe impedir que el clínico, en base a su experiencia personal, nos aporte recomendaciones. Por ejemplo. “No es mala idea emplear electroanalgesia que en mi experiencia ha ido bien en estos casos”

    Como testigo que he sido del desarrollo de la Fisioterapia en nuestro país, me sabe mal que diga que le llevábamos el café al medico. ¿Quién le ha contado esas historias, hombre? Nosotros hemos sido profesionales muy combativos y dignos y esa situación que le han contado no se le debe ni pasar por la imaginación ¿pero que se ha creído?

    Con esto termino porque contestarle todo con la facilidad que tiene de escribir me llevaría a ocupar todo el espacio para mí. En la Europa cercana el paciente cuando tiene una dolencia elige el profesional que el cree que puede dar respuestas a sus necesidades, asumiendo la responsabilidad de su decisión y será el profesional el que resolverá si es competente o no para atender su solicitud, porque se lo marca su ética y su profesionalidad. ¿Usted cree que somos unos irresponsables y no estamos sometidos a un código ético? Por otro lado, los fisioterapeutas somos respetuosos con los diagnósticos médicos, lo cual no quiere decir que en el curso de un tratamiento podemos observar síntomas y signos que pueden ser compatibles con otro diagnostico y lo que hacemos, lo que debemos hacer es enviarlo al clínico, con el correspondiente informe, para que reconsidere su diagnostico, lo cual agradece como un trabajo en equipo y entre profesionales.

    Soy un especialista en Fisioterapia en el lesionado medular con 45 años de especialidad trabajando codo a codo todos los días con estos pacientes intentando mejorar su calidad, junto a un magnifico equipo de profesionales de otras disciplinas donde se incluyen médicos de su especialidad. He estado en con el Dr. Guttmann en España y el honor de cenar con el, habiendo visitado Stoke Mandeville. He conocido toda la evolución de la atención al lesionado medular en España y estuve en Toledo para dirigir la Unidad de Fisioterapia que no acepte por falta de entendimiento con el Director. He visto los centros de lesiones medulares más importantes del mundo. Trabaje con el Dr. Forner del que aprendí mucho. Escribí una edición reducida sobre la Fisioterapia en el Lesionado medular que fue el primer texto en España y que creo debe conservarse en Toledo.

    Y no se olvide, los profesionales de la discapacidad son los fisioterapeutas igual que somos los únicos terapeutas manuales. Léalo en las resoluciones.

    Saludos

    • Estimado Sr Villafaina,
      Gracias de nuevo por sus reflexiones. Comparto plenamente la reflexión de que es inadmisible que la prescripción de fisioterapia siga considerándose una receta, cuando odontología o psicología son consideradas, por poner otros ejemplos, una derivación. ¡Cuántos problemas y tensiones se eliminarían si los especialistas en MFyRh considerara la derivación, no en términos de “receta“, sino en los términos que se ha expuesto y como ud bien dice, sin que esto sea óbice para que no recomiende naturalmente cuantas reflexiones considere oportunas desde su experiencia clínica!. Eso es comunicación y valoración del equipo. No obstante esto, y es de justicia señalarlo, en algún post de este hilo, creo recordar que el Dr Franco reconoce actuar así. ¿Puede ser que algo esté cambiando con las nuevas generaciones de MFyRh? Yo aún mantengo la esperanza…

      Un saludo cordial y como siempre, son especialmente bienvenidas y un auténtico lujo para este blog de jóvenes sus aportaciones desde la experiencia y el testimonio vívido y vivido de tantos años en primera línea de batalla por y para la fisioterapia.

    • Señor Villafaina, entiende lo que quiere, tergiversa como le interesa mis palabras, desoye otras cosas. No termino de entenderle.
      ¿Cuanto puede limitar la actividad profesional del fisioterapeuta poner en la ficha algo como: enseñar ejercicios que el paciente pueda realizar en casa? Si resulta que el fisioterapeuta también sabe que para esa patología la evidencia científica nos dice que es el mejor tratamiento, vamos a estar de acuerdo, y ni siquiera le digo qué ejercicios, simplemente dejo por escrito lo que se va a hacer y anotado cual es el balance articular inicial para ver el progreso. Si quiere puedo poner por delante “para que valore si le podría benficiar tal vez y según su criterio el que ustéd le enseñara unos ejercicios para hacer en su casa”. O directamente pasarlo al fisioterapeuta sin decir nada de nada porque ya va a tratarlo él como le parezca y tampoco necesita nigún diagnóstico. Tal vez deberia hacer como sugieren algunos fisioterapeutas: desaparecer. Pero mire, no se me da bien ni atravesar paredes ni estar en dos sitios a la vez ni desvanecerme en el aire.
      Yo no estoy de acuerdo con marcar la dosis y me parece estúpido un tratamiento con microondas como monoterapia. Me parece de los más normal que si añado alguna nota al tratamiento que sugiero al fisioterapeuta y no está de acuerdo entre a mi consulta y me lo diga, o me lo diga directamente cuando tomamos café juntos en nuestra sala (aveces friego yo, aveces no, mire ustéd) o cuando estoy en el gimnasio para ver a algunos pacientes a los que pregunto allí.
      Muchas patologías no deberían llegar al hospital porque las puede tratar el fisioterapeuta de primaria perfectamente (¿cómo puedo decirlo más claro para que lo entienda y deje de repetirmelo?) Los pacientes son libres de acudir a un fisioterapeuta privado ante cualquier dolencia o patología que quieran que les trate y el fisioterapeuta de legalmente no necesita nada más que eso: que el paciente llame a su puerta. Lo tengo totalmente asumido, lo sé, lo he escrito varias veces y no sé porqué vuelve a repetirmelo.
      ¿Es antidemocrático y dictatorial remitir al paciente al fisioterapeuta proponiéndole un tratamiento y aportándole un diagnóstico? No exagere, no exagere. Mire que me apellido Franco y sé de sobra lo que es un dictador.

      Si los fisioterapeutas son lo